100 Coronas 1991, Estonia. Lydia Koidula

100 Coronas 1991, Estonia. Lydia Koidula

100 coronas Estonia

Periodo: Edad Contemporánea

País: Estonia

Denominación: 100 coronas

Calidad: S/C

Casa de subastas: Áureo & Calicó

Fecha: 20 de septiembre de 2018

Precio de salida: 18 euros

Apunte histórico

Lydia Koidula fue una poetisa estonia que se puede enmarcar dentro de los movimientos románticos y nacionalistas que recorrieron todo Europa. Koidula escribía a su patria, de la que estaba totalmente enamorada. Una patria que era Estonia. Un país hoy independiente pero que por aquél entonces siempre había estado ocupado por potencias extranjeras y nunca había tenido una identidad política como tal. No cabe ninguna duda que Koidula y otros escritores decimonónicos, jugaron un papel esencial a la hora de desarrollar el sentimiento nacional estonio (al igual que ocurrió en otros territorios que actualmente se consideran “nación”).

El poema más trascendente de Koidula fue “Mu isamaa on minu arm” (Mi Patria es mi Amor). Este poema se utilizó como el himno estonio de facto durante la ocupación comunista, ya que el himno oficial de la antigua República Estonia había sido prohibido. El poema se cantaba siempre como acto final de los conciertos con los que hicieron la Revolución Cantada. Aún hoy sigue siendo el último canto en el Festival de la Canción Estonia (van a sacar una moneda de 2 euros dedicada al 150 aniversario de este evento). Aquí podéis ver ese momento del último festival; son más de 33.000 cantantes pertenecientes a más de 1.000 coros y cantando delante de más de 100.000 personas, entre las que me encontraba. Es realmente un espectáculo único en el mundo que se repite cada cinco años. El próximo es en julio de 2019, por si alguien se quiere acercar a Estonia.

Con todo esto que acabo de decir, no es de extrañar que cuando Estonia recuperó la independencia en 1991 dedicase un billete a Lydia Koidula. Uno de esos ejemplares sale ahora a subasta. En el reverso del billete se muestra un acantilado báltico, que es una formación que recorre prácticamente toda la costa estonia. Son acantilados pequeños pero que dejan bonitas fotos.

El último apunte es que Koidula no fue la única escritora a quienes los estonios hicieron homenaje en los billetes de coronas. Carl Robert Jakobson fue otro escritor romántico y nacionalista a quien representaron en el billete de 500 coronas (que también sale a subasta). No puedo dejar de citar a mi admirado Paul Keres, a quien incluyeron en el billete de 5 coronas (en subasta), haciéndole así el primer ajedrecista en aparecer en un billete. En 2016 fue, además, el primero en aparecer en una moneda.

Apunte de mercado

Tal y como nos indicó Fernando Ruiz-Beato, los billetes tan recientes fueron emitidos en grandes cantidades y son muchos los coleccionistas que los han acaparado. Por eso, son billetes que en ningún caso deben entenderse como un vehículo de inversión, sino más bien como piezas cargadas de historia que podemos coleccionar sin que nos suponga un esfuerzo económico relevante. En el caso concreto del billete que ahora sale a subasta, se suele vender en lotes de billetes estonios, lo que da buena muestra de que su valor no va a ser muy alto. Yo diría que unos 30 euros sería razonable. Quizá alguien pueda pagar algo más porque su numeración es baja; son caprichos que cuestan pocos euros, en cualquier caso.

Sobre la subasta

Áureo & Calicó comienza el curso con una doble subasta que yo entiendo como una declaración de intenciones: este curso seguro que viene cargadísimo de subastas especiales por su parte. La primera subasta se trata de una subasta on-line y por correo que cerrará el día 19 de septiembre. En esta subasta se da el típico repaso a la historia de la numismática en 2800 lotes, incluyendo 120 lotes de conjunto. Con esa cantidad de volumen todos los periodos están muy bien representados aunque no hay apenas rarezas ni monedas de alta calidad. Me ha llamado la atención la moneda ibérica pues hay algunos divisores bastante raros (ejemplo), así como una buena cantidad de pentanumiom (ejemplo), que rara vez se ve en subastas.  También se puede citar la colección de duros franceses en calidades corrientes.

La segunda subasta es la Colección Suleiman, que se rematará el 20 de septiembre. Se trata de una colección de 862 lotes de billete europeo y árabe del siglo XX; de hecho, la inmensa mayoría de los lotes son de la segunda mitad del siglo XX. Todos ellos son billetes asequibles, propios para coleccionistas de clase media que se quieran divertir coleccionando pero que no busquen hacer grandes desembolsos económicos. Además, el coleccionista ha cuidado la conservación de las piezas, pues están todos los ejemplares sin circular. Me alegro mucho de que colecciones de billetes internacionales se empiecen a ver en nuestro país. Ya es la segunda en dos meses y con toda seguridad atraerá a muchos pujadores pues los precios de salida son muy bajos por lo general.

Descripción del vendedor

1991. Estonia. Banco de Estonia. 100 coronas. (Pick 74a). Lydia Koidula. S/C.

Fuente

 

Seguid otros comentarios en Facebook.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*