Dónde comprar monedas al comenzar a coleccionar

Dónde comprar monedas al comenzar a coleccionar

Uno de los temas más recurrentes en los primeros años del blog es dónde y cómo comprar monedas. Entre todos conseguimos resumir un conjunto de buenas prácticas en la Guía para Comprar Monedas que dejé en un lugar destacado del blog. Creo que en un 90% o más este asunto está cubierto pero me gustaría subrayar un tema que también ha salido alguna que otra vez en el blog, tanto de mi mano como de la de otros colaboradores: el “camino natural” de las compras. Sin ir más lejos, os reproduzco un comentario que hizo Mir hace unos meses:

[…] leyendo comentarios de novicios en los foros da la sensación de que superada la etapa clandestina de compras en mercadillos y ebay, hay que pasar a las casas de subastas como si fuera un rito iniciático para ingresar en la Logia Masónica del Gran Oriente, o peor. Bueno, yo no recuerdo esa emoción, si la primera vez que vi un catálogo numismático en una mesa de despacho en donde yo trabajo; se me apareció la Virgen, apunté a escondidas la dirección de la casa y les escribí, y desde entonces, allá por el 95.

En mi opinión es como si tuviéramos miedo escénico a comprar en el Corte Inglés, no tiene mucho sentido ¿verdad? (pues también me acuerdo la primera vez que entré en uno y aquello me pareció “2001 odisea en el espacio”). Creo que no hay que descartar ninguna opción, comprar en la numismática local, en los mercadillos, intercambiar, en ebay, en las casas de subastas… ese es nuestro abanico de opciones que están a nuestra disposición y que es muy importante mantener saludable porque en la diversidad está el equilibrio, también de precios. Otra cosa es que hay que conocer las ventajas e inconvenientes de cada uno de esos ámbitos, y por encima de todo conocer bien lo que quieres comprar, si es así poco te van a engañar. Y si no se conoce bien, mi consejo es empezar por las casas de subastas, es donde menos problemas vas a tener, es curioso porque es exactamente lo contrario de lo que hace la mayoría.

Estoy muy de acuerdo con Mir en ese camino: al comenzar a coleccionar solemos comprar en mercadillos y eBay; luego hablamos con comerciantes; y finalmente empezamos a comprar en subastas una vez que nos sentimos preparados, como si eso fuese una especie de bautismo de fuego o algo así. He visto a muchos coleccionistas recorrer ese camino y yo en buena medida he pasado también por él. Sin embargo, si tuviera que aconsejar a alguien, no le recomendaría seguirlo.

As de Calígula

Ya hemos hablado de las ventajas de comprar en subastas con respecto a las compras privadas. Una de las claras ventajas de las compras privadas es que se puede (¡y se debe!) exigir un asesoramiento personalizado a la hora de hacer una compra. Esto es algo que un comerciante hará (y si no lo hace lo mejor es no comprarle) pero una casa de subastas no va a poder hacer. La razón es evidente: un comerciante razonablemente podrá dedicar media hora a un cliente a quien quiera fidelizar y que le vaya a hacer una compra de, pongamos, 100 euros. En cambio, una casa de subastas emite varios cientos/miles de facturas en una sola tarde, es obvio que no puede dedicar media hora a asesorar a cada cliente. Ni qué decir tiene que a través de eBay no se va a poder encontrar ningún tipo de asesoramiento.

Creo que un coleccionista principiante debería buscar ante todo ese asesoramiento, más allá de si la moneda le sale 10 euros más cara o más barata. En esos primeros pasos es muy importante contar con alguien que nos guíe sobre qué coleccionar, o que nos muestre in situ la diferencia entre un MBC y un EBC, o que nos saque monedas de un amplio rango de periodos y módulos para ver cuáles nos llaman más la atención… eso evitará al coleccionista novel verse engañado o frustrarse por los “palos de ciego” que todos hemos dado en nuestras primeras compras. Si, además, encuentra un mentor mejor que mejor.

Denario de Tito

En cuanto a eBay y similares, yo diría que hoy en día lo mejor es no hacer demasiado caso. Por supuesto que es una plataforma que puede ser interesante para encontrar vendedores, pero también es un campo de minas en el que hay que tener mucho cuidado. Se podría decir que es un buen lugar en el que encontrar muchos vendedores ofreciendo monedas de bajo coste (que, por motivos obvios, son las que suelen adquirir quienes empiezan). Por eso hay quien utiliza eBay como una buena fuente de información para hacerse con precios de monedas baratas y luego poder comprarlos con lo que le ofrezcan otros vendedores que sí le proporcionen asesoramiento. Ese uso estaría bien, pero pondría tres pegas importantes: hay que tener cuidado con los precios de eBay; hay que tener mucho cuidado con las descripciones de eBay; y hoy en día las casas de subastas ofrecen muchas monedas muy baratas con buenas descripciones, buenas fotos y precios de remate fiables. Por lo tanto, mejor que seguir los remates de eBay yo propondría que se siguiesen los remates de las subastas.

Creo que esa es una excelente combinación para quien comienza: comenzar desde el primer momento a seguir los remates de las subastas y adquirir monedas a comerciantes que le proporcionen un asesoramiento personalizado. Si, por ejemplo, el coleccionista ve que una moneda se suele rematar entre 70 y 85 euros más comisiones, y en una convención un comerciante la ofrece por 100 euros, sería muy razonable comprársela a cambio de cierta conversación que pueda ayudar al coleccionista. Obviamente en 150 euros no la iría a comprar, pues no es un precio razonable para la pieza y eso lo sabe el coleccionista gracias a haber “hecho los deberes” y haber visto precios de remate. También es obvio que, en otro momento en el que el coleccionista se considere más experto, quizá prefiera no comprar esa moneda por 100 euros y esperar a encontrarla por 80, entendiendo que el asesoramiento ya no le es tan necesario.

