Carlos y Juana otorgan licencia al Concejo de Murcia para labrar moneda de vellón

Carlos y Juana otorgan licencia al Concejo de Murcia para labrar moneda de vellón

Fernando Alvar me ha enviado un documento que ha encontrado en en el Portal de Archivos Españoles (PARES) (el original está en el Archivo de Simancas). Se trata de una carta escrita en Valladolid el 13 de agosto de 1551 por la que Carlos V y Juana I otorgan licencia al concejo de Murcia para labrar moneda de vellón en la casa de la moneda de Granada y hacerla circular en Murcia. Aquí podéis descargaros el documento original y aquí la transcripción por Iván Muñoz Muñoz. Al igual que en otro documento que reproduje en 2018, os dejo la transcripción en su versión original y después actualizando sus grafías y la ortografía.

El documento me resulta muy interesante porque es el consejo de Murcia el que solicita a los reyes el permiso para acuñar moneda y así paliar una situación de falta de numerario. Por lo que se indica en la carta, esto parece algo excepcional. Parece que hubo una emisión de monedas pero que éstas no llegaron a Murcia, por lo que la ciudad se quejó al rey de la situación. No sé si alguien conocerá otros casos en los que se hayan dado situaciones semejantes.

Por cierto, en este blog ya hemos hablado varias veces de la provincia de Murcia: aquí sobre las monedas de Murcia capital, aquí sobre Lorca y aquí de Cieza.

Don Carlos por la diuena clemençia, emperador senper augusto, rey de Alemania, doña Iuana, su madre y el mismo don / Carlos, por la misma graçia, reies de Castilla, de León, de Aragón, de Navarra, de Granada, de Toledo, de Valençia, de Galiçia, de Mallorcas, de Seuilla, de Cór-/doua, de Corçega, de Murçia, de Iaén, de los Algarues, de Algeçira, de Gibraltar, condes de Flandes y de Tirol, etçétera.

Por quanto por parte de vos, el conçejo, justiçia e re-/gidores de la çibdad de Murçia, nos fue fecha relaçión que no enbargante que nos hemos mandado que se labre en las casas de la moneda destos nuestros reinos çiert[a] / cantidad de moneda de vellón ninguna avía ydo a esa çibad e avia muy gran falta della para las cosas que se conpran por menudo, suplicándonos fuése-/mos seruidos de mandar quesa çibdad fuese probeida de alguna cantidad dela dicha moneda o que sobrello probeiésemos como la nuestra merçed fuese; lo qu[al], / visto por los del nuestro consejo, fue acordado que devíamos mandar dar esta nuestra carta en la dicha raçón e nos tobimoslo por bien.

E por la presente, vos damos liçen[çia] / e facultad para que podais labrar en la casa dela moneda dela çibdad de Granada la cantidad de moneda de vellón que quisiereses, e después de labrada, [lle]-/varla a esa dicha çibdad para que corra en ella y en las otras partes y lugares destos nuestros reinos según e de la manera que corre en ellos [la otra] mone-/da de vellón que por nuestro mandado se a labrado; e mandamos al nuestro thesorero y ofiçiales de la dicha casa de la moneda que guardando las ordenanças de la dicha / casa os labren luego la dicha moneda de bellón del balor e ley que se a labrado y labra semejante moneda e después de labrado os lo dexen e consientan sacar / e llevar a esa dicha çibdad segund dicho es sin que por ello los vnos ni los otros caiais ni yncurrais en parte alguna; e mandamos a todas e qualesquier nuestras jus-/tiçias e juezes ansy delas dichas çiudades como delas demás villas y lugares destos nuestros reinos que vos la dexen llevar la dicha moneda e no vos pongan ni / consientan poner enello enbargo ni enpedimiento alguno.
De lo qual mandamos dar e dimos esta nuestra carta sellada con nuestro sello e librada delos del nuestro consejo; dada / en la villa de Valladolid a treze días del mes de agosto de mill e quinientos e çinquenta e vn años (rúbrica de cierre).

F Patriarcha Seguntinus (firma y rubrica)
El licenciado Mercado de Peñalosa (firma y rubrica)
El licenciado Otalora (firma y rubrica)
El doctor Castillo (firma y rubrica)
El doctor Ribera (firma y rubrica)
El licenciado Arrieta (firma y rubrica)

Yo Blas de Saauedra, escriuano de cámara de su çesarea y catholica magestad la fize escreuir por mandado con acuerdo de los del su consejo.

Blanca a nombre de los Reyes Católicos, ceca de Granada

Don Carlos, por la divina clemencia Emperador Semper Augustus rey de Alemania, y doña Juana, su madre y el mismo don Carlos, por la misma Gracia, reyes de Castilla, de León, de Aragón, de Navarra, de Granada, de Toledo, de Valencia, de Galicia, de Mallorca, de Sevilla, de Córdoba, de Córcega, de Murcia, de Jaén, de los Algarves, de Gibraltar, condes de Flandes y de Tirol, etcétera.

Por cuanto parte de vos, el Concejo, Justicia y Regidores de la ciudad de Murcia, nos fue hecha una relación que no añadimos que nosotros hemos mandado que se labren en las casas de moneda de estos nuestros reinos cierta cantidad de moneda de vellón y ninguna había ido a esa ciudad y que hay mucha falta de ella para las cosas que se compran por menudo, suplicándonos que fuésemos servidos de mandar que esa ciudad fuese provista de alguna cantidad de dicha moneda o que sobre ello proveyésemos como nuestra merced fuese; lo cual, visto por los de nuestro consejo, fue acordado que debíamos mandar dar esta nuestra carta por la razón dicha y nosotros lo tuvimos por bien.

Y por la presente, damos licencia y facultad para que podáis labrar en la casa de la moneda de la ciudad de Granada la cantidad de moneda de vellón que quisiereis, y después de labrada, llevarla a esa dicha ciudad para que corra en ella y en las otras partes y lugares de estos nuestros reinos según la manera en la que corre en ellos la otra moneda de vellón que por nuestro mandato se ha labrado; y mandamos a nuestro tesorero y oficiales de dicha casa de moneda que guardando las ordenanzas de dicha casa os labren luego la dicha moneda de vellón del valor y ley que se ha labrado y labra semejante moneda y después de labrado os lo dejen y consientan sacar y llevar a esa dicha ciudad según dicho es sin que por ello los unos ni los otros caigáis ni incurráis en parte alguna; y mandamos a todas y cualesquiera de nuestras justicias y jueces así de las dichas ciudades como de las demás villas y lugares de estos nuestros reinos que os las dejen llevar la dicha moneda y no os pongan ni consienten poner en ellos embargo ni impedimento alguno.

De lo cual mandamos dar y dimos esta nuestra carta sellada con nuestro sello y libro de nuestro consejo; dada en la villa de Valladolid a trece días del mes de agosto de mil quinientos cincuenta y un años (rúbrica de cierre).

F Patriarcha Seguntinus (firma y rubrica)
El licenciado Mercado de Peñalosa (firma y rubrica)
El licenciado Otalora (firma y rubrica)
El doctor Castillo (firma y rubrica)
El doctor Ribera (firma y rubrica)
El licenciado Arrieta (firma y rubrica)

Yo, Blas de Saavedra, escribano de cámara de su Cesárea y Católica Majestad la hice escribir por mandato con acuerdo de los de su consejo.

1 Comentario

  1. Un documento muy interesante.
    Gracias por compartirlo.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*