Las carteras de euros de Andorra

Las carteras de euros de Andorra

¿Os acordáis la que se montó a principios de 2015 con las carteras de Andorra?

En resumidas cuentas la gente se volvió loca con la novedad numismática, que iba saliendo de poco a poco -y solo en las numismáticas andorranas- para generar expectativa y fomentar que subiese más el precio. Era una locura colectiva: las carteras de 2014 se vendían en eBay por 120 euros; todo el mundo hablaba de ellas; los comerciantes internacionales se quejaban porque el Gobierno de Andorra favorecía exclusivamente a su propio comercio; alemanes que iban a Andorra para pedir a la gente que comprasen carteras para ellos (solo podían comprar una cartera por persona); andorranos que querían hacer su agosto en pleno enero; mi correo lleno de ofertas de carteras de Andorra por 500 euros… un total sinsentido. Y más teniendo en cuenta que la tirada de estas carteras era de 70.000 ejemplares, casi tres veces más que la tirada máxima de las carteras de la FNMT.

Yo cuando veo locuras colectivas tengo para bien mantenerme al margen. Eso es lo que hice cuando veía que se hipotecaban a 40 años para comprar un piso o cuando veía que la plata había cuadruplicado su precio. También ahora me mantengo al margen de locuras colectivas como las criptomonedas o las acciones Tesla. Sé que hay quienes disfrutan mucho de esas locuras e incluso quienes son capaces de ganar dinero gracias a las majaderías del personal, pero yo duermo mucho más tranquilo viendo la escena desde lejos como quien ve una película entretenida cuyo final se intuye dramático. La realidad siempre hace su trabajo y muchos de los que iban de listos acaban llorando.

Por eso mismo escribí en 2015 dos entradas al respecto de las carteras de Andorra: una tomándome a guasa la cómica situación; y otra porque estaba ya cansado de recibir correos ofreciéndome carteras de euros andorranos a precios ridículos. La primera sirvió para ganarme insultos y amenazas; la segunda sirvió para mostrar que el sentido común es la norma dentro entre los lectores de este blog.

Cartera Andorra 2016

Uno de los episodios más disparatados de toda esta cuestión de las carteras de Andorra fue lo que hizo Rubén Pulido, el director de Pulifil (ya hemos hablado de él aquí y aquí). Resulta que el bueno de Rubén se metió en una quijotesca cruzada contra el Gobierno de Andorra de la que hicieron eco algunos medios de comunicación españoles, como el ABC u OKDiario (uno y dos). Además de las acusaciones de Rubén contra el gobierno de ese diminuto país pirenaico también hubo denuncia de dicho gobierno contra Rubén. No sé muy bien en qué habrá quedado el tema, pero desde luego que Rubén habrá perdido un montón de tiempo con esto y seguramente no habrá ganado más que disgustos.

Serie euros Andorra

En cuanto a los euros de Andorra, estos se siguen emitiendo con total normalidad produciéndose novedades cada poco tiempo que mantienen debidamente entretenidos a los coleccionistas. Las carteras de euros andorranos han vuelto a una normalidad de precios. Así, podemos ver cómo esas deseadísimas carteras por las que se pagaban 120 euros hace tres años (y que muchos decían que iban a costar muchísimo más) ahora se pueden comprar por 45 euros sin más que hacer una simple búsqueda en eBay. Quien se lo trabaje un poco seguramente podrá comprarlas algo más baratas. Resulta curioso, pero acerté de lleno cuando dije que “[dentro de poco] probablemente por unos 40-50 euros se pueda hacer con ellos el que quiera en cualquier mercadillo“.

La normalidad también ha vuelto con las nuevas emisiones de carteras de esta ceca, pues las siguientes (2015, 2016 y 2017) rondan los 30-40 euros de precio. Algo que es razonable para los coleccionistas que buscan disfrutar de su colección y no hacer locuras.

 

Seguid otros comentarios en Facebook.

12 Comentarios

  1. javier gonzalez 2 semanas hace

    gracias por el articulo Adolfo. gracias

  2. Marcos Martinez Santos 2 semanas hace

    Era pura especulación, como lo fué Terra. Creo haber visto por Imperio-numismatico la sentencia que perdía Ruben pulido el juicio contra el gobierno de Andorra, seguramente en un hilo de las carteras de Andorra.

  3. J. Mir 2 semanas hace

    Yo lo veo así:

    El coleccionismo de euros, por el que siento poco interés, tiende a parecerse al de los dólares, solo que con su modernidad le cuesta encontrar rarezas razonables, pero las emisiones de los microestados son una de ellas y especialmente la primera emisión en la que un estado se ha adherido al sistema.

    La locura de precios ha sucedido antes con Vaticano o Mónaco, solo que las series pasaban de la “casa de la moneda” a los grandes distribuidores y de aquí a los escaparates. Su cadena de valor y quien acaparaba el beneficio es evidente.

    Por el contrario Andorra, aposta o sin querer, introdujo un intermediario prácticamente obligatorio, todos y cada uno de los ciudadanos de su país y con ello la cadena de valor tuvo que incorporar un nuevo operador difuso con el que los distribuidores y los detallistas tuvieron que negociar (nada menos que 40.000 intermediarios) y repartir el beneficio especulativo.