Luego está el momento en el que el coleccionista “se atreve” a comprar en subastas y ya se olvida de las ventas privadas. Este fenómeno se da cada vez con mayor frecuencia porque las subastas son cada vez más amplias y ofrecen monedas de un mayor rango de precios. Actualmente en España quizá se subasten 100.000 monedas al año, lo que proporciona a golpe de click una oferta muchísimo más grande de lo que pueden ofertar los comerciantes privados. Por eso hay coleccionistas que compran exclusivamente en subastas. Lo que ocurre es que eso les aísla de otros coleccionistas y comerciantes, lo cual tiene sus desventajas. Yo creo que un coleccionista experto debería adquirir piezas tanto en subastas como de manera privada. Y, por supuesto, no debe olvidarse de ir a convenciones si su tiempo se lo permite.

Dupondio de Trajano

En resumidas cuentas, yo daría el siguiente consejo:

Al principio sigue las subastas nacionales como referencia de precio, pero compra a comerciantes que ofrezcan piezas a un precio razonable y te proporcionen un buen asesoramiento. Según vayas requiriendo menos asesoramiento ve comprando más en subastas, pero sin olvidarte de las compras privadas y de asistir a convenciones y mercadillos.

Las imágenes que ilustran la entrada son un as de Calígula, un denario de Tito y un dupondio de Trajano. Las tres piezas las saca a subasta Gerhard Hirsch Nachfolger el próximo 8 de mayo. Yo soy consciente de esa subasta gracias a Bid Inside.

33 Comentarios

  1. Eduardo Salazar 6 meses hace

    Hola, es verdad que uno empieza con «chatarrilla», monedas MBC- para abajo, baratas y luego ya una vez que se adopta una temática concreta (Centenario, duros, Franco, etc) vende esas piezas y «mejora» su colección. En mi caso empecé en una ciudad «de provincias» donde las dos numismáticas de turno vendían un pelín caro y sin mucha variedad, por eso fue que rápidamente empecé a comprar en subastas, y luego casi en exclusiva en ellas hasta que me mudé a una ciudad más grande donde hay mas tiendas, además que encontré el grupo de FB, pero sigo comprando en subastas mas del 60% de las piezas de mi colección. He de decir que en Facebook y en subastas aunque no lo creáis, encuentro precios mas baratos que en las tiendas en sí, una mejor relación «calidad-precio» ya que en la tienda X una pieza MBC me cuesta 50 y en subasta esa misma en EBC lo mismo y en FB me cuesta 40, y las de Franco y Juan Carlos sin circular. Es mi experiencia, asumo que cada cual ha tenido las suyas. Un saludo

  2. Gerardo 6 meses hace

    Como dicen los italianos: «piano, piano si va lontano».
    Empiezas donde puedes, es decir, barato y variedad por lo que la única opción son los mercadillos.
    Luego te animas a piezas de mayor coste que, ya resulta difícil de encontrar en los mercadillos, y además buscas alguna garantía adicional y divertirte a ver si «suena la flauta». Con ello acabas en las subastas.
    Pues eso, creo que a cada edad hay una opción de compra diferente. Hay que pasar por todas, como si de cursos fuera, para ir completando la carrera de la experiencia.

  3. Numismática Llamas 6 meses hace

    Hola, buenas tardes.
    Como viene siendo costumbre, voy a hablar tanto como comerciante como coleccionista. Para ello voy a empezar por la primera de ellas; Lógicamente yo no ´´puedo competir´´ y ni quiero con las casas de subastas, ellos sacan muchas miles de piezas al año de todos los períodos, de cualquier calidad y de rarezas que están al alcance de ellas. Por otro lado, también he de decir que muchas de ellas, sino todas, se ´´nutren´´ de los numismáticos profesionales para poder obtener género (es lógico y me parece genial porque yo trato con ellas, ya que para mí no son el ´´enemigo´´, es más, mantengo buena relación con muchos de ellos y nos ayudamos entre nosotros). Yo, como numismático profesional, ¿qué puedo ofrecer? Pues como ha dicho Adolfo, atención personalizada, ayudar al cliente a forjar su colección, buscar piezas que ellos no encuentran o bien por falta de tiempo o porque no aparecen, reservar monedas, descuentos si mi margen me lo permite, mi garantía de autenticidad de la moneda, trato directo con el cliente del que después surgen amistades (en este hobbie para mí es muy importante relacionarnos los unos con los otros), devoluciones sin ningún tipo de problema, recomprar colecciones porque quieren cambiar a otro período y, por último, mis productos en la web en el cual intento contentar a toda mi clientela con todo tipo de piezas y calidades. Para mí es un factor importante la diversidad de calidades puesto que, no todo el mundo tiene el mismo poder adquisitivo y hay mucha gente que quiere coleccionar y le son suficientes calidades medias o bajas (esa mentalidad se ha ido perdiendo estos últimos tiempos en favor de conseguir más calidad). A ese coleccionista no hay que desanimarlo porque llegará el día (ésto es a título personal) que mucha gente no se inicie porque no puede ya que parece que sino se gastan dinerales en conseguir buenas piezas, su colección no es bonita. También quiero añadir el tema de facturas: los habrá que no las emitan, yo desde luego siempre las hago ya que es una obligación, tanto por vosotros como legalmente. Por último, el tema de precios: nosotros intentamos que los precios sean acorde al mercado, lógicamente pueden haber piezas algo más caras porque el mercado va cambiando y no nos da tiempo a rectificar los precios, aunque muchos de ellos ya los hemos adaptado.

    En mi faceta como coleccionista, mencionar que pienso exactamente igual que Adolfo; ¿Porqué cerrar puertas en vez de tener un abanico donde elegir? Yo por mi parte compro para mi colección tanto en numismáticas, en convenciones como en subastas. A mi me da igual donde adquirirlas, lo que me importa es que sean de mi agrado, reciba un buen servicio, se especifique todos los detalles de la pieza y el precio sea el de mercado. Supongo que muchos habréis pasado por la etapa (yo por lo menos la tuve) de que comprar en subasta nos hace pensar que jugamos en la ´´élite´´, de que ya dominamos el mercado y que somos ´´top´´. Yo llegó el día que dije: ¡que estupidez es ésta si lo importante es disfrutar de las piezas que adquiero! Como conclusión, yo decidí no cerrar ninguna puerta y lo que me guste, venga de donde venga (ojo, con esto me refiero siempre de un profesional) lo adquiero.

    Espero que os guste mi experiencia y os sirva. Un saludo a todos.
    David Llamas.

