Peligro con las monedas de 2 euros

Peligro con las monedas de 2 euros

Las monedas de euros más coleccionadas son, con mucho, las de 2 euros. Hay decenas de miles de coleccionistas de estas monedas en toda Europa y también en otros continentes. Es normal: son las monedas de mayor denominación, tienen el atractivo de las piezas bimetálicas y hay una enorme variedad de motivos. Una colección de monedas de 2 euros describirá bastante bien la diversidad histórica, política y cultural de Europa.

El coleccionismo de monedas de euros en general, y del módulo de 2 euros en particular, me recuerda al coleccionismo de cromos. Es tremendamente sencillo hacerse con los ejemplares, basta con hablar con un comercial numismático para que los provea; es un coleccionismo muy asequible; y mantienen al coleccionista “enganchado” a base de novedades que salen casi todas las semanas. Como digo, las monedas de 2 euros son una serie sencilla, barata y diversa que se adapta a las características de muchísimos coleccionistas.

Lo de barato es solo medio cierto.

Es cierto que la mayoría de las monedas de 2 euros cuestan 6 euros o menos en calidad SC. Es decir, que a quien le guste coleccionarlas con que se tome una copa de menos con los amigos por cada moneda que adquiere, lo tiene hecho. Hasta ahora la excepción eran los micro-Estados: Mónaco, San Marino, el Vaticano y Andorra. Estos sacan monedas en pequeñas cantidades, lo que hacen que suban de precio. El caso más escandaloso es la famoso “Grace Kelly” (Mónaco 2007), por el que se pagan 1.700 euros. Otros ejemplos menos alarmantes de estos mismos países (o de algún otro, como Finlandia 2004) bien pueden costar 45 euros.

2 euros Asterix

Lo que hacen muchos coleccionistas que no quieren gastar demasiado en su colección es, simplemente, olvidarse de estas monedas. Aceptan tener una colección incompleta con la que disfrutan sin que les suponga ningún daño al bolsillo.

Por eso me preocupan las últimas emisiones de monedas de 2 euros de Francia.

La pasada primavera Francia emitió una moneda de 2 euros de Asterix que distribuyó en 3 coin cards diferentes pero que no circuló. La tirada de estas monedas es de 310.000 ejemplares y el precio de cada coin card de 10 euros (más 30 euros de gastos de envío). Ni qué decir tiene que la emisión fue todo un éxito a pesar de que la tirada máxima es muchísimo más grande que la de las carteras oficiales de cada país. Hay miles de coleccionistas de monedas de 2 euros y miles de aficionados a Asterix (entre los que me incluyo desde mi más tierna infancia) que querrían hacerse con esas monedas. La campaña de márquetin estuvo tan bien hecha como siempre hace la Monnaie de Paris. Tal ha sido el éxito que Francia ha anunciado otra moneda de 2 euros que tampoco circulará para 2020. Esa pieza estará dedicada a Charles de Gaulle.

Ni qué decir tiene que estas monedas son productos comerciales pensados para que la Monnaie de Paris haga caja: ninguna pieza en circulación, precio alto pero asumible, motivos tremendísimamente comerciales y tiradas amplias que se acompañan de un buen márquetin. Esto no es que me parezca mal. Lo que me parece es peligroso.

Asterix coin card

El peligro no es que Francia le coja el gusto a este tipo de emisiones y utilice las monedas de 2 euros conmemorativas para sacar los cuartos a los coleccionistas. Si ven que les sale bien seguro que lo hacen. El peligro es que el resto de países europeos tomen a Francia como ejemplo y hagan lo mismo. Porque si las monedas de 2 euros de cada país pasan a valer 15 euros, mucho me temo que el dinero necesario para mantener una colección de 2 euros “al día” pasará a ser inasumible para muchos. O quizá muchos se lo puedan permitir pero no les apetezca gastar 2.000 euros al año en monedas de 2 euros, pues para eso coleccionan moneda histórica o bullion de plata. O quizá muchos prefieran no gastar ese dinero en monedas sino en otras aficiones y, simplemente, dejen de coleccionar.

Me parece peligroso que cunda el ejemplo de Francia y que, con ello, se reduzca enormemente la cantidad de coleccionistas de euros. Sería una pena porque los euros son muy divertidos de coleccionar, como dije antes, y para muchos representan la puerta de entrada al coleccionismo numismático.

25 Comentarios

  1. Gabriel 4 semanas hace

    Totalmente de acuerdo.

