Sólido de Anastasio I, Constantinopla

Sólido de Anastasio I, Constantinopla

Solido Anastasio I

Periodo: Edad Media

País: Imperio Bizantino

Emperador: Anastasio I

Ceca: Constantinopla

Denominación: Sólido

Calidad: S/C

Peso: 4.45 g.

Casa de subastas:  Tauler & Fau

Fecha: 3 de diciembre de 2019

Precio de salida: 600 euros

La reforma de Anastasio I

Anastasio I llegó al trono del Imperio Bizantino en el año 491, cuando contaba ya con 60 años. Nada hacía sospechar que fuese a pasar a la historia como un emperador longevo, y mucho menos de la importancia que tuvo. En sus primeros años de reinado consiguió pacificar las fronteras, lo que le permitió reducir la presión fiscal con la intención de favorecer el comercio y así crear riqueza en Bizancio. Eliminó el collatio lustralis, que era un impuesto especialmente duro para los trabajadores urbanos. También redujo impuestos al campesinado y obligó que estos se pagasen en metal, de manera que se favorecía la liquidez de cuanto entraba en las Arcas Públicas. Esto consiguió que al morir el tesoro imperial tuviese 320.000 libras de oro (más de 23 millones de sólidos, unos 4.500 millones de euros actuales contando el precio del oro como índice de inflación), lo que era una cifra récord para un imperio de la Edad Antigua.

Como parte de sus reformas, Anastasio I realizó una importante reforma monetaria en el año 498. Hay que tener en cuenta que Anastasio I heredó un sistema basado en el oro (sólidos y trémises) y el cobre (nummion). Los nummion eran fiduciarios, en muchos casos no eran aceptados y cuando se aceptaban tenían un valor muy pequeño con respecto al oro. De hecho, el cambio entre el nummion y el tremis, que era la moneda de oro más pequeña, era de entre 1 a 2.400 y 1 a 4.800. Es obvio que había un gran problema para realizar pagos pequeños y eso entorpecía enormemente el comercio.

La reforma de Anastasio I consistió en la introducción del follis, una moneda de cobre fuerte. Así, un follis equivalía a 40 nummia. También se introdujeron las mitad, cuartos y octavos de follis. Esta moneda fue aceptada y cumplió su papel de favorecer el comercio. Tanto es así que se siguió acuñando hasta el siglo IX.

Un último apunte es que Anastasio I era monofisista, es decir, consideraba que la naturaleza de Jesús era divina y no humana. Ya comentamos la enorme importancia que tenía la cristología en el siglo V, por lo que es fácil percatarse de que un emperador monofisista tendría unos problemas enormes con la Iglesia, pues ésta negó el monofisismo en el Concilio de Calcedonia. Sin embargo, Anastasio I supo aplicar la diplomacia para lidiar con los asuntos de diversidad religiosa dentro de su imperio y se centró en reformar la economía, bajar los impuestos, potenciar el comercio y sanear las cuentas públicas. Es una pena que sea un emperador tan poco conocido, pues a muchos reyes españoles les hubiera venido muy bien hacer lo mismo.

Si queréis leer más sobre la reforma monetaria de Anastasio I os recomiendo este artículo de Darío Sánchez y este otro de Gerardo Blasco. En Tesorillo tenéis un buen glosario sobre las monedas bizantinas.

Precio de un sólido de Anastasio I

Anastasio I tuvo una vida longeva y gozó de un Imperio próspero que favorecía el comercio. No es de extrañar, entonces, que sus emisiones numismáticas hayan sido amplias y que nos hayan llegado a nuestros días un número considerable de sólidos a su nombre. No hay más que hacer una búsqueda para encontrarnos bastantes precios de referencia. En la misma casa de Tauler & Fau podemos encontrar varios ejemplares en SC que han sido vendidos en el último año: este rematado en 660 euros, este otro rematado en 660 euros, este otro rematado en 650 euros y éste en 720 euros. Por citar dos ejemplos internacionales, aquí vemos esta pieza rematada en 600GBP o esta otra rematada en 850 euros. Queda claro que los precios de remate son bastante coincidentes en el entorno de los 700 euros. ¡Pero cuidado! En la subasta que se presenta ahora la comisión es del 10% (en las subastas referidas era del 18%), por lo que es de esperar que los precios de remate sean más altos. Por lo tanto, creo que los 750 euros de remate que estima Tauler & Fau para esta moneda serían un precio de remate muy razonable.

