Limpiar monedas con agua y jabón

Limpiar monedas con agua y jabón

En este blog he hablado muy poco de limpieza de monedas por dos motivos fundamentales: entiendo bastante poco del tema porque yo mismo no las limpio y porque he visto hacer auténticas barrabasadas. Cada vez que sale este tema siempre hay quienes ofrecen las soluciones más extrañas para la limpieza definitiva de las monedas. Algunos de ellos usan incluso limón o huevos para la manipulación de sus piezas. La cuestión es que, al final, por el color se nota la moneda que ha sido limpiada (más). Incluso vimos casos de ínclitos coleccionistas que estaban totalmente obsesionados con la limpieza de sus monedas.

La única limpieza que he hecho a las monedas, y que puedo recomendar hacer porque es bastante inocua, es lavar las monedas con agua y con jabón. Pero no con un jabón especial, sino con un jabón neutro, de manos, de los que usamos todo el mundo a diario. La técnica es muy sencilla de aplicar: basta con untar el jabón en los dedos y frotar suavemente la superficie de la moneda. Si es necesario se puede utilizar un bastoncillo para repasar los bordes. Luego se sumerge la moneda en agua o se pone debajo del grifo y se deja secar en un paño.

Al no aplicar ningún producto químico, este método no es dañino para la moneda. Yo diría que se puede aplicar en cualquier tipo de monedas, sean del metal que sean, pues lo que hacemos no es modificar la superficie de la moneda sino eliminar la suciedad o el polvo que ésta pueda tener. Ahora bien, para cuidarse en salud aconsejo probar primero con monedas de poco valor (idealmente que no valgan más que a peso), y no aplicar la técnica con monedas más caras hasta que no tengamos confianza.

Para visualizar un “antes y después” os dejo una onza que compró mi colega Emiliano Guerrero en una subasta y después limpió con agua y jabón. ¿Qué os parece?

Así la compró:

8 escudos Madrid

Y así la dejó:


8 escudos 1772
   8 escudos Carlos IIIonza Madrid 17728escudosMadrid

 

19 Comentarios

  1. Thucydides 5 meses hace

    Hola, hasta el momento utilizo el metodo que has mencionado. En monedas de plata o niquel, crees que puede perjudicar la utilización de alcohol ? Gracias!

    • Autor
      Adolfo Ruiz Calleja 5 meses hace

      Yo no lo he limpiado nunca monedas con alcohol, así que poco puedo decir al respecto. Sí que he visto limpiarlas con bastoncillos untados en alcohol para eliminar la suciedad de monedas de plata. No parece un método peligroso.

      • Thucydides 5 meses hace

        Para no llevarme sorpresas, que jabón neutro puedo utilizar?

  2. Óscar 5 meses hace

    Hay algo que como numismáticos y conservadores de moneda, tenemos que tener muy en cuenta, y es, que limpiar por limpiar no sirve más que para perjudicar las piezas.
    La limpieza de monedas sólo debiera realizarse en casos en que verdaderamente sea necesario, y ésto suele ocurrir cuando el cospel está lleno de tierra, o cuando existe alguna concrección, corrosión… debidas a la aleación de metales que componen el flan y no nos deje observar bien los detalles… A veces también porque tenga una pátina demasiado fea que despista por completo la moneda.
    Hay que distinguir entre pátina y roña, son dos elementos completamente diferentes.
    Cada moneda es un mundo y por ello, las limpiezas no pueden ser iguales…las peculiaridades de conservación y composición metálica de las mismas, demandan diferentes procesos.
    El agua y el jabón neutro no perjudican para nada en el 99 % de los casos. A veces lo daremos solo con los dedos, frotando la moneda con ellos, con movimientos circulares y enjuagando después con agua (preferiblemente destilada) para evitar formación de cloruros…
    Cuando a veces compramos algún lote variado, solemos observar que en las monedas terrosas, como pudieran ser sestercios o moneda medieval, hace falta algo más.
    En estos casos, es preferible usar agua caliente, jabón neutro y un cepillo de dientes con las cerdas cortadas por la mitad. Este último dato es importante para no crear ligeras rayitas en el campo de la moneda…pero sobre todo hay que tener cuidado con las platas…
    En calidades proof, o moneda de plata con brillo original…agua, dedos y jabón, nada de cepillo. Y a veces para quitar marcas de las huellas dactilares, agua oxigenada…Y secar al aire libre…no tarda nada en evaporarse el H2O.
    Todo depende, como digo, del tipo de moneda que tengamos, antigua, contemporánea, de oro, de plata…
    En casos donde la tierra o las corrosiones no salen de esta manera, habrá que utilizar otro tipo de limpieza. O bien seca, o bien con productos líquidos que no perjudiquen a la moneda. Para la plata, el agua oxigenada, el limón o el amoniaco, y no siempre bañando la moneda completa…también se utilizan bastoncillos…
    Para el cobre con relieve, palillos de madera, punzón de dentista, cutter, alfileres (con sumo cuidado)
    Para monedas con relieve bajo de cobre, lana de acero (sin dañar la pátina) incluso algunos segundos de zumo de limón….todo depende, como digo, de cada moneda.

