25 Pesetas 1881 (18-81) sin barba

25 Pesetas 1881 (18-81) sin barba

25 pesetas 1881 sin barba

Periodo: Edad Contemporánea

País: España

Denominación: 25 pesetas

Reinado: Alfonso XII

Ceca: Madrid

Calidad: EBC+

Peso: 8.07 g.

Casa de subastas:  Martí Hervera, Soler & Llach y Numismática Segarra

Fecha: 25 de octubre de 2018

Precio de salida: 45.000 euros

Apunte histórico

Gregorio Sellán y González fue uno de los principales grabadores españoles del siglo XIX. Tuvo el enorme honor de suceder a Luis Marchionni el 12 de agosto de 1874 como grabador general de la Casa de Moneda de Madrid, y se mantuvo en el cargo hasta el 31 de agosto de 1896, cuando fue sucedido por Bartolomé Maura. A pesar de que su nombre no es demasiado conocido por los coleccionistas, muchas de sus obras nos resultan muy familiares, pues fue el encargado de diseñar los bustos de Alfonso XII, así como los primeros de Alfonso XIII (los llamados “pelón” y “rizos”). En estas monedas podemos ver las iniciales del grabador “G. S.” bajo el busto a modo de firma. Podéis ver algunas de las obras de Gregorio Sellán, actualmente custodiadas en museos españoles, aquí y aquí.

Uno de los mejores diseños de Gregorio Sellán fue el segundo retrato de Alfonso XII. Es un diseño que no tiene grandes relieves, por los que todo el busto está menos realzado que el listel. Esto facilita la fabricación de la moneda y evita que se desgaste demasiado rápido. Este busto aparece mirando a la izquierda en las monedas de plata (1 peseta 1877 y 5 pesetas 1877-1881) y mirando a derecha en las monedas de oro (10 pesetas 1878-1879 y 25 pesetas 1876-1881). La razón de este cambio fue introducir una diferencia más entre las monedas de oro y de plata, con el fin de que no se confundiesen. Este modelo estuvo vigente hasta el 14 de febrero de 1881, cuando se introdujo por decreto el modelo con patillas, más al gusto de la época. En el caso de las monedas de 25 pesetas solo unos poquísimos ejemplares -todos ellos provenientes del mismo cuño rectificado de 1880- fueron acuñados en 1881. Esto la convierte, quizá, en la moneda más rara de El Centenario de la Peseta.

Apunte de mercado

Las 25 pesetas de 1881/0 (18-81) sin barba está considerada como la moneda más rara de El Centenario de la Peseta, que es la serie más coleccionada dentro de la moneda española. Solo con decir eso ya quedará bastante claro que no va a ser una moneda apta para la clase media. Esto se puede ver hasta en el catálogo de Aledón “El Euro y la Peseta”, versión de 2007-2008. Ahí se dice lo siguiente:

Se conocen algunas piezas [de 25 pesetas] acuñadas con el anteriro [busto] (sin patillas), aunque nunca hayan salido en subastas. Quizás sea ésta la moneda más rara de la serie de la peseta; desde luego, mucho más que las de 25 o 100 pesetas de Amadeo I. De esta emisión se han constatado solamente dos transacciones en los últimos 20 años. En 1999 se vendió una pieza, por 8.000.000 de pesetas [48.000 euros], en un conocido comercio de Madrid (en EBC).

Puede sorprender enormemente la extrema rareza de estas monedas, que hasta 2007 nunca habían salido en subasta. Sin embargo, desde esa fecha yo conozco al menos cuatro ejemplares que han salido a subasta: un ejemplar en EBC+ que remató Áureo en 77.000 euros en 2008; un ejemplar en EBC+ que no vendió Ibercoin en 45.000 euros en 2011 (si mal no recuerdo esa misma pieza pasó por Áureo anteriormente sin encontrar comprador); un ejemplar en MBC+ que hizo 31.500 euros en Áureo en octubre de 2016; y el ejemplar que ahora se ofrece, que se vendió en Áureo por 45.000 euros en marzo de 2016.

