Vale de 5 pesetas. Frente Popular Antifascista. Cieza

Vale de 5 pesetas. Frente Popular Antifascista. Cieza

5 pesetas Cieza Frente Popular

Periodo: Edad Contemporánea

País: España

Denominación: vale por 5 pesetas

Periodo: Segunda República

Calidad: MBC/MBC+

Casa de subastas:  Áureo & Calicó

Fecha: 14 de febrero de 2019

Precio de salida: 125 euros

Apunte histórico

Los vales y billetes locales de la Guerra Civil son documentos históricos que nos permiten acercanos y conocer los detalles de la misma. Estudiarlos es una auténtica maravilla porque, en muchas ocasiones nos permite llegar a las mismas personas que participaron en la guerra y nos despierta el interés sobre su biografía y su papel en el conflicto. Tal ha sido el caso con este vale de 5 pesetas que el Frente Popular emitió en Cieza. Vemos que tiene tres nombres: J. Templado, A. Semitiel y A. Galindo. He estado buscando un poco sobre estas personas. He encontrado información sobre las dos primeras, pero del tal Galindo no sé nada.

José Templado Martínez debía ser una persona muy importante. Estudió medicina en Madrid, editó el periódico “El Luchador”, y se introdujo en la política de la mano de Alianza Republicana. Llegó a ser alcalde de Cieza de abril a junio de 1936. En junio obtuvo un escaño en las Cortes Nacionales (ya había sido diputado en 1931) y fue sostituido en la alcaldía por su hermano Félix. José Templado pasó la Guerra Civil como dirigente en Cieza hasta marzo de 1939, cuando huye a Francia. Su hermano se exilió en México. Más abajo tenéis la ficha de inmigración de Félix en la entrada a México como inmigrante. Ambos volvieron a España tras la muerte de Franco.

Felix Templado

Andrés Semitiel Rubio fue otro personaje importante en Cieza (más abajo está su foto). Era un dirigente del PSOE local, miembro de UGT y secretario del Frente Popular durante la Guerra Civil. Había sido un enfermero con experiencia en la Guerra de África pero volvió a Cieza en 1936, donde le pilló la guerra. Durante la Guerra Civil también intervino en contiendas militares, entiendo yo que como enfermero. Tras la guerra se exilió en Francia tres años y de ahí se marchó a México, donde abrió una clínica médica (más información biográfica). Tras la muerte de Franco volvió a España. Un camino bastante típico entre los dirigentes socialistas.

Tanto Templado como Semitiel participaron activamente en uno de los eventos más notables que hubo en Cieza durante la Guerra Civil. En Cieza había una cárcel donde apresaron a los fascistas tras el comienzo de la contienda. Como en tantas otras localidades de la retaguardia, la impotencia, el odio y la frustración del pueblo por las noticias del frente lo pagaron los fascistas presos. Según se cuenta, el 28 de septiembre de 1936 llegó al pueblo el cadáver de un miliciano ciezano muerto en el frente. Semitiel y Templado arengaron al pueblo a asaltar la cárcel diciendo: “que si a los nuestros los están matando los fascistas, y sin embargo ellos, los fascistas del pueblo, tan a gusto aquí, haciendo lo que les da la gana…“. Estas palabras fueron la mecha que encendieron el combustible de ira que todo el pueblo portaba. Entraron en la cárcel, amenazaron a los funcionarios, saquearon el lugar y aleatoriamente eligieron a unos cuantos derechistas que allí se encontraban para ajusticiarlos ese mismo día. Ni qué decir tiene que este fatídico acto sirvió de justificación para aplicar penas durante la dura represión posterior a la guerra.

Andrés Semitiel

Ya veis que estos billetes son una puerta que nos permiten conocer los detalles de la Guerra Civil. Unos detalles que puede ser muy duros por lo realista de los mismos. Se puede ver listados de muertos y represaliados o fichas policiales de la represión de la posguerra. Se puede ver también que se trataban de veinteañeros enviados a morir y matar a sus propios hermanos. Esto no es una película de Steven Spielberg, sino nuestra historia reciente.

