Un paseo numismático por Lima

Un paseo numismático por Lima

El diciembre de 2017 pasé un día en Lima y aproveché para hacer una visita numismática a la ciudad que completó estupendamente mi viaje por Bolivia (uno y dos). Este año regresé a Perú con más calma, dedicando tres semanas entre las zonas de Cuzco y Arequipa. No es casualidad que en estas tres ciudades se hayan acuñado monedas. Esta es la primera entrada de una trilogía donde voy a comentar mi experiencia numismática en estas ciudades. En este caso, hablaré de mi paseo por Lima.

La Casa de la Moneda de Lima se fundó en 1565. Fue la primera ceca instaurada en Sudamérica y supuso durante siglos una de las principales cecas de la Corona de Castilla y de España. Estoy seguro de que todos los lectores habituales conocen la importancia de la misma. A partir de 1683, la Casa de la Moneda se situó en intersección de la calle Jirón Junín y Paruro. Era un muy buen lugar para situar la ceca porque por ahí pasaba un canal del Huatica. Ese edificio ha sufrido numerosas remodelaciones y actualmente no queda la estructura original de la Casa de la Moneda. Pero ahí mismo se encuentra la Galería La Moneda. Para profundizar un poco os podéis pasar por aquí o por aquí. Si queréis más os recomiendo el libro de Glenn Murray y este otro documento del Banco Central de la Reserva del Perú.

Acuñadora

El Tribunal de Cuentas de la ciudad había quedado destruido por el terremoto de Lima de 1746 (un terremoto que tuvo bellísimas implicaciones numismáticas), así que el virrey ordenó que se trasladase a un nuevo edificio al lado de la Casa de la Moneda. Ese edificio quedó terminado en 1760, aunque luego sufrió reformas a lo largo del siglo XIX. Es en ese antiguo Tribunal de Cuentas donde actualmente se encuentra el Museo Numismático del Perú.

El museo es de entrada gratuita y es bastante amplio. Se dispone en varios patios, algo típico de las casas coloniales. En sus salas se puede encontrar un repaso a la historia de la moneda peruana, incluyendo su historia colonial y, sobre todo, su historia como país independiente. Se trata de un repaso bastante didáctico, con varias explicaciones y bastante bien montado a pesar de que no tiene grandes piezas que mostrar. Lo que más interesante me resultó fueron los útiles para la producción de monedas. En sus vitrinas se exponían balanzas, cuños, cajas fuertes y matrices. Más impresionante todavía es la maquinaria que se puede ver en los patios: acuñadoras, cordoneadoras (una, dos y tres), troqueladoras (una y dos) y prensas volantes (una y dos). Más sobre el museo aquí y aquí.

Cordoneadora

El Museo Numismático del Perú es bastante poco conocido y no sale en la mayoría de las guías turísticas. El que sí sale (y en la oficina de información turística lo confundieron con el que yo buscaba) es el Museo del Banco Central de Reserva del Perú. Es otro museo de entrada gratuita que merece la pena visitar. Es un edificio de los años 20 con una estética preciosa. Ahí se exponen algunas monedas contemporáneas, pero no piezas históricas. También hay algunas exposiciones temporales. Cuando yo lo visité estaba la Colección Cohen, dedicada al oro precolombino. Realmente espectacular.

La última visita numismática que hice en Lima fue al Banco Internacional del Perú. Fui allí para hacerme con unas monedas conmemorativas de 1 sol dedicadas al cóndor andino, dentro de la serie «Fauna Silvestre Amenazada del Perú«. Hay que decir que las monedas conmemorativas de 1 sol en Perú son realmente bonitas y parecen ser muy coleccionadas por el público en general. No es de extrañar, pues se tratan de motivos comerciales a la vez que educativos y son monedas que se encuentran en el cambio sin apenas esfuerzo. De hecho, en los quioscos se venden álbumes de cartón para colocar las monedas a unos precios muy asequibles.

Para finalizar os dejo un vídeo conmemorativo de los 450 años de la fundación de la Casa de la Moneda de Lima (más sobre el tema). Un motivo que Perú también lo celebró con una moneda de 1 sol.

2 Comentarios

  1. Eduardo Salazar 9 meses hace

    Buenas noches. Lima como bien dices, fue una de las cecas coloniales americanas mas importantes durante mucho tiempo, creo que con Potosí y México las mas importantes DEL MUNDO por la cantidad de moneda acuñada, tanto en oro como en plata. Durante la República también ha acuñado moneda de alta calidad, como la Libertad Sentada diseñada por Robert Britten. Es una ciudad peculiar, donde muchos de sus atractivos no son muy conocidos, un ejemplo claro es el Museo Numismático que comentas, no sé si en otros museos similares se exhiben las maquinarias tan a la vista y con explicaciones tan detalladas. En Perú en general hay un incremento del coleccionismo de monedas desde hace pocos años, siempre han habido coleccionistas pero era algo «de élite» o de clases acomodadas, ya sabes cuánto cuesta un 8 reales sin circular o en altas calidades, precio poco accesible para un peruano pobre o de clase media-pobre. Pero, como decía, desde hace pocos años el Banco Central de Reserva del Perú, el emisor de las monedas y billetes del país, empezó una serie numismática llamada Riqueza y Orgullo mostrando atractivos turísticos, culturales e históricos no tan conocidos, la gente común encontraba esas monedas en el cambio del día a día y desde luego al ser diseños bonitos, y tener artistas como el señor Felipe Escalante Chuñocca, egresado de la Escuela Nacional Superior de BELLAS ARTES DEL PERU, a cargo del diseño de las monedas ha desembocado en un interés por el coleccionismo nunca antes visto, además de la emisión de las onzas conmemorativas en plata en calidad proof a precios asequibles (105 soles son 26 euros aprox., por una onza troy en blister original!!!!!) y ahora la serie de Fauna en Peligro de Extinción, se han sumado tanto el interés de coleccionismo como el cultural, a precios accesibles al peruano de a pie y han surgido asociaciones de coleccionistas por doquier, los comerciantes han aumentado y los intercambios también. Me alegro mucho y espero que siga siendo así, hay muchas cosas por mejorar, por ejemplo no hay estuches oficiales de cono monetario por años o el tema del correo (inseguro, caro, se prohíbe además el envío de monedas) que dificultan el avance de éste impulso numismático, pero vamos a mejor y un claro ejemplo de ello es que hagas éste post, el aparecer en el blog más importante de numismática en castellano (eso lo digo yo) le dará mas visibilidad a la numismática peruana entre todos los que te leen. Un saludo .

    • Autor
      Adolfo Ruiz Calleja 9 meses hace

      No tuve tiempo de conocer a coleccionistas locales, pero era evidente que había muchos coleccionistas en Perú. Tanto es así que en los quioscos de prensa se vendían los álbumes para las monedas.

      Monedas bonitas, comerciales y asequibles son ingredientes necesarios para que la gente se interese por nuestra afición. En España tenemos la suerte de que de esas hay tanto actuales como históricas. Lo que nos falta es el márquetin.

      Saludos,
      Adolfo

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*