  2. Elena 4 semanas hace

    peligro? quien quiera la compra y quien no quiere pues no. Yo tengo claro que si hiciera este tipo de piezas no pagaria mas de su facial aunque la moneda no sea SC; por lo menos buscaria que este bonita, aceptable para coleccionar. Luego hasta sacan en proof, u otras cosas asi para subir mas el precio… simplemente es hacer caja por parte de la ceca.
    Pagar por una simple pieza de dos euros 5€ o mas; no es de tener muchas luces.

    • Blas Abarca 4 semanas hace

      Me parece que decir que quien gasta más de dos euros en una moneda de dos euros no tiene muchas luces es una falta de respeto hacia todos los coleccionistas, pues muchos no tienen más remedio que pagar más dinero por una moneda que de otra manera no tendrían nunca, y otros deciden gastarse más de dos euros para tener una moneda sin circular. Además, de los que se gastan en dinero en lo que les da la gana y tú no eres quien para decir que tienen pocas luces. Ese comentario es propio de hacerlo en otros lugares, no en una página que visitan numismáticos.

      • Eduardo Salazar 3 semanas hace

        Elena, no se trata de tener muchas luces o no, las monedas por las que se paga son aquellas sin circular, y normalmente se pagan un par de euros mas y listo, son conmemorativas de tirada relativamente escasa de aquellas que se consiguen cartuchos al canje en Banco de España el primer día de emisión y luego están agotadas, la única manera de hacerse con ellas si no tienes tiempo de hacer cola el día que salen es adquirirlas en una tienda , así que es normal que cuesten algo más que el facial. Además de ellas hay algunas que tienen acabado Proof como mencionas, pero esas no salen a circulación, se venden en coin cards, tarjetas o similares, y cuestan bastante mas (de media unos 15 euros). No estamos hablando de coleccionar monedas de 2 euros que puedas hacerte con ellas en las vueltas del Mercadona, sino ejemplares sin circular. Un poco mas de lectura y de maneras nunca están de mas. Un saludo

    • Novelder 4 semanas hace

      Por tu firma de hablar parece que desconoces este mundo, si un comerciante te vende una moneda que de otra manera sería imposible conseguirla ¿Qué pretendes que te la venda por el facial? ¿Y de qué viviría el?

  3. Los Coin Card no los ha inventado Francia, Bélgica comenzó emitiendo la conmemorativa dedicada a la Cruz Roja en cartucho y Coin Card en el año 2014, vio el negocio y en años posteriores ya solo emitió en Coin Card, dos monedas al año a 8€ más gastos de envío en ceca.
    Desde 2004 Vaticano y San Marino emiten en cartera, producto similar pero mejor presentado, al módico precio de 25 €
    Existen algunas Coin Card emitidas con monedas circulantes, de 2€ o carteristas como las de Finlandia con las monedas de céntimo que no usan en circulación
    Esto del euro desde su inicio es un negocio para las cecas y la española tampoco se va de vacío, véase el precio de las carteras anuales y de las especiales y el margen que llevan en la anual de 30€

  4. Álvaro 4 semanas hace

    En esto es pionera Bélgica y Luxemburgo, hace ya unos años que sacan las coincard, y no solo eso, Bélgica hace dos coincard con la misma moneda, una en Francés y otra en Flamenco. Por otro lado Luxemburgo y Malta acuñan una misma moneda con hasta 2 marcas de ceca diferentes, una de ellas sensiblemente más cara que la que sea más común. Un abuso hacia el coleccionista que durará lo que les traiga cuenta, cuando baje la demanda, que apuesto a que bajará (las monedas de Vaticano y San Marino ya valen en reventa poco más que en origen) variarán la oferta.
    Por otro lado la riqueza temática que ofrecen estas monedas es cuestionable hasta cierto punto, cada vez más abordan temas más banales, forzados por la necesidad de sacar un par de monedas cada año y recaudar un buen dinero, y además estar coartados al lanzar los temas por cuestiones de CENSURA POLITICA. Hay normas acerca de los temas que no se pueden tratar y no pocas veces se han echado para atrás diseños para no abrir heridas entre países.

  5. Álvaro 4 semanas hace

    Al final como bien dice el artículo las monedas se convierten en cromos como ya pasó con la filatelia. El fin primero de acuñar moneda o emitir sellos se acaba alterando, se producen para coleccionar y no para usar

  6. Jesus22 4 semanas hace

    No me parece bien decir que es de pocas luces gastarse más de 5 euros en una moneda de 2 euros. Hablas como si se tratara de una mala inversión, primero que es un hobby por lo que lo suyo no es esperar el beneficio si no el divertimento, hay gente que paga 10 euros por ver una película en el cine y nadie se lleva las manos a la cabeza. La verdad es que creo que poco favor hacé que unos coleccistas se consideren mejor que otros que hagan euros y quitar valor a su colección, eso ya lo hacen amigos, conocidos o familia cuando se enteran de que coleccionas monedas y gastas una buena cantidad de dinero en ello. No soy ningún experto pero seguro que la numismática no atraviesa su mejor momento y los euros es barato y fácil de coleccionar, hay que verlo como punto de entrada a otras colecciones.

