Exonumia y exografía

Exonumia y exografía

En este blog hemos hablado largo y tendido sobre numismática y notafilia. Pero hasta ahora apenas hemos comentado nada de dos campos de estudio relacionados: la exonumia y la exografía. Personalmente tampoco es que tenga demasiado interés en ellos, pero no está de más saber de qué van. En esta breve entrada intentaré explicarlo.

La exonumia es “la disciplina que estudia objetos relacionados con las monedas pero que no lo son en sentido estricto”. Su objeto de estudio son los jetones, fichas de casino, monedas elongadas, botones, medallitas religiosas, amarracos…

De forma paralela, la exografía (traduzco así el término inglés “exographica“) es la disciplina que estudia los objetos relacionados con los billetes pero que no lo son en sentido estricto. Más sobre ello. Su objeto de estudio son tickets de bus o tren, billetes de lotería, etiquetas, cupones de reparto, objetos que representen billetes…

Jetón de Felipe IV

Digamos que la exonumia explora la periferia de la numismática, así como la exografía explora la periferia de la notafilia. Los objetos que estudian también pueden ser históricos, aunque su historia se reduce a unas cuantas décadas, pues generalmente son objetos de los siglos XIX y XX. Una sana excepción son los bonitos jetones de época barroca.

Muchos aficionados a la numismática no nos sentimos especialmente atraídos por estos objetos, e incluso los miramos con cierto desdén. Sin embargo, su coleccionismo y estudio también puede ser interesantes. Quien se centre en la exonumia o la exografía podrá hacer una colección muy amplia por poco dinero. El estudio de sus ejemplares será complicado y puede suponer un reto importante ya que hay pocos catálogos o publicaciones al respecto. Aunque los hay, como este catálogo de botones o este artículo sobre fichas de lumpanares cercanos al Río de la Plata. Vemos también que la exonumia también es materia de estudio e investigación.

La imagen que ilustra la entrada muestra un jetón de Felipe IV realizado en Bruselas en 1663. Esta pieza fue subastada por Ibercoin el pasado mes de enero y anteriormente por Áureo & Calicó.

15 Comentarios

  1. DRINFEAL 3 meses hace

    .
    Exonumia: cualquier objeto no monetario de interés para los numismáticos, como las MEDALLAS.
    .
    Desde mediados del siglo XV se emiten medallas.
    .
    ¿Una colección amplia por poco dinero?
    Con mi temática, desafortunadamente, no se da el caso.
    .

    • Autor
      Adolfo Ruiz Calleja 3 meses hace

      Hola.

      Cuando hablamos del coleccionismo y estudio de las medallas nos solemos referir a la medallística. Efectivamente, la medallística es parte de la exonumia, pero es una parte tan grande y con entidad propia que muchas veces nos olvidamos de que las medallas también forman parte de la exonumia.

      Al hacer ese comentario me refería más a hacer una colección de fichas de casinos, monedas elongadas, botones y demás. Son objetos que cuestan muy poco dinero en comparación con lo que cuestan las monedas. Las medallas son bastante más caras, sobre todo las de siglos anteriores, que tienen un coste significativo. Aunque si comparamos el coste de una medalla potente, con el de una moneda igualmente potente… tampoco salen tan caras :-)

      Saludos,
      Adolfo

  2. Óscar 3 meses hace

    Dentro de la exonumia, también debemos destacar como ciencia importante, la sigilografía, (creo que ya lo hablamos hace tiempo) que se encarga del estudio de los sellos, de las aplicaciones de los mismos y de las improntas de éstos.

    Así, destacan sobre manera los sellos de validación medievales y hasta el reinado de los Austrias.

  3. J. Mir 3 meses hace

    Entre los jetones cabe destacar las pellofas y plomos de iglesia, sobre los cuales hay bandos prohibiendo reiteradamente su uso como moneda, lo cual indica que se usaron habitualmente como tales e incluso se falsificaron con esa finalidad. Y es fácil de entender, no había calderilla y la parroquia respaldaba el valor de sus tantos de coro (curioso que en castellano exista una palabra patrimonial para esa función y sin embargo no existan piezas castellanas de ese tipo, que yo sepa) ya que mensualmente estaba obligada a cambiarlos por su valor efectivo.

