Comentario a la situación del mercado numismático

Comentario a la situación del mercado numismático

En la última entrada del año realicé una encuesta para conocer vuestras opiniones sobre el blog y así adaptar mejor su contenido a los lectores. Una de las cuestiones que expresaron varios es que les gustaba el anterior formato de comentarios de subastas, puesto que les permitía seguir el mercado numismático (o al menos mi opinión al respecto). Ciertamente eso es algo que se pierde con el actual formato, que por otro lado, es algo que está funcionando bastante bien y que está gustando mucho en Facebook. Lo que hago es ir comentando en distintas entradas cómo veo el mercado numismático. Quien siga el blog de manera continua, sin duda tendrá una panorámica del mismo. Ahora bien, sí que es cierto que se ha perdido el “comentario autocontenido” sobre el mercado numismático.

Una posible solución es escribir de vez en cuando (quizá una o dos veces al año) una entrada donde se haga un poco de reflexión al respecto. Me gustaría saber vuestra opinión sobre este tipo de entradas y, por supuesto, que todos comentéis con vuestras opiniones sobre el estado actual del mercado para que haya debate sobre esta cuestión.

Mi opinión más general sobre el mercado numismático es que en estos últimos meses han continuado las tendencias que hemos visto años anteriores. No solo eso, sino que muchas se han acelerado. Yo creo que el mercado se está internacionalizando cada vez más y goza de muy buena salud. Me queda muy claro que las monedas de alta calidad se venden igual a un coleccionista (o inversor) español que a uno estadounidense o japonés. Cada vez más. Eso hace que quienes tengan monedas potentes lo van a tener cada vez más fácil para venderlas, pero quienes busquen comprar, cada vez van a tener que pagar más caro porque el número de competidores va en aumento. Nos parecemos cada vez más a los Estados Unidos.

“en estos últimos meses han continuado las tendencias que hemos visto años anteriores”

En este aspecto, me queda cada vez más claro que hay una enorme diferencia de precios entre la moneda muy buena y la extraordinaria. Eso se ha visto muy claro en la Subasta Selección de Áureo de 2019: las monedas que mezclaban calidad de acuñación y estado de conservación, se fueron a las nubes. Mientras que otras que pudieran ser atractivas y raras, pero sin ese punto de calidad extraordinaria, subieron menos.

La rareza cuenta mucho menos. Un ejemplo buenísimo nos lo comentó Pedro en esta entrada: en 2015 aparecieron 9 onzas galanas de 1715 procedentes del famoso pecio de Florida. Estas son muchísimas si tenemos en cuenta las pocas onzas galanas que existen. Sin embargo, cada vez que ha aparecido una en subasta se ha vendido más cara que la vez anterior (detalles). El ejemplar rematado este año en 232.000 euros supone un nuevo récord de remate para esa moneda. Esto solo se debe a que la demanda por monedas de esta calidad es tan alta que aunque aparezcan más, su precio tenderá a subir.

Grosso Agontano

En cuanto a series concretas, la seria que más se ha revolucionado ha sido el medieval castellano. De repente los precios de subastas se han disparado y se pagan auténticas locuras por monedas buenas. Monedas que hace dos años eran igual de buenas y no las quería nadie ni regaladas. Ahora se matan por ellas. E incluso se matan por las que no son tan buenas (ejemplo).

Las razones por las que el medieval castellano se ha puesto de moda de repente no las conozco. He oído mil historias y rumores que es mejor no creerse. Creo que la interpretación más razonable es que han entrado unos pocos coleccionistas con dinero a esta serie y los precios se han disparado. Esto encajaría con lo que llevo años diciendo: las monedas medievales castellanas son, por lo general, muy raras. Si estaban baratas es porque no había ningún coleccionista con pasta comprándolas; en cuento han entrado unos pocos (quizá 2-5, con eso ya es suficiente) el precio se ha disparado. Ahora bien, que nadie tome estos precios como precios de referencia: igual que no era razonable que doblas preciosas se quedasen desiertas una tras otra allá por 2014-2015, tampoco son razonables la locura de precios que se llegan a pagar ahora.

