La visita a una asociación y una tienda numismática de provincias

La visita a una asociación y una tienda numismática de provincias

Hace unos meses me escribió una mujer joven, informática de profesión, porque quería retomar la afición a la numismática que tenía de niña. Tras leer del tirón buena parte de los artículos de este blog e intercambiar varios correos conmigo decidió que quería coleccionar monedas de 2 escudos de los Borbones (casualmente en la próxima subasta de Áureo tiene donde elegir). Yo le animé a que echara un vistazo a las subastas numismáticas y también a que explorara el ambiente numismático que había en su ciudad. Una ciudad de provincias. Al cabo de unos días me mandó el siguiente relato.

Se trata de una experiencia más de un mundo decadente que aporta cada vez menos; ya vimos otra hace poco. Un mundo absolutamente incapaz de atraer a los jóvenes -y no digamos a las mujeres jóvenes- ni a quienes se quieren introducir en nuestra afición. Yo hice hace tiempo una crítica bastante dura tanto a las asociaciones numismáticas como a las tiendas de toda la vida.  Menos mal que hoy existen alternativas y no tenemos que ceñirnos a ese mundo local, que era el único al que mi padre tenía acceso cuando yo le acompañaba los domingos por la mañana a la Plaza Mayor de Palencia. Corrían los años 80, pero parece que para algunos el tiempo pasa en balde.

La historia...

Siguiendo tu consejo me acerqué a La Asociación Numismática que está al lado de la oficina donde trabajo. Allí, todas las mañanas, hay un viejecito que la abre y según me dijo él «viene todos los días y se va según tenga que hacer recados».

Al entrar, viajas 50 años en el tiempo, a una habitación pequeñita, decorada con catálogos y medallas y condecoraciones a la asociación. En la mesa un viejecito recortando sellos matasellados de sobres y clasificándolos en bandejas de plástico. A mi afirmación de que recordaba que eso no tenía ningún valor me contestó que «sí y no, depende de para quien… eso del valor es muy relativo». La asociación tiene las fotos de todos sus antiguos presidentes en la pared. Mi anfitrión me fue presentando al primero y al último, que no el actual. «Ahora tenemos un vicepresidente que no quiere ser presidente», me dijo. El secretario, según me contó, es un hombre muy válido, pero que «se está cargando la asociación: lleva meses sin venir y sin ocuparse. El otro día le paré por la calle y le eché la bronca porque no viene nunca y sólo vengo yo».

 

Mientras me enseñaba las fotos de convenciones anteriores me explicó cuál es el importe de las cuotas y que ya no hay casi mujeres. «Hace unos años tuvimos algunas» (mientras observo fotos de señoras vestidas a la usanza de los 70). También me dijo que son muchos socios pero han sido muchísimos más, que están hermanados con la asociación de otra ciudad y que hacen normalmente convenciones juntos.

10 reales madrileños de 1857

El servicio principal que me ofreció por hacerme miembro de la asociación era poder ir a consultar la documentación. Todos los catálogos, libros y estudios que salen, son comprados y puestos en la biblioteca a disposición de los socios. Viendo que podría interesarme me dijo: «también te los puedes llevar a casa si quieres, apuntas que te lo has llevado y ya está». Luego me estuvo enseñando una colección de sellos. Según parece algunos socios tienen sus colecciones depositadas en la asociación. Así, sin más: dejadas en unos álbumes en el armario al lado de la puerta.

Estuve haciéndole compañía al pobre hombre durante una media hora. En todo ese tiempo no se enteró si me interesaban los sellos o las monedas. Simplemente, habló y habló recordando viejos tiempos y enseñándome «los tesoros» de la asociación. Me comentó que anteriormente tenían «juveniles». Hasta los 18 años no hay que pagar (yo tengo 35, pero creo que pensaba que rondaba los 20) pero que ya no había nuevos socios.

Al despedirme e irme, se apresuró en sacar un formulario para asociarse de un montón de papeles que había sobre la mesa. Estaba escrito a ordenador de puro milagro,.La redacción comienza «Muy Sr. mío, Ruego a Vdes, que a partir de la recepción de la presente…». La hoja amarillea del tiempo que hace que se imprimió.

10 escudos sevillanos 1866/5

En resumen, la visita a la Asociación se puede definir de entrañable, pero tremendamente desmoralizante.

Unos días después me lancé a la visita de la única tienda numismática que queda en mi provincia (y seguramente en mi comunidad autónoma). Antes había dos pero ya cerró la otra.

 

La tienda también es de los años 70 y conserva aún el aura de esa época; eso es de esperar en una tienda de monedas y no me molesta en absoluto.

