Entrevista a Kyle Ponterio sobre monedas reselladas

Entrevista a Kyle Ponterio sobre monedas reselladas

El martes 25 de septiembre tendrá lugar una subasta de monedas muy particular: DNW sacará la Colección Lyall de monedas cortadas y reselladas. No tengo ni la menor duda de que esta colección va a ser un catálogo de referencia para monedas reselladas durante décadas (aquí lo tenéis en pdf). Es por esto que os invito a indagar en la colección y estudiarla detenidamente, pues está repleta de moneda colonial española reselleda procedente de todo el mundo. El catálogo incluye descripciones muy elaboradas de las monedas, por lo que podemos aprender mucho de él.

Tocante a esto, pude contactar con Kyle Ponterio, un experto en moneda resellada que conoce bien esta colección. Kyle es amigo cercano de Bob Lyall, el dueño de la colección, y de Ken Eckhart, quien catalogó la colección de Lyall. De hecho, Kyle acudió a casa de Bob en dos ocasiones, para hablar y revisar su colección. Además, Kyle Ponterio pertenece a una de las familias dedicadas a la numismática más importantes del mundo. Se interesó por la numismática hace 10 años. Tuvo unos espléndidos maestros: su padre, Richard Ponterio, y su hermano, Kent Ponterio. A partir del año 2010 se comenzó a interesar por los resellos del mundo, tanto para su estudio como su colección. Ahora se lo puede considerar como uno de los mejores especialistas en este tipo de monedas. Considero una gran suerte que este blog pueda entrevistar a Kyle Ponterio, porque puede despejar algunas de las dudas que muchos tenemos sobre las monedas reselladas.

A Kyle Ponterio le entrevisté en inglés. Aquí reproduzco una traducción de la entrevista al castellano, elaborada por Saúl Ruiz, mi hermano. Aquí podéis leer la versión original de la entrevista en inglés, para quien lo prefiera.

Adolfo (A): Muchas monedas reselladas se acuñaron en las cecas coloniales españolas y se resellaron en otros lugares. Pero las monedas reselladas no se conocen demasiado en España o Latinoamerica. Hay muy pocos comerciantes que conozcan estas monedas en detalle y no muchos coleccionistas les prestan atención. ¿Por qué cree que ocurre esto? ¿Hay muchos coleccionistas de moneda resellada en los EE. UU. y otros países o solo se interesan un puñado de coleccionistas especializados?

Kyle Ponterio (KP): La razón más importante por la que tantos resellos aparecen sobre emisiones españolas ibéricas y coloniales es porque el real de a 8 español fue la primera divisa universal que circuló a escala global. Tenían fama de buena pureza, igual peso, un diseño reconocible y se podía obtener en grandes cantidades. El resellado de monedas viene desde tiempos inmemoriales, pero el objetivo de esta operación se ha perdido en el olvido. Existen muchas emisiones de resellos de España, sus colonias y antiguas colonias por distintas razones; algunas pueden ser la autentificación, inflación o validación, o combinaciones de estas. Hay varios comerciantes que conocen muy bien las emisiones de resellos. Aunque no se especialicen en ellos, conocer bien el proceso de cómo se producían es una enorme ayuda a la hora de autentificarlos. Muchos resellos se incluyen dentro de las emisiones normales de muchos países, pues son parte de su historia, específicamente de su historia numismática. No creo que lo que falte sea interés por las emisiones de resellos, sino conocimiento sobre los propios resellos y sobre cómo y por qué se mutilaban. No se producían de la misma manera que una moneda normal, aunque la mecánica era la misma: golpear un cospel. Algunas tiradas son muy complejas, mientras que otras son bastante sencillas. Ha habido sobrados individuos sin escrúpulos, tanto en el pasado como en el presente, que han replicado resellos «raros» para engañar a coleccionistas. Es una pena enorme y todavía seguramente siga siendo la razón más importante por la que mucha gente ni se acerca a los resellos. El área de los resellos tiene algunas de las emisiones más interesantes, pero también es la que más obstáculos presenta. Añadir un resello es un método efectivo de convertir una moneda corriente en una gran rareza. Diría que mucha gente que colecciona emisiones de resellos como parte de una serie mayor, como hemos dicho antes, y por lo tanto deberían incluirse en cualquier colección avanzada. No conozco a muchos que se centren principalmente en los resellos, pero sí que conozco coleccionistas con colecciones avanzadas a las que buena parte dedican a resellos.

