5 kopeks 1790, Ekaterimburgo

5 kopeks 1790, Ekaterimburgo

Periodo: Edad Moderna

País: Imperio Ruso

Mandataria: Catalina II, la Grande

Denominación: 5 kopeks

Ceca: Ekaterimburgo

Calidad: EBC

Peso: 49,16 g.

Casa de subastas:  Tauler & Fau

Fecha: 25 de septiembre de 2018

Precio de salida: 70 euros

Apunte histórico

Si hiciésemos un listado de personajes históricos femeninos de armas tomar, estoy seguro de que nadie la dejaría fuera a ella, a Catalina II de Rusia, llamada Catalina la Grande. Sin ser descendiente de zares rusos, se las ingenió para dar un golpe de estado contra su propio marido, Pedro III, quien moriría en extrañas circunstancias tres días más tarde. También educó con mano férrea a su hijo Pablo (de quien hablamos aquí), haciéndole un futuro monarca incompetente pero evitando así que le pudiera usurpar el trono mientras ella estuviese viva.

Una buena metáfora de la grandeza y poder de Catalina la Grande son las cuantiosas emisiones de 5 kopeks, continuando una serie que ya introdujo Isabel I de Rusia en 1757. Se tratan de unas enormes piezas de cobre, con un diámetro de 44 milímetros y un peso que pasa de los 50 gramos. Su tamaño no deja a nadie indiferente. Tienen un diseño simple pero bonito: en el anverso muestra el águila imperial coronada y en el reverso el anagrama de la reina, también coronado.  Su canto muestra un patrón entrelazado, como se puede ver aquí. Estas monedas se acuñaron en 7 cecas distintas hasta 1796, año en el que muere Catalina la Grande. Aquí tenéis un catálogo de estas acuñaciones.

Apunte de mercado

Si tuviera que coleccionar una serie de monedas rusa, sin duda eligiría las monedas de 5 kopeks. Son piezas grandes, vistosas, con un diseño bonito y que llaman la atención. Históricamente muestran uno de los periodos dorados del Imperio Ruso. Además, en calidades “bonitas” son monedas baratas y relativamente sencillas de encontrar, pero la dificultad y el precio se dispara cuando se busca la excelencia en el estado de conservación (algo muy típico cuando se coleccionan cobres). Esto hace que sean monedas aptas para muchos coleccionistas. Quizá su mayor pega es que solo hayan sido acuñadas durante dos reinados y que su diseño se mantenga muy estable, pero la variedad de cecas, fechas, variantes e incluso reacuñaciones, hace que el coleccionista pueda estar entretenido con ellas durante bastante tiempo.

Sobre el ejemplar que sale a subasta se puede decir que está en una conservación muy buena. Es muy complicado encontrar ejemplares de 5 kopeks mejores y, cuando se encuentran, se debe estar dispuesto a pagar por ellos bastante dinero. Si buscamos remates de subastas de piezas semejantes se puede encontrar esta pieza rematada en $105 en 2010, o esta otra rematada en $115 en 2015.  Por lo tanto, parece razonable un precio de remate en torno a los 110 euros.

Sobre la subasta

Tauler & Fau ha anunciado una batería de subastas desde finales de septiembre a principios de noviembre. Son muchas subastas que buscan la “atomización” temática de las mismas, algo bastante novedoso en nuestro país. Yo intentaré comentarlas de una manera u otra en el blog, pero mejor si estáis atentos a las que os puedan interesar. Las enumero aquí:

  • 25 de septiembre: Monedas del Mundo
  • 2 de octubre: Mundo Antiguo
  • 9 de octubre: Reales de a 8
  • 16 de octubre: Moneda Española
  • 23 de octubre: Lotes y billetes
  • 6 de noviembre: Subasta online

Por parte de la subasta de monedas del mundo, se compone de 1002 lotes muy variados que cubren prácticamente el mundo entero. En su dimensión temporal, hay piezas desde la Edad Media hasta el siglo XXI, si bien la mayoría de las monedas son de finales del XVIII a mediados del XX. Son monedas comerciales que se encuentran en su mayoría en una calidad digna pero sin sobresalir. Se puede citar que hay bastantes duros del mundo, tanto centroeuropeos como latinoamericanos. También hay bastantes platas de módulo menor acuñadas en Sudamérica. Os invito a echar un vistazo a la subasta pues, como digo, es muy variada y cuesta mucho hacer una síntesis de una colección como la que se presenta.

