1 real de Toro, Alfonso V de Portugal

1 real de Toro, Alfonso V de Portugal

1 real Toro

Periodo: Edad Media

País: Castilla y León

Ceca: Toro

Reinado: Alfonso V de Portugal

Denominación: 1 real

Material: plata

Calidad: EBC

Peso: 2.89 g.

Casa de subastas:  Tauler & Fau

Fecha: 9 de marzo de 2021

La ceca de Toro

Toro es un pueblo en la provincia de Zamora. No es muy grande pero está cargadísimo de historia. Yo recomiendo a cualquiera que lo se acerque. Su maravillosa Colegiata, las vistas al Duero, el verraco íbero celtibérico, el alcázar, sus monasterios e iglesias… realmente Toro es una joya muy poco conocida (se podría decir lo mismo del resto de la provincia de Zamora).

En Toro, al igual que en Zamora, se acuñaron monedas. La primera que tenemos constancia es un ejemplar único de Chindasvinto que se conserva en el Museo de Zamora. Es curioso que ocurra lo mismo que en Lorca: se sabe que hubo acuñaciones visigodas por una única moneda.

Habría que esperar a la Alta Edad Media para que se volviese a acuñar en Toro. Hay autores que consideran que las monedas de Juan I con marcas T-O fueron acuñadas en Toro. Esto incluiría algunas blancas del Agnus Dei (más sobre estas monedas) y algunos cornados.

Lo que es seguro es que en el último tercio del siglo XV se acuñaron monedas en Toro. Las primeras emisiones se forjaron en época de Enrique IV. Concretamente se abrió una efímera ceca en 1469, algo que no debe extrañar porque en Castilla se sumergió en un caos tal que se llegaron a operar 150 cecas en el Reino. La ceca de Toro duró unos pocos meses y en ella se acuñaron cuartillos y maravedises que hoy en día son raros. A la derecha tenéis un ejemplar de cada uno:

Maravedí de Toro, Enrique IV

Cuartillo de Toro, Enrique IV

Poco haría sospechar a los toresanos de aquel entonces que pocos años más tarde se volvería a acuñar moneda en Toro. Las circunstancias eran totalmente distintas: la Guerra de Sucesión Castellana. En resumidas cuentas, esta guerra civil castellana enfrentó a dos bandos para ver quién sucedía a Enrique IV: Juana de Trastámara (la «Beltraneja») o su tía Isabel de Trastámara (la Católica). Es de sobra conocido que Juana estaba casada con Alfonso V de Portugal, por lo que era apoyada por las tropas portuguesas, mientras que Isabel estaba casada con Fernando II de Aragón, por lo que era apoyada por las tropas aragonesas.

En mayo de 1475 Alfonso V entró en la Corona de Castilla y fue proclamado rey, junto a Juana, en Plasencia. Su intención era avanzar por toda la Corona, pero como no tenía tantos apoyos como pensaba, se hizo fuerte en la ciudad de Toro. Tras varias escaramuzas, pequeñas batallas y movimientos de tropas por Castilla, aconteció el 1 de marzo de 1476 (es decir hace exactamente 545 años) la Batalla de Toro. Si bien esta batalla no fue decisiva militarmente pero sí políticamente: forzó la retirada del ejército portugués e hizo que muchas ciudades y fortalezas partidarios de Juana cambiasen de bando. Alfonso y Juana permanecieron en Toro hasta junio de 1476; una ciudad que pasó a ser bastión de la resistencia portuguesa en Castilla y que no capituló hasta el 19 de octubre de ese mismo año.

Durante este tiempo de presencia de los reyes en Toro se acuñaron monedas en la ciudad. Estas monedas estaban destinadas a pagar el salario del ejército, por lo que había que acuñarlas en metales nobles. En plata se forjaron unas rarísimas monedas de medio real y también unas más comunes (dentro de su rareza) monedas de real. En oro se acuñaron escudos, hoy de una rareza extrema.

En los reales de plata se distinguen dos tipos de acuerdo al diseño de su reverso. El primer tipo es como la moneda que ilustra la entrada; Momeca distingue para él 10 variantes. El segundo tipo es como la imagen que se muestra a continuación; Momeca distingue para él cinco variantes. Estas variantes de cuño se distinguen por los puntos, marcas o roeles que aparecen en anverso y reverso. Las marcas más bonitas de todas, a mi entender, son las cabezas de toro que flanquean el escudo castellano en la moneda que ilustra la entrada.