Me recibió el que posteriormente me di cuenta que era el dueño. El coleccionista y comerciante original había sido su padre; él no coleccionaba. Fui al grano y le comenté mi intención de comprar monedas de oro, que ya me había informado, que sabía lo que era la moneda bullion, pero que prefería moneda clásica. Concretamente, estaba buscando doblones del siglo XVIII. Me sacó un folleto de moneda bullion de hace unos 5 años y me dijo «no te lo puedo dar porque solo tengo este. Elige el tipo de moneda que quieras y yo llamo a mi proveedor y en 48 horas la tenemos aquí». Le vuelvo a explicar que en realidad quiero monedas de 2 escudos. Que, como no había visto ninguna en la mano, principalmente quiero hacerme idea del tamaño y de la forma. Y que si no tuviesen doblones pero sí otras piezas de un tamaño semejante también me podrían valer porque ahora solo quería hacerme a la idea.

El vendedor se me escapa a la trastienda. Oigo ruido de cerrojos, y se acerca con un album de hace 40 años con la colección de su padre que acababa de sacar de la caja fuerte. El pobre album deja mucho que desear, con grapas oxidadas cerrando los sobres de las monedas de oro. Me deja claro que es la colección de su padre y que no está en venta.

Entablamos conversación, hablamos de informática, de las ventas de la página web, de las ventas en tienda… Era un hombre encantador. Le recomiendo cómo mejorar su web, las cosas que se pueden hacer y otros temas propios de mi gremio. Pero en concreto de mi problemática la única solución que me da es: «dime qué tipo de moneda quieres, yo llamo a mi proveedor y en dos días tenemos la moneda. La pieza viene asegurada en el transporte y si cuando llegue no te gusta, se devuelve sin problemas. Además sólo la tienes que pagar cuando te la lleves». Finalmente me regala el catálogo de la subasta de hace 4 meses de Martí Hervera, para que me haga una idea de lo que existe.

Mi gran problema es que No me da asesoramiento ninguno. Y se me quitan todas las ganas de comprar. Todo son facilidades, pero yo necesito a alguien que me guíe, me comente, me asesore en mi compra. Alguien que consiga picarme el gusanillo y convertirme en cliente habitual. Lo único que tengo es un intermediario, con muy buena disposición, y muy buenas garantías en cuanto a servicio de venta y post venta, pero necesariamente yo tengo que entender y saber, para pedir lo que quiero. Según me comentó ellos se dedican a vender y despachar moneda moderna, envían a un montón de sitios y proveen a sus clientes habituales de euros y pesetas SC, carteras de la FNMT, sellos, billetes y monedas del mundo. Pero por lo que vi, en mi ciudad y alrededores, no deben de quedar coleccionistas de nada que no sean pesetas o moneda actual. Y si queda alguno tiene que buscarse las castañas en otro sitio. Si atendemos a lo que se puede ver en la ciudad, cualquiera que se quiera iniciar en la numismática, se tiene que dedicar al Centenario de la Peseta o a coleccionar euros, moneda de otros países o moneda conmemorativa.

CONCLUSIÓN. Nos vemos lanzados a los brazos de internet, la globalización, y ser potenciales presas de las aves de rapiña que pululan por la Web.

Las monedas que ilustran la entrada son 10 reales madrileños de 1857 y 10 escudos sevillanos 1866/5. La primera pieza destaca por su buenísima conservación; la segunda por su rareza. Ambas forman parte de la buena colección de Isabel II que subastará Áureo & Calicó el próximo 24 de enero.

 

Seguid otros comentarios en Facebook.

33 Comentarios

  1. DRINFEAL 8 meses hace

    .
    Una vez más una visión negativa del panorama numismático, panorama que en otros coleccionismos ya quisieran, pues sois muy afortunados:

    Continuamente se están publicando obras de referencia, existen tiendas físicas, asociaciones, convenciones…
    .
    Tampoco pasa nada por tener que ser autodidactas, tenemos internet. Aunque pocos están dispuestos a dedicar tiempo y esfuerzo en una afición.
    .

    • jesus sanz 8 meses hace

      Libros, libros y libros después pasta.