Comentarios generales sobre el mercado de los sólidos bizantinos los podéis leer aquí y aquí.

La subasta de Black Friday de Tauler & Fau

El Black Friday ha llegado a las subastas numismáticas españolas de mano de la casa Tauler & Fau, siempre tan innovadora. Anunciaron esta subasta el martes en su cuenta de Facebook y en la de Instagram, pero no han publicado la subasta hasta el jueves 28. Esto ya de por sí hace especial a la subasta, puesto que solo estará 5 días online. Pero más importante es que su comisión al comprador es mucho más baja de lo habitual: un 10%. Remarco esto porque es muy importante a la hora de hacer las pujas y también a la hora de valorar los resultados.

La subasta se compone de 750 lotes que dan un repaso a la historia de la numismática. Entre ellos destacan, a mi parecer, los siete sólidos de Anastasio I (uno de los cuales se describe en esta entrada), la variante probablemente inédita de los 2 maravedís coruñeses de los Reyes Católicos, un bonito tetradracma macedonio y un sestercio de Macrino. Es también muy interesante que 180 lotes tienen un precio de salida de 1 euro. Esto puede dar buenas oportunidades, especialmente con una comisión al comprador más baja de lo habitual.

Finalmente, quisiera deciros que antes del parón navideño Tauler & Fau realizarán una subasta el día 16 de diciembre. Esta subasta es una especial de Navidad («Christmas Selection» tiene como título). Todavía no se ha publicado así que no la he podido ver, pero el personal de la casa de subastas me ha comentado que contendrá 1.000 lotes con los que darán un buen repaso a la historia de la numismática. En el banner de la subasta se pueden ver algunas de las piezas que aparecerán y ya se visualizan varias muy interesantes, incluyendo tetradracmas, áureos, un agneau d’or y un muy buen duro de Guatemala. Os animo a estar atentos a cuando se publique esta subasta porque promete pero yo no voy a poder dedicar una entrada a la misma

En Imperio Numismático están comentando esta subasta.

Descripción de Tauler & Fau

Anastasio. Sólido. 491-518 d.C. Constantinopla. (S-5). (Ratto-321). Rev.: VICTORIA AVGGG I / CONOB. Victoria en pie a izquierda con cruz larga, estrella en el campo. Au. 4,45 g. Brillo original. Magnífico ejemplar. SC. Est. 750 euros

Fuente

 

Seguid otros comentarios en Facebook.

4 Comentarios

  1. BLAS DE LEZO 2 semanas hace

    Subasta muy floja para mi entender de una casa con mucho potencial que ha quedado patente en anteriores subastas, pero con esta creo que se han equivocado.

    • Autor
      Adolfo Ruiz Calleja 2 semanas hace

      Es una subasta que van a tenerla publicada 5 días y que tiene una comisión del 10%. Hay algunas piezas interesantes… pero no se puede pretender que sea una subasta de onzas y cincuentines.

      Cada subasta tiene su público objetivo y no creo que sea una equivocación organizar una subasta con piezas asequibles por todos… añadiendo también algunas monedas interesantes como las que cito más arriba.

      Saludos,
      Adolfo

  2. BLAS DE LEZO 2 semanas hace

    Tampoco esperaba «piezones» en la misma, pero viendo las piezas presentadas y haciendo un balance de promedio de las calidades del conjunto veo una subasta mas para principiantes dada la calidad de la mayoría de las piezas haciendo excepciones de esa que comenta y alguna mas , hablando en claro en su conjunto tira mas a una calidad media que a una calidad alta…y como bien dice en este caso el publico objetivo no son los grandes coleccionistas de colecciones de infarto y de golpe de talonario, mas bien vería para algún anticuario y pequeña tienda que intente pillar alguna a un buen precio y revender y ganar algo, al menos así lo veo yo ..ojo también puedo equivocarme.
    Saludos,
    BLAS DE LEZO.

  3. Fremen 2 semanas hace

    Si anima a los coleccionistas más humildes -como yo mismo- a asomar la nariz por el mundo de las subastas, pues entiendo que la cosa tiene sentido. Luego, ya se verá quién sigue y quién no sigue pujando en subastas mayores.

    Y a los más pudientes tampoco les hace daño. Con no pujar, asunto arreglado, salvo que les interese alguna pieza muy concreta. Por lo tanto, todos contentos.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*