Pesetas con errores provocados

Pesetas con errores provocados

La semana pasada recibí este mensaje de Enrique por Facebook:

“Hola Adolfo, perdona que te moleste comentarte que llevo coleccionando monedas desde pequeño, no tengo monedas de alto estanding, Franco, J.Carlos, €, algunas de plata etc, a lo que iba, hace unos años empecé con los errores de monedas, normalmente cogía alguna de la Plaza Mayor, de Ebay, etc no soy un experto, cogí bastantes por Ebay de un vendedor de [NOMBREDELACIUDAD], todo en subastas, estaba tan contento con las que había conseguido, estoy en un grupo de errores de Facebook, se me cayó el mundo encima cuando subí monedas de este vendedor y me comentaban que eran manipuladas, que decepción indague en internet, no sé si fuiste tú en tu grupo o donde, que estás monedas de doble acuñación se hacían poniendo una con otra y por medio de una prensa o golpe seco así se manipulan, fui hablar con una abogada me dijo que denunciase, fui al cuartel de la guardia civil me dijeron que tenía que certificar las monedas como que están manipuladas, me puse en contacto con el administrador del grupo de los errores me dijo que me acercara a la plaza mayor a ciertos numismáticos, pero ninguno quiere mojarse, por si les llaman a declarar, el último que fui fue a [NOMBREDEOTROCOMERCIANTE], que me dijeron que me acercara, pero nada, reconocían la manipulación de las monedas, pero que ellos se dedican más a las antigüedades que lo sentía, y he osado comentártelo a ti y perdóname el atrevimiento, pero me gustaría tu opinión como que puedo hacer, quien me puede certificar que son manipuladas, y así poder llevarle a juicio, yo ya le mandé cartas certificadas diciéndole que le iba a denunciar, se que le llegaron pero no he recibido contestación. Me he puesto en contacto con la FNMT y van a ver qué se puede hacer, a ver qué me dicen. Un saludo, Adolfo y perdona por molestarte.”

Le pedí fotos de las monedas y me mandó las siguientes:

Todo esto no son más que un buen puñado de errores provocados que no valen nada pero que han sido supuestamente vendidos por unos 600 euros al bueno de Enrique (según dice él, pues yo no le conozco de nada). Para ver bien clara la diferencia de estos errores provocados con los errores reales os dejo cuatro piezas vendidas por Martí Hervera: 50 céntimos con doble acuñación girada (110 euros de remate), 1 peseta 1975 con doble acuñación incusa (25 euros), 2 céntimos de 2000 con doble acuñación desplazada (145 euros) y 8 maravedís de Isabel II con doble acuñación (220 euros).

50 céntimos

1 peseta 1975

2 céntimos de 2000

8 maravedís de Isabel II

La diferencia es muy evidente:

  • En el caso de las monedas vendidas por Martí Hervera (es decir, los auténticos errores de acuñación), lo que ha ocurrido es que el troquel ha acuñado una moneda y ésta no se ha desplazado todo lo que debería desplazarse tras la acuñación. Por lo tanto, ante el siguiente golpe del troquel, ocurre una segunda acuñación desplazada. Vemos que ambas acuñaciones se ven “igual de fuertes” y los motivos de la segunda (la desplazada) prevalecen sobre la primera. Esto se debe a que ante un metal caliente se realizan dos golpes con prensas mecánicas de igual potencia y, como es natural, el último golpe del troquel se verá más que el primero.
  • En las monedas que me mandó Enrique esto no ocurre. Los que se ven bien son los motivos de la primera acuñación mientras que los de la segunda están “flojos” o “difuminados”. Esto se debe a la manera en la que se hacen las falsificaciones: se toma una moneda auténtica, se pone otra moneda auténtica encima (que actuará como cóspel) y se pega un martillazo, de manera que se graba parcialmente el dibujo de la que está encima en la que está debajo. Esa “segunda acuñación” será mucho más floja porque lo que hace de troquel es una moneda y no un troquel propiamente dicho, y sobre todo porque la fuerza que se imprime con un martillazo es mucho menor que la que se imprime con una prensa mecánica. Por supuesto, los motivos de la “segunda acuñación” se verán más o menos dependiendo del metal del que está hecho la moneda. Metales más blancos (como el aluminio de los 50 céntimos de Franco) hacen que se graben más los motivos; mientras que metales más duros (como la aleación de aluminio y cobre en las 100 pesetas de Juan Carlos) hacen que se graben menos. Vemos, además, que ocurren cosas muy raras y sin mucho sentido, como que la segunda acuñación corresponde a la otra cara de la moneda, lo cual no tiene ningún sentido si fuese un auténtico error.