    • francisco 8 meses hace

      Me permito contestar a lo de: «existen tiendas físicas, asociaciones, convenciones»: las convenciones están muy bien, pero vivo en una ciudad como Madrid, no quiero ni imaginarme las otras, y he llegado a la conclusión que no quiero tomarme un día de vacaciones si quiero ir a una convención.. en tres años que llevo en esto, solo he conseguido ir un par de veces, a una del hotel nh y a otra de Numishunters en el Meliá, unos viernes que por gracia de dios tenía puente en el trabajo.. realmente creo que no se esfuerzan demasiado y que más le valdría ponerse de acuerdo y trabajar un sabado todo el día que veinte viernes por la mañana como hacen actualmente.. Quizas no les interese, porque los clientes buenos no trabajan ni los viernes ni nunca? o es que son todos jubilados y prefieren guardarse el finde libre? es más que una posibilidad.. por mi parte, creo que el 90-95% de mis compras ha ido a parar a subastas.
      Cuanto a las tiendas, en Madrid hay muchas, aunque por lo general es mejor saber lo que quieres y cuanto quieres pagar por ello, pues muchas veces pretenden cobrarte 300-350 euros por una simple monedas de 25 pesetas de 1878(!!). Personalmente me he sentido muy bien asesorado en mi primera compra absoluta en la Filatelia Arias. Y tambien en la numismatica mayor, donde disponen precisamente de muchas monedas de oro historico, incluidas los 1-2-8 escudos, también algunas más baratas (20 francos, soberanos, etc, no son monedas bullion, y el precio a «spot» + 4/5% que te hacen es menor o igual al que obtendrías comprando bullion en tiendas como el andorrano u otras). Y las puedes ver y tocar. En fin, con el tiempo y lentamente vas conociendo un poco..

      • Autor
        Adolfo Ruiz Calleja 8 meses hace

        Pues eso en Madrid, si te vas a las provincias pequeñas ni te cuento el panorama.

        Lo de organizar las convenciones los viernes muestra algo muy evidente: la mayoría de los comerciantes solo buscan comprar y vender entre ellos.

        Por parte de las tiendas, pues como en todas partes: hay comerciantes buenos y malos. Lo que pasa es que en Madrid hay bastante donde elegir (solo hay que darse un paseo por la Plaza Mayor un domingo por la mañana), algo que no se tiene en las ciudades más pequeñas.

        Saludos,
        Adolfo

  2. Adolfo 8 meses hace

    Nada más lejos de mi intención que dar una mala imagen del panorama numismático. El relato muestra un problema claro: la numismatica “cara a cara” (incluyo aquí a las convenciones) está claramente desactualizada y en claro declive.

    Saludos,
    Adolfo

  3. Yago Abilleira Crespo 8 meses hace

    Joé Adolfo, vaya chasco. Tú siempre recomendando buscarse un guía, un numismático que nos oriente…pero la realidad es otra.
    Es curioso que las mayores divulgadores de la numismática (tú, Glenn, Mozo,…) no vivís de la numismática (creo que Roma y Juan Luís López tampoco). Bueno, Tauler seguramente sea la excepción. Pero sigue siendo curioso.

    • Autor
      Adolfo Ruiz Calleja 8 meses hace

      Tanto para mí, como para Glenn y Mozo la divulgación numismática nos supone unos ingresos más o menos recurrentes a pesar de que no sea nuestra principal fuente de ingresos. En el caso de Roma (que es fiscal), no sé si sacará algo en limpio de esto y Juan Luis López tampoco (supongo que sí, de la venta de los libros). Tauler está jubilado y encuentra en la numismática una actividad que le mantiene activo, productivo y motivado (al igual que Pellicer o Crusafont).

      A veces no es tan sencillo encontrar en tu entorno «del cara a cara» una buena guía. Pero si yo, siendo un muchacho palentino, la encontré cuando empecé ( http://blognumismatico.com/2015/10/05/la-coleccion-de-pepe-botika/ ) debe ser posible encontrarla en cualquier lugar de España.

      Saludos,
      Adolfo

  4. Víctor Manuel 8 meses hace

    Pues en mi caso, los vendedores de las tiendas de numismática que visito cuando puedo, me orientaron, me aconsejaron, me iniciaron en este mundo y les estoy muy agradecido por la ayuda prestada!!
    Luego cada uno se centra en lo que más le gusta, eso es una obviedad, pero sus consejos y grandes charlas no las olvidare jamas. Y siempre que puedo me paso a visitarles y llevarme alguna pieza, suelen ser tardes muy interesantes, amenas y con las cual cojo mas impulso para seguir en esto de la colección.
    La numismática tradicional no morirá si los vendedores, comerciantes etc no quieren. Solo «muchos» de ellos tienen que cambiar el chip de los setenta y ochenta.

    • Autor
      Adolfo Ruiz Calleja 8 meses hace

      Lo que pasa es que muchos están anclados en los ochenta y de ahí no se les va a mover.

      En la última convención a la que fui solo uno de los que tenía mesa era autónomo. Los demás habían sido comerciantes y ahora estaban jubilados, viendo en continuar con el mercado una forma de sacarse otro dinerillo y completarse la pensión. No digo que sean malas personas ni que no den buen trato (yo pasé un rato estupendísimo allí) pero no son gente que vean su negocio a largo plazo.