    Personalmente me parece un hecho formidable digno de pasar no solo a la historia de la numismática sino al de la microeconomía eficiente, el bum para el pueblo y pasado el bum a otra cosa mariposa y sin secuelas, me parece la cuadratura del círculo. Yo solo puedo decir: Bravo! Bravo! Bravo!

    Cosas de los pequeños países que a un gran estado ni se le ocurren.

    • Yago Abilleira Crespo 2 semanas hace

      Muy buena. No había caído en ese enfoque.

  4. Yago Abilleira Crespo 2 semanas hace

    Tranqui Adolfo. Aún habrá quien diga que formas parte de una conspiración para que los pobres vendan sus preciadas carteras andorranas por una miseria a esos coleccionistas que beben brandy y fuman un puro mientras se pasean en bata de terciopelo por casa ;-)

  5. Víctor Manuel 1 semana hace

    Cuando salieron las carteras de este año españolas, un amiguete se acerco al banco de España por que le pillaba bien cerca del trabajo. Tuvo que recuperar el día, pues estuvo toda la mañana y encima no consiguió la cartera, se había agotado en nada!. Con esto me refiero a que cuando algo es nuevo todos perdemos un poquito la cabeza. Si no fijaros cuando sale un nuevo móvil o un libro del mago este de gafas jeje.

  6. Ramon 5 días hace

    Soy aficionado a la numismatica de Andorra, espero poder arrojar algo de luz sobre este asunto.
    La cosa fue mas o menos asi: cuando se dio luz verde a la emision de monedas de Andorra el Gobierno andorrano creyo que cadauno de los 75000 ciudadanos merecia tener una serie de la primera emision de moneda oficial en los 750 años de historia del pais. Por ello creo unas carteras muy simples con una moneda de cada valor. Se vendian al precio de las monedas y para obtener la cartera se tenia que facilitar el numero de censo.
    En una segunda fase (e imagino que dependiendo del numero de ciudadanos que recojieran sus carteras) se pusieron a la venta las carteras de coleccion para numismaticos. Hay que tener en cuenta que la tirada era limitada.
    Vista la fiebre por lo nuevo, muchos ciudadanos a titulo particular decidieron vender sus carteras y lo hicieron al precio que el mercado estaba marcando. Podria haber hecho alguna cosa el Gobierno? Pues no se…. personalmente pienso que no podia entrar en controlar lo que los ciudadanos estaban haciendo de forma legal. Per es mi opinion personal

    Personalmente creo que fue una buena iniciativa dar la prioridad a los ciudadanos del pais para que pudieran tener una serie de los euros andorranos. Puede que en un pais grande esto no se entienda, pero los pequeños -para bien y para mal- funcionamos con otra logica.

    Un abrazo y gracias por las aportaciones al blog

    • Autor
      Adolfo Ruiz Calleja 5 días hace

      Muchas gracias por tu comentario, Ramón. Muy sensato, estoy muy de acuerdo con él.

      Pero recuerdo esas fechas y todos los días recibía varios correos de andorranos ofreciéndome carteras por 500 euros o así. Creo que alguno quería hacer su agosto en pleno enero.

      Saludos,
      Adolfo

      • Ramon 5 días hace

        Me lo creo. Hay mucho espabilado por el mundo y con poco conocimiento de cómo se mueve el mercado numismático. Pero cómo se puede gestionar eso? Las “carteras” en cuestión no eran ni carteras. Sólo una cartulina con agujeros para cada moneda y en un estuche de plástico. Entiendo el cabreo de Rubén Pulido por una situación que se descontroló, pero tampoco sé cómo se podría haber gestionado.
        Para esa primera emisión se quiso dar prioridad a los ciudadanos, pero ahora si quieres monedas de euro andorranas, aun las de plata y oro, tienes que pasar sí o sí por las numismáticas porque Gobierno no las vende, generando un beneficio para esos negocios. Por eso por aquí arriba cuesta un poco entender la actitud de Rubén Pulido que comentabas en este blog.

        • Autor
          Adolfo Ruiz Calleja 5 días hace

          Yo con Pulido me llevo bien y no he hablado con él de este tema últimamente. Pero en este aspecto concreto me cuesta entender su actitud como comerciante: un comerciante no está para meterse en quijotadas de este estilo, sino para ganar dinero. Si no se puede ganar dinero con los euros de Andorra, pues nos olvidamos de ellos y punto.

          El activismo pocas veces resulta económicamente viable.

          Saludos,
          Adolfo

          • Ramon 5 días hace

            Muy de acuerdo contigo. No tengo el palcer de conocer a esta persona, pero es que ahora sí que las numismáticas ganan dinero. Hoy he estado mirando y en numismáticas españolas se venden por 120 € monedas de plata que el Gobierno vende por 60 € (sólo a los profesionales). Tal vez no entendió que los micro-Estados funcionamos con lógicas distintas y esa primera edición no era para las numismáticas. El circo que vino luego con las demandas de precio estratosféricas era previsible, pero es que tampoco se podía controlar.

    • Victor 5 días hace

      Me recuerda a cuando mi madre nos obsequió en Noche Buena con la primera bolsa de euros que entregaba el Banco de España para que nos acostumbráramos a la moneda y que no se podrían gastar hasta 2 años más tarde…. Lo primero que hicimos todos fue abrir la bolsita jijiji

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*