Cuando veo estas cosas me acuerdo de las palabras de José María Marín que siempre recomiendo a quienes coleccionan errores:

Quiero dar un consejo para los coleccionistas de variantes y errores: ante todo se ha de tener en cuenta que cualquier variante o error debe tener una explicación lógica que justifique su existencia, no os dejéis deslumbrar por “grandes y llamativos errores” sin lógica, porque puede que no sean errores. Más vale un pequeño error auténtico que un gran error inexplicable.

Aquí podéis ver más “supuestos errores” de los que rondan por eBay y otros más de los que estuvimos hablando.

En cuanto a qué hacer con el caso del timo para poder obtener el dinero de vuelta, la verdad es que no se me ocurre nada. Creo que Enrique hizo muy bien hablando con un abogado y poniendo una denuncia en la policía. Le recomendaría que leyera esta entrada y que trate de entender por qué nadie quiere mojarse por su caso: entrar en semejante quijotada contra un vendedor de eBay no va a hacer más que hacer perder el tiempo al comerciante o perito que le eche una mano. Desde luego que las horas que requeriría ese asunto valdrían con creces más que los 600 euros del coste total de las monedas. Además de que, obviamente, el que se moje se ganará al menos un enemigo por siempre jamás.

El único consejo que he podido dar a Enrique es que acepte su situación de indefensión, que dé por perdidos los 600 euros y que aprenda la lección. Todos hemos tenido que aprender lecciones a base de palos y, personalmente, alguna me ha salido bastante más cara. Es lo que toca. Para la siguiente vez recomendaría a Enrique leer la guía para comprar monedas y actuar en consecuencia.

De los muchos lectores de este blog, ¿alguno propone una solución para Enrique? En tal caso, que se muestren ideas en los comentarios.
De los muchos comerciantes que leen este blog, ¿alguno se ofrece voluntario para realizar la quijotesca tarea de ayudar al pobre Enrique? En tal caso, que me lo diga por correo y os pongo en contacto.

 

Seguid otros comentarios en Facebook.

16 Comentarios

  1. Eduardo 4 semanas hace

    Hola, normalmente las ventas en eBay tienen un periodo de devolución, suele ser un mes, si está en el plazo que las devuelva y au, pero si no entonces se me.ocurre, si no es mucha la distancia y tiene tiempo, que vaya personalmente donde el vendedor y le exija la devolución… sin embargo tiene todas las de perder, lo Mejor es comprar en una Numismática con garantía o en subastas de casas reconocidas… suerte a Enrique.

  2. Jaume 4 semanas hace

    ¡Menuda falta de escrúpulos que tienen algunos! A pesar de lo acertado del razonamiento de Adolfo, lo que me parece más llamativo y, digamos, característico de la “reacuñación” sobre los errores falsos no es el hecho de que salgan con una impresión más floja e irregular, sino que es la impresión incusa del negativo de la moneda, lo cual indica claramente que se ha hecho con otra moneda. Ante este hecho, tal vez lo mejor sería solicitar (yo lo haría por escrito) a la FNMT que se pronunciaran al respecto y aclararan si, según los procedimientos de fabricación de cada época, qué probabilidades había que ocurrieran tales errores durante la encuñación. Es decir: dados los sistemas de control y la tecnología de la maquinaria que acuñó cada moneda, si era posible que se montara una moneda encima de otra a la hora de estamparse el cuño sobre la de encima. Un simple informe, no necesariamente muy largo, podría ser una prueba suficiente para convencer al juez en un juicio rápido (esos que por ser la reclamación inferior a 2.000 euros no necesita abogado ni procurador). La FNMT, como autoridad más acreditada para emitir tal informe, no debería poner demasiadas pegas a ello y, de paso, contribuiría a atajar los abusos que algún sinvergüenza comete aprovechando el producto que la propia FNMT fabrica.

  3. Víctor Manuel 4 semanas hace

    Una autentica pena. Toda estafa lo es. Hace años un grupo de señores estafados por una sucursal bancaria, montaron un pequeño teatrillo en la puerta todos los días que la sucursal abría sus puertas al publico denunciando lo acontecido. Con el tiempo acabaron pagando a uno o varios señores que hacían el teatrillo por ellos. De hecho la sucursal acabo cerrando y estaba en un sitio espléndido.
    No seria mala idea, en las plazas mayores todo el mundo se conoce y mas de la mitad vende también por eBay. Sería un autentico palo para susodicho comerciante que le pintasen la cara en su propia casa y ante su clientela habitual. No digo que sea la mejor idea, seguramente incluso es de largo la peor, pero pintarle la cara muchas veces te da una satisfacción enorme.

  4. Autor
    Adolfo Ruiz Calleja 4 semanas hace

    @Eduardo, viendo las facturas parece que las compras se hicieron hace dos y tres años. Así que la reclamación de eBay ha pasado hace tiempo ya.

