Morabetino de Sancho I de Portugal

Morabetino de Sancho I de Portugal

morabetino Sancho I de Portugal

Periodo: Edad Media

País: Portugal

Ceca: Coimbra

Denominación: Morabetino de 180 dinheros

Calidad: EBC+, ligeramente alabeada

Peso: 3.85 g.

Casa de subastas:  Áureo & Calicó

Fecha: 13 de febrero de 2019

Precio de salida: 17.000 euros

Los morabetinos, primeras monedas de oro de los reinos cristianos

En el siglo XII el oro circulante en los territorios cristianos de la Península Ibérica era realmente escaso. Todo el oro que podían obtener los reinos cristianos era el que provenía de los reinos musulmanes, generalmente como pago de tributos. Por eso, el que hubiera oro dependía de la fuerza militar de los reinos cristianos y en la cantidad de oro que los reinos musulmanes tuvieran, ya que ellos a su vez lo obtenían de África. Por eso, los suministros de oro eran realmente inestables.

A mediados del siglo XII hubo una época de debilidad en los reinos musulmanes de la Península, que ya habían dejado atrás el esplendor almorávide para acabar siendo un mosaico de reinos taifas, muchos de los cuales pagaban tributos a reyes cristianos. Estos reinos taifas acabaron en 1172, cuando los almohades conquistaron la Taifa de Murcia (algo comentamos aquí), un reino vasallo de Castilla. Sin duda que eso fue un duro golpe para los reinos cristianos, pues se quedaban sin sus correspondientes tributos. Muy probablemente, esta escasez de oro fue la que motivó a Castilla, León y Portugal a comenzar a acuñar moneda de oro de manera prácticamente simultánea: los morabetinos.

Los morabetinos portugueses, leoneses y castellanos seguían el patrón almorávide en cuanto a su peso y pureza. También coinciden en que en los tres reinos se alude a la Santísima Trinidad en la leyenda de las monedas, un aspecto diferenciador de la fe cristiana y la musulmana. Los morabetinos castellanos lo hicieron en grafía árabe, mientras que los portugueses y leoneses incluyeron iconografía cristiana en su representación. Nacían así las primeras monedas de oro de Europa Occidental con iconografía puramente cristiana. Unas monedas bellísimas; verdaderas obras maestras del arte medieval.

Para este texto me he basado en el trabajo de Ana María Balaguer, a quien tuve el placer de conocer el año pasado.

Mercado de los morabetinos de Sancho I

Los morabetinos de Sancho I son monedas muy raras, pero yo no las denominaría «de extrema rareza». Hasta nuestros días han llegado una cantidad de ejemplares que permiten ver estas piezas en el mercado internacional con cierta frecuencia. Aún así, son pocos los coleccionistas que las pueden tener y muchos (entre los que me encuentro) los que las anhelamos. Tal anhelo se debe a que son poquísimas las monedas románicas en oro que existen: los morabetinos portugueses, los leoneses (que son todavía más raros)… y ya. Ningún otro estado medieval acuñó en oro con este estilo. Por lo tanto, los coleccionistas de cualquier parte del mundo que tengan un gusto semejante al mío y les pirre el románico, se verán avocados a comprar los morabetinos portugueses.

En cuanto al precio, podemos encontrar algunas piezas en una conservación excelente. Por ejemplo, este ejemplar vendido en 18.000 CHF, este otro vendido en 17.000 GBP, este otro en 20.000 CHF o este en $20.000 (nótese que aparecen a la venta en países muy dispares, lo que muestra la buena salud de estas piezas en el mercado internacional). Por lo tanto, un precio razonable para una moneda en EBC+ estará alrededor de los 18.000-20.000 euros. Sin duda que el «ligeramente alabeada» que indican en la descripción podrá tener consecuencias negativas en el precio de la pieza, si bien el grado de alabeo no se puede apreciar en una fotografía.

Sobre la próxima subasta de Áureo & Calicó

Áureo & Calicó ha organizado este mes dos subastas: una online el 12 de febrero y una en sala el 13. Se tratan de dos subastas que recorren la historia de la numismática con 850 y 1418 lotes respectivamente.

En este tipo de subastas es complicado hacer una síntesis por la variedad de sus monedas y billetes. Así que simplemente os comento que me han gustado las visigodas, puesto que dan la oportunidad a quienes quieran añadir una en su colección sin tener que soltar demasiado dinero. También me han gustado mucho las monedas de la Corona de Aragón, especialmente las acuñaciones italianas. Por poner dos ejemplos, el carlí del libro quemándose o el alfonsí de oro son muy curiosos. En cuanto a la Monarquía Española, creo que lo más interesante son los táler de Carlos I y de su hermano Fernando. También hay muchísimas monedas muy comerciales en este periodo que se venderán sin problema ninguno. Finalmente, es interesante ver las monedas portuguesas y brasileñas que se ofrecen. Después, que cada cual eche un vistazo a los periodos que más le gusten.

Por otro lado, y para ir abriendo boca de cara a la Subasta Selección de Áureo & Calicó de 2020, os dejo dos vídeos con algunas de las monedas que aparecerán. ¡Un auténtico deleite!

 

En Imperio Numismático también están comentando esta subasta.

Descripción del vendedor

Portugal. Sancho I (1185-1211). Morabetino (180 dinheiros). (Fr. 1) (Gomes 04.08). 3,85 g. AU. Ligeramente alabeada. Muy bella. Primera moneda de oro portuguesa. Muy rara. EBC+.

Fuente

 

Seguid otros comentarios en Facebook.

1 Comentario

  1. Óscar 2 semanas hace

    Me he quedado gratamente sorprendido con los 8 reales de busto de Felipe IV…creía que era una quimera… hice una entrada sobre la misma, have tiempo, así que tendré que modificarla…

    A destacar, el ensayador; Sebastián González De Castro (S)… que también trabajó durante 3 años en la Casa de Molinos de la Puerta de Alcalá … y la N retrógrada de Hispaniarum… que es propia de ciertas monedas de módulo de 8 maravedís de Felipe IV con ceca de Madrid.

    Parece ser que como bien dices, fue una prueba que realizó Felipe IV. El mal llamado anverso (pues no aparece la ceca en esa cara de la moneda) solo se diferencia de los felipes de busto, en la presencia de una orla polilobulada, propia de los 4 maravedís de Felipe III del Real Ingenio de Segovia, cuyo conocido ensayador fue Melchor del Castillo..

    Coincidien estos maravedís en arte, con los modelos de maravedís de busto de la propia ceca de Madrid, incluida la N retrograda de la leyenda: Hispaniarvm, muy proclive a ser representada de esta guisa en estos cobres.

    Me supongo que alcanzará pujas astronómicas, pues se lo merece…

    Vaya piezón…

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*