Primeras subastas numismáticas de Tessera subastas: 20-22 de junio de 2018

Primeras subastas numismáticas de Tessera subastas: 20-22 de junio de 2018

Me alegro muchísimo de informaros sobre la apertura de una nueva casa de subastas en Madrid: Tessera Subastas. Se trata de una empresa de reciente creación que busca realizar subastas de múltiples temáticas: numismática, arte, joyería, cine… es un proyecto muy ambicioso en el largo plazo que ya empieza a dar sus primeros pasos.

El sábado pasado tuve la suerte de hablar en Madrid con el fundador y director de Tessera Subastas, Eduardo Serrano. A pesar de su juventud, al poco de hablar con él se hace muy evidente que es una persona muy seria, con los pies en el suelo y la mirada en el cielo. Eduardo dirige la empresa y también es el experto numismático. Conoce muy bien las monedas, especialmente las españolas, pues lleva coleccionándolas desde su más tierna infancia y comerciando con ellas durante más de 10 años. Pero Eduardo no está solo en esta empresa: está montando un equipo, algo crítico para una casa de subastas, y más si pretende subastar objetos diversos, como es el caso. Una pieza clave en ese equipo es Patricia Verdú, quien se ha incorporado a Tessera dejando para ello su puesto como directora de la casa Subastas Durán. Patricia se centrará en el arte y la joyería, pero semejante fichaje muestra que Tessera Subastas tiene una capacidad importante para crecer.

Me comentaba Eduardo que, en lo referente a la numismática, su intención es organizar mensualmente subastas dedicadas a una temática concreta (ejemplo), así como tres o cuatro subastas generales al año (ejemplo). A estas se sumarían sus “subastas universales” que tienen la particular característica de que todos los lotes tienen un precio de salida menor de 20 euros, de forma que se “universaliza” para todos los bolsillos la adquisición de piezas numismáticas a partir de subastas (ejemplo). Como se puede ver en su página web, ya han sacado tres de estas subastas con la intención de arrancar este curso e ir tomando ritmo de cara al curso que viene. Os comento brevemente las tres subastas, siendo las tres subastas exclusivamente online.

2 maravedíes segoviano de 1603

La primera es una subasta temática que cerrará el 20 de junio. La temática no puede ser más curiosa: monedas de las que se conozcan menos de 10 ejemplares. Se trata de una subasta muy pequeña, de tan solo 12 lotes en los que se puede esperar mucha rareza pero no demasiada calidad. Agradarán a los amantes de “las cosas raras”. Entre estas 12 monedas se encuetran algunas piezas griegas, como una estátera de electrón de Ionia; dos antoninianos de Aureliano bonitos (ejemplo); un medio florín de Ferran I; y varias platas pequeñas de los Austrias junto con un 2 maravedíes segoviano de 1603 que marcan como inédito (primera imagen). Creo que es muy valiente comenzar una casa de subastas con este tipo de piezas puesto que Tessera Subastas no es una casa muy conocida todavía y cuesta encontrar compradores para este tipo de monedas.

La segunda es una subasta general que cerrará el 21 de junio. Esta subasta presenta 196 lotes variados, siendo la mayoría moneda española. La subasta comienza con 25 monedas antiguas, entre las que destacan los denarios romanos. Son denarios en conservaciones normales y bastante corrientes por lo general, pero hay alguno raro como el de Clodio Albino (segunda imagen). La subasta pasa muy superficialmente la época medieval para llegar casi directa a la dinastía de los Austrias. Esta dinastía se ve representada por una bonita serie de cobres y platas pequeñas. Entre estas últimas hay algunas interesantes, tanto catalanas (e.g. el medio croat de Felipe III, tercera imagen), como castellanas (e.g. el 4 reales de Felipe III de Toledo). Tampoco falta un oro, muy raro aunque con una conservación bastante mala: un 4 escudos sevillano de 1699. Entrando en los Borbones la subasta se detiene a partir de Carlos III, aunque quizá el lote más interesante sea el escudo de Carlos III pretendiente. Hay bastantes monedas de 2 reales del siglo XVIII y XIX, así como 8 reales a partir de Carlos IV. Alguno de ellos está bastante curiosos (ejemplo y otro). De Isabel II también hay cobres bonitos y algunas platas tan interesantes como esta peseta de 1836. El Centenario de la Peseta trae algunas platas en calidades bastante bajas hasta llegar al siglo XX, donde se pone más interesante. Así, hay una peseta de 1933 con reverso girado (más sobre esta moneda) y una variante UNA-LIBRE-GRANDE (más), junto con otras piezas raras de Franco. La subasta se remata con tres monedas internacionales entre las que se encuentra un extraño lingote de la República de Novgorod, tan raro que es el lote con mayor precio de salida.