    @Jaume, me estaba esperando esa cuestión sobre la acuñación. Es cierto. Pero esa acuñación “al revés” también puede aparecer en un auténtico error si una moneda queda enganchada en el troquel y con ella se “acuñan” las siguientes. Pero sí, obviamente es también un buen indicio.
    Por parte de la FNMT, mucho me temo que no ofrecen ese tipo de servicios.

    @Victor Manuel, no sé hasta qué punto un vendedor sin escrúpulos sería pacífico en una situación así.

    Saludos,
    Adolfo

    P.D.: en Facebook se han hecho bastantes comentarios interesantes y ha habido varios lectores que han compartido la entrada.

    • Jaume 4 semanas hace

      Insisto en que no estaría de más hacer una instancia a la FNMT, pasarla por registro administrativo, y esperar una respuesta. Hasta donde yo sé, la FNMT es una administración pública y, como tal, debería responder al ciudadano también por escrito. La solicitud debería plantear unas cuestiones claras: qué probabilidades hay que esos errores se hayan producido durante la fabricación de la moneda; si, según su entender, han sido producidas por un método ajeno a la fabricación de moneda; si, como entidad responsable de la fabricación de moneda, no va a tomar medidas para perseguir tales prácticas, que son manipulaciones ilícitas del producto que fabrican para enriquecimiento particular. También poner a disposición de cualquier técnico de la FNMT las piezas para que las examine, aunque la solicitud debería ir acompañada de imágenes de las piezas en la mejor calidad posible. Yo creo que no se pierde nada y, de paso, se comprueba la implicación de la FNMT en la persecución del fraude monetario. Claro que yo tampoco esperaría mucho, pero no cuesta nada intentarlo.

  5. Jesús 4 semanas hace

    Ufff pues Enrique está jo**do.

    Sin querer disculpar para nada al estafador, y la lacra que suponen estos para nuestra afición… quiero resaltar también la parte de responsabilidad que tiene Enrique en el dinero quele han estafado. Me explico… Ha ido encadenando error de principiante tras error de principiante :(. Quiero resaltarlos aquí, sobre todo por si sirven de ayuda para que nadie los repita.

    El primero de todos fue pujar por algo que no domina. Aplicando un poco de sentido común, si te vas a gastar 150€ en algo… ¿Qué menos que tener a una persona que domine el tema, o al menos algún libro o documentación que te justifique de alguna forma que lo que vas a comprar existe? Yo no soy coleccionista de errores, ni siquiera me interesan, y sé que este tipo de piezas son manipulaciones… no es una información que esté demasiado escondida con media hora de investigación por internet.

    El segundo, fue no estudiar lo que había comprado. ¿De qué sirve coleccionar errores si no sabes cómo se han producido? Y si sabes bien cómo se han producido, entiendes bien el proceso de acuñación de la moneda…. ¿No te estás dando cuenta que no tienen ningún sentido? ¿No te has fijado que los errores certificados de las casas de subasta que tenemos que presuponer buenos, porque te los garantizan profesionales del sector, son completamente distintos?

    Y por último, y creo que el más grave. Veo que entre los dos justificantes de pago con fecha visible hay 8 meses de diferencia. ¿Cómo puede ser que no se le ocurriera en ningún momento de esos 8 meses pedir una segunda opinión de lo que acababa de comprar? Otra vez el sentido común. Si tú vas a un comerciante con una pieza en la que te has gastado 150€ a pedirle su opinión, él te va a ayudar. Es un comerciante, no va a ver en tí un pesado del que no va a sacar ningún beneficio, va a ver una persona que si se ha gastado 150€ en una moneda, tiene potencial para generar beneficios en su empresa. Si además se da la circunstancia de que esa persona ya te ha comprado en más ocasiones (el propio Enrique en el mail dice que es comprador de la Plaza Mayor), no creo que nadie se niegue a gastar 2 minutos de su vida diciendote si es buena o mala. O algún otro coleccionista que conozca, o algún foro, o red social. Con las posibilidades que tenemos hoy en día, me parece un error gravísimo :(.

    Las posibilidades de Enrique para recuperar parte de lo estafado ahora mismo pasan por encontrar a alguien que se quiera mojar y certificarle las manipulaciones… y encima que ese certificado sea lo suficientemente barato para que merezca la pena meterse en un juicio. Resumiendo, está jo**do

    • Autor
      Adolfo Ruiz Calleja 4 semanas hace

      No puedo estar más de acuerdo contigo.