      Saludos,
      Adolfo

      • Víctor Manuel 8 meses hace

        Hola Adolfo!! Muy de acuerdo con esa observación que has mencionado.
        Te diré que los vendedores que visitó sí son autónomos y viven de las ventas generadas en su local. Por cierto ambos rondaran los 65 años de edad, con lo que no podemos meter en el mismo saco a todos los mayores, como bien se ha comentado en los comentarios de esta entrada.
        Un saludo

  5. Curial 8 meses hace

    Pues a mí me ha resultado entre divertida y entrañable la historia. Es el retrato de un mundo prácticamente extinguido, propio de otra época. Es posible que en grandes capitales todavía haya una cierta vida social -no virtual- relacionada con la numismática pero al menos en la que mí respecta, a pesar de vivir en Barcelona y que sé que aquí sí hay asociaciones activas, mi experiencia con la numismática es puramente individual, como máximo visito blogs como este y foros de internet. He tenido parejas o amigos de toda la vida que ni siquiera saben que mantengo esta afición -algunos la han descubierto cuando han visto en mi casa esos ladrillos de libros de cinco quilos sobre las monedas de la Corona de Aragón o los denarios romanos XD. Pero la verdad es que tampoco tengo la necesidad que asociarme con nadie para discutir de numismática. Será que todavía ando aprendiendo y no veo que mi opinión pueda resultar de interés para nadie. Eso sí, la disfruto tanto como cualquier actividad que comparta con más gente. Es una afición muy exigente, a veces ingrata, que cuesta tiempo y dinero y que casi siempre despertará la incomprensión de la gente. Mi consejo para la chica del relato es que lea, lea y lea, que vaya a museos, exposiciones, que mire subastas y tiendas, que sea paciente y que sobre todo descubra por ella misma lo que le guste. Aunque la idea de coleccionar doblones me parece estupenda, es una de las colecciones que mejor conjuga el coleccionismo con inversión. Pero también es cierto que si uno no ha sentido la «llamada» de verdad se puede ver también como casi una suerte ;)

    • Autor
      Adolfo Ruiz Calleja 8 meses hace

      Pues yo te recomendaría que te dejases caer un día por la ANE o por el Circle. Hay muy buen ambiente allí, o al menos a mí me han tratado siempre muy bien.

      Saludos,
      Adolfo

  6. Óscar 8 meses hace

    Yo creo que esta dedicación es del todo o casi todo, autodidacta. Gracias a internet, no sólo se puede encontrar información sobre las piezas que uno desea coleccionar, si no, también, información de aquellos soportes más indicados para poder coleccionar y aprender cada vez más…tales como libros, escritos varios, foros…
    Hay muchos perfiles de coleccionistas, y en lo que respecta a la numismática, quien quiera aprender, simplemente tendrá que tener esa predisposición para hacerlo. Por supuesto, a veces existen personas «a nuestro alrededor» que pueden aleccionados en momentos determinados, pero es el propio coleccionista, el que tiene que saber cómo desea coleccionar y qué implicación intelectual quiere aportar a todo ésto. Al final, existen muchas maneras de llegar al conocimiento, pero para ello, uno a veces tiene que coger varias vías. Encerrarse en una sóla, pienso que no es aconsejable. Quien quiere puede.

    • Autor
      Adolfo Ruiz Calleja 8 meses hace

      Muy de acuerdo con esto. No quiero entrar al trapo del tema de «varias formas de aprender» porque me dedico a eso y podría escribir bastante. Pero sí: hay que saber combinar un aprendizaje individual con un aprendizaje social. Si (parte del) aprendizaje social se hace cara a cara será mucho mejor porque es más motivador.

  7. Eduardo 8 meses hace

    Hola a todos. Bueno, la numismatica fuera de las grandes ciudades es así, una tienda y un club de gente mayor y que ve a los jóvenes como novatos a los cuales no se les presta tiempo. Ya llevo un tiempo en esto y es cuestión de suerte, si recién empiezas y vas a una tienda buena, quedas encantado, vas a una mala y te desanima e incluso te planteas dejar la afición. Mi experiencia hace poco en las tierras del tío Sam, voy a una tienda de allí, el vendedor piensa que soy un pardillo extranjero, le pregunto por un Morgan dollar sin circular de San Francisco, se queda medio en shock, me enseña uno del mostrador, para mi en MBC y se lo digo de nuevo, que quiero una sin circular, entonces recién se va a su almacén y me trae una pieza como la que quería y se la compré. Conclusión :acá o allá si te ven joven piensan que ni sabes ná ni vas a comprar piezas caras. Saludos.