Apunte de mercado

El coleccionismo de billetes y vales de la Guerra Civil está viviendo buenos momentos últimamente. Prueba de ello fueron los buenos resultados que obtuvo la Colección Montoliu. Los coleccionistas de esta serie suelen ser amantes de las rarezas y, al menos por ahora, no prestan tanto interés a la conservación como los coleccionistas de otras series. Esto no significa que se vaya a pagar lo mismo por un ejemplar en MBC- que por uno en EBC+, pero sí que la diferencia de precio no será tan abultada como en otras series (e.g. onzas, duros, El Centenario…). Esto se debe a que los vales de la Guerra Civil están plagados de rarezas y buscar calidad, en muchos casos, es tarea imposible.

El billete que se describe en esta entrada viene en un lote de cinco billetes de Cieza. Son distintas variantes de vales de 1 y de 5 pesetas, todos ellos bastante raros. Por eso, este lote puede ser propenso a piques, especialmente de coleccionistas murcianos (más sobre moneda de Murcia y de Lorca). Si atendemos a remates históricos vemos que este ejemplar de 1 peseta se remató en 65 euros en 2012, este de 5 pesetas se remató en 96 euros en 2012 y este de 5 pesetas en 80 euros en 2014. Áureo remató en 2009 un lote de un billete de 1 peseta y otro de 5 pesetas en 150 euros. Con todo, se puede entender que los billetes de 5 pesetas pueden rondar los 100 euros de remate y los de peseta los 70 euros. Por lo tanto, este lote que sale a subasta podría rematarse en torno a los 400 euros. Se ve también que el precio de salida está puesto para atraer pujadores.

Sobre la subasta

Hace pocos años, Áureo & Calicó organizaba una subasta pequeña a finales de enero o principios de febrero para después dar paso a su tradicional Subasta Selección en marzo. Luego esa primera subasta del año se convirtió en una subasta doble. Este año ya ha sacado una doble subasta en enero y otra doble subasta en febrero. Un buen síntoma de que el sector está creciendo y de que esta casa en particular se está llenando de trabajo. Mis felicitaciones por ello.

Con respecto a esta subasta, es doble pero se centra exclusivamente en billetes. Hay dos colecciones con distinto carácter. La primera es la Colección Pérez Galdós, que se subasta el día 13 de febrero. Se trata de una colección de billete del Banco de España (no hay emisiones locales) de 1906 hacia adelante; es decir, no entra el billete clásico. La colección se compone de 956 lotes, lo que muestra su magnitud a pesar de centrarse en un solo siglo y en un solo país. Hay muchas series representadas para billetes de un mismo tipo, parejas correlativas y demás. Hay billetes baratos en alta calidad y billetes relativamente raros en calidades más corrientes. Por eso me deja bastante frío este catálogo, a pesar de que puede ser una buena oportunidad para los coleccionistas medios de billetes del siglo XX. Claro que también hay algún ejemplar que me gusta, como las 1000 pesetas de 1907.

La segunda subasta es la Colección Olabarría, dedicada a los billetes locales de la Guerra Civil. Aparecen 865 billetes de los cuales 718 son de municipios catalanes. Estas colecciones dedicadas a la Guerra Civil suelen ser amplias y llenas de rarezas, pues hay billetes y vales con una tirada muy pequeña (más sobre el tema, y véase por ejemplo la Colección Montoliu). Además, la calidad de los billetes de la Colección Olabarría es muy alta, lo que sin duda conseguirá que aumenten las pujas.

Como se ve, poco tienen que ver estas dos subastas con la Colección Cervantes que esta misma casa subastó el pasado noviembre.

En Imperio Numismático están comentando esta subasta.

Descripción del vendedor

Cieza. Frente Popular Antifascista. 1 (tres) y 5 pesetas (dos). (CCT. 114, 114a, 114 var, 115 y 116, mismo ejemplar) (KG. 279d). 5 billetes, dos series completas. Uno de 1 peseta con perforación en el resello en seco. El de 5 pesetas serie A no figuraba en la Colección especializada de la región de Murcia, 06/03/2001. MBC-/EBC.

Fuente

 

Seguid otros comentarios en Facebook.

13 Comentarios

  1. Jesús 3 meses hace

    Buenas Adolfo!

    BRUTAL ENTRADA. Esto es historia de verdad. Presentar, en este caso, el billete, y la historia asociada. No se puede añadir nada más, así que voy a imprimir tu entrada :) Si algún día consigo alguno, lo pondré en el álbum junto tu escrito.
    Muchas pero que muchas gracias :)

  2. Gerardo 3 meses hace

    Me temo que, cuando afirmas que “En Cieza había una cárcel donde apresaron a los fascistas tras el comienzo de la contienda” más bien a los que apresarían sería a los que ellos decían que eran fascistas, por o leer el ABC, o ir a misa o vaya usted a saber qué.
    Creo que es un buen aporte, el intentar ligar una colección a una investigación histórica. Saludos.