  6. Javier 4 semanas hace

    Lo único que puedo aportar es mi propia experiencia:
    Tras una estafa “similar” de falsificación de moneda, y tras varios intercambios de mensajes con el vendedor opté por denunciar, ya no por recuperar los 77€ (que dí por perdidos desde un primer momento), sino por evitar que este vendedor siguiese vendiendo en Ebay.
    Tras un año de espera, vuelvo a comisaría para preguntar como iba el proceso, me derivan a los juzgados, y allí me comentan que la denuncia se retira por el bajo importe estafado, si, tal cual…
    Desde Ebay tampoco hacen nada porque sólo la policía puede pedir que bloqueen al vendedor por este asunto, y como ellos descartaron el caso, yo perdí mi dinero y tiempo, este Señor sigue con sus estafas en Ebay, aprendí una gran lección aplicable a todo lo relacionado con venta on line, y numismáticas y casas de subastas ganaron un cliente.

    Se nos queda cara de panoli y nos sentimos indefensos – ridículos cuando nos la juegan, pero de todo se aprende.
    Confiemos en los profesionales (y leamos las primeras entradas de Adolfo que tan didácticas resultan para el coleccionista novel).

    Saludos.

    PD: Al ser un importe superior, quizá no retiren la denuncia, pero verificar cada una de las piezas dará complejidad al asunto.

  7. Óscar 4 semanas hace

    Pues yo opino que el mejor camino es denunciar a esta lacra social, pues es la única manera de que se piensen dos veces vender falsificaciones como si fueran autencicidades. Sé que es un verdadero lío empezar con trámites legales y que a nadie le gusta perder tiempo y gastar dinero es costes de abogado…y más sabiendo que por norma general la sentencia no sea favorable…pero si todos hiciéramos ésto, mejor nos haría y por inti, mejor le iría a la numismática. Debería existir una plataforma numismática en defensa de los coleccionistas, con abogados …para tener un respaldo grande en nuestra dedicación…tal vez, el surgimiento de este tipo de iniciativas sería bueno para todos…quién sabe, a lo mejor algún día surge de la nada

  8. Óscar 4 semanas hace

    Disculpad mis errores ortográficos, provocados por la no revisión del texto:
    Gastar dinero en costes
    Y por más inri

  9. Toniox 4 semanas hace

    Pues esta ultima reflexion de Oscar…no es mala idea….que haya algun abogado dispuesto adenunciar a todo aquel que venda copias y estafe a la gente, pretendiendo venderlas como originales.

    Si me suena que hay jucios rapidos para bajo importe, que posiblemente condenen al que venda algo fraudulento. Al igual no paga, a pesar del juicio, pero con eso, ya puedes proceder a un embargo de bienes, y entonces si que tendrá que pagar, ademas de los gastos judiciales. Embargos los hay de 500 euros en adelante.

    Estoy seguro que un abogado podria vivir de las reclamaciones numismaticas, al final es todo practicamente automatizado, lo importante es empezar.

  10. Miguel 4 semanas hace

    Hace un tiempo un comerciante reputado me vendió una pieza y resultó falsa. Yo me di cuenta pues orgulloso como estaba de mi adquisición se la mostré a otro numismático de mi confianza que fué el que me alertó sobre la posible falsificación. Hice la correspondiente reclamación al que me la vendió y de inmediato aceptó que le habían “colado” la pieza, de lo que saco los siguientes corolarios
    – incluso a un experto pueden “colarle” una pieza falsa
    – vale la pena comprar monedas a proveedores serios, pues suelen responder positivamente en casos como este (al menos esta es mi experiencia)

    Ni qué decir tiene que el comerciante que me vendió al pieza falsa tiene para mí, en este momento, incluso mayor credibilidad de la que tenía y que continúo comprándole piezas con más confianza que antes.

  11. jesus sanz 3 semanas hace

    Saludos a todos Enrique creo que estas jodido (perdona la expresión pero no se me ocurre otra), no obstante, no se acaba el mundo, una lección, te ha costado 600 euros, tampoco es tan caro y noc reo que nadie se arruine por ello aunque fastidie, en fin si yo fuera tu, daría tanta publicidad como pudiera al nombre de eses estafador hasta echarlo de eBay , después aunque cambie de seudónimo, los que compramos en eBay vemos el historial y esta fichado creo que es la única satisfacion que puedes darte.

  12. j. mir 3 semanas hace

    Yo estoy seguro que esto lo soluciona un certificado de la Asociación Española de Numismáticos Profesionales. Para defender el buen nombre de la profesión están, verdad?

    • Autor
      Adolfo Ruiz Calleja 3 semanas hace

      Pues no se me había ocurrido, pero la AENP puede emitir certificados. Lo que no van a hacer es mediar con el comerciante si no es miembro de la AENP, pero certificados y peritajes sí que pueden hacer. Lo que no sé es el coste de esos peritajes.

  13. jesus sanz 3 semanas hace

    Cuesta mas el ajo que el pollo, haber que son 600 euros…

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*