Problemas logísticos en la compra de monedas

Problemas logísticos en la compra de monedas

Hace unos meses me llegó el siguiente correo:

Hola Adolfo, buenas noches.

Mi nombre es Enrique, de XXXXXXXX. Estoy suscrito a tu blog y hemos hablado por mail alguna vez.
En esta ocasión te escribo por lo siguiente:
En una subasta de una casa española celebrada recientemente se me adjudicaron 2 lotes, un denario de Augusto y dos maravedis de los Reyes Católicos.
Aboné las mismas al día siguiente de comunicarme la factura proforma y me indicaron que me habían remitido las piezas vía correo certificado a los pocos días.
A fecha de hoy no las he recibido, lo cual he comunicado puntualmente a las casa de subastas, ya que en mi oficina de correos me han dicho que algo ha pasado porque debería de haberlas recibido ya.
El caso es que el envio se debe de haber extraviado y me dicen en Correos que la reclamación la debe de hacer la casa de subastas.
Allí me indican que lo harán, pero no me han dicho más.
En fin, como tu tratas todo tipo de supuestos en relación con el coleccionismo numismatico, quería que me dijeras si se te ha presentado esta situación alguna vez o si has tenido noticia de que alguien haya pasado por algo similar y como se ha resuelto el caso. A mi no me ha pasado nunca y supongo (y espero) que me devolverán el dinero.

Cómo crees que debo actuar?

Muchas gracias de antemano.
Un saludo y enhorabuena por ese trabajado blog numismatico.

Está claro que lo que Enrique busca es un mediador que le ayude a resolver el problema con la casa de subastas. Creo que es una muy buena forma de proceder, no como este coleccionista, que como tardó dos semanas en recibir las monedas se puso a quejarse en un foro. Claro está que ese hilo se convirtió en un juicio sumarísimo a una casa de subastas sin que nadie aportase ninguna información realmente útil para resolver el problema inicial. Hasta que intervine yo diciendo lo que habría que decir: que en vez de llamar a Martí Hervera llamase a Soler & Llach, pues es esa otra empresa la que se dedica a las tareas logísticas. Algo tan sencillo consiguió resolver el problema a la primera llamada, pero el novato seguía descontento.

Sea como fuere, mi respuesta a Enrique fue la siguiente:

Solución: llama por teléfono e insiste. Intenta hablar con el director de la empresa y no con la secretaria o con quien te coja el teléfono. No sé de qué importe hablamos pero seguramente sea algo tremendamente sencillo de resolver (más aún cuando de esto se hace cargo el seguro). Si pasan dos semanas y no te hacen caso intenta buscar algún amigo común que pueda hablar con ellos en tu nombre. Otra casa de subastas de la misma ciudad o cualquier comerciante de esa ciudad con quien tengas confianza será suficiente. En el último extremo tendrías que poner una denuncia en la Policía Nacional de tu ciudad, pero eso habría que evitarlo.

A los 10 días recibí otra respuesta con un final de la historia bastante predecible:

[…] He de indicarte que los mismos finalmente no han aparecido y que se han dado por extraviados por Correos.
Al día siguiente de tu contestación volví a llamar y hablar con la empresa de subasta y quedaron en hacer la oportuna reclamación, como así fue. Transcurridos unos días volví a hablar con ellos para solicitarles la devolución del dinero y me dijeron que si, pero que sería conveniente esperar un poco a ver si se resolviera la reclamación. Esta se ha resuelto ayer, dando Correos el envió por “extraviado”, y la verdad es la casa de subastas no ha tardado ni un segundo en hacerme la devolución del importe abonado en su día.
En fin, todo se ha solucionado, la citada casa se ha portado correctamente y ha respondido con toda garantía.
Lo que me parece impresentable es que Correos pierda un envío certificado, sin más y no ofrezca ni una mínima explicación para ello. Siempre oyes estas historias y aunque no deben ser lo normal a alguien siempre le “toca”.