    • Autor
      Adolfo Ruiz Calleja 8 meses hace

      El tema del trato a los jóvenes es algo que ha aparecido en los comentarios muchas veces pero a lo que nunca he dedicado una entrada. Habrá que hacerlo en una de estas.

      Mi experiencia personal es que hasta que no pasé de los 30, muchos de los comerciantes que mercadillo y convenciones no me hacían caso. Y yo con 25 años había comprado más de una moneda de 500 euros.

      Saludos,
      Adolfo

  8. Pedro 8 meses hace

    Sinceramente, me esperaba algo mucho peor que lo descrito.

    La han tratado correctamente y cortesmente dentro de las posibilidades de la asociación y el comercio. Ni la han intentado timar, ni engañar… simplemente hacerlo lo mejor posible. Hablamos de una afición minoritaria y encima en un lugar de provincias… y aún así quedan tiendas y asociaciones (quien esté en la junta de alguna asociación ya sabrá lo que es y los problemas que lleva un trabajo gratuito) desperdigadas.

    Al final ese tufillo de superioridad y de mirar por encima del hombro, comentando lo «mal y viejo» que está todo, pero sin decidirse solucionarlo ni apuntarse a la asociación para intentar mejorarlo es con lo que al final me quedo. Y más de alguien que sabe que internet ha cambiado el paradigma de este sector.

  9. Autor
    Adolfo Ruiz Calleja 8 meses hace

    Vaya hombre, ¡menuda crítica!

    El relato intenta describir una realidad. Nadie dice que le han engañado. Todo lo contrario: han intentado ayudarla lo mejor que han podido. Lo malo es que no lo han podido hacer muy bien. Es un ambiente envejecido que poco puede motivar a una persona joven. Y estamos hablando de una mujer con dos hijos, no de una niña de 12 años.

    Si lo de «pero sin decidirse solucionarlo ni apuntarse a la asociación para intentar mejorarlo» va por mí, creo que pocos han hecho tanto esfuerzo por cambiar el panorama numismático. No me he apuntado nunca a una asociación pero cualquier asociación ha tenido este blog disponible gratuitamente siempre que han querido. Me llevo muy bien con todas ellas.

    Saludos,
    Adolfo

  10. Pedro 8 meses hace

    Va por la persona que ha visitado la asociación y que con toda seguridad no es consciente del trabajo desinteresado que se hace en millares de ellas de mil temas y por toda la geografía española. Evidentemente no va por ti Adolfo. Simplemente que una persona esté allí todos los días de gratis, abriendo la biblioteca, es importante.

    Soy miembro de una Junta de una asociación de otro tema distinto, y las personas como ella que aparecen y desaparecen el mismo día, no sin antes dejar catedra en un mínuto del trabajo de años es el mal de nuestra sociedad. En fin, que me ha tocado un poco la vena sensible, porque al final son cuatro monos los que mantienen ese tejido social destacable, y nunca se valora por los de fuera.

  11. Gregorio 8 meses hace

    Saludos a todos los integrantes de la comunidad numismatica y aquellas personas personas que estan interesadas en participar de este Hoby, vivo en un pais aquejado de muchos problemas como lo es Venezuela, prácticamente son pocas las tiendas numismaticas que existen y por lo general solo se ubican en la capital (Caracas) pero aun asi se conforman grupos a través de las redes sociales y algunos eventos que estas tiendas organizan (Numisfila-Numisubastas, coloco por ejemplo ya que son las mas conocidas) pero con todos los problemas que se pueden presentar no puedo dejar el interes por seguir con mi colección, lamentablemente en mi region no se a podido organizar una asociación y si la hay no la conozco, por último solo queria agregar que esta aficcion es universal y gracias al internet hemos logrado aumentar nuestros conocimientos.

  12. Athalbert 8 meses hace

    A mí siempre me ha gustado enseñar…
    He tenido el gran privilegio de ayudar en sus comienzos a tres jóvenes, de ellos dos ya emprendieron el vuelo por libre (uno se decantó por la vertiente científica y el otro colecciona moneda romana), mientras que al tercero aún le falta bastante para poder volar solo.
    Cuando veo según qué críticas siempre me pregunto lo mismo:
    ¿y tú qué has hecho para remediarlo?
    Todo el mundo quiere que «alguien», de forma totalmente altruista invierta su tiempo en darle clases particulares, le asesore gratuitamente en sus compras, evite que caiga en fraudes y estafas…
    …lo malo es que cuando le llega el momento de poder transmitir ese conocimiento a otro neófito entonces decide que mejor que le enseñe otro.