    • Victoria 3 meses hace

      La verdad es que una guerra genera inseguridades, miedos, e indudablemente “dos bandos”, lo malo de la escala de grises, las medias tintas o no posicionarse es que el resto te posiciona. Historias de nuestra guerra hay muchas, la pena es que se “ocultasen” tanto al principio… Ahora mismo las fuentes ya no son fiables, los mayores, llevados por la nostalgia y los avatares de la vida, ya no son coherentes con lo que decían hace 50 años.

      Lo que me resulta más curioso, sobretodo a nivel numismático…. Es que la mayoría de esos billetes en nada de tiempo pasaron a no valer nada. Supongo que muchos de ellos nunca pudieron ser canjeados por el dinero corriente tras la guerra, ¿no?

      • Gerardo 3 meses hace

        No sólo esos vales pasaron a no valer nada, ya que el que garantizaba su valor, es decir el emisor, nada tenía con qué garantizar dicho pago, sino que el dinero republicano, de curso legal, es decir, el emitido por el Gobierno de la república, pasó a valer nada. Todo lo más su valor numismático y/o histórico. A día de hoy tenemos dos ejemplos de cómo esos “valores” pueden llegar a no valer nada. El más cercano es la emisión (ante su imposibilidad de financiarse en los mercados) por la Generalidad de Cataluña de los denominados “bonos patrióticos” que casi no llegaron a ser demandados. En otras palabras, que casi nadie picó. En el otro lado el Atlántico tenemos los “valores” ofrecidos por Maduro que consistían en un pedacillo de oro. En ese caso, ni siquiera el oro, ya que el bien tangible quedaba a buen recaudo en el banco central, prueba indirecta de que se estaba emitiendo más bono que existencias habái del bien que supuestamente los garantizaba. Si algún día la situación de Venezuela se resuelve y alguien reclama su contrapartida en oro de esos “bonos” me imagino que se llevará una sorpresa muy negativa y, con suerte, igual le dan el 5% de los gramos que se supone que tiene. Es la diferencia entre el dinero mercancía (basado en un metal precioso y su valor= y el dinero llamado fiduciario, (del latín fiduciarĭus, de fiducĭa ‘confianza’ y ésta a su vez de fides ‘fe’), es el que se basa en la fe o confianza de la comunidad, es decir, que no se respalda por metales preciosos ni nada que no sea una promesa de pago por parte de la entidad emisora. Lo malo es que, en muchas ocasiones ese dinero fiduciario no se basa en la fe del que lo adquiere, sino en la obligación de adquirirlo por la fuerza de las armas del que lo emite.

        • Victoria 3 meses hace

          Los casos que comentas son sólo similares. Es distinto “canjear” o comprar un bono con euros y que ese bono quiebre, una inversión pésima (es como invertir en lotería,el billete pierde su valor inmediatamente después del sorteo) a que acambio de bienes o trabajo… te paguen con “papel mojado”. En Cieza, los firmantes eran “alguien”, personas importantes, y su palabra tenía credibilidad. Por eso entiendo, las emisiones eran tan locales, tenías que conocer al firmante del pagaré …. Para aceptar ese tipo de pago, era necesario confiar en el firmante, volvemos al concepto fiduiciario (y yo le dedico un recuerdo a mi excéntrica profesora de economía)

    • Yago Abilleira Crespo 3 meses hace

      Adolfo, pedazo entrada. Muy bien documentada y amena.

      Ésa es la gran lección de la Guerra Civil que aún no hemos aprendido: Los dirigentes de un bando (me da igual cual) después de haber saqueado al pueblo (con papeles como ése) y azuzarlos para ir al frente a luchar y tal se largan a Francia en cuanto los del otro bando se acercan, dejando al pueblo abandonado a su suerte. Y mira, aún les queda dinero para abrir clínicas y luego tienen la sinvergüenzería de volver cuando no corren peligro.

  3. Autor
    Adolfo Ruiz Calleja 3 meses hace

    Disfruté mucho escribiendo esta entrada y me motivé bastante a seguir leyendo al respecto. Luego comenté con un colega murciano que vive en Tallín, también aficionado a la historia, lo que había escrito. Creo que se nota mi disfrute.