Otra serie que sigue gozando de gran salud es la monarquía española. Se nota que es coleccionada en el extranjero y que muchos coleccionistas españoles han puesto sus ojos en ella, quizá animados por la buena salida internacional de esas piezas. Las monedas más comerciales, como duros y onzas (especialmente las coloniales) parece que cada vez se demandan más. Sin embargo, otras series “propiamente españolas”, como son El Centenario de la Peseta, la moneda visigoda o las monedas íberas, parece que no acaban de despegar. Se venden mejor que hace unos años, cuando la clase media española estaba metida en una crisis que parecía no tener fin, pero son series que están lejos de sus mejores años.

Grosso Clemente VI

Una subasta que me hizo reflexionar fue la Colección Cervantes, una extraordinaria colección de billete español. El total del remate fue de aproximadamente un millón de euros. Eso nos da una buena idea de la capacidad que tiene el mercado a la hora de comprar billetes. Es obvio que hay muchos menos coleccionistas de billetes que de monedas y que estos son, fundamentalmente, locales. Por eso ante colecciones tan importantes es complicado que vaya a entrar tanto dinero como puede entrar en una colección de moneda. Dentro de las muchas rarezas que hubo en esa colección se vendieron mucho mejor los billetes del Banco de España que de los bancos locales. Es una prueba obvia de que hay muchos más coleccionistas de los primeros. A mí, personalmente, los bancos locales me llaman más la atención, pero eso es gusto propio.

Por parte de las subastas -que son los principales actores que nos permiten medir el mercado- en estos últimos meses se ha incrementado el ritmo de las subastas. La estrategia de sacar subastas de manera continua lo están haciendo todas las casas que pueden. Este ritmo de subastas no sé hasta qué punto es sano ni sostenible. Ahora parece que todas las monedas, sean buenas, malas o regulares, tienen que ir a subastas. Los coleccionistas nos vemos bombardeados con subastas continuamente, mientras que es cada vez más complicado hacerse con monedas en tratos privados. Por parte de la sostenibilidad, como sigamos así vamos a tener en España 10 casas de subastas que pretendan vender 30.000 piezas al año. Dudo que haya monedas para todos.

Las monedas que ilustran la entrada son dos platas medievales italianas: un grosso agontano de los siglos XIII – XIV (más sobre estas monedas) y un grosso tornese del papa Clemente VI. Ambas piezas se ofrecen en la subasta de mayo de Rafaelle Negrini. Creo que esa subasta merece la pena un buen vistazo, especialmente a quienes les gusten las monedas italianas.

20 Comentarios

  1. Gregorio 1 semana hace

    Estimado Adolfo.

    Me parecen excelentes tus comentarios sobre el mercado numismático en general y los leo con muchas atención.
    En esta ocasión estoy totalmente de acuerdo con tus conclusiones: se profundiza un mercado más internacional donde la calidad exquisita prima y las ventas por subasta reinan al tiempo que los comerciantes tradicionales, los clubes numismáticos, y las ferias desaparecen.

    Lo que ves en España también se ve en mi país; Colombia y estoy seguro es una tendencia mundial.

    Me atrevo a vaticinar que estas tendencias seguirán a futuro. Pero también veo otras novedades.

    Veo un coleccionismo cada vez más de corto plazo. Los coleccionistas nuevos (algunos de ellos muy acaudalados) comprando lo mejor que puedan conseguir para luego a cabo de unos pocos años salir a vender sus colecciones ojalá con muchos ejemplares que puedan jactarse de ser “ los mejores conocidos”. Es la tendencia del “ top pop” (top population) gringa.

    Por esta misma razón veo una aceleración tendencia a seguir encapsulando las monedas es lo que quiere el público coleccionista y obviamente de las casas de subasta para quienes esta tendencia es una bendición.

    Veo a los comerciantes desapareciendo y mudándose a un papel de asesor de nuevos compradores que no disponen del tiempo, conocimiento o energía para cazar las monedas en un mercado internacional que además impone muchas restricciones y costos al transporte de elementos numismáticosa . Estos nuevos comerciantes recorren el mundo comprando monedas para sus clientes exclusivos. Es así que diría que en ciertas subastas la gran mayoría de las ventas se hacen a estos comerciantes.