 

Real de Toro, Alfonso V

Podéis visualizar distintas variantes en el apartado del Alfonso V de la colección del Novo Banco Numismática. Ahí tienen seis ejemplares de 1 real acuñados en Toro. El resto de la colección es deliciosa. Quienes tengan inquietud por la moneda portuguesa pasarán un buen rato contemplándola.

Precio de 1 real de Toro acuñado por Alfonso V

El real de Toro que ilustra esta entrada lo tiene todo: es el único ejemplar conocido en colecciones privadas; presenta unas cabezas de toro, que obviamente son más atractivas que unos roeles; es una moneda que se enlaza tanto con la historia portuguesa (los lusos son muy amantes de sus propias monedas) como con la española; la moneda medieval ahora está en pleno auge de interés y de precios; tiene una conservación muy buena para un ejemplar tan raro. Por ello, este ejemplar tiene bastantes opciones de dispararse de precio, siendo muy difícil predecir hasta dónde.

Una referencia clara es un remate reciente de este mismo ejemplar en 3.600 libras (unos 4.000 euros). Tal y como está el mercado, no me parece un remate alto. Yo diría que lo normal es que subiese de ese precio; lo que no sé es hasta dónde.

La Subasta Tauler&Fau Selection

Tauler & Fau organizan su subasta Tauler&Fau Selection para el 9 de marzo, como ya adelanté el pasado enero. Es una subasta de 390 lotes selectos que dan un repaso a la historia de la numismática. Hay piezas realmente interesantes para cualquier colección que, si algo tienen en común, es su belleza generalizada. Pero esto mismo dificulta hacer una síntesis de la subasta.

En la Edad Antigua me ha encantado el tetradracma de Vahbarz, tan rara y bella como el resto de monedas de los sátrapas persas. Hay monedas muy interesantes dentro de la numismática íbera. Algunas de ellas son rarísimas, como el óbolo de Kese, mientras que otras destacan por su belleza y conservación, como el as de Konterbakom. En cuanto a la moneda romana, mantiene un nivel de alta calidad en los 70 ejemplares ofrecidos. Como no puede ser de otra manera, entre ellos destacan los oros; especialmente los dos áureos de Vespasiano (uno y dos), de una calidad y una conservación extraordinarias.

En la Edad Media el apartado mejor representado es Castilla y León. Hay varios ejemplares de oro, donde destaca por su extraordinaria rareza el medio enrique de la silla de Ávila. Entre las platas se puede citar el real de Coruña con cuatro veneras y los reales de Alfonso V de Portugal, el de ceca «L», el de ceca «P-P» y el de Toro a la que he dedicado esta entrada. Los amantes de los vellos también se deleitarán con este óbolo de Alfonso VIII o esta rareza leonesa de Alfonso VII.

Entrando en la Monarquía Española hay varias acuñaciones a martillo interesantes. Entre ellas me ha gustado el real de Coruña anterior a la Pragmática y, sobre todo, dos duros de Felipe II: el segoviano de 1590 y el sevillano con leyenda «HHILIPPVS» (no conocía este error). También tengo que citar el medio real mexicano de 1616/5, una pieza inédita que tampoco conocía. Entre las acuñaciones a rodillo destaca el 4 reales de 1607, al que ya dediqué una entrada. Entrando en los Borbones hay muchas monedas preciosas. Personalmente yo destacaría el 8 reales potosino de Luis I, el 8 reales de 1733 «tipo clíper» (más sobre estas monedas) o el 8 reales de Santiago de 1811.

Caben destacar también los billetes SPECIMEN. Pero a estos les dedicaré otra entrada.

En Imperio Numismático también están comentando esta subasta.

Podéis seguir a Tauler & Fau en su página weben Facebooken Instagram o en Youtube.

Descripción de Tauler & Fau

Reino de Castilla y LeónAlfonso V de Portugal (1432-1481)1 realToro. (Bautista-no cita). (Abhno cita). Anv.: + ALFONSVS DEI GRACIA REX CAST. Escudo flanqueado por tres roeles. Rev.: + ALFONSVS DEI GRACIA REX CASTELE:·. Escudo flanqueado por cabezas de toro mirando a izquierda, roel encima del escudoAg2,89 g. Única conocida en manos privadas y rarísimaEBC. Est…6500,00.