  7. Jesus22 4 semanas hace

    Además que no entiendo porque 5 euros es un precio razonable para monedas de 2 euros y 6 ya es un timo. El precio lo marca el mercado y el que no quiere o no puede no compra, si nadie comprará los precios bajarían.
    Por curiosidad contar que hay una moneda de Bélgica de 2 euros que se retiró conmemorando la batalla de waterloo, al parecer alguien saco alguna moneda de las que se destruyeron y se pagó bastante más que por la de Grace Kelly.

  8. Autor
    Adolfo Ruiz Calleja 4 semanas hace

    @Elena, creo que tu comentario ha sido un tanto agresivo, como indica @Jesus22 más tarde. Al final cada uno se gasta su dinero en lo que le da la gana (que para eso es suyo).

    El problema de fondo está en que si las casas de monedas siguen el ejemplo francés y ven un filón en esto de las monedas de 2 euros, pues al final tendremos ahí lo que tenemos con las monedas conmemorativas: que cuestan un dinero significativo y al cabo de unos años apenas valen nada en la mayoría de los casos. Eso desanimaría mucho el coleccionismo de estas piezas porque los coleccionistas se verían en la tesitura de montar una colección «llena de huecos» o perder una cantidad importante de dinero con su afición.

    Por parte de las retiradas y las «censuras» políticas de las que nos habla Álvaro, la intención es evitar posibles conflictos diplomáticos entre países. Entre otras cosas, se prohíben los símbolos religiosos y las referencias a contiendas militares. Esto se debe a que no todos los países profesan la misma fe y que muchas veces las guerras han sido entre distintos países europeos, por lo que quienes son héroes para unos son villanos para otros. Hay que recordar que esas monedas son de uso legal en todos los países de la zona euro. Un buen ejemplo es la moneda de Waterloo que citas, pero hay otros como el diseño griego que incluía a San Cirilo (lo incluyeron no por ser santo, sino por ser el padre del alfabeto cirílico) o el diseño de andorra donde aparecía el famoso Agnus Dei que tenían sus antiguas monedas.

    Saludos,
    Adolfo

  9. Autor
    Adolfo Ruiz Calleja 4 semanas hace

    Como era de esperar, en Facebook también ha habido algunos comentarios muy interesantes a partir de esta entrada. Os reproduzco algunos:

    David Alvarez:
    ya hace ya un tiempo que la numismatica se bastardeó como la filatelia , y la pionera fue Gran Bretaña con sus colonias o pseudo colonias emitiendo cualquier cosa comercial desde super héroes de comic marvel hasta criaturas fantásticas. Monedas al gusto y placer de los nichos de clientes, que se disfrazan de conmemorativas en muchos casos. Lo malo es que varios coleccionistas no entienden por ejemplo que islas niue está lejísimos de tener una ceca propia de acuñación y solo son fichas de marketing que jamás veran los habitantes de esas islas. Todo bien con los comics belgas fui muy lector de niño y aprecié algunas historietas de gran calidad , pero cada cosa en su lugar. Y por otra parte, no puede ser que el marketing y los análisis de mercado gobiernen todos los aspectos de la vida del hombre para eso que se instalen maquinas especiales y que cada cual acuñe la ficha que más le gusta en el metal que elija o pueda su bolsillo.

    https://www.facebook.com/aruizcalleja/posts/2630309387021112

    Jesús Rivas Hornero:
    Yo no se como llamarlo. Los que coleccionan monedas de 2 euros ya son mayores de edad, y saben perfectamente a lo que se enfrentan cuando van a pillar las nuevas acuñaciones, yo veo esto como el cuento de la gallina de los huevos de oro. pero en este caso saben como sacar los huevos poquito a poquito. La pena es que cada dia veo mas colecciones con mas huecos, Yo no me arrepiento de a ver dejado de coleccionar el mismo año que comencé, claro que esto es mi opinión personal y respeto a todos que coleccionan.

    https://www.facebook.com/groups/177674529309099/permalink/771089039967642/

    Saludos,
    Adolfo

    • Novelder 4 semanas hace

      Muy de acuerdo con los dos comentarios, con respecto al de David, muchos países se dedican a vender fichas de metales para sacar dinero al coleccionista, para mi se queda fuera de mi coleccionismo.