    Veo un mercado de casa de subasta que cobra comisiones cada vez más altas. Esto para poder competir con mejores armas en la consecución de grandes colecciones. El mercadeo y la promoción internacional por parte de las casas de subasta son cada vez mejores y más acertados. Cada vez vemos más títulos “colección tal.. “ la mejor subasta de tal tipo….”. Los vendedores los convierten en estrellas.

    En fin, este es un nuevo mundo al que nos hemos de adaptar los coleccionistas más veteranos y chapados a la antigua. Pero cómo en todo hay cosas buenas y otra menos.

  2. Joan 1 semana hace

    Por lo que se refiere a las subastas, y en relación a las diferentes comisiones que se aplican, me da la impresión que se están consolidando comisiones de entre 18-22% al comprador y, en cambio, las comisiones al vendedor se están negociando a la baja. Creo que todo ello es consecuencia evidente de la competencia entre casas de subastas.

  3. Jesús Ch. 1 semana hace

    […]Veo un coleccionismo cada vez más de corto plazo. Los coleccionistas nuevos (algunos de ellos muy acaudalados) comprando lo mejor que puedan conseguir para luego a cabo de unos pocos años salir a vender sus colecciones ojalá con muchos ejemplares que puedan jactarse de ser “ los mejores conocidos”. Es la tendencia del “ top pop” (top population) gringa.[…]

    No puede tener más razón.

    También creo que aunque la tendencia siga, este ritmo de crecimiento es insostenible a medio-largo plazo. Hace algunos años, cualquier coleccionista medio podía permitirse tener un puñado de piezas, que aunque no fuesen raras, fuesen de muy alto nivel. Cada vez cuesta más trabajo encontrar monedas así, los precios se van por las nubes incluso para piezas corrientes. Me da la impresión de que vamos a entrar en una burbuja similar a la que entró el billete.

  4. Yago Abilleira Crespo 1 semana hace

    Opino que el despegue de la moneda medieval castellana está relacionado con la publicación de los 3 tomo de Mozo. Dichos tomos han abierto el Medievo a muchos coleccionistas.

  5. Pedro 1 semana hace

    Muchas gracias por tu referencia Adolfo…yo francamente tampoco entiendo el asunto medieval, pero que sirva de buen ejemplo a lo que he comentado contigo…el inversor compra lo que no está de moda y vende lo que el especulador busca.

  6. Óscar 1 semana hace

    Comparto la opinión de Yago… Mozo “ha tenido que ver mucho en ésto”… Pero, me temo que Adolfo y otros, con la labor numismática que realizan, también…

  7. Víctor Manuel 1 semana hace

    Da gusto ver opiniones y compararlas, ver como aproximadamente se mueve y se moverá el mercado nacional e internacional.
    Pero, yo al igual que muchos jugamos en una tercera regional (haciendo un símil futbolero) y también se pueden hablar de cambios.
    Me refiero a un comentario que le escuché a un coleccionista de moneda rusa, éste me comentaba que antes de que el muro de Berlin cayera la moneda soviética se encontraba por “cuatro perras” y sin embargo hoy en día algunos valores y determinados años pueden llegar a costar demasiado (siempre hablando de nuestra querida tercera regional, que imagino también interesará a algunos lectores de el blog).

    Un saludo.

  8. Autor
    Adolfo Ruiz Calleja 1 semana hace

    Perdonad por tardar tanto en contestar, estoy en Madrid ahora y he pasado el día entre casas de subastas. Ya os contaré en futuros post y vídeos.

    @Gregorio, muy bueno tu comentario. Acertadísimo.