Fuente

Seguid otros comentarios de esta entrada en Facebook y, si eres nuevo en el Blog Numismático, descarga gratis un e-Book de introducción a la numismática.

7 Comentarios

  1. Francisco Javier Sánchez 1 mes hace

    Actualmente Toro es un pueblo de la provincia de Zamora. Pero en la Edad Media y en Edad Moderna y durante todo el siglo XVII fue una de las ciudades con voz y voto en las Cortes de Castilla y de León, es decir, una de las ciudades que enviaba procuradores ( diputados ). A finales del siglo XV y durante el siglo XVI fueron 18 las ciudades con representación directa en las Cortes de la antigua Corona de Castilla ( entre ellas Toro ), las cuales a su vez representaban a un amplio territorio. Por ejemplo, la ciudad de León hablaba por Asturias, Burgos por la Montaña y parte de La Rioja, Zamora hablaba también por Galicia, etc. Toro, además de ciudad con voz y voto en las Cortes, fue una importante ciudad comunera, a donde se dirijían los ejércitos de Padilla, Bravo y Maldonado, cuando fueron alcanzados en Villalar el 23 de abril de 1521 por las tropas de la aristocracia al servicio de Carlos de Gante. Galicia, curiosamente, se proclamó en escrito dirigido al rey Carlos en febrero de 1521 que era el “más leal e más pacífico de toda España”, y La Coruña solicitó en diciembre de 1520 que se estableciera en su ciudad la Casa de Contratación con las Indias, y desde Galicia también se propuso que había que privar a Zamora de voto y representación en las Cortes de Castilla “como a tan delincuente en estos alborotos”.

    • Autor
      Adolfo Ruiz Calleja 1 mes hace

      Como bien sabes, el número de ciudades con voto varió con el tiempo. Las 18 que comentas son las que tenían voto en 1520, pero en 1476 eran 17: Granada todavía no tenía derecho a voto, por motivos obvios.

      Curiosamente en el siglo XV todas las ciudades de la actual comunidad autónoma de Castilla y León tenían derecho a voto a excepción de Palencia. Palencia estaba representada por Toro hasta 1666.

      Saludos,
      Adolfo

      • Francisco Javier Sánchez 1 mes hace

        Efectivamente, antes de 1492, año de la incorporación de Granada a la Corona de Castilla, quedó fijado por la reina Isabel «la Católica» en 17 el número de ciudades con voz y voto en las Cortes de Castilla. Anteriormente eran muchas más. Entre ellas Palencia, donde se reunieron las Cortes de Castilla al menos en cuatro ocasiones: en 1129, 1313, 1388 y 1431.

  2. Ankhmar 1 mes hace

    La verdad es que no soy un gran conocedor de la historia de España en lo que respecta a esta entrada, por los diferentes textos que he podido leer, yo la identifico como una ceca móvil militar, al igual que se cree que ocurría con la ceca cartaginesa, se posicionaban en un entorno y por la necesidad que surgía en ese momento, surgía la moneda,

    • Autor
      Adolfo Ruiz Calleja 1 mes hace

      No te falta razón.

      Si pensamos en lo que era la ciudad de Toro en 1470, es poco probable que allí hubiese operarios con los conocimientos técnicos suficientes como para poder forjar moneda. Hay que tener en cuenta que la fabricación de moneda ha sido siempre un trabajo que ha requerido una altísima cualificación. En Toro habría un par de herreros y poco más.

      Supongo que algunos técnicos acuñadores se desplazasen con el ejército o fuesen llamados de otros lugares una vez que el ejército portugués se asentó en Toro. Esto era algo relativamente normal.

      Pero, a pesar de ello, es totalmente correcto hablar de una ceca en Toro.

      Saludos,
      Adolfo

  3. Rebeca 1 mes hace

    Adolfo, te ruego que corrijas eso de «verraco ibero», que toda esa zona estuvo ocupada por los vacceos, un pueblo celtíbero o si quieres lo compro como celta. Pero no íbero. Sigo leyendo la entrada que seguro que es magnífica, cómo acostumbras a hacer, encima con una muy atractiva pieza nada más empezar.
    Un saludo cordial

    • Autor
      Adolfo Ruiz Calleja 1 mes hace

      Corregido.

      Gracias!!

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*