Estos problemas logísticos son bastante desagradables porque en realidad “nadie tiene la culpa”. Pero por eso mismo, cuando hay buena intención por parte de vendedor y comprador -que es la inmensa mayoría de las veces- la resolución es muy sencilla. Más cuando se trata de una casa de subastas o de un vendedor importante, que siempre tienen un seguro para este tipo de percances. Es realmente un fastidio para el comprador porque se queda sin esas monedas que le gustaban, pero al igual que Enrique, hay que entender que “siempre a alguien le toca”. Gajes del oficio.

Personalmente nunca me he visto en esa situación como comprador. Como vendedor sí: una vez en una moneda que vendí por eBay. Correos perdió la carta certificada y yo gustosamente le devolví los 30 euros de seguro que traen por defecto esas cartas (más sobre seguros de Correos). Para el comprador fue una suerte porque la moneda no le había costado ni 10 euros, por lo que ganó dinero con esa pérdida. Obviamente no se quejó.

Más divertido fue una vez que me confundí en el envío. Había vendido dos monedas distintas a dos compradores distintos y me equivoqué a la hora de poner la dirección. Eran piezas de un importe bastante bajo, pero una era bastante más cara que la otra (pongamos 20 euros y 60 euros). Afortunadamente los compradores fueron gente comprensiva y no pusieron problemas a la hora de devolverme las monedas que les había enviado para recibir una semana más tarde la que deberían haber recibido inicialmente. Yo creo que la mayoría de la gente tiene buena voluntad para este tipo de situaciones.

Si esto me pasaba a mí, que estaba yo solo en mi casa vendiendo tres monedas a la semana que me habían tocado repetidas en algún lote, ¡qué ocurrirá en casas de subastas que tienen que enviar monedas a 800 clientes cada subasta!. Hay clientes que compran en sala, por correo y en la “repesca” (comprar lotes no vendidos), queriendo que todas las monedas se les envíen en el mismo lote para reducir los gastos de envío. Me parece bastante razonable, entonces, esperar unos días hasta recibir las monedas. ¡No se nos va la vida en ello!  (aunque podemos tener alteraciones en nuestros niveles de dopamina). Ni qué decir tiene que comprar en el extranjero supone aumentar la complejidad logística y, obviamente, aumentar el coste logístico, el tiempo de espera y la posibilidad de que ocurran errores de este tipo. Quien haya comprador en Francia o en Italia habrá tenido que esperar varias semanas hasta recibir la moneda. Y ya os conté lo que me pasó a mí cuando compré en Estados Unidos.

En definitiva, creo que hay ingredientes muy sencillos para resolver estos problemas logísticos: paciencia, buen hacer y entender que las otras partes también tienen buenas intenciones.

Las monedas que ilustran la entrada acaban de ser emitidas por la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre. Se trata de la primera hornada de la serie Historia de la Navegación. Cada entrega constará de cuatro piezas a color, acuñadas en cupro-níquel, donde se muestran barcos representativos desde el punto de vista histórico. Estas cuatro piezas muestran una nave fenicia, una embarcación vikinga, un navio de tres puentes y el Buque Escuela Juan Sebastián de Elcano. Las tres primeras imágenes están tomadas de detalles de obras que se exponen en el Museo Naval de Madrid (de visita más que recomendada); la cuarta representa al navío más conocido de la Armada Española. El precio de las monedas es de 14 euros cada una y comprando las cuatro primeras se regala un álbum para guardar todas. Se puede adquirir aquí. En Numismática Visual podéis ver todas las monedas que componen la serie y aquí tenéis la Orden Ministerial correspondiente. Teniendo en cuenta lo comercial del tema y el precio de las monedas, supongo que tengan muy buena acogida comercial. Más información al respecto.

 

 

 

 

 

22 Comentarios

  1. Athalbert 7 meses hace

    El “Juan Sebastián De Elcano” no pertenece, ha pertenecido o pertenecerá al Ejercito Español; pertenece desde 1.921 a la Armada Española…

  2. Athalbert 7 meses hace

    …y sentimentalmente a todos los que hemos sido formados o hemos pasado por él.