    En otros casos electrólisis con distintos métodos de patinado…es un campo muy amplio de estudio.
    Conclusión, limpieza significa siempre, conservación de pátina, excepto en casos muy puntuales
    …respetar la originalidad de la moneda siempre que se pueda.

    Por cierto, para mi gusto, la moneda que has puesto estaba mejor antes de ser limpiada, aunque ésto no la perjudica nada, pues ya cogerá ese tono antiguo (ya que este tipo de limpieza no es agresiva)

  3. Alfredo Chàvez Macìas 5 meses hace

    Insisto, solo hay que quitar àlgo que estè perjudicando a la moneda, o la pudiera perjudicar a la larga.

  4. Pedro 5 meses hace

    Algunas monedas están tan asquerosamente sucias que están mejor limpias que en su estado original, y no hablo de tierra en monedas desenterradas. Algunas monedas han estado expuestas en cajas abiertas a años de polvos y humedad, o simplemente amontonadas. Obviamente si es una moneda de cierto valor, hecha con plata por ejemplo, yo no las toco. Limpiarlas siempre se lleva la pátina por delante ya que la mayoría de los productos como el jabón sea neutro o no, disuelven la grasa y aceites de las manos que junto con él óxido propio del metal forman la pátina que se ha formado en años de circulación. Especialmente las monedas que en su composición contienen cobre cambian drásticamente de color al limpiarlas, a menos que el metodo de limpieza sea tan sutil que la moneda tampoco cambia de aspecto significativamente. Hay monedas de cobre que en vez de tener el típico color marron chocolate propio de su uso, están completamente negras (a saber dónde han estado) y ningún método convencional para limpiarlas con cuidado les devuelve un aspecto “agradable” al ojo del coleccionista a menos que cambien a un color (normalmente rosado) que ni siquiera originalmente acabadas de acuñar tenían. Otras tienen una costra de óxido que no hay forma de quitar sin dañar químicamente el metal. Aparte están las manchas de verdigris, que van corroyendo la moneda progresivamente con el paso de los años, y que de usarse algún producto que lo disuelva, atacará químicamente el metal también cambiando su aspecto. En general, en mi himilde opinión, sólo monedas de acuñación reciente y con pocas marcas merecen la pena ser limpiadas para mejorar su aspecto sólo un poco. Una moneda que ha circulado bastante y tiene marcas visibles como arañazos o golpes propios de su uso, que luzca como la luz del sol, se ve a la legua que ha sido limpiada y su valor puede bajar hasta en un 50%

    • Autor
      Adolfo Ruiz Calleja 5 meses hace

      Interesante. Muchas gracias por el aporte.

  5. David 5 meses hace

    Hola, tengo una moneda de niquel puro de Albania de 1930 con manchas oxido color verde les pase limon luego viangre peor no las puedo sacar que me aconsejan ?

    • Autor
      Adolfo Ruiz Calleja 5 meses hace

      Mi consejo es que compres otras monedas de Albania de 1930 :D

  6. Antonio 5 meses hace

    El comentario de Óscar me parece muy acertado. El agua, siempre destilada. Para las monedas de cobre sumergirlas en un vaso de cristal y dejarlas días o semanas cambiando el agua diariamente: en ocasiones detiene el cáncer del cobre (detiene, no elimina). A veces el resultado es muy bueno, en otras no tanto. Yo también utilizo el método de la goma de borrar de nata junto con el agua destilada y el jabón. No sé qué opináis vosotros. Enhorabuena por el blog, Adolfo. Saludos

