Octavo de real de los Reyes Católicos

Octavo de real de los Reyes Católicos

octavo de real RRCC

Periodo: Edad Moderna

País: España

Denominación: 1/8 de real

Reinado: Reyes Católicos

Calidad: EBC-

Peso: 0,44 g.

Casa de subastas: Áureo & Calicó

Fecha: 12 de diciembre de 2018

Precio de salida: 18.000 euros

Apunte histórico

En marzo del año pasado dediqué una entrada al octavo de real de los Reyes Católicos. La razón era que es un módulo descrito en la Pragmática de Medina del Campo de 1497 (más) pero de él no se conocía ningún ejemplar aunque sí un dibujo hecho por Heiss. Estuvimos debatiendo en el blog y no llegamos a ninguna conclusión clara sobre la existencia o no de estas monedas. Ese mismo interrogante lo plasmó Juan Luis López de la Fuente en su libro sobre las platas de los Reyes Católicos.

¡Cuál fue mi sorpresa cuando en junio visito las instalaciones de Áureo & Calicó y ponen este bellísimo ejemplar en mi mano!

Ni qué decir tiene que la publicación del catálogo ha reabierto el debate sobre este ejemplar entre los aficionados (más). Ahora sabemos varias cosas que antes no sabíamos. En primer lugar, ya no quedan dudas de que la moneda existe. Otro aspecto importante es que su marca de ceca es “G” (Granada) y no “C” (Cuenca), como decía Heiss. Tiene mucho más sentido histórico que la moneda se haya acuñado en Granada, tal y como comenta Áureo & Calicó en su catálogo (reproduzco el texto más abajo). Por otro lado, el ejemplar que ahora sale a subasta no es el ejemplar que dibujó Heiss, el cual se supone que pertenecía a la Colección Vidal Quadras. Por lo tanto, debería haber un segundo ejemplar (Heiss decía que existían dos ejemplares), aunque tal cosa no está confirmada.

Apunte de mercado

Es realmente complicado indicar un margen de precios razonables para una pieza como ésta. Si lo comparamos con otras monedas de plata peninsulares de módulo pequeño que conjugan belleza y rareza (e.g. este real de Zaragoza rematado en 4.000 euros o este real de Granada, también rematado en 4.000 euros) me resulta un precio de salida bastante elevado. Claro está que esos reales citados no son tan míticos ni extraños como el octavo de real en cospel cuadrado. Por eso, esta pieza puede subir mucho más si el mercado estadounidense entra a por ella, algo que no sería raro pues les gusta mucho la numismática de los Reyes Católicos. En otras palabras: no creo que muchos coleccionistas españoles vayan a interesarse por esta pieza a estos precios, yo creo que el que entre o no el mercado internacional en ella será lo determinante. Tampoco descartaría que el Estado haga acto de presencia, pues es la típica moneda que encajaría muy bien en el Museo Arqueológico Nacional.

Sobre la subasta

Se trata del noveno volumen de la Colección Isabel de Trastámara, que ha sido subastada reinado por reinado durante cuatro años. Esta colección ha dado un repaso extraordinario a la numismática de la Monarquía Española. Por el nombre de la colección, todos esperábamos que el volumen dedicado a los Reyes Católicos fuese el plato fuerte de la colección. Así ha sido.

La colección es una auténtica barbaridad, tanto en la cantidad de monedas como en su calidad y rareza. Bastará con decir que se incluyen 1392 piezas entre las que hay 56 ejemplares únicos y 130 inéditos. No recuerdo haber visto algo así en una colección con un ámbito tan concreto. Además, hay mucha más presencia de oros que en otros volúmenes de esta colección. Entre ellos destaca por encima de los demás el doble ducado de Valencia, otra pieza mítica de cuya existencia se dudaba. También hay que subrayar la impresionante colección de moneda anterior a la Pragmática de Medina del Campo, pues son monedas ya de por sí raras y aquí se presentan muchísimas y en una calidad magnífica. Por eso, os recomiendo que echéis un vistazo con mucha calma al catálogo, pues se puede aprender muchísimo de él y se puede aprovechar a pujar por muchas monedas, pues aunque hay algunas aptas para bolsillos muy potentes, otras tienen precios muy módicos.
Todo hay que decirlo, hay dos cosas que no me han gustado de este volumen: el color de la portada y el que no hayan dividido la colección en dos volúmenes, algo que a mí me parecería bastante razonable.

Además, Áureo & Calicó organiza una subasta online el dia 11 de diciembre. Se trata de la típica subasta que trae un poco de todo en conservaciones medias. En ella se esconde una colección de 510 monedas de 2 reales. Es una emplia colección completista en calidades bastante bajas. Muy típica de los coleccionistas del siglo pasado. ¡Pero no por ello deja de ser divertida de forjar!