    • Autor
      Adolfo Ruiz Calleja 7 meses hace

      se echaba en falta a uno del gremio :D

      Que conste que primero escribí “Armada Española” y, como no estaba seguro de si era la terminología correcta, reescribí “Ejército Español”, entendiendo que el ejército engloba las fuerzas de mar, tierra y aire. Al parecer estaba equivocado.

      Saludos,
      Adolfo

  3. Fran 7 meses hace

    Un saludo, soy el novato y me encanta saber que se habla de mi por aquí para enterarme que se me pone como ejemplo de lo que no hay que hacer. También me gustaría decirte, Adolfo, que no era novato ya que llevaba comprando en subastas desde 2009; sin embargo, que tarden en contestarte a tus correos 2 semanas y que tengas que enterarte en un foro quién es el encargado de la logistica de Martí Hervera…. pues siento haberte defraudado y no haber encontrado esa información en su web.

    • Autor
      Adolfo Ruiz Calleja 7 meses hace

      Hola Fran.

      Antes de nada, perdón por lo de “novato”. Lo he modificado. Espero que no te tomes a mal mi comentario, al fin y al cabo me he puesto yo mismo mil veces como ejemplo de lo que no hay que hacer. No me has defraudado para nada; buena parte de la gracia de este blog es justamente aprender de los errores de otros (y, de nuevo, de los míos espero que hayan aprendido muchos).

      La verdad es que me sorprende que si llevas 9 años comprando en esa empresa no te hayas dado cuenta de que la parte logística la lleva Soler & Llach. A mí los paquetes siempre me vienen con ese remite.

      Sea como fuere, la crítica principal era al hilo del foro. Tú propones un problema (en mi opinión de manera bastante desacertada) y ahí todo el mundo se queja pero no ofrece ninguna información útil para resolver tu problema. Poco se avanza de esa manera, ¿no crees?

      Un saludo,
      Adolfo

  4. Fran 7 meses hace

    De todas formas actualicemos ese…”algo tan sencillo consiguió resolver el problema a la primera llamada”: compré la moneda el 23 de febrero, el 7 de marzo me dijeron que estaba entregada ese mismo día, finalmente me llegó el 13 de marzo (19 días después). Entiendo que se deba defender la mano que te da de comer, pero no entiendo que esto lo veas como algo normal.

    • Autor
      Adolfo Ruiz Calleja 7 meses hace

      Esto no es una manera de defender a los patrocinadores del blog. El otro día una persona en Facebook se quejaba de algo semejante con otra empresa que no patrocina este blog y le dije lo mismo.

      En el foro comentaste que el mismo día que llamaste por teléfono te dieron el código de seguimiento. Con eso parece que quedaste contento, como es normal. Si luego tardó 19 días, es fallo de la empresa de transporte y no de la casa de subastas. Bien me puedes decir que la casa de subastas es quien elige la empresa de transporte y que bien podría haber elegido otra más eficiente.

      Y tendrías razón. Pero el fondo de la entrada es que estos problemas logísticos van a ocurrir siempre. De mil paquetes que se envían seguro que hay retrasos o problemas en media docena de ellos. Unas veces tocará a unos y otras a otros. Antes de hacer nada yo creo que hay que tener un poquillo de paciencia y entender como que todos los actores involucrados tienen buena voluntad.

      Saludos,
      Adolfo

  5. J. Mir 7 meses hace

    En una ocasión compré barato y pedí envío por correo ordinario para ahorrarme unos 3 euros del certificado, la pieza nunca llegó y evidentemente el vendedor no respondió, aunque siempre me ha quedado la duda de si alguna vez salió de sus manos.

    En fin, lección aprendida, menos mal que no fue muy cara la clase.

  6. Jesús 7 meses hace

    He visto a mucha gente criticar a Soler/Hervera por hacer sus envíos por Correos, y quejarse de que son muy lentos. Si bien es cierto que quizás no es la casa de subastas con los procesos mejor automatizados, tardan más que otros en enviar las facturas primero, y en hacer los envíos después… la gente habla sin saber.