    Los aspectos que comentas quizá sean tendencias más globales (es decir, no tan propias de estos últimos meses, sino de los últimos años): cada vez las casas de subastas tienen más peso, los coleccionistas exigen más calidad y nos parecemos más y más a los estadounidenses. La moda del “top pop” tan típica en EEUU la he empezado a ver en España. He visto comerciantes pedir por una moneda 3 veces más de lo que es razonable por una moneda en perfecto SC porque ese ejemplar estaba graduado y se considera el mejor ejemplar existente. Y he visto a coleccionistas pagar el dinero que se pedía. La mayoría de nosotros no estamos acostumbrados a esa práctica y esos precios, pero poco a poco va calando.
    Lo de los asesores numismáticos (esos que se recorren las subastas y el mundo entero en busca de las piezas que les faltan a sus clientes acaudalados) es algo que no se ve mucho en Europa todavía. Eso no sé si llegará de una manera tan generalizada como hay en EEUU porque el mercado es mucho más pequeño y el número de millonarios mucho menor.
    Lo de las casas de subastas subiendo comisiones; a la vez que se las suben a los coleccionistas se las bajan a los cedentes. En España hay casas muy conocidas que les ofrecen abiertamente a los cedentes unas comisiones del 0% y aún así les cuesta encontrar monedas. Esto es exactamente lo que indica @Joan.

    Algo más sobre esto en los siguientes enlaces:

    http://blognumismatico.com/2014/07/17/los-asesores-numismaticos/
    http://blognumismatico.com/2014/01/28/una-coleccion-como-plan-de-pensiones-vi-si-hay-que-especular-fijemonos-en-los-americanos/

    @Jesús, el mercado del billete y el mercado de las monedas es complicado de comparar. La razón es que el billete es un mercado mucho más pequeño y local. Eso hace que sea mucho más sencillo de manipular. Y no digo más, que si no se sabe todo ;)

    @Yago y @Óscar, no creo que Mozo ni yo tengamos una capacidad como para poner de moda una serie. Yo creo que simplemente han entrado un par de manos fuertes o tres y han tirado los precios para arriba de manera escandalosa. Eso es independiente de que Mozo o yo publiquemos lo que queramos.
    Pero oye, si una de esas manos fuertes se inspira tanto en este blog, que haga el favor de decírmelo. O mejor aún: que lo diga a los patrocinadores del blog :D

    @Pedro, estoy de acuerdo contigo. Solo añadiría que el inversor también vende lo que el caprichoso busca.

    @Víctor Manuel, la tercera regional es la liga en la que jugamos casi todos. Lo que pasa es que en los periódicos casi solo se habla de la Champions.
    La moneda rusa ha variado muchísimo con la capacidad adquisitiva de los rusos. Hasta finales de los 90 estaba tirada, luego pegó un subidón tremendo a principios de siglo y en los últimos años ha vuelto a bajar.

    @Todos, parece que este tipo de entradas os ha gustado. Al menos ha dado pie a buenas opiniones. Habrá que repetir estas entradas de vez en cuando.

    Saludos,
    Adolfo

  9. dracmasydenarios 1 semana hace

    Entrada y comentarios excelentes, gracias!! Soy una esponja

  10. JJAlonso 1 semana hace

    Hablando de tercera regional, y comentando con vendedores de la Plaza Mayor de Madrid, ven que sus ventas están mejorando algo en los últimos meses, aunque añoran aún los tiempos gloriosos. A mi me encanta seguir buceando las mesas en busca de piezas que completen mi colección, a la altura de mi bolsillo y en las piezas baratas también he encontrado un incremento de precios que creo que es sano para todos. Estoy hablando de piezas en el rango 5-10€, en particular moneda de estados alemanes y suizos.

    Por cierto, la limpieza y el control que hizo el ayuntamiento de los puestos, creo que aunque causó muchos quebraderos de cabeza al principio a más de uno sobretodo por la fecha en que se hizo, ha sido beneficiosa, limpiado mercancía extraña y dando mayor imagen de credibilidad.

    • Víctor Manuel 1 semana hace

      Totalmente de acuerdo sobre el comentario vertido al respecto de la “limpia” de la Plaza Mayor. Aunque he de recordar que si no es por la Asociación de los Comerciantes y sobre todo por los vecinos de la Plaza, abría desaparecido de su histórica ubicación gracias a el ayuntamiento de Madrid y su afán por satisfacer los requisitos del nuevo dueño del hotel que abrirá en la plaza dentro de poco.
      Por suerte, los soportales pertenecen a los vecinos y el ayuntamiento no pudo hacer nada, bueno sí, acelerar un proceso de “limpia” por parte de la Asociación a la que no se la veía en años.