  7. Óscar 5 meses hace

    La goma de nata va bien para quitar suciedad o pátinas demasiado obscuras en las monedas de plata, y sirve sobre todo para conseguir más relieve…suelen ganar las leyendas y las partes más altas de la moneda.
    Con respecto a lo que dice Antonio, es cierto que el agua destilada ayuda a detener el cáncer de las monedas, pero evidentemente después hay que tratarlas, porque con el tiempo, la enfermedad sigue su camino. Una buena forma es meter al horno la moneda durante ciertos minutos…pero siempre, estudiando la moneda a tratar…cada una es un mundo.
    Con respecto a la moneda de níquel, David, puedes probar a coger un tapón o una tapa de un bote, o bote pequeño…lo forras con papel de aluminio y viertes una cucharadita de sal…después mezclas la sal con un zumo de limón, o zumo de limón suficiente como para cubrir la moneda entera. La dejas 5 minutos, y la sacas…la frotas con cepillo de dientes y jabón neutro…repites este proceso las veces que sea, hasta que desaparezca el verdín. Luego, metes la moneda en agua destilada (se vende en droguerías) y la tienes una semana dentro. Después de eso, la sacas y la secas con algodón (sin frotar), o al aire mejor…y luego nos cuentas cómo te fue…jejeje

    • Autor
      Adolfo Ruiz Calleja 5 meses hace

      Mi apuesta es que si David hace eso le va a salir el proceso más caro que comprar otra moneda. Además, con casi total seguridad se cargará la moneda tras aplicar tanto ácido.
      Pero si documenta con fotografías todo el proceso prometo dedicar una entrada al asunto.

      Saludos,
      Adolfo

  8. Óscar 5 meses hace

    No quiero ser pesado, pero limpiar una moneda no significa eliminar la pátina. Si extirpas la pátina, te cargas la moneda. La limpieza siempre tiene que utilizarse, o bien para frenar un proceso cancerígeno corrosivo o bien para mejorar el aspecto del cospel que anteriormente no dejaba ver las leyendas o era tan fea que directamente no querríamos ni mirarla. Existen ocasiones, en las que las monedas sufrirán daños colaterales si queremos salvarlas, pero para ello existen métodos de repatinados…daros cuenta que hay monedas muy interesantes en el mercado, con pátina de monetario. Esta pátina, como sabéis, se ha creado a lo largo de años en monetarios o bandejas de coleccionistas, y en su día fueron limpiadas, retiradas, porque así lo marcaba la tendencia de la época. Así que, a veces es mejor dejar la moneda 10 años encerrada, para que se repatine sola:D:D:D

  9. Julián 5 meses hace

    Para poder dar una opinión más certera tendríamos que tener una foto con luz natural de la misma moneda cuando tenía la suciedad.Por la foto que has puesto a mí personalmente con esa suciedad no me disgusta la moneda aunque bien es verdad que en la foto con luz natural tras la limpieza,la moneda se ve muy bonita y seguro que ha acertado en su decisión de limpiarla.
    En cuanto a la opinión de si limpiar o no una moneda,yo lo enfocaría desde 2 puntos.El primero es si limpiar o no una moneda que has comprado que pueda tener suciedad,manchas,oxidaciones,concreciones,pátina fea o artificial,etc….Yo en este caso sólo aconsejaría limpiar la moneda si es evidente que es suciedad y solamente con jabón neutro y agua destilada.Luego secarla con papel absorbente sin frotar y dejarla al sol para que elimine el resto de agua.Si no es suciedad y sospechamos que la moneda pueda tener manchas indeterminadas,oxidaciones,concreciones,repatinación o u vemos que tiene una pátina fea aconsejo directamente no comprar la moneda porque cualquier limpieza no va a dejarla mejor a menos que seas un profesional de la restauración.Muchas veces es tentador el comprar una moneda interesante a un precio menor del que valdría por el hecho de tener alguna oxidación,concreción,etc… pensando que seremos capaces de quitarlas y dejarlas como si la moneda no hubiese tenido esa “tara” y la realidad es que la mayoría de las ocasiones tras la limpieza no va a solucionar el problema e incluso va a quedar peor.Una pátina de monetario como bien ha dicho oscar son años de estar tranquilita en un monetario y dejar que el tiempo haga su trabajo.

    El segundo enfoque es el de si limpiar o no una moneda que cuando la compramos no tenía ningún problema y que con el tiempo le han salido oxidaciones o manchas.Lo primero sería ver donde ha estado guardada(por si es un sitio donde pueda haber humedad y ver si ha afectado a otras monedas que estaban guardadas en el mismo sitio,etc…) y como ha sido guardada(si estaba en cápsula,cartoncillo,monetario,albúm o simplemente al aire).Esto más que nada para prevenir nuevos casos en el resto de monedas que pudieras tener y averiguar el porqué ha sucedido.Y lo segundo ver hasta donde ha afectado a la moneda ,que tipo de matal es y si merece pues meterse a limpiarla con el riesgo que eso puede llevar.En este caso depende de cada moneda,de la afectación que tenga,del posible estado en que la puedas dejar y de la pericia y conocimiento del que lleve a cabo la limpieza.Por lo tanto para mí no existe una respuesta categórica en cuanto a si limpiar o no sino que depende del caso y circunstancias.

