500 pesetas 1874, Goya

500 pesetas 1874, Goya

500 pesetas 1874 Goya

Periodo: Edad Contemporánea

País: España

Denominación: 500 pesetas

Año: 1874

Calidad: EBC-

Casa de subastas: Áureo & Calicó

Fecha: 8 de noviembre de 2018

Precio de salida: 10.000 euros

Apunte histórico

En 1874 el Banco de España emitió una serie de cinco valores: 25 pesetas con un diseño alegórico (no se conocen ejemplares pero sí un falso de época), 50 pesetas con la imagen de Rafael Esteve, 100 pesetas con la imagen de Juan de Herrera, 500 pesetas con la imagen de Goya (el billete de la entrada) y 1000 pesetas con la imagen de Alonso Cano. Esta emisión, fechada el 1 de julio, supuso unos cambios enormes con respecto a las emisiones anteriores.

    • Se trata de la primera emisión en pesetas. La peseta llevaba siendo moneda oficial de España desde 1868 pero no se habían emitido billetes con esta denominación.
    • Es la primera emisión después de que el Banco de España obtuviese el monopolio de la emisión de billetes. Así, se eliminó la libertad de emisión que hubo en España entre 1856 y 1874, prohibiendo las emisiones de los bancos locales durante ese periodo.
    • En los billetes se introducen las palabras “El Banco de España pagará al portador” pero se elimina “en efectivo”, lo cual es un matiz muy relevante.

Ni qué decir tiene que estas tres grandes modificaciones tienen una coherencia común. Esperar 5 años para permitir la emisión de billetes en pesetas se ha considerado una arrogancia y un favor al Banco de España por parte del Gobierno. Ni hablar que el Banco de España ya no tiene que saldar en efectivo los billetes porque ya se hizo con el monopolio de sus emisiones.

Si queréis leer más sobre esta interesante emisión os aconsejo este artículo y este otro.

Apunte de mercado

Dentro del billete clásico español, éste es el más clásico de todos: un billete único de la primera emisión y en una conservación extraordinaria para ser un billete de 1874. Probablemente sea el billete más icónico de la notafilia española. Por eso mismo es extremadamente complicado estimar un precio sobre él. Yo diría que 50.000 euros es un remate razonable para esta pieza, aunque no me extrañaría que se quedara en 30.000 euros, ni que subiese a los 80.000.
Lo curioso de este tema es que el precio final de este billete puede depender de factores de mercado totalmente puntuales, como la subasta en la que se encuentra. La Colección Cervantes es todo lo buena que puede ser una colección de billete español. Sin ninguna duda atraerá la atención y las pujas de todos los coleccionistas de billete español. Pero claro, muchos coleccionistas se verán en la tesitura de si comprar unos billetes u otros. Por eso, el precio final de este ejemplar dependerá en buena medida de cuántos “guarden balas” para él. Es más o menos lo que ocurrió con los centenes en la Colección Caballero.

Sobre la subasta

La Colección Cervantes está compuesta por 535 billetes españoles distintos. Claramente está llamada a ser una referencia en lo que a la notafilia española y su mercado se refiere. Para forjar esta colección hacen falta generaciones de coleccionistas; no creo que a un coleccionista en circunstancias normales le diese tiempo a montar este catálogo tras una vida entera coleccionando (en ese caso la comparativa con la Caballero vuelve a ser relevante).
Personalmente, lo que más me llama la atención son dos apartados de la subasta: los 111 billetes del Banco de España anteriores a 1936 y los 20 billetes del Banco Español Filipino. No sé si alguna vez se ha recopilado algo así. Para quien no esté muy puesto en el coleccionismo notafílico, hay que decir que el billete clásico es la cima de su coleccionismo -tanto por belleza como por precio y dificultad- y “hacer Filipinas” es la cumbre de las cumbres. El resto de billetes coloniales también son muy relevantes. Por supuesto se pueden destacar también los billetes carlistas, los de los bancos locales y la gran cantidad de pruebas del siglo XX. En definitiva, cualquier coleccionista notafílico estará encantado con este catálogo.
Como siempre, aunque muchos no nos podemos permitir entrar en estos niveles, no está de más guardar el catálogo como referencia futura. Os recomiendo también leer la introducción del mismo, por parte de Ramón Cobo Huici. Da un repaso a la colección más extenso y con mucho mejor criterio que el mío. Y ya que hablo de Ramón Cobo, no puedo dejar de recomendaros sus artículos en Panorama Numismático y en Numismático Digital; creo que es de lo mejor que han publicado esas dos revistas.