  13. Victoria 8 meses hace

    Buenos días a todos. Soy Victoria.
    Antes que nada @Pedro, lamento que te haya molestado el relato, en ningún momento quise ofender a nadie ni plantear pegas de una manera tan clara. Le «doy» a todos los palos, soy miembro fundador de una asociación de la que he sido miembro muy activo durante muchos años y he ofrecido mucho a la comunidad a nivel virtual y en convenciones. También ahora mismo soy secretaria de otra asociación diferente… Mi primera visita tras intentar retomar esta afición ha sido a la asociación, y lo único que lamento es que no sea una asociación viva, yo que pertenezco a dos asociaciones con mucho impulso, me da pena que esta no lo tenga. Obviamente no puedo ahora mismo ponerme a «levantar» una asociación de una afición que «aún no he retomado». Todo llegará si se puede…
    Respecto al resto de comentarios… obviamente ahora a través de la web se puede conseguir todo tipo de información, pero está muy desperdigada y en muchísimos casos hay que navegar entre mucha «paja» y «desinformación». Justo una de mis labores cibernéticas en una de las asociaciones fue preparar los pasos para los novatos, os parecerá una tontería pero hasta averiguar lo que es un «cospel» es complicado… Y ya no digamos distinguir entre los tipos de monedas por su nombre, obviamente la información se consigue, pero está totalmente repartida en mil fuentes, no hay una guía clara para principiantes, lo que puede hacer, que sobretodo los más jóvenes, se desanimen. Estamos en el mundo de «lo inmediato» y no conseguiremos que los «juveniles» se aficionen si la gratificación o el conocimiento deben pasar necesariamente por decenas de horas de estudio. Hay que procurar que las primeras gratificaciones en forma de conocimiento sean casi inmediatas, o no seremos capaces de picar a nuevas generaciones. (O queremos mantener la afición solo como parte de una élite, que son los comentarios que siempre se oyen de los «novicios»)
    Creo que llevo estudiando como una hora diaria temas de numismática desde hace ¡¡cuatro meses ya!! Buceando por la web y aprendiendo, que es una de vuestras primeras recomendaciones, aún no he realizado ninguna compra, y sigo con el gusanillo… Pero para cualquiera, cuatro meses de estudio sin obtener gratificación, un tercio de año, es demasiado.
    Me he alargado. Un saludo a todos y gracias por leerme.

    • Autor
      Adolfo Ruiz Calleja 8 meses hace

      ¡Comenzaste hace 4 meses y no has comprado todavía ninguna moneda!

      Creo que es la primera vez que oigo algo así. La gente suele tener un impulso comprador tremendo cuando empiezan a coleccionar. Comprar monedas es motivador, aunque sean piezas pequeñas.

      Esa «guía para inciarse» era uno de los objetivos iniciales de este blog. Estaría bien escribir un libro que de alguna manera resuma esa guía. Pero yo no puedo con todo.

      Saludos,
      Adolfo

      • Victoria 8 meses hace

        Te sorprende porque no es habitual empezar en esto habiendo pasado por muchas colecciones o por muchas aficiones. Justo todos recalcáis que la parte «interesante» es el estudio que acompaña a la afición. Pues es la parte que estoy cultivando actualmente… Me engañarán como a todos, pero antes de comprar algo, sabré lo que estoy comprando y lo haré porque quiero y me convence. También empiezo mayorcita…
        Seguramente, montaré algo similar a una guía «algo infantil» cuando ya lleve más tiempo en esto. Pero también sé que la cederé a un foro o a un blog que la quiera, o a todos a la vez. Montar una plataforma independiente es una forma de «destruir» un trabajo por falta de divulgación. Llegado el momento, si todo sigue bien, colaboraré elaborándolo. Pero es necesario que «esté viva» y sea muy pública. Esta ya te diré que no es la plataforma, ese tipo de guías atraen a muchos/demasiados nuevos, que acaban «ensuciando» blogs y foros. En tu blog hay poca moderación (sólo sois dos) y ya hace tiempo que saltaste el paso de «guía para novatos».

        • Autor
          Adolfo Ruiz Calleja 8 meses hace

          La satisfacción de estudiar es, para muchos, mayor que la satisfacción de poseer. Pero esto suele ser de coleccionistas experimentados. La primera etapa suele ser la de «acaparación». Si te la has saltado seguro que ha sido por haber coleccionado antes otras cosas y por haber empezado «mayorcita» (que es otra forma de decir que eres una persona suficientemente madura).

          La numismática es un tema jodidillo en el aspecto de la moderación. Hace 15 años yo moderaba y administraba unos foros de música bastante grandes. Los que empezaban y se quedaban 4-5 meses acababan sabiendo lo suficiente como para empezar a enseñar a los nuevos. Así teníamos constantemente sangre nueva, tanto entre novicios como entre más experimentados (yo fui de los veteranos, estuve moderando 4 años o más). En la numismática el periodo de aprendizaje es muchísimo más largo. Uno que lleve 3 años acaba de empezar.