Un cuarto de dolar, Martinique ‘Moco’, 1797.

A: Muchos coleccionistas tienen miedo cuando van a comprar una moneda resellada. No me sorprende: no hay mucha documentación, los resellos son relativamente fáciles de falsificar, la mayoría de los comerciantes no las conocen muy bien y, a veces, ni siquiera sabemos si el resello llegó a existir o se lo han inventado. De hecho, en algunas colecciones importantes hay varios resellos falsos. ¿Se puede estar «seguro» al comprar monedas reselladas? ¿Cómo?

KP: Nunca se es demasiado precavido con los resellos. Es muy fácil convertir una pieza barata en una muy valiosa y rara. Al examinar estas monedas deberías preguntarte ciertas cosas como:

¿Tiene sentido en esta moneda?

¿Es acorde a otros ejemplares auténticos ya conocidos?

Estilo de la mutilación

Estilo del resello

¿Muestra marcas de circulación después de haberla resellado?

Muchas monedas falsas no muestran apenas marcas de circulación en el lado opuesto al resello, o se ve un desgaste artificial producido por abrasivos (lana de acero, cepillos de alambre…)

Si el peso se conoce, ¿está en consonancia con otros ejemplares auténticos ya conocidos?

Si nos fijamos en emisiones de resellos una a una o de dos en dos, parece que la mutilación o la aplicación del resello ha sido aleatoria. En resumidas cuentas, no es así: había orden en el caos. Hasta que no consigues ver muchísimos ejemplares más no empiezas a ver patrones. Esto se hacía por razones concretas.

No es raro que aparezcan falsificaciones en casi todas las grandes colecciones, y de hecho es hasta esperable. La experiencia y el conocimiento de cuando se crearon esas colecciones eran insignificantes comparados con los de hoy en día. Yo tengo varios tipos de falsificaciones en mi colección porque me parecían interesantes.

Uno puede estar bastante seguro al adquirir una para su colección, si usa una combinación de conocimiento y lógica. Aunque no es una garantía al 100 %. Además, puesto que se sigue investigando, va saliendo a la luz nueva información que puede confirmar o refutar teorías relativas a los resellos. Un resello en principio desconocido y sin periodo ni lugar de procedencia podría terminar siendo una pieza muy rara e interesante. Estos son casos contados, pero se ven a veces.

 

St Lucia, segmento de 8 Réales hispanoamericanos, 1802

A: En el catálogo de la Colección Lyall se especifica la procedencia de casi todas las monedas. ¿Por qué es tan importante? ¿Los coleccionistas internacionales van a estar dispuestos a pagar más por monedas cuyo origen se conozca?

KP: La procedencia cada vez va tomando más importancia. No solo con los resellos, sino también con la numismática en general. Quizás la razón más importante sea para asegurar la autenticidad. Lleva habiendo falsificaciones desde los orígenes de la acuñación. Si se fabricó más o menos en el mismo periodo que la propia emisión, se consideraría una falsificación contemporánea y se puede seguir coleccionando. Sin embargo, las falsificaciones posteriores se hicieron para engañar al coleccionista, algunas datando de hace más de 100 años. Al examinar piezas o colecciones antiguas, es clave poder compararlas con ejemplares auténticos. Hallazgos como el de Hopkins Hoard, al cual se asocian muchos ejemplares de la colección de Lyall, son bastante significativos, puesto que funcionan como una cápsula del tiempo y nos permiten echar un vistazo al pasado. Todos los ejemplares de ese tesoro eran contemporáneos a su periodo de fabricación, así que es una herramienta excelente para comparar. Con esa base, puedes comparar y enlazar con otros ejemplares ya conocidos. A mi, personalmente, me encanta conocer la procedencia de las piezas de mi colección. Aunque en otras décadas muchas emisiones de resellos no varían lo suficiente para fotografiarse para catálogos de subastas o listas de precios, así que encontrar ejemplares pasados en imagen puede ser una odisea. Conocer la procedencia sí que añade valor, especialmente para piezas extrañas. Dependiendo de la procedencia, esta puede suponer algo significativo, o desdeñable.

Sí, los coleccionistas internacionales están dispuestos a pagar más por una moneda cuya procedencia se conozca, pero hay más factores en juego. Por ejemplo, la calidad del ejemplar o su rareza, entre otros.

A: En tu opinión, ¿qué tienen de especial las monedas reselladas para los coleccionistas de monedas?