      Con respecto al segundo comentario coleccione los 10 primeros años del euro y me lo dejé harto de piratas y no me arrepiento, para coleccionar 2€ CC al final te tienes que dedicar por entero y casi exclusivamente a esto con lo que pierdes el gusto por otras ramas.

  10. Alfonso 4 semanas hace

    buenas

    lo curioso es que al final somos los coleccionistas los que tenemos la culpa como consumidor final, si no estuviera un coleccionista que se pusiera a comprarla no lo harian.
    Yo soy de esos precisamente. Solo colecciono las que me gustan y me puedo permitir. Hacer años completos es muy ruinoso. Y no solo ruinoso sino que ademas de costar un buen dinero te encuentras con que no te gusta para nada el motivo o la moneda y para eso… huecos.
    Curioso que las monedas belgas me parezcan bastante feas y sin embargo suelen costar un dinero.
    Suelo coleccionar motivos culturales como el Lacoonte que sacó el Vaticano, teatro griego de Chipre o un yacimiento arqueologico de Grecia etc. pero hay muchos motivos que son solo nacionales y que un coleccionista no comparte por ser de otro país.
    Las de Asterix por supuesto que las tengo porque me dieron por mi añorante infancia y eso es justo lo que ha pasado. Es atrayente tanto a los coleccionistas como a los no coleccionistas. Si a tu hijo le gusta el personaje cualquier padre estaria tentado de comprarle una de las coin card.

  11. Iñigo 4 semanas hace

    Yo pienso igual que Alvaro, para mi el coleccionismo como afición se acaba desvirtuando cuando el objeto a coleccionar ya sale destinado para tal fin. Para eso ya están los cromos de fútbol y cosas así que todos hemos coleccionado de pequeños aunque, en mi caso, por detrás había una gran afición por este deporte.

  12. BORJA 4 semanas hace

    Completamente de acuerdo,yo empecé a coleccionar hace muchos años y cada vez me planteo más dejar esta afición porque económicamente se hace cada año más difícil. Ya dejé de adquirir algunas de ciertos países con precios elevados y muy elevados, pero es que cada vez son más las monedas de 2€ que se hacen difíciles de conseguir por su escasa tirada y por su precio elevado. Conseguirán con toda esta especulación que cada vez se aficiones menos gente y que los que ya coleccionamos dejemos de hacerlo… Una lástima

  13. David Fernando 4 semanas hace

    Esos es lo malo con estas monedas casi de fantasia igual que los países inventados y de fantasía que varias personas compran por estos lares, y que los comerciantes ofrecen como monedas para captar más ventas, se desvirtúa el coleccionismo y ni hablar la numismática como ciencia, y que varios terminan dejando de lado su colección, no es algo que llame la atención, mas bien es una consecuencia lógica, pero lo que sí me llama la atención es la cerrazón de varios coleccionistas a aceptar que estas fichas no son monedas sino más bien como se dijo una especie de cromos en forma de fichas metálicas, yo las denominaría así, hechas a gusto y placer de captar ventas entre una porción importante de publico coleccionista de monedas. Y , sin nin siquiera, un motivo especial e importante de conmemoración de ese país en cuestión, sólo marketing y ventas al por mayor, mientras los compradores lo toman como un bonito souvenir para sumar a su colección porque le gusta el personaje de comic, o bien le gustan los dinosaurios, o tal marca de auto, o tal hecho histórico, o quizá cree que existan esos países ( o alguna vez existió ) de fantasía en alguna parte del globo.

  14. Autor
    Adolfo Ruiz Calleja 4 semanas hace

    Está gustando mucho esta reflexión. Creo que, en general, los lectores están de acuerdo con la crítica que se hace en la entrada.

    En Facebook se ha compartido bastante, incluyendo en el grupo de monedas de 2 euros conmemorativas: https://www.facebook.com/groups/920858024654151

    Saludos,
    Adolfo

  15. Carlos 4 semanas hace

    Yo empecé a guardar las que caían en mis manos, y era muy bonito comprobar las monedas que entraban en mi trabajo buscando algo «raro» y buscando ese céntimo que no tengo….
    Pero esa moda de tiradas que no circulan, no me gusta, de hecho este año no me ha entrado ni una del 50 aniversario del rey… Eso también me preocupa, son dinero circulante se supone.
    Iré comprando alguna, como Astérix, pero el resto, me gusta «pescar» en la caja registradora del trabajo.
    Han visto negocio, y lo van a aprovechar, pero conmigo que no cuenten.

