10 céntimos de real 1854, Segovia

10 céntimos de real 1854, Segovia

10 céntimos de real 1854

Periodo: Edad Contemporánea

País: España

Ceca: Segovia

Denominación: 10 céntimos de real

Año: 1854

Calidad: EBC-/MBC+

Peso: 3.87 g.

Casa de subastas:  Tauler & Fau

Fecha: 6 de febrero de 2019

Precio de salida: 375 euros

Apunte histórico

En muchos periodos históricos las monedas producidas son documentos que llegan a generaciones venideras reflejando la realidad social y política de cuando fueron acuñadas. Tal es el caso del reinado de Isabel II, uno de los más convulsos de la historia de España. Como todos ya sabéis (y si no podéis repasarlo), durante el reinado de Isabel II la alternancia política se realizaba a base de golpes de estado. En 1854 fueton los generales O’Donnell y Serrano quienes dieron un golpe de estado para crear un gobierno progresista y reformista encabezado por Espartero (más sobre este personaje tan importante para la historia de España). Este perido se le llamó «Bienio Progresista» y duró un suspiro: en 1856, el mismo año en el que se escribió la Constitución de 1856, un nuevo golpe de estado por parte de O’Donnell hizo que la misma nunca se pudiera aplicar.

Semejante caos político tenía su reflejo en un caos monetario, pues durante este reinado se sucedieron los sistemas monetarios haciendo que entre las monedas de cobre (o de plata o de oro) circulasen maravedís, con décimas de real, con céntimos de real y con centésimas de escudo (además de la moneda extranjera). Todo un lío que muchos casi ni entendían, menos aún si tenemos en cuenta que la mayoría de los españoles de entonces eran analfabetos.

Bien se podría pensar que el nuevo sistema monetario que comenzó en 1854 respondía a las ideas revolucionarias del gobierno de Espartero. Pero la realidad es otra: se cambiaron las monedas de cobre basadas en la décima de real para basarse en la centésima de real, favoreciendo así la aceptación generalizada de un diseño distinto que representase el rostro idealizado de la reina. Esto se hizo para dificultar la tarea a los falsarios, pues al parecer resultaba mucho más sencillo imitar los motivos de las décimas de real. Además, había un cambio en cuanto a los módulos de los cobres: se consideraron los valores de 5 céntimos de real, equivalente a la media décima de real; 10 céntimos de real, equivalente a la décima de real; y 25 céntimos de real, que es un módulo intermedio entre la doble décima de real y el medio real.

Apunte de mercado

Los 10 céntimos de real de 1854 fue prácticamente una prueba: se conocen pocos ejemplares -aunque salen a subasta con bastante frecuencia- y suelen aparecer en calidad sin circular. Por eso, se da una extraña circunstancia: es una moneda difícil pero no es tan complicado hacerse con ella en una calidad muy alta. Por eso, la moneda que aquí se presenta es bastante rara pero no es difícil mejorar su calidad. Eso la hace propia de coleccionistas completistas que prefieran ahorrarse unos cuantos cientos de euros aunque sacrifiquen calidad en los ejemplares que adquieren. De esos coleccionistas cada vez hay menos en términos generales, pero sigue habiendo muchísimos coleccionistas de Isabel II completistas.

Por parte del precio, otros ejemplares en calidad SC se suelen rematar entre 600 y 1000 euros. Por lo tanto, yo no subiría de 400 euros si fuese a pujar por esta moneda.

Sobre la subasta

Tauler & Fau arranca febrero con dos subastas. La primera se compone de 639 monedas españolas, que abarcan desde la Edad Media hasta la actualidad. La inmensa mayoría de las piezas son muy comerciales y aptas para los coleccionistas medios. Por destacar algunas, me ha llamado la atención esta pelucona de Santiago y también los bonitos cobres segovianos de Carlos III (ejemplo).

La segunda subasta es la colección «La Reina Castiza«, dedicada íntegramente al reinado de Isabel II (siendo Isabel II, supongo que por «castizo» se refieran a la segunda acepción del diccionario, porque casta casta… la fama precede a la muchacha). Se trata de una colección bastante completista, sencilla, llena de piezas bonitas pero sin calidades espectaculares. En definitiva: una colección media a la que podrían aspirar muchos lectores. Yo creo que todos los interesados en moneda de Isabel II que no busquen grandes rarezas ni calidades para quitarles el hipo (aunque también las hay muy buenas), debería echar un vistazo al catálogo. El resto nos podemos hacer la idea de que con los tiempos que corren muchas de nuestras colecciones podrían acabar en un monográfico, pues ahora es mucho más barato publicar una subasta.

En Imperio Numismático están comentando esta subasta.

Descripción del vendedor

Isabel II (1833-1868). 10 céntimos de real. 1854. Segovia. (Cal-600). Ae. 3,87 g. Rara. EBC-/MBC+. Est…375,00.

Fuente

 

Seguid otros comentarios en Facebook.

1 Comentario

  1. Fremen 6 meses hace

    Como novato que soy, me alegra comprobar que me han llamado la atención las mismas piezas que a tí.

    La parte mala, claro, es que ahora le habrán llamado la atención a más gente; pero bueno: me quedo con lo primero. Que lo importante ahora es ir formando el gusto y el criterio. Y me anima ver que no voy mal encaminado.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*