      Un saludo.

      • Autor
        Adolfo Ruiz Calleja 1 semana hace

        Justamente este domingo estuve en la Plaza Mayor de Madrid. Desde ahí grabé un vídeo, aunque no quise citar lo de la “limpia”.

  11. Curial 1 semana hace

    Yo colecciono modernas, sobretodo borbones y solo entiendo un poco de ellas. Los precios creo que solo se han estirado en la parte alta, el resto no lo veo muy diferente de hace cuatro o cinco años. Quizás estoy viendo algunos precios de salida bastante subidos por lo que creo que no son piezas de la liquidación de una colección si no con intención revendedora.

    Lo que sí me ha sorprendido últimamente son los correos de algunas casas de subasta casi implorando piezas para subastar. Y con sus más y sus menos pero normalmente liquidan la mayoría de lotes.

    • Autor
      Adolfo Ruiz Calleja 1 semana hace

      En el caso de los Borbones yo creo que las calidades medias se han mantenido de precio y las calidades altas (sea cual sea el módulo) han subido considerablemente.

      Tras tu último comentario solo quiero decir que a día de hoy hay una enorme competencia entre las casas de subastas y a casi todas les cuesta mucho encontrar material. El empuje de las nuevas casas hace que sea más difícil a las tradicionales encontrar monedas y por eso las buscan de manera tan activa.

      Saludos,
      Adolfo

  12. J. Mir 7 días hace

    Buenos análisis, nada que alegar. Que alguien explique esto de la “limpia” que los de playa no lo pillamos, aunque sea en otro post.

    • Autor
      Adolfo Ruiz Calleja 6 días hace

      Yo solo leí cosas como ésta: https://www.abc.es/espana/madrid/abci-carmena-arrincona-mercado-sellos-y-monedas-tras-intentar-eliminarlo-201808170118_noticia.html

      Ahora me he dado cuenta de que hay bastantes menos puestos que hace un año. Lo que no conozco son los detalles. Pero como ves en la noticia, el tema está bastante politizado, así que prefiero no meterme.

      Saludos,
      Adolfo

    • JJAlonso 6 días hace

      Lo que ha ocurrido con la “limpia”, de forma descriptiva para evitar temas políticos, es que ahora todos los puestos están dentro de los soportales, necesitan una licencia para mantener el puesto y tienen que cumplir un horario en el que les permiten acercar vehículo a la zona para poner puesto y quitarlo. La policía municipal comprueba sistemáticamente las licencias. Todos los puestos tienen un tamaño similar.

      Las licencias tienen un número y un sitio establecido y un sello de la Asociación.

      Lo que yo he visto, es que aunque hay menos puestos y ha desaparecido mucha morralla que no tenía mucho que ver con el coleccionismo. para mí es positivo lo que ha ocurrido, con independencia de entrar a valorar de quien es el mérito o deja de serlo. Y ya me he acostumbrado a las nuevas ubicaciones de todos.

      Delante de donde va a abrir las puertas el hotel no hay puestos, no sé si de forma definitiva o por las obras, el resto está completo.

    • J. Mir 6 días hace

      Oído, no parece muy grave, ni siquiera para el ABC.

  13. Jose A. 3 días hace

    Me parece muy interesante realizar entradas de este tipo de vez en cuando, donde se cuente tanto el estado del mercado “champions” como el de nuestra liga, siempre gusta saber por donde se mueve el tema ahora, que está mas demandado… Gracias!
    PD: Te vi el domingo en la Plaza Mayor que me ha pillado unas semanas en Madrid, pero estabas hablando con un comerciante un rato y no quería interrumpir, para otra a ver si te saludo!

    • Autor
      Adolfo Ruiz Calleja 2 días hace

      La entrada ha tenido buena acogida y ha generado mucho debate. Eso siempre es muy bueno. Quizá estaría bien dedicar una entrada a este tema cada seis meses o así.

      Una pena que no me hayas llamado la atención en la Plaza Mayor. Aunque estuviera con un comerciante siempre me gusta hablar con coleccionistas.

      Un saludo,
      Adolfo

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*