Florín de Alejandro VI

Florín de Alejandro VI

florín de Alejandro VI

Periodo: Edad Moderna

Monarca: Alejandro VI

País: Estados Pontificios

Ceca: Roma

Denominación: Florín

Calidad: MBC+ (BB+)

Casa de subastas:  Numismatica Varesi

Fecha: 12 de noviembre de 2019

Precio de salida: 800 euros

Las monedas de Alejandro VI, un papa español

Durante los 2.000 años de historia de la Iglesia Católica ha habido tres papas nacidos en el territorio que hoy conforma España. El primero de ellos fue San Dámaso I -patrón de los arqueólogos-, quien ejerció su pontificado en el siglo IV; claramente es el más importante de todos a pesar de ser el más desconocido. Los otros dos llegaron a lo más alto de la jerarquía eclesiástica en el siglo XV, pertenecientes ambos a la familia. Ellos fueron Calixto III (Alfonso de Borja) y Alejandro VI (Rodrigo de Borja). Son papas que tuvieron muy mala prensa en su momento debido a las enormes tensiones entre las familias de la época que se alternaban el papado. Posteriormente la historiografía les ha tratado de manera especialmente dura, formando sus biografías parte de la historia negra española. Aquí os dejo un podcast sobre la biografía de Alejandro VI.

En los aspectos numismáticos, ambos Borja acuñaron monedas de oro y de plata. Alejandro VI acuñó distintos módulos en oro en Roma, Ancona y Bolonia: quíntuple florín, triple florín, doble florín y florín, así como triple ducado y ducado. En plata acuñó doble grosso, grosso y tercio de grosso. Con mucho, las monedas más abundantes fueron los florines y los grossos, si bien los dobles florines, ducados y el resto de los módulos de platas no son demasiado raras incluso a día de hoy.

Los motivos de los florines siempre son como el que se muestra en la imagen de cabecera de esta entrada. En el reverso aparece una imagen típica en las monedas papales: San Pedro pescando. De esta forma se recrea la encomienda que dio Jesús a Simón Pedro (recordemos que fue el primer Papa de la Iglesia y que todos los papas se reconocen como sus sucesores): que dejase de ser pescador para pasar a ser «pescador de hombres». En el anverso aparece el escudo papal de Alejandro VI. Ese escudo es el del Ducado de Gandía, un título nobiliario que los Reyes Católicos dieron al hijo de Alejandro VI en 1493 (curiosamente el mismo año que se emitieron las Bulas Alejandrinas), más los símbolos papales de la mitra, el palio y las llaves del cielo. Dentro del escudo se puede ver una vaca pastando, que es el símbolo propio de la familia Borja y que también aparecía en las monedas de Calixto III.

El coleccionismo y el precio de los florines de Alejandro VI

Las monedas papales forman una colección en sí misma que puede llegar a ser verdaderamente bella. No obstante, sin llegar a especializarse en el coleccionismo de estas monedas, creo que algunas monedas de los papas españoles pueden tener mucho sentido dentro de una colección de moneda española. Especialmente si esa colección busca describir la época colonial, puesto que Alejandro VI tuvo una enorme importancia en las primeras décadas de la conquista de América.

Muchas monedas papales pueden ser bastante caras si se buscan en alta calidad, pero las hay bastante comunes y que en calidades medias pueden ser razonablemente asequibles. Tal es el caso del florín de cámara acuñado en Roma que se presenta en esta entrada. Podemos ver esta pieza (en peor calidad) rematada en 700 euros en 2015 y esta otra que en 2012 se remató en 1.000 euros. Por lo tanto, podríamos considerar que un remate de algo más de 1.000 euros sería razonable. Bien es cierto que hacerse con estas monedas en calidades más alta no es misión imposible, pero el precio se puede triplicar.

Sobre la próxima subasta de Numismatica Varesi

Numismatica Varesi organiza una subasta para el próximo 12 de noviembre. Es una subasta de 1035 lotes en el que se repasa la historia de la moneda italiana. La colección no presenta monedas brutales, de esas que cuestan decenas de miles de euros, pero aparecen monedas con una calidad alta; una calidad que se mantiene constante a lo largo de toda la subasta y que la hace muy interesante para cualquier coleccionista. Hay monedas realmente bellas.

A los coleccionistas españoles seguramente les gusten especialmente los lotes griegos, los romanos y los bizantinos. A mí me han gustado especialmente las monedas de los dos primeros siglos del Imperio Romano; creo que hay ejemplares muy interesantes a unos precios de salida bastante asequibles. Por lo demás, creo que merece un vistazo con calma la colección de monedas papales y las monedas napoleónicas. Dos periodos históricos que están claramente ligados con España.

Descripción ofrecida por Numismatica Varesi

ALESSANDRO VI (1492-1503) Fiorino di camera, Roma. D/ Stemma R/ San Pietro su barca alla pesca. MIR 519/7 Au g 3,37 BB+

Fuente

Seguid otros comentarios en Facebook.

4 Comentarios

  1. Lanzarote 3 días hace

    Añado al listado de los papas peninsulares a Dámaso I y Juan XXI.
    Yo sigo mucho las subastas de esta casa, sobre todo la sección de moneda de la Edad Moderna italiana, entre las que me fijo mucho en las cecas vinculadas a la corona hispánica; Messina, Nápoles, Milán. Y luego la moneda veneciana me llama mucho. La ceca papal es la que menos me atrae, sobre todo porque la mayoría son moneda de busto.

  2. Jos8reales 3 días hace

    Muy bonita la colección que presentan de las cecas italianas.
    Benedicto XIII, el Papa Luna, también era de aquí. Su origen, aragonés.
    Un saludo.

  3. Autor
    Adolfo Ruiz Calleja 2 días hace

    Al final el problema radica en cómo denominar al territorio que hoy conforma España antes de que fuese tal, así que lo he cambiado para que entren los nacidos en la actual Galicia (como San Dámaso, a quien ya había citado en la entrada) pero no el lisboeta Juan XXI.

    Por parte del Papa Luna, que yo sepa hubo un cisma y él nunca fue reconocido como Papa de la iglesia de Roma.

    Saludos,
    Adolfo

  4. Jos8reales 2 días hace

    Si, bueno. Había leído Papas de «la iglesia católica». Muchos de ellos ,durante el s. XIV vivieron en Aviñón ya que Roma no les ofrecía seguridad.
    La iglesia católica en esos tiempos estaba tan dividida como todo lo demás.
    Un saludo.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*