En Imperio Numismático están comentando esta subasta.

Descripción del vendedor

1874. 500 pesetas. (Ed. B46) (Ed. 262) (Filabo 46, mismo ejemplar) (Ruiz y Alentorn 98) (BBE. 113-114) (Pick 4). 1 de julio, Goya. Primera emisión con el valor expresado en pesetas. Leve doblez pero extraordinario. Único ejemplar conocido. EBC-.

Fuente

 

Seguid otros comentarios en Facebook.

7 Comentarios

  1. Autor
    Adolfo Ruiz Calleja 1 mes hace

    Actualizo la entrada porque me comenta Jacky que en la emisión de 1874 también se emitieron billetes de 25 pesetas a pesar de que no se conocen ejemplares. Otro coleccionista me ha comentado de manera privada que existe un falso de época de ese billete, por lo que debió haber originales circulando.

    Saludos,
    Adolfo

  2. Jezumo 1 mes hace

    Excelente entrada, Adolfo. Me alegra mucho que escribas sobre billetes. Del billete en cuestión solo se conoce ese ejemplar (el propio Banco de España tiene un facsímil) y es el billete español más caro de la historia. Ese mismo ejemplar fue subastado por Cayón el 14 de diciembre de 2005. Con un precio de salida de 65.000 euros su remate se situó nada menos que en 140.000. Ese día Cayón subastó una “importantísima colección de billetes”. Casi con total seguridad de las más importantes que ha habido junto con la próxima de Aureo que mencionas y la famosa de de Cajamadrid de 1994. Saludos.

    • Autor
      Adolfo Ruiz Calleja 1 mes hace

      Muchas gracias por tu aporte. El precio final de este billete variará muchísimo dependiendo de cómo vaya la subasta. Si varios coleccionistas potentes van a por ellos puede irse carísimo (aunque superar los 140.000 sería todo un record), pero si los coleccionistas se guardan las fuerzas para otros ejemplares, puede que el remate final sea mucho más moderado.

      Por parte de escribir de billetes, ya sabéis que sé de ellos bastante menos que de monedas y que la mayor parte de los lectores del blog no se centran en billetes. Pero con estos “apuntes de un ejemplar” ya he hablado varias veces de billetes internacionales.

      Saludos,
      Adolfo

  3. Manuel 1 mes hace

    Buenas tardes a todos cuando me introduzco en la página de aureo y calicó, me sale un mensaje sobre q están difamando la subasta q hace dicha casa titulada Alba Longa. Alguien me puede decir q ha pasado. A mi en concreto dicha casa de subastas me parece excepcional y jamas he vistió algo malo en ella

  4. Victor 1 mes hace

    Me parecía super interesante lo que comentas al comienzo de la entrada y he intentado leerme los artículos…pero se me escapa, y mucho, el razonamiento, son demasiado avanzados para mi. Una pena.
    La subasta está haciendo ojos chiribitas a todo el mundo

  5. cabarrus 1 mes hace

    Simplemente comentar que del 1000 de Alonso Cano no se conocen ejemplares. Del 1000 de 1875 se conoce el de la subasta y dos más.
    Otra particularidad del de 500 es que en el libro de los billetes del Banco de España se dice que se emitieron 19.000 y este tiene una numeración superior.
    Curioso

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*