Dinero de bambú, China

Dinero de bambú, China

dinero de bambú

Periodo: Edad Contemporánea

País: China

Año: 1900 aprox.

Calidad: MBC+

Peso: 1.02 g.

Casa de subastas:  Martí Hervera y Soler & Llach

Fecha: 11 de julio de 2019

Precio de salida: 12 euros

Apunte histórico

A mediados del siglo XIX estalló en China la Rebelión Taiping, que supuso un auténtico desastre económico para el país. Una de las consecuencias numismáticas de esta enorme crisis es que en el último tercio del siglo XIX, grandes zonas de China carecían de numerario menudo. Además, había una enorme desconfianza en el poder público y en el dinero que se emitía oficialmente. Se buscó una solución temporal en el llamado «dinero de bambú» (Bamboo tally, o 錢籌). Este dinero de bambú siguió circulando hasta bien entrado el siglo XX. Tal era su aceptación en algunas provincias que se llegaron a utilizar para el pago de impuestos.

El dinero de bambú se fabricaba de manera privada. Fundamentalmente lo hacían los bancos, pero también tiendas de vino o de té, baños públicos e incluso burdeles (fuente y otra). El que fuesen hechos de bambú no era casualidad. El bambú es una madera en la que se puede grabar el valor de la moneda. Así, nos podemos encontrar dinero de bambú con distintas denominaciones:  wén, conjuntos de wén, qián, tóngyuán, jiǎo, yáng e incluso bolsas de té.

Si alguien quiere un reto difícil en esto de la numismática, le animo a hacer un estudio y una clasificación del dinero de bambú.

Apunte de mercado

Está claro que esto es una moneda «que no vale nada». Quien adquiere esta moneda no lo hace porque luego vaya a revenderla por un precio más alto ni nada por el estilo. Se adquiere por tener una curiosidad en casa y por el placer de estudiarla.

Para hacernos una idea, este lote se remató en $280. Por una suelta quizá sea razonable pagar 15-20 euros. Viene a ser lo que cuesta una merienda con los amigos. Quien la compre en vez de echar la tarde merendando, echará más de una tarde estudiando estos extraños objetos y aprendiendo historia de la China contemporánea.

Sobre la subasta

Soler & Llach organiza una subasta veraniega que es puramente por correo. Se trata de una subasta muy amplia, que da el típico repaso a la historia de la numismática y que se divide en dos días: el 10 de julio subastan 2188 lotes de moneda antigua, medieval y española; mientras que el 11 de julio subastan 2127 lotes de moneda extranjera y variedades. Como tantas otras subastas por correo veraniegas, está llena de lotes sencillos, en calidades medias y bajas, y baratos. Hay muchísimo donde podemos pescar los que no tenemos bolsillos tan holgados.

En Imperio Numismático también están hablando de esta subasta.

Descripción del vendedor

CHINA. Dinero Bambú. 1900. 1,02 grs. Bambú. Ø 117×4 mm. MBC+.

Fuente

 

Seguid otros comentarios en Facebook.

8 Comentarios

  1. Entonces el dicho «el dinero no crece en los árboles» ha quedado obsoleto.

  2. David 3 meses hace

    Creo que nunca dejarán de sorprenderme algunos casos curiosos cómo este en el mundo de la numismática. ¡Quien diría que con un trozo de bambú se podría pagar!
    Pero en este caso, yo me pregunto, ¿y no era “muy fácil” falsificarlas?
    Yo soy un novato total, y hablo sin conocimiento, pero me da por pensar que debe ser mucho más difícil falsificar una moneda que un trozo de bambú, ¿no?

  3. Oscar 3 meses hace

    Yo me supongo que el valor extrínseco del bambú, en este caso, debería coincidir con el intrínseco, si no, no tendría mucho sentido utilizar este material como medio de pago.
    Tal vez, el sello, lo que posibilita es el trueque con este «tipo de moneda»… Es decir, que aquel que tenga bambú sin marca «real», (aún con el mismo valor del que tiene un bambú, pero con marca «real») no pueda utilizar el bambú como medio de pago (aún valiendo lo mismo ambos bambúes).

    Es una ocurrencia, pues no tengo ni idea…

    No olvidemos, por otro lado, que ciertos objetos y elementos, como las especias, fueron tratadas en muchos casos como moneda oficial (por ejemplo en las Índias…) Tal vez, también en Asia el bambú compitió con la propia moneda desde tiempos inmemoriales, y hasta bien entrado el siglo XIX, siguió vigente bajo este tipo de contramarca…

  4. Fremen 3 meses hace

    Yo apostaría por que el valor está en el sello. Porque si alguna vez el bambú hubiera tenido un valor intrínseco apreciable, ahora no existirían los osos panda.

    Pero, bromas aparte, el propio artículo de wikipedia (en inglés) que se cita en el artículo lo asemeja más bien al papel moneda. Vamos: que es dinero de bambú, pero no monedas de bambú. Hay que verlo mejor como un tipo de billete.

  5. Autor
    Adolfo Ruiz Calleja 3 meses hace

    Yo no tengo ni idea tampoco cómo evitaban las falsificaciones.

    Es un problema recurrente de las monedas y los billetes locales: la seguridad. Yo no tengo ni idea de cómo se solventaba en este caso.

    Saludos,
    Adolfo

  6. Marcos 3 meses hace

    En esas cañas se grababa el nombre del emisor, valor y algún tipo de numeración y de sello que dificultase su falsificación, al igual que el lacado que se les daba.

    No tenían valor intrínseco, no son monedas, entiendo que en la práctica son un compromiso de pago por parte del emisor, ya sea en monedas o en especie (bolsas de té, por ejemplo)

  7. Paco 3 meses hace

    Yo entiendo que si era moneda para pequeñas transacciones, pués de ahí no pasarían. No es lo mismo que te timen centimos que euros. Para las grandes transacciones exigirían moneda de oro, plata o algo más infalsificable.

    Por otra parte esto era en los pueblos, donde todo el mundo se conoce más o menos. El que falsificara, si empezaba a correr el rumor le caería la del pulpo.

  8. Jose A. 2 meses hace

    Muy curioso desde luego conocer este tipo de dinero que se utiliza, gracias por traérnoslo. Por cierto, buenas meriendas te pegas para que cuesten 20 euros jajaja, o a muchos amigos invitas!! Buen verano :)

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*