Subasta de Tauler & Fau, 20 de marzo de 2018

Subasta de Tauler & Fau, 20 de marzo de 2018

La casa de subastas Tauler & Fau vuelve a la carga con otra subasta on-line este mes. Parece que la estrategia de preparar subastas on-line de manera continua les da buenos resultados porque les permite mantener a la clientela pendiente y pueden dar una salida rápida a muchos de los lotes que les ceden. Obviamente no se puede esperar grandes monedas ni precios astronómicos en este tipo de subastas, pero sí piezas medias interesantes para el coleccionista de a pie. Ahora comentaré brevemente las mejores jugadas entre los 773 lotes que componen esta subasta.

Celse. As. 120-50 a.C. Velilla del Ebro (Zaragoza).

En la numismática antigua destacan sobre todo dos series: los denarios romanos y las monedas íberas. Hay 23 denarios republicanos interesantes para coleccionistas de “bolsillos humanos”. La calidad es aceptable en todos ellos y no faltan ejemplares con diseños muy bonitos y algunos con una calidad más curiosa. Un comentario semejante se puede hacer a los denarios imperiales; son todos bastante corrientes pero alguno atrae estéticamente. También hay otros lotes interesantes dentro del Imperio Romano, como este centional de Arcadio. Dentro de las monedas íberas cunden las piezas en calidades bajas. Sin embargo, se pueden encontrar algunos ases interesantes, como los que ilustran la entrada: CelseCastele y otro más de Celse. El resto de las series antiguas tienen menos que destacar. Solo me llama la atención el dracma de Vologases III.

La Edad Media se repasa de manera bastante rápida, pero proporciona algunas monedas interesantes. Tal es el caso de las 4 curiosas platas que describen Al Ándalus. Los reinos cristianos no traen muchas sorpresas: 2 dineritos aragoneses y 22 castellanos sin demasiado que destacar pero que parece que se están vendiendo bastante bien.

Castele. As. 180 a.C. Cazlona (Jaén).

Los 288 lotes de la Monarquía Española tienen una extraña particularidad: cuanto más noble el metal menos me gustan las monedas ofrecidas. Creo que hay varios cobres muy bonitos y dignos de una buena colección. Pongo como ejemplo los 16 maravedís de 1664 de Coruña, el raro maravedí de 1720 de Valencia, o las dos piezas de un maravedí de 1772 y de 1799. Las platas no me llaman tanto la atención, pero se pueden encontrar algunas piezas raras que atraigan a un coleccionista medio, como el real de Zaragoza o el duro de Tarragona. Tampoco faltará quiera completar la serie de Isabel II con los 20 reales madrileños de 1836 y de 1838 sin hacerse un agujero en el bolsillo. En cambio, en los oros no hay gran cosa. Se ofrecen muchos durillos muy baratos (y muchos de ellos manipulados) y tambien alguna onza con mucho desgaste.

Celsa. As. 50-30 a.C. Velilla del Ebro (Zaragoza).

El Centenario de la Peseta me llama más la atención. No es que haya ninguna moneda súper rara o muy difícil de encontrar, pero se mantiene una calidad muy digna para un coleccionista medio. Además, los precios de salida son muy atractivos, así que supongo que se venderán sin problemas la mayor parte de las monedas de esta serie.

La subasta se remata con 134 lotes de monedas extranjeras. Es un surtido variado donde destacan, por la cantidad de monedas ofrecidas, las monedas portuguesas y estadounidenses. De estas últimas hay bastantes Morgan Dollars comunes y algunos ejemplares de oro.

Seguid otros comentarios en Facebook.

3 Comentarios

  1. Diego 1 mes hace

    Me parece una muy buena iniciativa por parte de la casa de subastas pero echo en falta el catálogo, los remates… En fin, lo que viene a ser el resultado de una subasta.

  2. Fran 1 mes hace

    Hombre, algún que otro error de bulto sí que hay, principalmente en las monedas más desconocidas: colocar a Vologases III en el 105 a.C. hasta el 47 a.C., es un poco fuerte. Este buen hombre vivió entre el 105 y el 147 d.C.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*