KP: Los resellos son mi pasión numismática y a mí me fascinan. La primera moneda que me llamó la atención de verdad fue una macuqina mexicana de Felipe IV, la cual había viajado a Brasil y había sido resellada para uso local, elevando su valor a 600 reis, en 1663. Ahora valía más dentro de Brasil que fuera de Brasil. De allí parte hacia Asia, como muchas monedas de la época, para llegar a su destino final, Indonesia, donde la resellan con una flor o un rayo solar y la terminan enterrando en un tesoro con otras macuquinas, todas con resellos florales parecidos. Este era el único ejemplar de ese tesoro que tenía un resello indonesio y otro brasileño. De acuerdo con los resellos, teóricamente podrías rastrear la ruta que siguió esta pieza hasta su destino final: sale de México, sigue el contorno de América Central y del Sur, para en Brasil, continúa por el estrecho de Magallanes, cruza el Pacífico hasta Filipinas, donde consigue entrar en circulación y finalmente termina el viaje en Indonesia. Yo miro a las monedas reselladas como si fueran un pasaporte. Puedes ver con tus ojos dónde ha estado y las posibles rutas que ha seguido para llegar hasta ahí.

A: ¿Recomendarías al coleccionista centrar su colección en monedas reselladas, o mejor adquirir unas cuantas para complementar una colección de monedas colonianes más grande?

 

KP: Yo recomiendo que cada coleccionista adquiera las piezas que le gusten, independientemente de la temática. Muchas emisiones de resellos no son maravillosas obras de arte, sino más bien feas. Si te gusta una monedas cuando vas a comprarla, seguramente te vaya a gustar siempre. Sin embargo, si coges una moneda y no estás contento con ella, entonces seguramente nunca lo vayas a estar. Nadie te obliga a comprar monedas, así que colecciona lo que te guste. Si una emisión de resellos llega o supera los requisitos para entrar en tu colección, entonces ve a por ella.

Tobago, 1798

66 chelines, Granada, 1798

A: ¿Qué consejo daría a quienes quieren empezar una colección de monedas reselladas? ¿Qué catálogos o libros de referencia les recomienda?

KP: Hay infinidad de emisiones de resellos de múltiples lugares y épocas, pero ningún libro lo cubre todo. La referencia más común es el Standard Catalog of World Coins, pero la información es muy limitada y le faltan muchas emisiones. La verdad es que para conseguir material de referencia sobre este campo tienes que comprar muchos libros especializados en países concretos, que normalmente traen secciones pequeñas sobre resellos. Sobre monedas cortadas y reselladas de las Indias Occidentales, la mejor referencia probablemente sea el trabajo monumental de Fred Pridmore The Coins of the British Commonwealth of Nations Part 3 West Indies, donde enumera bastantes emisiones y documentación que las respalda. Pese a que no todo en este volumen sea 100 % exacto, está muy por delante de todo lo que se ha publicado antes. Dependiendo de qué emisiones de resellos te interesen, escogerás un material de referencia u otro. Otras colecciones de referencia útiles incluyen la colección Rohers, la colección Pridmore, la colección Gordon, la colección Gibbs, la John J. Ford y otros cuantos catálogos de subastas. Otras buenas fuentes de información sobre resellos son las colecciones de museos, atendiendo a cuándo y dónde adquirieron ciertas piezas. El Museo Británico, la American Numismatic Society (ANS), la American Numismatic Association (ANA), el Museo Casa de la Moneda de Madrid y la Biblioteca Nacional de Francia, en París, tienen colecciones espléndidas con incontables rarezas, además de muchos otros museos.

A los que quieran comenzar a coleccionar monedas reselladas les recomendaría comprar un par de tomos de referencia para familiarizarse con este campo, y comprar a comerciantes con reputación que garanticen el producto que venden.

10 Comentarios

  1. Lanzarote 5 días hace

    No creo que haya poco interés en estas piezas, interesan a muchos coleccionistas y por ello el alto precio de muchos resellos, a parte de la escasez, claro.

    A mí me parecen muy interesantes, aunque todavía no tengo el nivel para adentrarme en ese mundillo, la mayoría de resellos son muy fáciles de falsificar…. no es mundo para novatos.