    Por mi profesión, creo que he trabajado con (casi) todas las compañías de transporte importantes, y puedo daros algunos datos reales que he aprendido por experiencia:

    – Todas las empresas dan por regla general buen servicio
    – Todas las empresas pierden un porcentaje similar de paquetes
    – Correos es de las empresas que mejor funcionan a nivel nacional: Es de las que menos incidencias tienen, y es de las que mejor responde ante una pérdida, la que más rápido paga.
    – La mayor parte de los extravíos de paquetes son porque se ha montado el envío en una furgoneta equivocada y se ha mandado a otro centro logístico. Esos extravíos se resuelven en un plazo de 2-3 días.

    ¿Cómo actuar en estos casos? Pues siempre recomiendo lo siguiente: Un email al vendedor dejando constancia de que su paquete no ha sido entregado en el plazo de entrega previsto. Un email al transportista diciendo exactamente lo mismo, aportando a ser posible el número de seguimiento. Si después de un tiempo prudencial, el paquete no aparece, tranquilos. Los vendedores no son tontos, ya se encargarán ellos de hacer el reembolso al cliente para no perderlo, y de pelearse con el seguro para cobrarlo después… pero también un poquito de comprensión con el vendedor… no se puede reembolsar una cantidad importante de dinero ni dar un paquete por perdido, para que a los dos días resulte que el envío que iba para Badajoz haya aparecido en Zamora y tenga que desandar el camino para atrás volviendo a pasar por Madrid… que todo el mundo nos hemos equivocado alguna vez, incluso los trabajadores de las empresas logísticas.

    Y sobre todo, no olvideis que la educación está por encima de todo, que os estáis comunicando con personas, no reuniendo a un rebaño de cabras. Tenéis que ver el nivel de los emails quejándose de pedidos no entregados. Algunos parece que te están perdonando la vida… otros bordean la amenaza directa, y siempre están dirigidos a alguien que NO ha tenido la culpa de perder vuestro paquete. Creedme cuando os digo que los trabajadores en general podrán más interés en resolver una incidencia de una persona respetuosa y educada que la de un animal de estos, creo que de estas cosas Adolfo sabe un rato :(

    Saludos!

  7. Óscar 7 meses hace

    Está claro que con educación se va a todos los sitios, pero a veces en estos sitios puede perderse… Entiendo la frustración de aquellos compradores que han tenido problemas con ciertos envíos, ya que yo mismo los he sufrido en algún momento, y me supongo que los padeceré en el futuro (espero que no). Normalmente, las casas de subasta envían todo certificado, no pasa como con ciertos vendedores privados, en los que puedes remarcar que el envío sea certificado u ordinario. Para este tipo de ventas, considero oportuno que siempre se mande la pieza por correo certificado, ya que no nos cuesta nada pagar un poco más, ende, si la moneda nos ha costado un pastizal. En ventas donde admitan pago seguro, como PayPal, también es importante acogerse al mismo.

    Es una pesadilla no recibir una moneda deseada por tanto tiempo…esa pieza que nos ha ilusionado, a veces desde hace años…y ver cómo se ha perdido en el limbo… pero más crudo es, no tener ninguna garantía que nos tranquilice y que nos dé la seguridad de que vamos a recibir el importe pagado.

    Desde aquí remarcó la gran gestión logística de Tauler y Fau…desde que empezaron, nunca he tenido problemas con ellos… Paquetes muy bien envueltos, con rápido servicio y a veces con sorpresa incluida (catálogo de la subasta)

    • Autor
      Adolfo Ruiz Calleja 7 meses hace

      Cuando vendía algunas monedas repetidas por eBay siempre permitía el envío ordinario para monedas que costasen menos de 10 euros. Nunca hubo problemas, tuve suerte. Lo de PayPal no lo acepté nunca porque me parecía incurrir en un coste más que era totalmente innecesario: suficientes comisiones cobraba eBay como para, además, pagar las de PayPal. Si el comprador no se fiaba de mi buena voluntad prefería que no me comprase.