Clodio Albino

Medio croat de Felipe III

La tercera es una subasta universal que cerrará el 22 de junio. Como dije antes, las subastas universales se caracterizan porque los precios de salida de las monedas es menor de 20 euros. Obviamente, con semejante restricción ninguna de estas piezas es ni muy rara ni tiene una calidad suprema. Lo bueno es que son monedas muy asequibles, aptas para cualquier bolsillo. La subasta comienza con 65 monedas de la Edad Antigua. Entre ellas hay varios dracmas y denarios en conservaciones bajas, así como cobres (follis, centionales y antoninianos) muy baratos. Estos cobres se continúan en Bizancio, ofreciendo otros 20 lotes hasta el siglo XIII. De ahí se da un salto enorme hasta el siglo XIX, entrando de llenos en El Centenario de la Peseta tras un par de platas de Isabel II. En El Centenario hay bastante donde elegir para un coleccionista que comience o que no busque la calidad en su colección. A pesar del bajo precio de salida hay algunas monedas curiosas, como las 5 pesetas de 1881, el duro PGV o las 2 pesetas de 1892. Finalmente, hay un buen puñado de monedas del siglo XX, tanto españolas como extranjeras, si bien quizá me llamen menos la atención. Quisiera destacar también que hay algunas monedas en esta subasta que se ven poquísimo en las casas de subastas españolas. Un caso es el dracma del Sultanato de Rum (una moneda con un diseño precioso) y otro el kopek de alambre (más sobre estas monedas en el blog de Curiosidades Numismáticas).

“…lo entiendo más bien como una forma de avisar que Tessera Subastas va a entrar en el mercado y romper el hielo de cara al curso que viene…”

Mirando estas subastas se hace muy evidente que a Eduardo le queda mucho trabajo por delante al frente de Tessera subastas. Tiene que mejorar las fotos, mejorar la usabilidad de su web (si bien el sistema de pujas parece bastante bueno), añadir referencias bibliográficas a las descripciones de las monedas, aparecer en Sixbid y Numisbid (lo cual supone una pasta y una complicación técnica)… habrá quien piense que no deberían realizar una subasta hasta que no tengan todos estos aspectos totalmente resueltos, pero mucho me temo que si esperasen a tener unos sistemas semejantes a los de las empresas que llevan 30 años haciendo subastas antes de realizar una ellos, esa primera subasta no llegaría nunca. Personalmente, esto lo entiendo más bien como una forma de avisar que Tessera Subastas va a entrar en el mercado y romper el hielo de cara al curso que viene. Además, los coleccionistas más humildes nos podemos hacer con alguna pieza baratita.

 

Seguid otros comentarios en Facebook.

3 Comentarios

  1. Fran 2 semanas hace

    De verdad lo digo, esto de las subastas ya cansa, preferiría más oferta nacional de tiendas con listas a precio fijo, tanta subasta es un sin sentido, me agota el formato, prefiero buscar, encontrar un precio fijo y si me hace comprar.

  2. Autor
    Adolfo Ruiz Calleja 2 semanas hace

    Pues no te falta razón en esto que dices. Últimamente he oído a varios coleccionistas quejarse de que cada vez se vende más en subasta y menos a precio fijo.
    Los que nos centramos en moneda barata tenemos donde elegir porque se pueden encontrar tanto en subasta como a multitud de vendedores a precio fijo. Pero quienes quieren piezas potentes últimamente no encuentran nada fuera de subastas. La tendencia es clarísima hacia ese lado, para lo bueno y para lo malo.

  3. David 6 días hace

    Mis felicitaciones Adolfo por tu blog. Es la primera vez que escribo y, aunque no nos conocemos personalmente, tenemos amigos en común en este apasionante mundo.

    Entrando en el tema en cuestión, a mi ya me canso hace tiempo las subastas, ellas mismas están creando tal burbuja que al final caerá mas de una. Yo soy partidario de las numismáticas de toda la vida, eso sí, las que compiten bien y tienen precios de mercado. De hecho, hay unas cuántas que trabajan muy bien y así voy forjando mi colección.

    Otro punto en contra que veo de las subastas, es que todo son piezones, que sí que está muy bien verlas pero….la mayoría que coleccionamos no tenemos un nivel adquisitivo tan fuerte y lo que están consiguiendo, a mi modo de ver, es que futuros coleccionistas no quieran entrar porque no pueden gastarse ese dineral. Desde luego, me gustaba más la época de mi abuelo, en la que me enseñaba un montón de piezas y muy accesibles a nuestros bolsillos.

    En fin, un debate que ya has tratado en otras entradas pero que habría que reflexionar sobre ello….hablar tanto de subastas nos va a llevar a que desaparezcan las tiendas con sus precios fijos, coleccionistas de nivel medio pierdan el interés y con ello la numismática (espero que no pero pinta así desde mi punto de vista y de lo que he hablado con otros coleccionistas).

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*