    El resello que más me gusta es inalcanzable (holey dollar australiano)…. ese desde luego sí que es difícil de falsificar, simplemente porque todos los ejemplares están catalogados desde hace mucho tiempo. Enlazo aquí con la importancia de saber la procedencia de estos resellos, las falsificaciones de hace más de 30 años seguro que son relativamente fáciles de detectar, pero las falsificaciones actuales es posible que no tanto….

    Un saludos a Kyle y a Adolfo. Interesante entrevista.

  2. Leonel Barillas 5 días hace

    Un tema más que interesante!
    Desde hace varios años colecciono monedas reselladas y aunque no es mi especialidad, me enfoque en los maravillosos resellos centroamericanos desde 1663 hasta 1894.
    Conocer la procedencia de cada pieza, en definitiva es un plus para la colección. En la actualidad se corre demasiado riesgo por las falsificaciones, pero con un poco de analisis y comparando con otras piezas, podemos deducir o no su autenticidad.

    Muchas gracias a Adolfo y a Kyle por la entrevista.
    Saludos.

  3. kyle Ponterio 5 días hace

    Lanzarote gracias por el complemento. Me siento honrado de que me hayan preguntado sobre este tema. Estudio activamente y colecciono resellos de todo el mundo. He podido extraer algunas conclusiones interesantes a través de comparaciones de múltiples números y series, notando similitudes en el estilo de fabricación. Me encanta discutir y estudiar los diversos problemas de corte y resello. Siempre que quieras hablar, házmelo saber.

    Lanzarote thank you for the complement. I am honored to have been asked about this subject. I actively study and collect countermarks from all over the world. I have been able to draw some interesting conclusions through comparisons of multiple issues and series noticing similarities in style of manufacture. I love discussing and studying the various cut and countermark issues. Any time you want to talk let me know.

  4. Víctor Manuel 5 días hace

    Muy interesante la entrevista. Hay infinidad de monedas que desconozco y estas forman parte de ese desconocimiento. Leeré con atención el PDF de la subasta ya solo por aprender un poquito más de estas “rarezas”.
    Lo dicho.. Muy buena entrevista. Enhorabuena.

  5. Autor
    Adolfo Ruiz Calleja 4 días hace

    Estudiar los resellos también se hace necesario para comprender el circulante y las primeras acuñaciones de los países latinoamericanos como países independientes. El otro día estuve leyendo sobre las primeras monedas paraguayas y el circulante durante la Guerra de la Triple Alianza y de nuevo me adentré en el mundo de los resellos.

  6. Curial 4 días hace

    Muy buena entrevista. Realmente los resellos son fascinantes, no solo para comprender el contexto histórico si no como bien dice el señor Ponterio para conocer un poco la biografía de una moneda en particular. Me ha sorprendido la poca bibliografía específica que existe sobre los resellos.

  7. Jesús 4 días hace

    Me voy a tomar la libertad de enlazar un post que puso un compañero de un foro conocido por todos. No creo que se le pueda llamar colección, pero sí que es una bonita serie de resellos filipinos sobre duros hispanoamericanos.

    Muy interesante la entrevista, gracias Adolfo y Kyle.

    I’m going to link a post from a well known forum. I do not think it can be called a “collection”, but it is a nice Philipines countermarks over Hispanic-Americans ¿crowns? (duros, i don’t know if they are called crowns in English).

    So interesting interview, thank you Adolfo and Kyle!. And sorry for my English :)

    http://www.imperio-numismatico.com/t127739-manila-el-resello-de-fernando-vii-e-isabel-ii-1828-1837-dedicado-a-10-pfennig

  8. Jose Antonio 4 días hace

    Muchas gracias Adolfo y Kyle por la entrevista, muy interesante para aprender sobre esta parte del mundo numismático. Personalmente me parecen muy interesante la historia de los resellos pero en la mayoría de los casos creo que estéticamente la afean.

    Un saludo!

  9. Luis Pochettino 23 horas hace

    el tema de la Guerra de la Triple Alianza, en cuanto a resellos debe tomarse muy delicadamente, ya que no existe documentos que la respalden y era una costumbre de mucho tiempo llevada adelante en Paraguay dado su situación económica e industrial ya que era un país con muchas falencias. Los resellos dieron lugar a una serie de abusos y más recientemente a especuladores o estafadores directamente es un tema controvertido y poco claro, he incursionado y tengo una serie de teorías al respecto.

    • Autor
      Adolfo Ruiz Calleja 23 horas hace

      Pues estaría encantado de que compartieras esa información.

      ¡Muchas gracias!

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*