    @Gerardo y @Yago, es muy complicado juzgar a las personas individualmente en un momento de guerra. Los protagonistas de esta entrada bien pueden haber sido considerados criminales de guerra, pero la sociedad entera lo fue. La mayoría fueron muchachos totalmente inmaduros, muchos de ellos analfabetos, a quienes les enviaron a morir y a matar por causas que ellos mismos ni conocían. Estos hombre arengaron a una masa pero lo hicieron en una situación extrema.
    Resulta muy complicado diluir responsabilidades en una guerra, más aún en una Guerra Civil donde se junta el conflicto bélico con los odios personales acumulados durante generaciones (como tú dices, muchos de los fascistas no lo eran en realidad pero fueron considerados como tal y en muchos casos fusilados… al igual que ocurrió en la retaguardia del otro bando; guerras como la de Ruanda es todavía un caso más extremo). A mí me cuesta entender cómo partidos mayoritarios pueden dedicar alabanzas a gente como Negrín o Indalecio Prieto. Pero al alcalde de un pueblo no se le puede tratar igual. Salir a pie por los Pirineos con una maleta en una mano y la mano de su hija en otra es suficiente purga para los crímenes que hayan realizado.

    @Victoria, ni estos billetes locales ni nada emitido por el Banco de España durante la Segunda República fue dinero reconocido por Franco. Y sigue sin serlo.

    Saludos,
    Adolfo

  4. J. Mir 3 meses hace

    Pues yo lo tengo claro, nada comparable a haber empezado la guerra y a tener un programa de exterminio sistemático del adversario a imagen y semejanza de sus amigos de lo que sería el Eje. Y dicho esto en el bando republicano pasaron cosas que nunca debieron de haber sucedido.

    • Athalbert 3 meses hace

      lo que pasa es que todas esas cosas que “no tenían que haber sucedido nunca”, empezaron mucho antes del 36…

  5. Jesús 3 meses hace

    Esto puede convertirse en un cenagal bueno Adolfo. Le puedes dedicar otra entrada a Cataluña y otra más al feminismo, así quizás pierdas mas o menos un 75% de los lectores :=)

    Pero como el blog no es mío, ahí voy:

    En época de guerra se hacen barbaridades de todo tipo. Muchos personajes que tenemos como “buenos” en la historia cometieron autenticas atrocidades. La operación Gomorra tuvo que ser autorizada por Churchill y Roosvelt. Truman mandó aniquilar ¡¡dos malditas ciudades enteras!!.

    El problema siempre es la Guerra Civil española. Se cometieron crímenes terribles en los dos bandos. Pero parece que siempre aparece alguien intentando blanquear lo que hicieron los que ganaron cuando ya estaba acabada.

    Saludos!

  6. Autor
    Adolfo Ruiz Calleja 3 meses hace

    Ya con estas opiniones dejamos el tema de quién era más malo en la Guerra CIvil.

    Es mucho mejor hablar del billete, del coleccionismo de billetes locales, de lo bonito que es Cieza o del lamentable estado de su castillo :-)

  7. Víctor Manuel 3 meses hace

    Genial entrada Adolfo!!
    Yo la verdad ni hago billetes y ni me centro en la época del desastre de la guerra civil, pero vaya, con apuntes así lo mismo uno se anima a hacer un hueco en la colección para estas piezas.
    Lo malo, que soy un manazas y lo mismo un billete en Ebc le quito la E de delante después de pasar por mis manos jejeje, no hombre, es broma!!
    Un saludo

  8. J. Mir 2 meses hace

    Claro que empezaron cosas mucho antes de la Guerra Civil, con Fernando VII, más o menos.

    Pues no parece que le fuera tan mal como a otros lo de los bonos de la Generalitat (leer hasta el final) https://www.elboletin.com/economia/44180/bonos-patrioticos-quebradero-cabeza-bankia-ca.html y muy bueno esto de juntar Catalunya con Maduro.

    Pero al grano, la mayoria de estos papelitos no se hicieron para saquear a nadie, se hicieron para que hubiera calderilla en valores iguales o inferiores a 1 peseta. Aunque estos de Cieza sean para pagar jornales (supongo que a duro por jornal de hombre) y lo importante no es lo que podian hacer con ellos despues de la victoria de la rebelión fascista, sino que podian hacer con ellos mientras estuvo vigente el gobiendo legítimo. Estoy seguro que si alguién ahorró con algo parecido a esto es porque le asesoraba Rodrigo Rato.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*