  4. Numismática Llamas 6 meses hace

    Por cierto Adolfo, en otro momento me hubieras puesto los dientes largos con esas piezecitas romanas pero el de Tito lo tengo y el As de Caligula es el modelo que te enseñé en la Convención.

    Buena entrada que antes no te he dicho nada. Labor inmensa como siempre.

    Saludos, David.

  5. silvano nebuloni 6 meses hace

    Como coleccionista, mencionar que pienso exactamente que uno debe buscar , en subastas , ferias o centros numismaticos . No cerrar puertas , al contrario abrir, todos deben tener un abanico grande de posibilidades donde elegir? Yo por mi parte compro para mi colección tanto en numismáticas, en convenciones como en subastas. A mi me da igual donde adquirirlas, lo que me importa es que sean de mi agrado, reciba un buen servicio, se especifique todos los detalles de la pieza y el precio sea el de mercado.
    Supongo que muchos habréis dudado de comprar en subasta o a un particular alguna pieza que no los convencia , pero nos la jugamos y adelante. Muchas veces debemos diferenciar entre una replica y una moneda falsa ( de epoca o actual) . Yo establezco esa diferencia en el mercado ( Una replica : copia con peso exacto y metal igual al original puede darte una satisfaccion por 300 euros , cuando esa moneda original vales 6000 euros.
    Yo acepto esta opcion y disfruto de este ejemplar como el mejor (que mis posibilidades economicas lo permiten) Como conclusión, yo decidí no cerrar ninguna puerta y lo que me guste, lo compro , confien en Uds mismos.

  6. Jairo Andrés Fernández Barriga 6 meses hace

    Bueno primero que todo les cuento que soy Colombiano, y quisiera saber si se consigue un libro de Númesmatica de las monedas del mundo. Y saber si las monedas que tengo puedan ser evaluadas y certificadas.

  7. Yago Abilleira Crespo 6 meses hace

    Volemos a lo de siempre. Para la gente que vive en grandes ciudades, o tiene tiempo para desplazarse a convenciones y demás, pues sí, es un consejo estupendo. Para los que vivimos en «provincias», sólo nos queda internet. Tras recibir estacazos en «Ebay y similares» (me ha gustado la expresión y creo que todos lo hemos pillado), te vas a las casas de subastas y punto, personalmente prefiero la «repesca». Los grupos de Facebook y foros pueden estar bien (he comprado en foros), pero la oferta es baja. En cuanto a webs de numismáticas (como la de Llamas)… a ver, hay alguna que está bien y hay otras que son un desastre, se echa en falta un agregador que te indique las webs que hay, en vez de andar explorando con google si fulano o mengano tiene web o si hay una numismática en Villarriba de Abajo que tenga web. También valdría un apartado en los foros tipo «webs de numismáticas» aunque eso tendría mucho peligro, pues todas querrían estar en los primeros lugares y eso sería un follón.

    Por cierto, muy buenos los enlaces, tan entretenidos como la entrada.

  8. Numismática Llamas 6 meses hace

    Hola Yago buenos días. Ante todo, encantado de conocerte, te he visto comentar muchas veces pero nunca me había dirigido a ti.

    La verdad tienes mucha razón en muchas cosas. Por un lado Ebay y demás…son sitios peligrosos y yo sólo recurro a ellos si son vendedores de fiar que afortunadamente los hay. A los que os han «engañado» espero haya sido lo menos posible económicamente hablando (la impotencia que da es muy grande y personalmente me fastidia porque hace que muchos cojan miedo y abandonen la afición) y haya servido de lección (de todo lo malo se aprende, yo me incluyo).

    Las convenciones…pues también son complicadas porque son los viernes y más si uno vive «alejado». Yo lo comenté un día por aquí, si nos juntaramos todos los coleccionistas en un mismo lugar, los vendedores irán a ese lugar. Yo pese a trabajar en ello, muchas veces no puedo asistir porque no puedo cerrar el negocio.

    Las webs numismáticas sí que es cierto que estaría genial un agregador (hoy en día es el boca a boca y que te encuentren por Internet). Para mí estar en un agregador y ser el último de la lista me daría igual puesto que en un determinado momento alguien visitaría también las últimas webs y si yo me esfuerzo en trabajar bien y hacer lo correcto pues terminarían comprandome, que ojo, no digo que sea sólo comprarme a mí siempre, sino saber que estoy ahí y en un determinado momento si hay algo que fuera de mi interés comprar. Me explico, yo tengo unas 6-7 numismáticas seleccionadas que me gustan y hay muchos meses que no le compro a «fulanito» porque no ha puesto nada de mi interés y lo compro en otro lado si es que lo encuentro claro.
    También estoy deacuerdo en el desorden que existen en las webs, la mía particularmente está ordenada pero desfasada (son 14 años sin remodelarla) y estamos en proceso de cambiar la web y adaptarla a los tiempos modernos para que sea lo más comoda posible para el cliente.

    Por último, tu sistema no está mal ni es criticable, lo de las repescas es otra forma más de conseguir lo que se busca y, al fin y al cabo, eso es lo imporrante. Yo con respecto a mi comentario anterior, sólo he querido hacer énfasis en no cerrar puertas porque siempre puede salir una oportunidad buena en cualquier sitio (convención, subasta, webs…), luego ya cada uno que elija qué hacer porque lo más importante, repito, es disfrutar de nuestra afición.

    Saludos,
    David.

    • Yago Abilleira Crespo 6 meses hace

      Buenas David

      Pues sí, en E-bay me han engañado (igual publica Adolfo una entrada en breve, estoy haciendo las fotos y se las mandaré) y en «similares» también (ya me he quejado en los foros). La afición no me la han quitado, pero las ganas de comprar ahí sí. ¿Qué vendedores son de fiar? Bien, tú sabrás de algunos porque los conoces y has tratado con ellos, pero un usuario del montón sólo se puede fiar de los votos, y ahí sabemos que hay trampa, con lo que pasamos del tema y vía.

      Personalmente, tu web no es de las malas. Eso sí, como sugerencia, tener la opción de «Sólo Disponibles» o así, tener el histórico está bien, pero hace perder un poco el tiempo. No descarto comprarte, que tienes cosas chulas y alguna que me interesa, pero este mes no va a ser.