Descripción del vendedor

Rusia. Catherine II. 5 kopecks. 1790. Ekaterinburg. EM. (Km-C59.3). (Bitkin-644). Ae. 49,16 g. EBC. Est…120,00.

Fuente

 

Seguid otros comentarios en Facebook.

6 Comentarios

  1. Después de leer el artículo quiero al menos una…

  2. Joserra 3 meses hace

    Tengo un 5 kopecks como ése de 1795 y también un 1/2 kopeck de 1748 en mi colección de colonial norteamericana. Estas monedas han sido encontradas en tesorillos de Alaska y de Fort Ross (California), incluso en zonas de la actual Canadá. Los rusos tuvieron asentamientos allí desde mediados del XVIII (con incursiones previas desde un siglo antes) hasta la venta de Alaska a EEUU en 1867.

  3. Fremen 3 meses hace

    Y España, a su vez, llegó por el norte a la isla de Nutka, en Canadá. Con lo que podríamos decir que, en determinado momento, Rusia limitaba al sur con España. Curiosidades que tiene la historia.

    Pero, volviendo a los kopecks de Catalina II ¿Que motivo pudo llevar a emitir unos cobres tan grandes? ¿Acaso andaban escasos de plata y pretendían sustituirla por su valor intrínseco… en cobre?

    • Joserra 3 meses hace

      La verdad es que es una moneda curiosa pero desde un punto de vista práctico no resulta muy lógico su tamaño… En esa época el valor de las monedas se correspondía, como apuntas, con su valor intrínseco (el del metal o aleación con que estaban acuñadas) y el cobre valía mucho menos que la plata y, no digamos, que el oro…
      Con 5 kopeks no se compraba gran cosa (https://books.google.es/books?id=V1bCm-E251MC&pg=PA214&lpg=PA214&dq=5+kopek+history&source=bl&ots=U7kfZhB5zh&sig=-UOPaTQmX0MJlkaCPj9VFRhqlZU&hl=eu&sa=X&ved=2ahUKEwiIo6jbxs_dAhUKyIUKHbQmCu84ChDoATABegQICBAB#v=onepage&q=5%20kopek%20history&f=false) y, sin embargo, su peso y tamaño hacían de esa moneda un auténtico “muerto”…
      Mi impresión es que los rusos sacaron esa moneda para competir con los ores que los suecos emitían desde mediados del S. XVII… No en vano los suecos eran sus vecinos por el Oeste (Finlandia siempre anduvo bajo el control de unos u otros) y en aquella época, especialmente desde la Paz de Westfalia, tenían un imperio bastante poderoso.
      De hecho, pocas monedas ha habido en la historia con ese tamaño en cobre: además de las dos citadas yo al menos solo conozco los míticos dos peniques de George III de 1797, que se acercan en tamaño.

  4. Autor
    Adolfo Ruiz Calleja 3 meses hace

    Esta entrada no está dejando indiferente a nadie. Está gustando mucho en Facebook y también ha generado bastantes comentarios: https://www.facebook.com/aruizcalleja/posts/2002276659824391

    Por parte de los motivos que llevaron a los rusos a acuñar estas monedas, yo creo que son producto de su época. Los países del norte de Europa, donde hay minas de cobre pero no de oro ni de plata (Inglaterra o Suecia), intentaron hacer monedas de cobre con un valor intrínseco elevado. De ahí las grandes monedas que les salieron.

    Sobre los carthwheel Pennies de George III hablamos por aquí: http://blognumismatico.com/2012/05/24/los-cartwheel-pennies-y-la-maquina-de-vapor/

    Saludos,
    Adolfo

  5. Víctor Manuel 3 meses hace

    ¡¡Buena entrada!!
    Y digo que si la gente se sorprende al ver estas maravillosas piezas (que poseen un relieve espectacular), que cara pondrán cuando vean los 10 kop o que reacción tendrán al ver la moneda de cobre de 1 rublo de un Kilo de peso.
    La verdad es que si suele ser sencillo encontrarlas y en una calidad aceptable no llegan ni a un tercio de los precios de remate que comentabas en tu cita. Claro como siempre no es igual un EBC que un MBC-

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*