          A su vez hay que entender que los usuarios de foros, Facebook y demás también tienen que sentirse motivados. Contestar por enésima vez las mismas preguntas no motiva demasiado, por lo que es normal que quienes llevan algo más de tiempo saquen otros temas. Eso también ha pasado en este blog. Hace años hablaba más para novicios que ahora.

          Si te pones con la guía házmelo saber y cuenta con mi ayuda.

          Saludos,
          Adolfo

    • Yago Abilleira Crespo 8 meses hace

      Bienvenida Victoria.

      Te comprendo perfectamente, a mí me pasa lo mismo, tengo que formarme a distancia. No es nada fácil introducirse en el mundillo desde las «provincias». Yo comencé en el mercadillo local y luego aparqué todo porque no tenía manera de evolucionar. Y te entiendo, internet mete miedo y temes que te estafen. Además, hasta que uno empieza a controlar el espacio virtual numismático vas dando tumbos viendo webs y foros de dudosa utilidad. Es mucho más fácil acabar pasando del tema. Ahora sí que conozco sitios donde formarse (uno de ellos este blog), y no tengo problemas en recomendarlos, pero no es nada fácil llegar a ese nivel si no tienes quien te guíe.
      Lo del glosario también es un tema del que me tengo quejado.

      Da gusto hablar con alguien que me entiende.

      Y, por ayudarte, te recomiendo comprar un catálogo. No tiene porque ser actual, bien te vale uno algo desfasado, pero lo necesitarás para controlar ensayadores y tipos de busto. Supongo que irás a por los 2 escudos de los Borbones (los Austrias son carillos). Te recomiendo el catálogo de Montaner para los Borbones, pues es bastante sencillo de usar. Es el que yo uso, insisto en que es muy sencillo (y mucho más ligero que otros), pero como listado de siglas de ensayadores y ver si hay alguna rara bien vale.

      Y si te animas a hacer esa guía, cuenta conmigo si necesitas ayuda ;-)

    • Pedro 8 meses hace

      No hay problema. También me excedí un poco.

      Pero el tema de las asociaciones me duele bastante por las horas que le he dedicado y las que he visto dedicar, y como la gente en general las trata.

      Saludos.

  14. Óscar 8 meses hace

    Creo que no es aconsejable considerar la compra de monedas como un riesgo en el que la otra parte implique el engaño. Ciertamente, hay que tener cuidado con lo que se compra y a qué comprador efectuar el pago, como a su vez, estar informado del rango de precios de las piezas que queremos conseguir…pero no hacer de ello un verdadero calvario.

    Es bueno poseer monedas, pues el coleccionismo es lo que tiene, implica detentar una serie de piezas. También es bueno conocer las monedas que poseemos, y saber las peculiaridades de cada tipo de pieza, pero ésto, tampoco puede ser un obstáculo que nos imposibilite tirarnos largos meses sin comprar una moneda, por miedo a que «nos la cuelen».

    Está claro, que para piezas «exclusivas» el procedimiento suele ser, primero, conocerlas y sengundo, adquirirlas. El primer paso, podría ser, encapricharse con una moneda, y el segundo, saber cuál es el precio recomendado que queremos pagar por ella. Para este procedimiento, es bueno visitar diversos portales de numismática, como acesearch info o sixbid (Adolfo tiene una entrada muy buena dedicada a este respecto)

    Los foros también ayudan mucho a la hora de solventar dudas. Por ejemplo, identificación numismática (disculpa Adolfo si doy información, que no creo que sea en este caso»a la ligera», pero creo que beneficia en parte a todos, conocerla) o imperio numismático…personalmente, he aprendido mucho y aprendo de estos sitios (en los que lógicamente debe uno registrarse para poder acceder libremente a todo tipo de contenidos)