      Un saludo.

  9. El pepe 6 meses hace

    Yo pienso que las subastas son la mejor manera de adquirir monedas a un elevado coste. A día de hoy todo el mundo acude a subastas hay mucha demanda, suben los precios. Si quieres una moneda cara, ves a subasta.
    Pero también dominan el mercado, y si quieres esa pieza que falta en tu colección son la única salida.
    Lo ideal sería adquirir rápido los conocimientos necesarios para poder comprar en eBay o donde sea…y no tener que acudir a profesionales salvo en los casos que uno mismo crea oportuno(la moneda es buena, está bonita, es rara, o simplemente e quieres darte un capricho.
    Y a la hora de la venta la cosa cambia.
    Yo vendo monedas más caras en subastas(aún restándole la comisión), que en otras páginas web. Pueden tirarse por ejemplo meses a doscientos euros en web y no venderse, la mando a casa de subastas y boom! Vendida por 300.
    ¿Podríamos concluir lo siguiente?
    Si quieres comprar no lo hagas en subasta.
    Si quieres vender hazlo en subasta.
    ¿?
    Yo creo que para una determinada cota de mercado y precios intermedios si…

    • Yago Abilleira Crespo 6 meses hace

      El problema de Ebay «o lo que sea» es que muchas veces usan fotos falsas, que no se corresponden con la pieza y muchos usuarios no admiten devoluciones (normal, también están desprotegidos). Por eso triunfan las subastas: Las fotos son auténticas y hay garantía de devolución.

      • Gwyran 6 meses hace

        @Yago: en cuanto a lo que comentas sobre las fotos falsas de Ebay, tienes mucha razón, pero alguna compra he hecho en una casa de subastas de prestigio en la que a la moneda no la reconoce ni la madre que la acuño. No porque hayan retirado rayas, hojas, o modificado estrellas -que ya sería demasiado- pero sí porque lo que en realidad es una respetable chocolatina aparece maquillada como una puerta; no sabrá decir que si por la opción de «cambiar iluminación» de photoshop o porque han hecho la fotografía con un arco voltaico de los de soldar la Torre Eiffel. Aunque me inclino por lo primero.

        Claro que eso también es cosa de experiencia, y en esa casa de subastas me limito ahora a comprar piececillas de plata, que suelen ser más fiables que los vellones en materia de tonalidad. Con @Llamas, por cierto y ya que anda por aquí, no he tenido ese problema. Aunque solo le he comprado una vez, no descarto hacerlo en lo sucesivo.

        Para mí el criterio no es tanto «subasta» o «tienda» sino «fiabilidad» y «buenas imágenes». Eso sí: siempre que pueda comprar desde la web. Tengo dos hijos pequeños y mi tiempo libre es el que pueda robarle al sueño a partir de las diez de la noche. Fines de semana incluídos. A esas horas, malamente podrían atenderme en una tienda física. Y tampoco me aguantarían -ni tendrían por qué- las horas que puedo pasarme mirando y remirando la imágen de una moneda para valorar la menor manchita o compararla con otras que haya visto rematar en subastas o vender en tiendas.

  10. Autor
    Adolfo Ruiz Calleja 6 meses hace

    Suele ocurrir en este tipo de entradas: yo abro un debate (en este caso lo reabro) y vosotros ponéis la miga del mismo. Lo mejor que tiene este blog es la comunidad de comentaristas :-)

    @Eduardo Salazar, efectivamente lo normal es que un coleccionista vaya ascendiendo en precios. Al principio solo nos atrevemos con monedas de 2 euros, luego vamos a las de 20, luego a las de 50 y así (más sobre el asunto: http://blognumismatico.com/2013/06/21/las-primeras-veces-en-la-numismatica/ ). Esto está muy bien y es muy bueno siempre y cuando sepamos disfrutar de las monedas de 20 euros aunque hayamos adquirido las de 2.000.

    Como bien indicas, y como confirma desde el otro punto de vista @Yago, comprar de manera privada es mucho más fácil cuando se vive en una ciudad grande donde se tiene acceso a varios comerciantes. En Valladolid apenas hay dos comerciantes; en Palencia ninguno (no cuento las tiendas que simplemente venden sellos y monedas de la FNMT, como éstas http://blognumismatico.com/2014/07/13/las-tiendas-de-monedas/ ). A los que vivimos en provincias nos va a costar bastante más acceder a un mercado de compra/venta privada. Hay que moverse para ir a convenciones, conocer comerciantes y otros coleccionistas. Esto supone un tiempo (y un dinero, que la gasolina no es gratis) que quizá yo me puedo permitir porque dedico muchas horas a la numismática. Pero también entiendo que otros aficionados, con mujer, hijos y otras aficiones no puedan dedicar tanto tiempo y simplemente compren on-line. Es más cómodo.

    La solución de comprar en foros o en Facebook puede estar bien, pero como dice @Yago, la oferta es muy limitada. Poca moneda «buena» (digamos, de 100 euros para arriba) se ve por esos lares. Dicho esto, yo he comprado de manera privada varias veces a amigos que he contactado por Facebook o Whatsapp.

    @Gerardo, esa es la sensación que da. Pero yo creo que el buen alumno va a seguir comprando en mercadillos y de manera privada a pesar de que lleve bastantes años. Las flautas suenan más de manera privada que en subastas, creo yo. Es muy difícil agarrar chollos en subastas.

    @Llamas, muchísimas gracias por tu comentario. Es extraordinario poder contar con la opinión de un profesional. Voy a subrayar un par de puntos de los que comentas:

    * Efectivamente, las casas de subastas no son los «enemigos» de los profesionales. Simplemente son empresas que tienen un método de venta distinto. Puede haber piques de manera puntual, pero el ambiente normal es de colaboración. Es normal ver compras y ventas entre profesionales en las convenciones, o profesionales que ceden algunas de sus monedas a una casa de subastas. También vimos que los profesionales compran en casas de subastas: http://blognumismatico.com/2015/03/09/la-lista-de-vico/

    * Muy interesante lo de los distintos poderes adquisitivos y las distintas calidades. Creo que hay unos cuantos coleccionistas que están «frustrados» al respecto porque «quieren y no pueden». Creo que la Web ha hecho bastante daño en ese aspecto, incluyendo este blog. Tengo pensada una serie de artículos al respecto, aunque todavía no me he puesto a escribirlos. Hay tantas cosas que contar…

    * Tienes una colección estupenda. Ya ves que de dos monedas que muestro, tienes las dos :D

    @silvano, de eso va esta entrada: de no cerrar puertas a las formas de adquirir monedas.

