Sólido de Teodosio II, Constantinopla

Sólido de Teodosio II, Constantinopla

Solido BasilioI

Periodo: Edad Antigua

País: Imperio Romano de Oriente

Ceca: Constantinopla

Denominación: Sólido

Calidad: MBC+

Peso: 4.48 g.

Casa de subastas:  Ibercoin

Fecha: 26 de septiembre de 2019

Precio de salida: 370 euros

Teodosio II y sus monedas

Teodosio II fue emperador del Imperio Romano Oriental durante nada menos que 42 años, siendo así uno de los emperadores que más tiempo duraron en el trono. De hecho, desde Augusto nadie había estado 40 años como Emperador. Sin embargo, al contrario que en la época de Augusto, el bueno de Teodosio tuvo que lidiar con un Imperio en decadencia. Sufrió guerras contra los sasánidas, así como varias invasiones por parte de los hunos por el norte y de los vándalos por el sur. Eran tiempos complicados en los que Constantinopla tuvo que amurallarse y el Imperio tuvo que pagar grandes sumas de oro a sus enemigos para poder obtener la paz. Sin embargo, también quedó tiempo para desarrollar la cultura: bajo el mandato de Teodosio se compiló el derecho romano en el Codex Theodosianus y se fundó la Universidad de Constantinopla. No obstante, buena parte del esfuerzo intelectual de su época se dedicó a la cristología, celebrando enormes debates sobre la naturaleza divina y humana de Cristo que se resolvieron (al menos oficialmente) con los dos concilios de Éfeso. Esto es algo que resulta complicadísimo de entender a un ciudadano occidental del siglo XXI: ¿cómo es posible que en un Imperio desarbolado en el que los bárbaros están tocando a las puertas de Constantinopla se dediquen tantos esfuerzos en un debate tan fútil? Quizá cuando los aficionados a la historia de dentro de 1.600 años vean nuestros telediarios pensarán lo mismo de nosotros.

Sobre esta moneda en concreto me gustaría resaltar su leyenda del reverso: «VOT XXX MVLT XXXX», que es una abreviatura de «Votis Tricennalibus Multis Quadragennalibus«. Esta leyenda nos muestra que la moneda conmemora los 30 años en los que Teodosio II fue emperador (más). Pide rezos para celebrar estos 30 años y para un buen porvenir que le permita llegar a los 40.

El mercado de un sólido de Teodosio II

Si bien la moneda romana es internacionalmente coleccionada, cuando pensamos en el Imperio Romano generalmente nos vamos a los dos primeros siglos de nuestra era. Pocos son los que se interesan por la historia de Roma durante el siglo V a pesar de ser tremendamente interesante. Por eso mismo estos sólidos son mucho menos coleccionados que los denarios, los sestercios o los áureos que coleccionaron los emperadores más conocidos. Además, la producción de monedas de oro fue razonablemente amplia, lo que hace que muchas hayan llegado a nuestras épocas en buenas condiciones. Como consecuencia, esta pieza en MBC+ no es demasiado comercial, ya que por no mucho dinero (digamos 800 euros) se puede tener un ejemplar en una calidad exquisita. Si bien esto puede considerarse una pega a la moneda, también supone una oportunidad para que los coleccionistas de a pie nos hagamos con una pieza de oro de principios del siglo V por un precio muy módico. Concretamente, viendo ejemplares como éste (rematado en 457 euros), éste (500 euros) y éste (495 euros), podemos entender que un remate entre 450 y 500 euros sería muy razonable.

La próxima subasta de Ibercoin

Ibercoin es otra de las casas de subastas que comienza el curso en septiembre. Un mes de septiembre en el que hace apenas tres años solo se organizaba una subasta en toda España, mientras que en 2019 se han organizado siete. Esto nos da una idea de la excelente salud que goza este mercado.

En el caso de Ibercoin, nos ofrecen una subasta online que da el típico repaso a la historia de la numismática. Como viene siendo habitual en esta casa de subastas, se trata de un repaso amplio y muy completo (por ejemplo se ofrecen errores numismáticos o medallas) aunque carece de piezas de extrema calidad o rareza. Esto la convierte en una subasta que seguramente no pase la historia de la numismática pero la hace muy adecuada para que los coleccionistas medios podamos comprar algún ejemplar; hay piezas muy interesantes de todos los periodos y de casi todas las series.