    Yo como me gusta experimentar por mi mismo,hace un tiempo compré en subasta un 8 reales mejicano corriente que tenía concreciones,alguna pequeñita oxidación,suciedad y una pátina fea en reverso.Le hice varios tipos de limpieza comprobando los efectos(positivos y negativos) de los diferentes productos y le hice varias repatinaciones.Desde la limpieza más simple y nada agresiva con jabón neutro y agua destilada hasta alguna más bestia y agresiva como sumergirla durante horas en zumo de limón o electrolisis casera.Le hice repatinados tanto con amoniaco,huevo,exposición directa al sol ,exposición en condiciones de humedad alta,etc… exponiendola a diferentes tiempos de repatinado y observando como se comportaba el metal con el paso del tiempo en cuanto a la toma de color .Si llego a saber que esto le podría haber interesado a alguien lo hubiera documentado pero pensé que esto era un experimento que era una locura mía.
    Como experimento me resultó muy interesante pero resalto que como “experimento” y en una moneda de poco valor que la compré expresamente para esa “locura”.Como conclusión saqué que la mejor limpieza de una moneda es la que no se hace o dicho de otra manera,limpiar una moneda sólo debe ser una opción cuando no quede más remedio.En plata para concreciones y oxidaciones un poquito de agua oxigenada o limón pueden detener el problema pero teniendo mucho cuidado con la cantidad a aplicar y siempre con un bastoncito de algodón y mucha paciencia(si te pasas con el limón la moneda se te quedará blanquecina).Si es suciedad,un poquito de jabón neutro ,la frotas con la yema de los dedos muy suavemente y luego a enjuagarla con agua destilada generosamente.Si una pátina de una moneda no te gusta y aún así compras la moneda,yo sólo utilizaría una goma de nata para intentar mejorarla.Si le quitas toda la pátina y la intentas repatinar artificialmente de una u otra manera se va a notar y nunca va a parecerse a una pátina de monetario.Lo bueno de este experimento es que aprendes a ver a leguas cuando una moneda ha sido repatinada y como se comporta el metal,incluido si alguno de estos métodos puede causar una pérdida de peso(en este caso comprobé que una mala electrolisis casera puede suponer una pequeñita pérdida de peso).
    Un saludo a todos,
    Julián

  10. Julián 5 meses hace

    Se me olvidaba por si a alguien al leer lo que he puesto se le ocurre hacer el mismo experimento ,cuando se utilicen productos químicos( me refiero a por ejemplo amoníaco,hígado de azufre,etc….) siempre con muchísima precaución para que no ocurra ningún percance , en lugar ampliamente ventilado y siempre debidamente protegido(guantes,mascarilla,gafas protectoras).Y si no sabes lo que estás haciendo,simplemente no lo hagas y experimentas con cosas que no tengan ningún riesgo.

    Julián

  11. Carles Falcó 4 meses hace

    Hace dos semanas del último comentario pero me animo a comentar por primera vez en el blog por creo necesario hablar del tema de las hojas de PVC, con las que muchos hemos empezado y nos hemos llevado el chasco de encontrar las platas con una capa de un verde pegajoso. Yo las puse en cartón tal cuál, otros lo quitaron con un baño en alcohol, otros con agua y jabón. En mi caso la que dolió mas fue un maravedi de Carlos III de Madrid que compré en un estado óptimo y está que da pena. Realizariais algún tipo de limpieza?

    • Autor
      Adolfo Ruiz Calleja 4 meses hace

      Pues tenía pensado dedicar una entrada a los álbumes de Pardo, esos tan típicos en los 90. Efectivamente, somos muchos los que hemos destrozado una colección por culpa de estos álbumes. Afortundamente para mí, la colección entera costaba menos que tu maravedí.
      Sobre qué hacer con él, hay quienes lo meten en amoniaco pero yo no lo he probado.

      • Carles Falcó 4 meses hace

        Ostras lo del amoníaco me parece muy arriesgado, lo curioso que en 2 hojas consecutivas de la misma marca en una tenia reales de plata y en la siguiente 2 reales, pues estos últimos verdes y pegajosos y los de 1 real están tan panchos, en el mismo álbum des del día que lo compré. He leído cosas buenas sobre el baño de alcohol con las piezas de plata, que si no deja residuos ni daña la pátina, pero no me atrevo. Soy muy prudente con estas cosas.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*