    En lo que no estoy para nada de acuerdo es en lo de comprar réplicas. ¿Para qué quiero una réplica si puedo tener una original? Si esa moneda original es tan cara que yo no me la puedo permitir, pues simplemente adquiero otra. Por 300 euros puedo comprar una moneda original de cualquier época. Quizá no tan rara o quizá no tan bien conservada como la de 6.000 euros, pero igualmente cargada de historia. Creo que esa carga histórica (ese aura, como dice Walter Benjamin: http://blognumismatico.com/2010/07/02/no-se-puede-replicar-una-moneda/ ) es lo que buscamos los coleccionistas. Eso es algo que no se puede replicar.

    @Yago, apuntas a un par de cosas interesantes (además de lo que comento más arriba):

    * Los comerciantes privados no usan mucho la Web. Para algunos pocos es su principal canal de ventas, pero son más una excepción que una norma. En cualquier caso, cuando se hacen con alguna pieza potente suelen ofrecérsela primero a los clientes más fieles y luego, si eso, ya la publican. Por eso muchos comerciantes descuidan sus webs. Otro motivo es que si publican en la Web el género que tienen estarán más expuesto a los ladrones, tanto los que trabajan de manera privada como los que trabajan para la empresa pública (quien me quiera entender que me entienda).

    * En cuanto a agregadores, eBay, Todocoleccion y similares se pueden entender como agregadores. Ahí algunos comerciantes tienen sus tiendas y en ellos ofrecen muchas monedas. Pero junto a ellos hay un montón de gente ofreciendo falsas o las pesetas de la abuela. En Europa hay, que yo sepa, dos agregadores de tiendas en los que hay que ser profesional y estar recomendado por varios profesionales para poder publicar: Vcoins y MA-shop. Poco español hay ahí.

    * Tu experiencia en eBay la publicaré. Pero estoy esperando las fotos :)

    @El pepe, gracias por tu comentario.
    La verdad es que mi experiencia no es la misma. Creo que dependerá mucho de la moneda concreta si es mejor venderla en subasta o en privado. La verdad es que yo, cuando vendo algo, lo vendo en subastas porque son los patrocinadores de este blog y creo que es coherente tener ese decoro. También es mucho más cómodo: les llevas la moneda, ellos la venden y tú te quedas en el sillón de tu casa hasta que se te ingrese el dinero en la cuenta.
    Vender de manera privada se puede sacar más si conoces al coleccionista final que te quiera comprar la moneda. Pero ese coleccionista final muchas veces aprieta más de manera privada que en una subasta (esto daría para otra entrada).

    Por parte de «adquirir los conocimientos suficientes para comprar en eBay»… yo no es que sea el tipo más listo del barrio, pero tengo más conocimientos que hace 10 años. Y llevo cinco años o así sin comprar nada en eBay.

    Por cierto, por algún motivo el blog se está posicionando muy bien esta última semana, especialmente en la aplicación móvil de WordPress. En una semana ha recibido unas 45.000 visitas, que viene a ser el doble de lo normal. No es que sea algo especialmente relevante porque este es un blog especializado y pocos de los que entran «por casualidad» se quedan después. Pero siempre está bien que lo que escribimos llegue a un público más amplio.

    Saludos,
    Adolfo

  11. Ramón Delgado 6 meses hace

    Interesante y muy práctica reflexión. Aunque normalmente no fácil de llevar a cabo. Dada la enorme complejidad de la temática en cuestión que nos ocupa, osea la numismática, incluso dedicándose tan solo a un único periodo como es mi caso a la moneda romana. Comprar en subasta resulta relativamente fácil, tan solo hay que pagar… Indudablemente cuentas con una serie de garantías muy interesantes e importantes que no encuentras en otras opciones, como son la fiabilidad de la compra, la factura (algo muy importante en los ultimo tiempos tal y como se ha puesto este «mundillo» nuestro), la misma garantía que te da el prestigio de la propia casa de subastas etc. Pero el problema viene a la hora del desembolso económico, que en muchísimos casos no esta al alcanze de todos si quieres adquirir alguna pieza «mediante decente», sin mencionar a aquellas que pasan de la «medianidad», o de las «prohibitivas» buenas piezas. Yo personalmente recomendaría al principio comprar muy poco y ver muchísimo, cuanto más mejor. Mucha información y más documentación. En forma de catálogos de precios, artículos barios, catálogos de subastas pasadas de distinto origen o lugares, paginas de internet etc. Asistir a las subastas in situ, a convenciones, los diferentes mercadillos… Con ello no solo se aprende si no que a lo largo del camino y haciendo el mismo y con la información acumulada y asimilada tendremos y surgirán más de una oportunidad de ir realizan nuestras primeras compras interesantes y rentables en cualquiera de los lugares donde se ofrezcan monedas. Y posiblemente en aquellos lugares menos profesionales o expertos donde las piezas están muy encuadradas como es el caso de las subastas clásicas, al margen de sus ya mencionadas garantías para el comprador. Con ello se va haciendo coleccionista y colección. Conocimientos y sabiduría a la hora de buscar, encontrar, elegir y comprar!!
    Saludos a todos amigos!!

    • Autor
      Adolfo Ruiz Calleja 6 meses hace

      Muy buenos apuntes, Ramón.

      Me quedo con una cosa que no había salido: el tema de la comodidad. Es realmente cómodo estar en el sofá de tu casa y poder ver decenas de miles de monedas a golpe de click cada mes. Lo que pasa es que así perdemos la parte social de la afición, lo cual es muy necesario para aprender y para seguir motivados como coleccionistas.