En Imperio Numismático están comentando esta subasta.

Descripción del vendedor

Reyes Católicos. Granada. 1/8 de real. (Cal. 516, reproduce el dibujo de Heiss y la atribuye a Cuenca). 0,44 g. Muy bella. Excepcional. Única conocida. EBC-.
…Ordenamos e mandamos que en cada una de las dichas nuestras casas de moneda se labre otra moneda de plata que se llame reales… e que destos se labren reales e medios reales e quartos de reales e ochavos de reales… e que los ochavos sean quadrados”. Un módulo de plata tan pequeño (menos de medio gramo) era completamente ajeno a la tradición numismática castellana; también lo era la forma cuadrada que se le pretendía dar. La intención, obviamente, era sustituir el medio dírhem nasarí que corría en abundancia en la recién conquistada Granada, cuya población no estaba habituada al vellón. Si bien la Pragmática indicaba que debían acuñarse en cada una de las casas de moneda todos los valores, parece significativo que el único ejemplar conocido corresponda precisamente a Granada.
Aloïss Heiss publicó en su magna “Descripción General” (París, 1872) un grabado de una pieza similar; ha sido el único testimonio de su existencia durante un siglo y medio, y el grabado en cuestión ha sido reproducido en los catálogos modernos (el de Calicó, y el Medieval European Coinage de Cambridge, por ejemplo) a falta de imagen más fiable, de manera que se había llegado a dudar de su existencia efectiva.
El ochavo catalogado por Heiss llevaba, al parecer, una C como marca de ceca, y fue atribuido a la Casa de Cuenca. La precisión en el detalle de los grabados utilizados por Heiss ha sido contrastada en numerosas ocasiones, pero teniendo en cuenta el pequeño tamaño de la moneda y la fácil confusión entre la C y la G góticas, nos sentimos inclinados a sospechar que aquella lectura era incorrecta, y que se trata en realidad de una acuñación granadina como la presente. En cualquier caso, no ha sido publicada hasta el momento otra fotografía que la de este ejemplar; debemos, pues, considerarlo el único conocido.

Fuente

 

Seguid otros comentarios en Facebook.

5 Comentarios

  1. J. Mir 3 semanas hace

    Que buena notícia, alguna pieza he visto que solo se conocia por dibujo y es un alegron poderla observar.

  2. JJAlonso 3 semanas hace

    Que interesante. Siendo una pieza única o casi, creo que el Estado Español debería pujar por ella. Sinceramente, no me parece un precio muy alto de inicio, yo pensaría que puede subir bastante más de eso. Veremos.

    • Victor 3 semanas hace

      Creeis que “El Estado” no sabe si hay más piezas? No digo que te espien ni nada de eso. Simplemente que en una anterior herencia de una colección importante hubiera que catalogar y, aunque no sea de dominio público, si haya un registro en algún sitio de piezas importantes y su poseedor.
      Imagináos que se hereda un Sorolla desconocido hasta el momento, o de esos “perdidos” . En ese momento, al catalogar la herencia, no me creo que los de Hacienda no den parte al Ministerio de Cultura

      • Autor
        Adolfo Ruiz Calleja 3 semanas hace

        El tema de herencias está en manos de Hacienda. Y en principio dudo bastante que se preocupen por un listado de monedas. Con que haya una tasación de precio les valdrá.

        Aunque tal listado existiese en una supuesta herencia, lo que no va a haber es un registro que permita acceder a esa información. Así que de existir, se desconoce.

        Saludos desde Cuzco,
        Adolfo

        • Gerardo 3 semanas hace

          Cierto.
          En una herencia, lo más que va a hacer el notario es poner en el inventario “colección de monedas españolas de los siglos XII a XVI que los herederos valoran en 23.000 euros”….y que se adjudica al heredero don…… Es decir, que la dicha colección se valora, a tanto alzado, y se pagan sucesiones por dicho valor.
          Salvo que (soplo mediante, o por ser notorio el elevado valor de dicha colección) y que la Hacienda regional inicie un procedimiento de valoración, no va a haber un inventario detallado de las piezas, del estilo de 25 ptas de oro de 1884 en EBC+. Como digo, salvo inspección, esto nunca va a suceder. Lo normal es que los herederos se pongan de acuerdo y valoren de forma global la colección.
          Luego, si hacen líquidas parte de esas monedas o la colección en su conjunto es donde pueden tener problemas. Si la valoración fue muy baja en la herencia, tendrán un incremento patrimonial notable que puede hacer que tengan que pagar más en impuestos que lo que hubieran pagado en sucesiones con una valoración más elevada.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*