Por destacar algunas que muestren la gran variedad que se ofrece en esta subasta quisiera citar el dracma de Shapur I, los cobres bizantinos, la rara onza madrileña de 1729, la peseta de Benlliure o el medio sol de Potosí de 1830 o el cuarto de ecu de Enrique IV de Francia. También hay una amplia colección de 80 piezas portuguesas.

En Imperio Numismático están comentando esta subasta.

Descripción ofrecida por Ibercoin

THEODOSIO II. Sólido. 430-440 d.C. Constantinópolis. A/ Busto con casco y coraza de frente, portando lanza sobre el hombro y escudo decorado con jinete alanceando a enemigo caído. D N THEODOSIVS P F AVG. R/ Constantinópolis sedente a izquierda portando globo crucífero y cetro, descansa su pie sobre proa, sobre el trono reposa un escudo, en el campo derecho estrella. VOT XXX MVLT XXXX I, en exergo CONOB. Au. 4,48g. Depeyrot 81/1. RIC 257. Rayitas en anverso. MBC+.

Fuente

 

Seguid otros comentarios en Facebook.

5 Comentarios

  1. Fremen 3 meses hace

    Supongo que en tres años el flujo de monedas que se dirigen al mercado no habrá cambiado gran cosa. Así pues, ese paso de una subasta a siete ¿significa que ahora hay más aficionados dispuestos a comprar? ¿que han entrado a nuestro mercado más coleccionistas internacionales? ¿o, simplemente, que las casas de subastas han desplazado a velocidad de vértigo a los canales más tradicionales?

    Lo pregunto desde mi total ignorancia.

    • Victoria 3 meses hace

      Que se mueve el oro y hay incertidumbre económica y , aunque lo diga Adolfo, hay mucho que intenta invertir o refugiar valor?

      O cambio generacional y mucho coleccionista envejece y liquida?? Esto es cíclico…puede que asistamos a la liquidación de las colecciones de los 60

    • Autor
      Adolfo Ruiz Calleja 3 meses hace

      Hola.

      Mi opinión la comenté de manera más extensa aquí: http://blognumismatico.com/2019/05/13/comentario-a-la-situacion-del-mercado-numismatico/

      No creo que se esté atrayendo más coleccionistas internacionales, pues las monedas que salen en septiembre son de calidades medias en su inmensa mayoría. No son monedas pensadas para el mercado internacional. Lo que ocurre es que hay una moda de comprar casi exclusivamente en subastas, lo que hace que la mayor parte del mercado se vaya hacia allá. Por otra parte, hay una tecnología que hace 5 años no existía y que permite realizar subastas de forma muchísimo más barata (el software necesario es más barato, hay opciones en la nube de manera que no es necesaria una inversión en infraestructura, los coleccionistas nos hemos acostumbrado a no recibir catálogos en papel, las subastas online son muy comunes así que no es necesario alquilar un salón de un hotel para realizar la subasta…). Esto ha hecho que hayan aparecido nuevas casas de subastas y que el volumen requerido de venta en una subasta sea mucho menos que hace unos pocos años. Hoy se organizan subastas en las que se venden 50.000 euros y siguen siendo rentables; hace 5 años con esas subastas se perdería dinero.

      Todo esto hace que haya más casas de subastas y que las que hay busquen organizar una subasta al mes, aunque sean subastas pequeñas (obviamente hablo en general, luego cada casa de subastas tiene su propio estilo). A mí esta situación me da mucho más trabajo.

      Saludos,
      Adolfo

  2. David 3 meses hace

    A mí, con una subasta al mes, ya no me llega mi escaso presupuesto para monedas. ¡Imaginaros con 7 subastas!
    En fin, sobre el tipo de monedas que comenta Adolfo, aunque no son el tipo de monedas que no colecciono a día de hoy, las encuentro bonitas y con mucha historia.
    Estoy convencido que, de aquí unos años, voy a empezar a coleccionar monedas de este estilo, supongo que para cambiar un poco y porqué ya he dicho, las encuentro bonitas e interesantes.

    • Autor
      Adolfo Ruiz Calleja 3 meses hace

      Está claro que un bolsillo medio no puede pujar en todas las subastas que aparecen. Pero para los compradores está muy bien que haya mucha oferta: el que busque monedas muy concretas tendrá más opciones de encontrarlas; y al que le guste «un poco de cada» podrá ver muchísimas monedas ofertadas en subasta, aunque luego él puje por unas pocas. De las subastas se pueden aprender muchas cosas aunque no se puje.

      Saludos,
      Adolfo

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*