      Saludos,
      Adolfo

  12. J. Mir 6 meses hace

    Me pilláis de vacaciones, pero creo que sería de mala educación no mandar ni un saludo en este caso, estoy bastante de acuerdo conmigo y con todos los demás, que más o menos vamos en el mismo sentido. Adolfo, me suena que el párrafo posterior al recuadrado era parte de mi comentario.

    Es cierto que nadie empieza en esto y ya sabe que existen las casas de subastas, así que un cierto camino hay que seguir, pero si ayudamos a recorrerlo más rápido pues mejor. El camino no es comprar en subastas, el camino es conocer bien la moneda y saber comprar en cualquiera de los portales que el mercado ofrece. Aunque yo en mi vida he pisado una convención, será el mar marino que me pilla en medio, je, je.

    • Fremen 6 meses hace

      Bueno: lo de que «nadie empieza en esto y ya sabe que existen las casas de subastas» ya no es tan cierto desde que existe, por ejemplo, este mismo blog.

      A mí ni se me pasaría por la cabeza iniciarme en ninguna afición (la que fuera) sin ver antes cuáles son las páginas y foros de referencia en el tema y asomarme, con toda la humildad del mundo, para hacerme una idea de los principios básicos.

    • Autor
      Adolfo Ruiz Calleja 6 meses hace

      Gracias, Mir, por interrumpir tus vacaciones para comentar esta entrada :)

      Efectivamente, había una errata en el maquetado de la entrada (mala comunicación de mi parte con Milena). Resuelto el tema.

      Por parte de si se sabe si existen las subastas o no… a medias. Mucha gente se inicia en una afición sin leer nada por la Web. A gente como yo, donde la Web es algo totalmente necesario para cualquier trabajo o afición, nos resulta un tanto inconcebible, pero hay mucha gente que vive la mayor parte del tiempo desconectados. Y son felices.
      Otros «idealizan» las subastas. Cuando yo me inicié supe al poco que existían las subastas, pero lo que me dijeron era que se trataba de algo para «coleccionistas de verdad», que estaban «dispuestos a gastarse miles de euros». Nada más lejos de la realidad. Creo que en el blog ha quedado claro que no hay que idealizar a las subastas.

      Saludos,
      Adolfo

  13. Óscar 6 meses hace

    Para mí, es bueno y aconsejable poder comprar en todos los «sitios posibles»

    Con respecto a eBay, tampoco hay que tener miedo en exceso. En esta plataforma de venta, hay muy buenos vendedores y la mayoría de ellos admiten pagos por PayPal. Ya he comentado alguna vez, que esta modalidad de pago es muy importante, porque protege al comprador frente a un fraude o mal entendido.
    Yo he conseguido alguna pieza en eBay bastante singular. A mí, en este portal de ventas, me gusta indagar, buscar y cotillear…normalmente, voy probando búsquedas extrañas, singulares…a veces se encuentran buenas piezas… Para ello es importante o bien conocer las monedas que deseamos encontrar o en otras ocasiones, aventurararse a comprar, si encontramos algo peculiar…

    En casas de subastas, normalmente compro piezas de mayor calado, monedas que he estado buscando desde hace tiempo y no he podido encontrar. Allí sabes que son monedas que para poseerlas hay que pagar su precio justo o más del mismo (con la «pesadez» de sumar los gastos de envío y los impuestos correspondientes), porque normalmente va a haber bastantes pujadores que quieran la misma moneda que nosotros. En eBay generalmente prefiero el «cómpralo ya», aunque no descarto el sistema de pujas, pero es más raro que me decida por él.
    También tenemos «todo colección» como portal de ventas en el que a veces se presentan buenas piezas. En este tipo de compras, es muy recomendable que el vendedor tenga muy buena valoración… Al igual que en Wallapop.
    Existen otros portales online, como Mashops, con muy buenas piezas …en este último portal, no se me ocurre comprar ciertas monedas, ya que tienen un precio muy inflado, con respecto a otras plataformas. Es el caso de ciertos resellos… Sin embargo, he podido conseguir alguna moneda importante con un precio y calidad más que ajustados, como algún ducatón de Alberto e Isabel y un doble excelente de los Reyes Católicos.
    Existen tiendas numismáticas con presencia online, que de vez en cuando es bueno visitar.
    También está bien, ir a tiendas, allí a veces se presenta la oportunidad de comprar monedas buscadas y no hayas, desde hace mucho tiempo. Lo bueno de estas tiendas, es como se ha dicho más arriba, la relación personal que se establece con el vendedor (no siempre fructuosa) que aporta conocimiento, búsqueda de ciertas monedas e incluso amistad.
    No descarto por otro lado, intercambiar o comprar piezas a compañeros y amigos numismáticos… Más de uno me ha avisado alguna vez sobre alguna moneda que estaba buscando… La última, sobre una reproducción de un cincuentín de Felipe IV hecha con cuños originales, en el siglo XIX.

    En definitiva, cuantos más frentes toquemos, mejor que mejor…cada medio ofrece su singularidad, sus ventajas e inconvenientes.

    • Autor
      Adolfo Ruiz Calleja 6 meses hace

      …y te quedan indicar las convenciones, que en una nos conocimos :)

  14. Lucasito 6 meses hace

    A mí hay una cosa que me tira un poco para atrás a la hora de comprar en ciertas numismáticas físicas. Y es el no ver nada que te acabe de convence, y después de estar un rato charlando y viendo monedas de un valor medio, es raro decir «vale, muchas gracias, no me interesa nada, nos vemos en otro momento».
    Entiendo que eso enojaría al numismático y cuando me he visto en ese caso, he acabado adquiriendo o un par de monedas conmemorativas de 2€, o alguna en calidades bajas, pero mucho menor valor a las monedas que realmente me interesaban…. Me suena que este tema se trató en alguna entrada anterior, la compra justa pero «por compromiso» a cambio de información, pero me pone nervioso no alcanzar ese equilibrio…

    • Victoria 6 meses hace

      He relacionado el comentario con una costumbre que en mi familia es obligada y supongo que en muchas también. Cuando tienes que ir al baño….entras en un bar y es de buena educación y «obligatorio» pedirse un café.
      No es mi costumbre ir a baños así de sopetón …pero cuando los niños son pequeños no hay más remedio…. Pues el café me sienta fatal!! Me encantaría que hubiera una hucha de propina al alcance!!
      La situación es similar, aunque supongo que si el de la tienda te conoce, no es necesario pasar por el compromiso … El problemaes que ya no estamos acistumbrados al trato personalizado, si entras en un gran almacen de ropa y pasas 2 horas y te vas sin comprar no pasa nada. Tenemos que recordar qie antes todo eran pequeños comercios, no creo que nuestras abuelas compraran algo siempre que entrasen en cualquier sitio.
      Para un buen comerciante/tendero ya es un logro que alguien entre y le escoja a él, yaestá en su habilidad como vendedor conseguir que compres algo, esa es «su» parte, no la tuya. (Me lo dijo un gran vendedor)

    • Autor
      Adolfo Ruiz Calleja 6 meses hace

      Buen punto este también.

