Enrique se ha comprado un denario de Clodius Macer

Enrique se ha comprado un denario de Clodius Macer

Os dejo una bonita historia que me contó Enrique hace unos meses. Tiene pinta de ser cierta.

Le comento el motivo y la procedencia de la misma. No soy siquiera aficionado. Tan solo intentaba adquirir a “buen precio” una cantidad de trece denarios para regalarlo en forma de arras de boda a un buen y gran amigo casadero. Las he ido adquiriendo en la página de Todocolección, buscando unos precios unitarios de entre 30 y 50 € a vendedores reconocidos, pues entendía que era la mejor forma de tener garantizada su autenticidad. El caso es que, en estas búsquedas, y cuando ya había adquirido casi la totalidad, me topé con tres denarios ofrecidos por un mismo vendedor que no se dedicaba para nada a la venta de monedas, y que no las tenía siquiera identificadas (las publicaba como “denario romano antiguo”) sino de artículos muy “sui generis” y diversos (más de quinientos lotes en venta de artículos de todo tipo). El caso es que le pregunté por su autenticidad y procedencia y me indicó que no podía garantizar que no fueran falsas y respecto a su procedencia que se dedicaba a “vaciar pisos” y que en uno de ellos las encontró junto con algún jarroncito y alguna lucerna romana, que tampoco sabía que fueran auténticas. Yo, en ese momento, no tenía ni idea de a qué época o emperador pertenecía (aunque sí sabia que una de las tres era republicana por lo poco que he llegado a “entender bicheando por Todocolección”). Las compré finalmente y fue al recibirlas cuando indagué sobre las mismas. Me llamó la atención que las tres fueran interesantes: la de la república con un valor aproximado (según extraigo de internet de entre 85 y 250 € en función a su estado); otro denario con un valor ¡sorprendente! de entre 800 y 2.000 € pero que yo considero que aunque fuera auténtica carece de valor numismático por estar taladrada, aunque minimamente, para ser colgada al cuello como medallita de plata o algo así; y la tercera [fotos representadas en la primera imagen], que es la que me ocupa y con la que, sinceramente, he alucinado, pues su precio, de ser auténtica, ascendería a muchos miles de euros. No creo demasiado en la suerte y no soy un buscador pero sí es cierto que la lotería a veces toca (aunque yo no conozca a nadie).

Y esta es la historia. Se la cuento por si le sirviera de algo y tiene a bien considerar mi requerimiento.

Sobre la historia en sí, la actitud de Enrique me parece muy razonable: como no sabe bien lo que tiene hace dos buenas fotos y las muestra a alguien que le pueda orientar. Lo de que el vendedor no entienda de monedas porque se dedica a vaciar pisos no me lo creo. Ese tipo de excusas son típicas de chatarreros y tienen dos fines: motivar la compra haciendo creer al comprador que “le puede tocar la lotería”; y quitarse responsabilidad sobre la autenticidad o manipulación de esa moneda. A día de hoy es muy fácil identificar y tasar a grosso modo las monedas que se venden (al menos para saber si algo es caro o barato); cualquiera lo comprueba antes de deshacerse de un denario. Así que muchísimo cuidado con quienes digan que no saben lo que venden: hoy es realmente sencillo ver muchas monedas en venta y tener precios de referencia.

Aprovecho para comentarios que Lucio Clodio Macro (Clodius Macer) fue un usurpador que, animado por Galba, se levantó contra Nerón haciéndose con el control de Cartago y el norte de África. Antes de que el propio Galba lo mandase ejecutar Clodius Macer acuñó denarios en Cartago con unos motivos que recuerdan muchísimo a los denarios republicanos. Además, esos denarios le representaba sin corona de laurel e indican la “SC” (senatus consulto), que hacía un siglo que no aparecía en las monedas romanas. Por eso hay historiadores que opinan que Clodius Macer pretendía reinstaurar la República Romana más que hacerse él mismo con el poder.

Todos sus denarios son rarísimos y se pagan auténticas fortunas por ellos. Por ejemplo, por este ejemplar se remató en 55.000 CHF, este otro en 75.000 CHF y el que se representa más abajo en $120.000 (más sobre ese ejemplar).

De estos denarios hay muchas falsificaciones muy conocidas (un ejemplo y otro). Incluso Becker falsificó los denarios de Clodius Macer (más sobre este falsificador). Son falsificaciones muy burdas por lo general; yo al menos no he visto ninguna que parezca auténtica. Ni qué decir tiene que cualquier pieza que se ofrezca barata tiene todas las papeletas de ser falsa.

2 Comentarios

  1. Anajesus 6 días hace

    Hola, una de las características de un denario falso es la porosidad, la del señor Enrique se nota mucho. También ver la linea del rostro, donde se suele quedar un sombreado nada natural…
    Un saludo

  2. Luis S. 6 días hace

    El ejemplar representado es el mismo del Spink (2074).

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*