      Saludos,
      Adolfo

  8. Buxbaumia 7 meses hace

    Es curiosa la casualidad, estos dias estoy teniendo exactamente el mismo problema: dos lotes en una casa de subastas española, envío a través de Correos, y mismo procedimiento para reclamar. Debo decir que desde la casa de subastas se han portado muy bien, a los pocos minutos de hablar con ellos por teléfono exponiéndoles el problema, ya tenía una copia de la reclamación en mi correo electrónico.
    La verdad es que es algo molesto encontrarse con algo así, y más en este caso pues eran los primeros lotes que ganaba en una subasta, así que me hacían especial ilusion. Pero bueno, me lo tomo con filosofía, si finalmente no llegan, pues ya habrá más monedas.
    Por cierto, aprovecho para decirte que aunque esta es la primera vez que hago un comentario, la verdad es que sigo tu blog desde hace bastantes meses, felicidades por el excelente trabajo. De hecho, es el principal detonante que me ha hecho retomar la afición después de 20 años parada.

    Saludos

    • Autor
      Adolfo Ruiz Calleja 7 meses hace

      Y a mí me hace especial ilusión comentarios como éste :)
      Me alegro mucho de que el blog te haya servido para retomar tu afición. Cuando contigo como comentarista a partir de ahora.

      Por lo que comentas, una lástima que justo en tu primera compra “te toque”. Pero si la subasta ha respondido con seriedad, sin duda que el tema se resolverá fácilmente.

      Saludos,
      Adolfo

  9. JUAN ANTONIO 7 meses hace

    A mí no me gusta PayPal, pero lo pongo porque así las monedas en subastas suben mucho más el precio y no se adjudican a precios muy por debajo. Eso sí, así hacen doble negocio Ebay.

  10. Óscar 7 meses hace

    Lo de PayPal viene bien si eres el comprador, en caso de no recibir el artículo te reingresan el dinero.

  11. Athalbert 7 meses hace

    A veces de forma abusiva contra el vendedor…
    A un amigo mío, vendedor profesional, en una ocasión vendió unas monedas de oro por un importe de cerca de 300 euros a un cliente de Inglaterra.
    Por culpa del servicio de correos inglés y aduanas se produjo un retraso en la entrega, el cliente recurrió, Paypal automáticamente le devolvió el dinero, lógicamente sacándoselo a mi amigo y el cliente poco después recibió sus monedas.
    Cuando mi amigo se quejó a Paypal, estos se lavaron las manos, mi amigo se quedó sin monedas y sin el pago; el cliente con las monedas gratis y Ebay y Paypal encima le cobraron sus comisiones a mi amigo…
    La solución que propuso Paypal fue que mi amigo escribiese al cliente suplicándole que si le venía bien le pagase las monedas; como podéis imaginar aún está esperando respuesta…

  12. JUAN ANTONIO 7 meses hace

    Si eso es así, yo creo que debería denunciar a PayPal tu amigo. Y deberían indemnizarlo por daños y perjuicios.

  13. Óscar 7 meses hace

    Ese caso que comentas es flagrante… Y el comprador a todos los efectos un vándalo.
    Yo he tenido algún que otro problemilla con vendedores que admitían PayPal. Ya por el sólo hecho de que admiten esta modalidad de pago, me da plena seguridad para contar con sus servicios… Ciertamente en algún momento, el vendedor puede “perder” algunos privilegios, pero también logrará situarse en un mercado más fiable, seguro, y por lo tanto, este aspecto, hará que suba posiciones y valoraciones positivas como vendedor.

    Cómo decía anteriormente, yo he padecido algún que otro inconveniente con ciertos vendedores, en el retraso de las piezas.
    Cuando ésto me ha pasado, lo primero que hago es intentar ponerme en contacto con el vendedor, y casi siempre, por este medio se ha podido resolver el mal entendido.
    Sólo dos veces he tenido que utilizar “la fuerza” de PayPal para recuperar un dinero ingresado:
    1) después de dos meses de correos masivos al vendedor, no logro contestación alguna, por lo que me pongo en contacto con PayPal.
    2)después de casi tres meses en el que el vendedor me aseguraba que me había enviado el paquete y no lo recibí… En este caso, nunca me llegó la moneda (aquí puede que el vendedor mintiera o que verdaderamente la agencia de transportes perdiera el pedido…a mí no me quedaba otra que pedir el dinero que yo había pagado por la moneda, pues es de lógica que no iba a olvidar tantos euros por nada…)
    En el caso de haber recibido la moneda, después de recibir el dinero, hubiera vuelto a ingresar los euros correspondientes al vendedor o le hubiese remitido la pieza.