      Yo aquí me remito a los comentarios que ha hecho Luis (el pseudónimo de un comerciante profesional) alguna vez en este blog. No encuentro sus palabras concretas, pero la idea es la siguiente:

      Un profesional la primera vez que ve a un coleccionista le va a tratar bien. Si el coleccionista es sincero (e.g. le dice «mira, hoy no tengo dinero para hacer una compra») y de buen trato, entonces recibirá un buen asesoramiento. Si no compra… bueno, pues no pasa nada. Nos vamos haciendo amigos.
      La segunda vez, pues será semejante, aunque le hará un poco menos de caso si no vuelve a comprar nada.
      Y a la tercera vez sin comprar nada, pues simplemente le dará los buenos días y ya.

      Esto es razonable. Al igual que es muy improbable que si un vendedor tiene piezas de un periodo que le interese al coleccionista, resulte que ninguna pieza le encaje tres días seguidos. Quizá entonces éste no sea el cliente para este vendedor, ni éste sea el vendedor para este cliente.

      Luego hay otros «trucos de sentido común»: si no vas a comprar nada, no le llames demasiado la atención, no hagas muchas preguntas, preséntate cuando no esté atendiendo a otros clientes…

      Saludos,
      Adolfo

  15. Numismática Llamas 6 meses hace

    Buenas tardes.

    @Yago me duele escuchar que te hayan estafado, ojala pudiéramos eliminarlos del mapa, que daño hacen… Espero que no haya sido una suma cuantiosa y que por lo menos te sirva de experiencia (como la vida misma, de todo lo negativo aprendemos). Gracias por tu sugerencia, intentamos solo tener los ´´productos disponibles´´ e ir retirando de la web lo que nos compran (en parte lo vamos haciendo) pero se nos acumula la faena y lo posponemos (aunque por lo menos aparece como vendido). Bienvenido serás en mi numismática (sea trato físico, online o telefónico), tanto si quieres comprar o no. Como he comentado y lo mantengo, lo importante es comprar en un sitio de confianza, que dé garantías y que os guste la pieza que busquéis.

    @el pepe estoy en desacuerdo en ambas conclusiones, pero respeto ante todo tus opiniones porque son igual de válidas que cualquier otra. Comprar en subasta no pienso que sea perjudicial siempre y cuando compres a precio de mercado y la casa de subasta sea de fiar.
    En cuanto a la venta, para mí son válidas tanto subastas como numismáticas profesionales y honradas. En mi caso (me pongo en modo comerciante), yo siempre hago una valoración, entablo una negociación para llegar a un acuerdo beneficioso para ambos y pago en el momento. Nuestra forma de actuar es pagar al cliente que se quiera deshacer de parte o toda la colección antes de ponerla en venta. Con esto conseguimos que se vayan contentos porque hemos llegado a un acuerdo y, después, ya gestionamos la forma de ir vendiéndolas para sacar el máximo rendimiento posible.

    @Gwyran muy deacuerdo contigo. Añadiría a la fiabilidad y buena calidad fotográfica, unos precios acordes a los de mercado, pero vamos lo has ´´clavado´´. Por otro lado, gracias por tus elogios, cuando precises de nosotros, aquí estamos para atenderte con mucho gusto.

    @Adolfo el placer es mío. Gracias por tu labor que, al fin y al cabo, ayudas y motivas a la gente. Ansioso estoy por leer la entrada coleccionistas ´´frustrados´´ que mencionas. Bueno y mi colección sí, estoy orgulloso y la disfruto mucho pero….quiero más piezas que me llenen y me hagan sentir ese peso enorme de la Historia. Soy un adicto a comprar romano lo admito :)

    @Ramón fabulosa contribución a esta entrada. Me gusta mucho el consejo que das: ´´mucha información y documentación´´. Desde aquí me suscribo a tus palabras :) y recomiendo lo mismo: primero el aprendizaje y después la compra, hay mucho tiempo para coleccionar y, para entender, primero aprender. Como dice el dicho..´´ves despacio que tengo prisa´´.

    Encantado de hablar con vosotros, saludo cordiales.
    David Llamas.

  16. Miguel Ángel Pardo Baeza 6 meses hace

    Hola a todos. A raíz de esta entrada me ha parecido interesante contaros mi experiencia. Mi coleccionismo estaba enfocado a la filatelia. Hasta que llegó un momento en que por diversos motivos, precios muy elevados en las series que me iban faltando, un desencuentro con un importante comercio de Barcelona con el que tenía un abono filatélico desde hacía unos años,…hicieron que me iniciara en la numismática. De esto hará unos doce años y desde entonces la afición ha ido a más. Tengo que decir que vivo en un pequeño pueblo de poco más de 100 habitantes y que la capital de provincias más cercana está a más de 100 kilómetros. De esta forma y, sin conocimientos previos (craso error), me inicié en la numismática. Y como desde unos años lo que no tienes a mano internet te lo pone en casa, pues me inicié haciendo mis primeras adquisiciones a través de la plataforma eBay. Después de varias compras me enganché a este mundo y decidí hacerme con un catálogo. Después de informarme compré el que me pareció el mejor, el catálogo Numismática Española de X. Calicó. Y entonces fue cuando me di cuenta de que, haciendo honor a mi apellido había sido un “pardillo”, fiándome de los vendedores de eBay sin información previa. Aquí no quiero generalizar ya que hice varias compras y “sólo” fueron dos los que me engañaron. Catálogo en mano me di cuenta de que una de las monedas que había comprado a un vendedor de A Coruña, unos 100 reales de Isabel II ceca de Sevilla de 1866, no existe. Los últimos 100 reales de Sevilla de Isabel II son de 1864. Me la habían colado. Pero como dicen en algunos sitios para aprender perder. Esta moneda, falsa, me sirvió para centrar mi colección en el periodo de Isabel II (hasta entonces iba disperso, comprando monedas de varios reinados) y abandonar mis compras en eBay. Después de esta experiencia y, dados mis condicionantes, solo compro a través de subastas. No se trata de “jugar en la élite”, sino de adaptarse a los condicionantes de cada uno. La oportunidad de adquisiciones no es la misma para un coleccionista de Madrid o Barcelona, que para uno que vive más aislado. En subasta las descripciones son muy precisas, las fotografías de muy alta calidad y si te adjudican el lote te llega allí donde estés. Y mi experiencia es que después de haber comprado en las cinco principales casas de subastas de España, no he tenido el más mínimo problema con ninguna de ellas.
    Saludos.