Supongo que pocos lectores del blog ni siquiera podrán plantearse una compra de este calibre (al menos el que os escribe está muy lejos de ello). Sin embargo, creo que esto evidencia que el precio de esta moneda está muy atado a la economía española: estas monedas se venden ahora al mismo precio que hace 20 años. Durante el pico de la burbuja inmobiliaria había quien estaba dispuesto a pagar auténticas barbaridades por estas monedas porque en España sobraba dinero. Después llegó la depresión económica y no se vendían ni por la mitad. Ahora vuelven a venderse pero a precios más comedidos y no subirá hasta que no vuelvan a sobrar billetes de 500 euros en España. Como coleccionismo, yo entiendo que quien quiera hacer una colección de El Centenario verdaderamente potente tiene que hacerse con esta moneda, puesto que hay pocas piezas que dan verdadero nivel a esta serie y ésta es claramente una de ellas. Ahora bien, como inversión digo lo mismo que con los duros de 1869: puestos a gastar semejante dinero, yo recomendaría adquirir piezas que tengan mayor demanda internacional.

Sobre la subasta

En agosto Martí Hervera suele organizar una subasta muy potente junto con Soler & Llach y Numismática Segarra. Esta vez trae una colección muy buena dedicada a El Centenario de la Peseta, la Colección Ridao. Se trata de una colección completista en la que se presentan la práctica totalidad de las monedas de pesetas en una conservación verdaderamente exquisita. Esta colección no se ha centrado ni en las pruebas ni tiene los oros de Amadeo. No obstante, creo que cualquier coleccionista de El Centenario que quiera monedas en alta calidad tendrá para elegir en esta colección.

La subasta va más allá, pues hay una buena subasta en sala con más de 1.000 lotes adicionales y otra por correo con más de 3.000. Dejo para otra entrada comentar esas dos.

Descripción del vendedor

25 Pesetas. 1881/0 (*18-81). M.S.-M. 8,07 grs. Estamos delante de una de las piezas más RARAS del Centenario. Catálogos como Vicenti omitían esta moneda, ya que desconocían su existencia. Probablemente el mejor ejemplar conocido. (Leves marquitas). Brillo original. RARÍSIMA. Cal-12 var. EBC+.

Fuente

 

Seguid otros comentarios en Facebook.

6 Comentarios

  1. Víctor Manuel 2 meses hace

    Si es verdad que en un catalogo antiguo que tengo por casa ponía en él que esta pieza estaba valorada en 1.000.000 de pelas en SC. Supongo pondrían un precio por poner algo. Lo que me ha sorprendido (cosa que es fácil, por que no toco las monedas de oro) es que una Alfonsina pueda costar tanto. ¿Y mas rara que los oros de Amadeo? ¡¡La le…e!!
    Gracias Adolfo, gracias a tu blog las de cosas que se aprenden.

    • Autor
      Adolfo Ruiz Calleja 2 meses hace

      Siempre se ha considerado como la moneda más rara de El Centenario de la Peseta, algo normal si hasta hace 10 años no había salido ni un solo ejemplar a subasta. Ahora bien, en estos últimos años han salido a venta pública más ejemplares de esta moneda que oros de Amadeo.

      Saludos,
      Adolfo

  2. Francisco 2 meses hace

    Es mas rara que las 100 pesetas de 1870???

    • Autor
      Adolfo Ruiz Calleja 2 meses hace

      Hasta hace 10 años no ha había aparecido en subastas, por eso se consideraba la moneda más rara de El Centenario de la Peseta. Ahora han aparecido 4 ejemplares, mientras que de las 100 pesetas de 1870 hay 12 ejemplares (6 en manos públicas).

      Pero que sea la más rara no significa que sea la más cara. Esta moneda es solo apta para los completistas muy completistas.

      Saludos,
      Adolfo

      • Jesús 2 meses hace

        Completistas muy completistas y con un buen taco Adolfo :(

        Tu puedes ser completista hasta la obsesión, pero para tener los oros del Centenario aparte de esa obsesión tienes que tener medio millón de € en el banco….

        Quizás es lo que le falta a esta colección para que sea recordada durante muchos años por los coleccionistas del Centenario, porque lo que sale a subasta es exquisito, pero le faltan las piezas potentes de verdad. No todo el mundo puede aspirar a ellas.

        • Autor
          Adolfo Ruiz Calleja 2 meses hace

          Eso mismo se puede generalizar a cualquier colección de El Centenario de la Peseta. Al final hay media docena de piezas que hacen que una colección de El Centenario sea “para recordar”. Y esa media docena cuesta un auténtico dineral. Si no, pues será otra colección más de las muchas que hemos visto.

          Eso no ocurre en otras series. Alguien que profundice en series menos exploradas podrá hacer una colección muy buena, incluyendo rarezas, por un precio más módico.

          Saludos,
          Adolfo

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*