Crónica de la convención de Burgos, 28 de abril de 2018

Crónica de la convención de Burgos, 28 de abril de 2018

El pasado sábado 28 de abril, Numishunters organizó una convención en Burgos. Coincidió que estaba en Palencia, así que aproveché la ocasión para asistir. Iba más que contento porque desde que me mudé a Tallín hace 4 años no había podido asistir a una convención numismática en España. Volví a Palencia más contento todavía.

Conocía a casi todos los comerciantes y a muchos de los coleccionistas que allí se encontraban. La sensación es la de volver a ver a colegas a quienes hace mucho que no veía y con quienes siempre es agradable compartir un rato y hablar de temas numismáticos. Lo malo es que el tiempo es limitado y todas las conversaciones me supieron a poco. ¡Hubiera pasado horas con cada uno de ellos!

Como siempre, fui a la convención para hacer -o reforzar- contactos y, sobre todo, para aprender. Por parte de los contactos, hablé un buen rato con Cuadrado (de Numishunters), quien me dijo que la convención de Burgos siempre es muy buena; de las mejores del calendario. Así debía ser pues en la sala había muchos comerciantes y todas las mesas atraían la atención de los coleccionistas que pasaban. Aproveché también para hablar con Jaime Sanz y su socio Luis (segunda imagen), de PCGS Currency International.  Traté también con otros comerciantes pero todos ellos preferían no aparecer en las fotos ni tampoco que les cite. Es una muestra de cómo la Web sigue siendo un entorno hostil para los comerciantes numismáticos, algo sobre lo que tanto comerciantes como coleccionistas deberíamos reflexionar.

Afortunadamente, nadie tenía ningún problema en que fotografiase el material que ofrecían. Se lo agradezco de verdad, porque en cualquier mesa se podían encontrar piezas para aprender un montón. Os dejo tres ejemplos (perdonadme la calidad de las fotografías, hice lo que pude).

Vi el billete más grande del mundo, el cual es un poquito más grande que un folio A4. Se tratan de los 600 ringgit de Malasia, emitidos en diciembre de 2017 para conmemorar el 60 aniversario de la independencia de Malasia.  El billete lo vendió el Banco Nacional de Malasia por unos 400 euros y ahora se piden 3.000 por él. Realmente resulta curioso, pero yo me pensaría dos veces si  especular con un ejemplar tan actual. Mi opinión es que si esto de hacer billetes grandes gusta a los coleccionistas y se ponen de moda sus emisiones (como ocurrió con las monedas de 1 kg de plata, que hay muchos coleccionistas que solo se centran en ellas), este billete acabará costando un pastizal. Ahora bien, si no hay demanda futura o por motivos técnicos a los bancos no les compensa este tipo de emisiones, se desincentivará su coleccionismo y este billete pasará a la historia como una mera curiosidad sin apenas valor.

El billete más grande del mundo

Otra curiosidad es la reproducción moderna en oro de una onza segoviana de Luis I. Se puede ver que la moneda es claramente distinta a la original, sobre todo si atendemos al canto, que es totalmente plano y no como el de las monedas de Segovia. Pero está bien que se ofrezca porque puede haber alguien a quien le haga ilusión tener una onza de Luis I como representación dentro de su colección y no pueda permitirse una original, que bien pudiera costar 300.000 euros. Esta réplica cuesta 900 euros, un poquillo por encima de su precio a fundir.

8 escudos 1724 falso

8 escudos reproducción

También me resultó curioso y bonito el doble sestercio de Póstumo. Si lo comparamos con el sestercio de Trajano que está a su lado vemos que el tamaño es el mismo. La razón es que para mediados del siglo III la moneda se había devaluado tanto en Roma que un doble sestercio equivalía a un sestercio acuñado a principios del siglo II.

En cuanto a compras, no me hice con ninguna moneda ni ningún libro. Pero he dejado apalabrados un par de temas que espero que se concreten en el futuro próximo. Las convenciones son importantes no tanto por lo que se compra en el momento sino por lo que se compra o vende después.

No quisiera cerrar la entrada sin recomendaros asistir a convenciones con cierta frecuencia. Ya sé que muchos no os podéis desplazar y que muchas convenciones se organizan los viernes más pensando en que vayan los comerciantes más que los coleccionistas. Pero también es verdad que se organizan muchas por toda la geografía española. Aquí tenéis tanto las que organiza Numishunters como las que organiza la AENP. En total, en 2018 se van a organizar 63 convenciones en 23 municipios diferentes. ¡Seguro que alguna te viene bien!

 

Seguid otros comentarios en Facebook.

Doble sestercio

Sestercio

5 Comentarios

  1. Óscar 3 semanas hace

    Saludos Adolfo.
    En la última foto que pusiste, veo muchas monedas de cobre infectadas por cáncer.
    Las monedas…ya se hablado largo y tendido en tu blog, mientras menos plástico blandos toquen, mejor…y siempre, es preferible los cartoncillos a los sobres de plástico.

  2. Óscar 3 semanas hace

    Para ser más claro, me refiero a la cuarta foto de la convención.

  3. Óscar 3 semanas hace

    Por otra parte, los sestercios que muestras al final de la entrada, son preciosos. Pero se ve claramente que han sido repatinados con atmósfera de amoniaco…hace tiempo, eso sí.

  4. Miguel 3 semanas hace

    Me pasó algo muy curioso con esta convención, a la que al final no pude asistir. El sábado 28 yo pasaba por Burgos, y me hubiera acercado por la convención, ya que además hace tiempo que no asisto a una.
    Dió la casualidad de que el jueves estuve viendo el calendario de convenciones (ANEP) y busqué algo más por la red, porque por estas fechas se celebró algún año la de la casa de la moneda de Segovia. Pues no encontré nada, y es una pena porque hubiera ido.

    Como bien dices, creo que “Es una muestra de cómo la Web sigue siendo un entorno hostil para los comerciantes numismáticos”.
    Al menos qué les costaba publicitarlo algo más, aunque sea en páginas o foros gratuítos.

    • Autor
      Adolfo Ruiz Calleja 3 semanas hace

      La cuestión es que esta convención NO la organizaba la AENP, sino Numishunters. Son dos entidades distintas que no se llevan particularmente bien, por lo que no hacen publicidad la una de la otra.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*