    Otro caso extremo son algunas (en realidad no muchas) emisiones de fichas cooperativas, sindicatos y partidos durante la Guerra Civil que estuvieron asociadas a un proceso revolucionario, mayoritariamente anarco-sindicalista, que utilizó canales no institucionales para intervenir la economía local.

    Una cosa es la ficha que puede cumplir una función dineraria en un ámbito restringido (una mesa de juego, una cooperativa, un negocio o gremio…) y otra la ficha que termina siendo aceptada como medio de pago general, normalmente a causa de crisis serias, en estos casos es muy difícil separar esas piezas de la numismática más estricta.

    • Victoria 3 meses hace

      Pronto estudiaremos las monedas digitales y su influencia en la economía….su historia y evolución….la cibernumia!!!

      • Victoria 3 meses hace

        Acabo de acuñar un nuevo término…
        No aparece en google. Es un hecho histórico….quiero que lo tengais bien en cuenta….. Yo lo inventé….jajaja

        • Autor
          Adolfo Ruiz Calleja 3 meses hace

          Ya dedicaré una entrada al término -para acrecentar tu fama y gloria- en cuando empecemos a coleccionar bitcoins y similar.

          :-)

          • Victoria 3 meses hace

            Y que el blog viva muchos años!!!!

    • Autor
      Adolfo Ruiz Calleja 3 meses hace

      Muy interesante el comentario, Mir.

      Como se ve, muchas veces no es tan fácil indicar qué es una moneda y qué no. Las pellofas es un muy buen ejemplo de ello.
      Que yo sepa en Castilla no se dieron las fichas eclesiásticas o pellofas. Es algo muy propio de Cataluña eso.

  4. J. Mir 3 meses hace

    En Plomos y jetones medievales de la península ibérica de Crusfont, Labrot y Moll, Barcelona/Madrid, 1996, en las generalidades se describen distintos tipos de mereaux (usan este galicismo) según su función en época medieval:
    Mereaux eclesiásticos, como las pellofas y los plomos (mallorquines) para acreditar la presencia o de confesión
    Mereaux de poblaciones, fraccionarias locales
    Mereaux de carnaval, de carácter satírico
    Mereaux de juego, pues eso fichas de juego.
    Mereaux de cofradías
    Mereaux gremiales
    Mereaux de caridad
    Mereaux de remuneración y salario
    Mereaux de peaje
    Mereaux de molienda
    Mereaux de vendimia
    Mereaux de carniceria
    Mereaux de pertenencia a grupos políticos o religiosos, como santo y seña
    Mereaux de boda o arras
    Mereaux de inicio de construcción
    Mereaux de control de ausencia en caso de peste

  5. Julián 3 meses hace

    Querría romper una lanza por los ponderales, algunos de ellos muy antiguos, y con una historia íntimamente relacionada con las monedas.

  6. Elongando 3 meses hace

    Interesante apunte sobre la exonumia, gracias una vez más Adolfo, por acordarte de las monedas elongadas. No conozco ningún estudio en profundidad de objetos a incluir en la exonumia ni como clasificarlos, pero se puede apreciar una diferencia clara entre por ejemplo, las fichas o jetons, pensados en su creación para usar como propaganda o en sustitución de monedas de curso legal, es decir fabricados ya como un objeto monetiforme en sí, y este otro apartado de monedas modificadas que dejan de servir como tales, que sería el caso de las monedas elongadas (elongated coins), los hobo nickels (http://bit.ly/2IwBULb), las monedas talladas (carved coins) (http://bit.ly/2KEKlXA) o los encased coins (http://bit.ly/2XgaVYC), monedas encajadas en un aro o incluso en el centro de otras monedas. Si conoces algún artículo que los clasifique de algún modo, me gustaría conocerlo. Un saludo.

Leave a reply to Elongando Pincha aquí para cancelar tu respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*