    Opino que esos cuatro meses de estudio, ya son suficientes para conseguir alguna pieza. Lo bueno de la numismática, es que uno va aprendiendo con cada moneda, y va globalizando el conocimiento… A veces, estudias una serie de piezas, y te das cuenta, de que sólo has aprendido una visión general, de un tipo de colección determinada. Es con la adquisición de ciertas piezas, cuando el conocimiento se va ampliando y reestructurando, pues es, debido a estas nuevas adquisiciones, cuando el numismático indaga mucho más, y no pasa por alto detalles, que antes de la compra no habrían surgido, porque parecen nimios, o porque resulta que hasta que no estudiamos la pieza en concreto, no los habíamos visto antes.
    Por poner un ejemplo y explicarme mejor; yo colecciono sobre todo moneda de los Austrias.
    Imaginemos, como me ha pasado, que me decanto por comprar alguna pieza de 16 maravedís, con ceca de Córdoba. Imaginemos ahora, que he mirado el «Sanahuja» y he indagado por la web, para poder tener más datos sobre esta moneda, o simplemente, me he encaprichado por ella, y tampoco he buscado más información al respecto, pues tampoco lo he visto necesario. Imaginemos de nuevo, que sé que la moneda que quiero comprar, es una falsa de época, porque también me gustan esas piezas…hay poco escrito sobre estas monedas. La compro, la catalogo y la guardo.
    Después de un tiempo, me intereso más por ella, o simplemente, se la enseñó a un amigo o la meto en un foro, y alguien dice que esa pieza, seguramente sea una falsificación que se hizo en un Convento de Córdoba en un periodo en el que el clero se dedicaba a estos menesteres…empiezo a tirar del hilo, y encuentro que los frailes gozaban de una serie de privilegios «sociales» que otras personas no tenían, y así, más y más información…
    Conclusión, si no hubiese comprado ésta pieza, tal vez, no sabría «tanto» de lo aprendido.

    Es importante decidirse a comprar algo (eso sí, siempre con cabeza)

    • Autor
      Adolfo Ruiz Calleja 8 meses hace

      Para nada hay que disculparse: cualquiera que divulgue la numismática va a estar en mi mismo barco y le voy a considerar un compañero. De esos foros aprendo much. Yo mismo participo (ahora menos, por cuestión de tiempo) y los cito con frecuencia.

      Muy cierto lo que comentas, por otro lado.

      Hablando de la ceca de Córdoba en el siglo XVII y los frailes, he aquí un artículo interesante sobre el tema: https://archivo.cordoba.es/images/documentos/otros/trab-y-publicaciones/jornadas-y-conf/La%20Real%20Casa%20de%20la%20Moneda%20de%20Córdoba%201661-1665%20.pdf

      Saludos,
      Adolfo

    • Victoria 8 meses hace

      Estoy totalmente de acuerdo Oscar. Si no compro es por indecisión y porque me planto, por ahora, en rangos de precios muy altos, tendré que dar el paso para decidir «gastar» mi presupuesto y divertirme. Pero se acercaban estas fechas que han pasado…y tengo 3 hijos que prefieren juguetes ;-) a doblones….
      Si te diré que , a ojo, el 20/30 % de los comentarios de foros o publicaciones triviales tratan de engaños, falsas, trampas, personal sin escrúpulos…. Supongo que porque son los temas divertidos (no sesudos) es el entretenimiento por puro gusto… Pero la vista previa de cualquiera, siguiendo ese porcentaje, es que una de cada cinco te la cuelan, y más a través de la web, que es mi principal fuente.

  15. Rullan R. Winters. 8 meses hace

    Hola Adolfo! En «Lo que he aprendido al asistir a subastas ,preguntabas por casas de subastas Mexicanas, y, a mi entender ,actualmente solo existe una: El Mundo de la Moneda. Alguien que asiste a estas subastas me dijo que las monedas que gana en subasta se pagan de riguroso contado,en Pesos Mexicanos. La s monedas de 8 Reales con Resellos tanto Insurgentes como Reales ( Chilpanzingo ,Moreos ,Vicente Guerrero LCM Etcetera) son mis Favoritos ,entre otros.Alla se subastan monedas con Resellos que casi nunca se ven en Espana o, aca en U.S.A. Yo nunca he podido participar en ninguna Subasta Mexicana. Saludos! Rullan R. Winters.

  16. Óscar 8 meses hace

    Una cosa muy buena que tienes, Victoria, es saber esperar…yo a veces soy muy impaciente. En cuanto a los engaños, lo bueno es que te das cuenta de ellos… Aunque ya sabes, que e
    También en estos foros, hay gente «decente».
    Gracias por el enlace Adolfo.

  17. Antonio 8 meses hace

    Victoria puede dar mucho juego. Tener a alguien que se inicia en la numismática con esa actitud y ese saber hacer que trae de otros campos, además de lo bien que describe sus experiencias puede ser muy ejemplarizante.
    En cuanto a la experiencia con los comerciantes, como siempre, hay de todo, pero yo tengo que confesar que yo sigo en esto «a pesar», y no gracias a algunos comerciantes con los que me encontré cuando era joven. Tanto es así que mandaba a algún amigo a las tiendas para que preguntara porque a veces me daban algunas contestaciones que me hicieron llorar por la falta de respeto y/o chulería. Ya tienes material para tu entrada sobre numismática y jóvenes, Adolfo. Un saludo y mi cordial bienvenida a Victoria.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*