    • Autor
      Adolfo Ruiz Calleja 6 meses hace

      ¡¡Muy muy buen comentario!!

      Tengo que decir que esta historia es muy semejante al proceso por el que pasan muchísimos coleccionistas. Describes un camino que muchos han pasado y seguramente muchos pasen.

      Saludos,
      Adolfo

  17. Óscar 6 meses hace

    Lucasito, yo también suelo estar en esa disyuntiva con respecto a las tiendas.
    Tengo dos maneras de proceder;
    La primera me evita tener que comprar algo «indeseado». Voy con una idea clara de lo que quiero y pregunto sobre lo que deseo encontrar; por poner un ejemplo, imaginemos que busco un real anterior a la pragmática de los Reyes.C. Entro en la tienda y simplemente pregunto en este sentido…si quiero ceca de Segovia, en calidad buena…

    La segunda, entro y me pongo a mirar… Al final, evidentemente sueles hablar con el vendedor al no ser que haya más personas…a parte, conversas pues ya te conocen… En este caso me da mucho palo no comprar algo después de haber estado un tiempo dentro de la numismática…

  18. Luis 6 meses hace

    «Al igual que es muy improbable que si un vendedor tiene piezas de un periodo que le interese al coleccionista, resulte que ninguna pieza le encaje tres días seguidos. Quizá entonces éste no sea el cliente para este vendedor, ni éste sea el vendedor para este cliente.»

    Adolfo da en el clavo con este comentario. Cuando un coleccionista del tipo de monedas que tú vendes, se entiende que currándote tú el material de manera que suelas ofrecer bueno y variado, se va tres veces seguidas sin comprar es que algo está fallando. O tú (el coleccionista demanda una calidad o un tipo concreto de piezas de las que careces) o él (por lo general: es un coleccionista «excesivamente» exigente, bien por precio -quiere lo que tienes pero más barato–, bien porque sólo busca grandes rarezas o extremas calidades muy difíciles de proveer).

    Lo mejor es hacer como dice Óscar: comentar qué se va buscando y ver si el comerciante tiene algo de eso. Así no se llama nadie a engaño. Lo que pasa es que veces algunos coleccionistas, pocos, no quieren decir qué es lo que buscan exactamente a fin de no dar pistas sobre sus intereses y evitar calentamiento de los precios o, los más pícaros, cerciorarse primero de que el vendedor no se ha equivocado y vende por error una variante rara al precio de una común. Hace pocas semanas me paso algo de eso: una persona preguntó por monedas de cierto emperador. Le enseñé todas las que tenía, que no eran pocas, y ninguna le valía. Ante mi insistencia finalmente confesó que buscaba un tipo de reverso concreto bastante raro. Si hubiera empezado por ahí, pidiendo ese reverso, habría podido decirle que no lo tenía y no hubiera perdido nadie su tiempo…

  19. Autor
    Adolfo Ruiz Calleja 6 meses hace

    Solo quisiera agradeceros a todos vuestros comentarios. Esta discusión es interesantísima y, sin duda, muy útil para quienes empiezan. Es todo un lujo contar con coleccionistas más o menos expertos, comerciantes y blogueros en un debate como este.

    Gracias de verdad,
    Adolfo

  20. Jose Manuel 5 meses hace

    Hola Adolfo, me encanta tu bloc y tu cabal de Youtube, me estoy iniciando en este mundillo y lógicamente todo son pegas he estado mirando como funcionan las subastas y he hecho una compra ficticia de una moneda no adjudicada, me dice el importe de la moneda más comisión, ¿cuanto se supone que es la comisión? por que no indica el tanto por ciento. Me estoy planteando hacer una colección de todas las pesetas emitida en España, suponiendo que económicamente pueda claro, espero que no haya grandes inconvenientes, gracias anticipadas, un saludo

    • Autor
      Adolfo Ruiz Calleja 5 meses hace

      Hola Jose Manuel.

      Las comisiones de las casas de subastas las indican en sus condiciones. Rondan el 18-20% en las casas de subastas españolas.

      Sobre la colección, supongo que te refieras a entrar en El Centenario de la Peseta, de 1869 a 2001. Es una colección muy típica, seguramente la serie más coleccionada en España y por la que empezamos muchos, entre los que me incluyo. Disfrútala y estate atento al blog: tienes un montón de artículos que te ayudarán con tu colección y también a ver otras series interesantes.

      Saludos,
      Adolfo

  21. Gabriel Borrajo López 4 meses hace

    Hola a todos,
    Bueno, en lo de Ebay tengo que discrepar, si bien hay hijoputismo como en todos los lados, si tu compras una moneda certificada en la NGC por ejemplo en grado 63, sabes que nadie te va a discutir eso y que la moneda es buena sin problemas. En las romanas y griegas son más caras que en Europa pero tienen unos estados que ya para mi quisiera. En las de España si eres paciente se consiguen piezas a unos precios fenomenales. Yo me llevado algun disgusto en ese sitio pero han sido más las alegrías que me ha dado que otra cosa. Eso sí, siempre tenemos que andar con cuidado y no bajar la guardia.
    Saludazos

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*