  16. Alejandro 4 semanas hace

    En definitiva es todo más de lo mismo. Mucho hablar del valor, ejemplo la peseta, y luego solo algunas valen un poco. Ahora con el tema de los dos euros, luego serán los billetes y al final volveremos a la estampa. Yo no me considero coleccionista, tengo algunas que me han llegado a las manos en cambios, y si cojo alguna que no tenga y me gusta, la guardo y sino pues no me molesto en buscar. Esto es como todo, mucho decir que tal moneda vale tanto o vale cuanto y cuando les de la gana, hacen una tirada de esa moneda que tanto valor tiene, y se acabó. Así que para coleccionista es un hobby, para otros un pasatiempo.
    Saludos

  17. Autor
    Adolfo Ruiz Calleja 4 semanas hace

    Tiene que quedar claro que las monedas de euro son malísimas inversiones por lo general. Alguna puntualmente puede resultar una buena inversión en el futuro, pero lo normal es que no sea así. Podéis echar un vistazo a esta entrada, un caso real de esto que digo: http://blognumismatico.com/2013/02/16/en-venta-la-coleccion-de-euros-de-juan-bautista-climent/

    El coleccionismo de euros es entretenimiento. Se puede aprender mucho de ellos porque los diseños hacen referencia a la historia y la cultura de muchos países. Su coleccionismo puede ser divertido. Pero se debe entender como un gasto, no como una inversión.

    La cuestión es que si estas emisiones se generalizan el gasto puede ser excesivo para mucha gente. De ahí el peligro. Me gusta más el coleccionismo de moneda actual barata, que es una magnífica puerta a la numismática para muchísima gente. Un ejemplo lo tenemos con las monedas de 1 sol de Perú.

    Saludos,
    Adolfo

    • Eduardo Salazar 3 semanas hace

      Aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid…. ya que mencionas las monedas de Perú debo decir que la colección Riqueza y Orgullo ES circulante, no hay acuñación Proof, son 22 motivos diferentes, todos culturales tanto de arqueología como arquitectura, ahora han sacado la serie Fauna en Peligro, 9 piezas de especies amenazadas que se pueden conseguir sin circular de cartucho o en la presentación de blister (coin card), son monedas bastante baratas y con diseños muy elaborados, no he visto en la actualidad alguna serie similar de algún país sudamericano con tanta variedad, calidad Y QUE SEA CIRCULANTE . Volviendo al tema de los euros, me interesan cuando son motivos culturales, especialmente de Italia o Vaticano pero sé a lo que voy y que me va a costar un dinero que no recuperaré, de ahí que sólo tengo algunos ejemplares que son los que mas me gustan. Un saludo

  18. Matías Blasco 4 semanas hace

    Coincido. Colecciono bimetálicas, he conseguido muchas de 2€ circulando y solo he invertido en la serie de la UNESCO de España en las difíciles (Santiago, por ejemplo). Lamentablemente, Francia desperdicia la oportunidad de llevar muchos nuevos coleccionistas a la numismática dejando fuera de circulación monedas como la de Asterix. Se quedaron solo en el negocio (no solo en el coin card, sino que además hicieron tres motivos). Para muchos, las monedas proof no son monedas. Para mí, el hecho de que hagan muy pocas para circular o solo se emitan para carteras les quita su función primera y pierden el interés numismático.
    Saludos desde Argentina.

  19. Anvelo 3 semanas hace

    Parece que el artículo lo has escrito para mi jejeje justamente porque ya me he cansado de las emisiones en coincard de Belgica, cuando vi la emisión de Francia decidí dejar de coleccionar las monedas de dos euros después de 15 años coleccionandolas religiosamente. Llevaba tiempo pensando en dejar de coleccionarlas ya que paises como Luxemburgo hace monedas repetitivas, otros sacan monedas por sacar con monedas insulsas y luego esta lo que he comentado delas coin-card. Total que observando mi colección de 2 euros de 15 años vi que había una gran cantidad de monedas que no me gustaban y lo de Francia (que por cierto si me gusta la moneda) ha sido la excusa para dejar de comprarlas y lo he dejado sin problema.

  20. Jose Luis 3 semanas hace

    Adolfo, estoy totalmente de acuerdo contigo. Si no salen a circulación y sólo sacan a precio especulado, al final no lo comprará casi nadie.
    Pasará igual que las monedas de plata de la FNMT, que tras más de 20 años de haber sacado los ECUS, te los puedes llegar a encontrar al precio de la plata.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*