    Así que, al final, todo también se centra en la buena voluntad de las personas, tanto del vendedor como de comprador.

    Os relato una anécdota que me ocurrió hace ya un año:

    Compré desde internet a una tienda de numismática, un real de los Reyes Católicos, posterior a la Pragmática de Medina Del Campo.
    Después de menos de una semana, recibo el paquete, lo habro y cuál es mi sorpresa que la moneda que veo es un columnario de Felipe V en un estado envidiable de conservación…basta decir que esa pieza cuadriplicaba el valor económico de la que en realidad había pedido yo.
    Justo al instante, como por obra de magia, recibí un mensaje del vendedor, diciendo que creía que me había enviado un duro de Felipe V por error, además del real de los R.C., pero que debido a la cantidad de ventas que había tenido ese mes, no estaba seguro de si había sido a mi u a otra persona, pues no debía tener los recibos de los envíos, etc…

    Yo podía haberle dicho que nunca me llegó esa moneda y quedarme con una pieza que llegaba casi a las 4 cifras…pero evidentemente, le contesté, que ciertamente la acababa de recibir y que inmediatamente se la mandaría por correo.
    Me dijo que se la remitirse a portes pagados y así lo hice. A los pocos días me envió un mensaje muy agradecido, diciéndome que en futuras compras “me tendría en cuenta”(tenemos que pensar que está equivocación le hubiera generado no sólo la perdida de esta moneda si no un posible conflicto con el otro comprador)

    Así que las forma de actuar también es muy relevante.

    • Autor
      Adolfo Ruiz Calleja 7 meses hace

      ¡Qué buena esta historia!

      A mí me pasó lo mismo como vendedor (lo digo en la entrada) pero con monedas de muchísimo menos importe. No hubo ningún problema por parte de los dos compradores.

      Yo creo que la inmensa mayoría de la gente es honrada, tanto en la numismática como en cualquier otra parte. Lo que pasa es que hay un pequeño porcentaje de caraduras que hacen mucho daño.

      Saludos,
      Adolfo

  14. J. Mir 7 meses hace

    Cuando todo está bien todos somos legales, cuando podemos hacer el bien ya se pierden efectivos y cuando hacer el bien cuesta algo ya van quedando pocos.

  15. Luis 7 meses hace

    A mí me ha pasado algunas veces que Paypal le haya devuelto su dinero a un comprador antes de que le llegara el paquete. En todos los casos me han vuelto pagar una vez entregado éste a satisfacción. Mi experiencia confirma que la inmensa mayoría de coleccionistas y vendedores son honrados y de buena fe. Es una suerte para quien trabaja en este mercado.

    Aconsejo no agobiarse demasiado con los plazos de entrega pues es un hecho que ni correos ni las empresas de mensajería los cumplen a rajatabla, sobre todo cuando hablamos de envíos internacionales. Cualquier comerciante profesional asume su obligación de restituir el dinero al comprador en caso de extravío del paquete por lo que no ha lugar a preocupación alguna más allá del natural disgusto que implica la pérdida de una moneda que realmente deseábamos poseer. Lo que no tiene sentido es estar avasallando al vendedor una y otra vez acerca de porqué no le llega el paquete, dónde está, cuando le va a llegar y cosas así pues el vendedor no puede saberlo. Si el tracking te lo dice bien –algo que lo más rápido es que lo haga el destinatario, se tarda un momento– si no, nadie puede saberlo (ni siquiera correos!).

    • Autor
      Adolfo Ruiz Calleja 7 meses hace

      Todo un placer volver a leerte por estos lugares, Luis.

      Gracias por tu aporte.

Leave a reply to JUAN ANTONIO Pincha aquí para cancelar tu respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*