Remates de las subastas de finales de 2017 y principios de 2018

Remates de las subastas de finales de 2017 y principios de 2018

En esta entrada comento los resultados más relevantes de las subastas numismáticas de diciembre de 2017 y enero de 2018. Hubo bastantes subastas y muchas de ellas bastante pequeñas, así que sólo voy a comentar “las jugadas más interesantes”. Luego que cada cual se fije con más detalle en las series que colecciona.

ISABEL DE TRASTÁMARA VOLUMEN VIII

La primera subasta relevante de cuantas han ocurrido estos dos meses es la Isabel de Trastámara volumen VIII que organizó Áureo & Calicó el 13 de diciembre. Se trataba de una colección dedicada a la Guerra de los Segadores y al reinado de Carlos III.

Las 83 piezas de la Guerra dels Segadors se vendieron a unos precios muy buenos. Quizá lo mejor vendido esté entre las monedas más sencillas, como los diners y los sisés. Los más corrientes se vendieron sin problemas y los raros subieron bien de precio (ejemplo). Las platas y los oros se vendieron a precios más razonables, si bien las monedas más interesantes (e.g. los 5 rals de Manresa o este precioso trentí de Barcelona) subieron significativamente de su precio de salida. Esta serie se está vendiendo cada vez mejor a pesar de ser una serie destinada fundamentalmente a un público local. No sé si el auge del nacionalismo catalán haya influido de alguna forma en las preferencias por esta serie que está de moda.

 

 

“Quizá lo mejor vendido esté entre las monedas más sencillas, como los diners y los sisés”

Lingote de oro califal

Pasando a Carlos II, vemos de nuevo que prácticamente se ha vendido totalidad de los lotes. Esto incluye también a los cobrecitos, que han alcanzado unos precios muy interesantes, especialmente los de Eivissa. En las platas me resulta curioso que han se han valorizado más las cecas peninsulares que las cecas americanas, si bien se han vendido casi todas sin problemas. Las que más han subido de precio han sido “las 38 Marías” (no tardará en haber un artículo sobre estas monedas). Se ve que los pujadores han valorado tanto su rareza, como en este caso de una variante inédita, como su calidad, como este precioso duro. Me resulta raro que la variante mixta no haya subido más de precio, pero son “gages de subasta”. Donde también esperaba bastante más en los 8 reales galanos, sin embargo, no han subido demasiado del precio de salida e incluso un 25% se ha quedado desierto. No es que sean malos números, pero desde luego son menos satisfactorios que para el resto de la subasta, cuando los galanos son, en principio, monedas muy comerciales. Los oros, como era de esperar, se han vendido estupendísimamente. Pongo de ejemplo los 7.000 euros del doblón de Cuzco, por ser la pieza que más me gustaba.

Las cecas europeas también se vendieron muy bien. Creo que las piezas raras tuvieron muy buena aceptación (ejemplo), así como las atractivas monedas de la ceca de Hall. Sin embargo, hubo algunas monedas corrientes pero muy bonitas que pasaron más desapercibidas. Por ejemplo, el remate del tari napolitano de 1689 me supo a poco para lo bonito que está. Los que fueron muy buenos fueron los remates de los oros: 11.100 euros por los 3 pistoles de Beçanson y 5.300 por el trionfo de Palermo de 1697. Sigo pensando que los oros del Imperio Español en cecas europeas están ahora vendiéndose mejor que nunca.

 

 

El último comentario con respecto a esta subasta es que las monedas ex-Égara se han vendido a precios semejantes a los que lo hicieron unos meses antes en la Égara. Lo que era de esperar.

Dinar fatimí de imitación

COLECCIÓN NAVARRA

El 19 de diciembre organizó Martí Hervera, junto con Soler & Llach, una subasta numismática que incluía la “Colección Navarra”. Se trataba de una colección de 160 onzas de Carlos IV que, por lo general, traía piezas en calidades no muy altas pero que incluía muchas variantes. El comentario general de la subasta es que las onzas se han vendido razonablemente bien pero apenas han subido del precio de salida. Algo así era de esperar y confirma algo que ya sabíamos: los coleccionistas de onzas no suelen atender demasiado a las variantes de cuño. Esto no significa que un coleccionista no pueda ir contracorriente y disfrutar de su colección de variantes, compradas a un precio módico (en caso de ser onzas el “precio módico” ya va a ser de por sí bastante elevado). Ahora bien, debe ser consciente de que lo normal a la hora de venderlas será que la demanda no sea tan alta.

La colección traía cinco piezas muy potentes con las que ilustré esta entrada. Las que mejor se vendieron fueron las onzas de Guatemala de 1794 y 1801/797. Estas ascendieron a 7.000 y 8.000 euros respectivamente. Me da la sensación de que las cecas centroamericanas tienen una mayor demanda que el resto de cecas coloniales, no sé si será porque les gusten especialmente a los estadounidenses o porque México es un mercado mayor que cualquier otro país latinoamericano. Un remate mayor todavía tuvo la tremenda onza sevillana de 1790. Sin embargo, la de 1791 quedó desierta. Tampoco encontró comprador la onza de Popayán de 1804 JT, pero bien podemos tener los 9.000 euros de su precio de salida como referencia del valor adquirido.

Por cierto, Martí Hervera y Soler & LLach ya han sacado una nueva subasta. La comentaré con más detalle sin tardar, por ahora solo he tomado unas imágenes de unos lotes rarísimos para ilustrar esta entrada: un lingote de oro califal, un dinar fatimí de imitación y un dinar Atabeg.

COLECCIÓN GASPAR DE POTOLÀ VOLUMEN II

El segundo volumen de la subasta Gaspar de Potolà se centra en los 8 reales y los 8 escudos de las cecas de Colombia y Guatemala. Como siempre en la casa Áureo & Calicó, el porcentaje de lotes rematados roza el 100% y los precios alcanzados son bastante altos. Sin embargo, yo creo que hay una diferencia clara en cómo se han vendido las monedas de las distintas cecas.

Dentro de las cecas colombianas la ceca que más frío me ha dejado ha sido Popayán. De los oros no hay mucho que decir, puesto que siendo onzas corrientes los precios “estababan cantados”. De hecho, puede ser una buena referencia de cuánto pagar por onzas corrientes de los Borbones en distintas calidades. En cambio, las platas de Popayán eran muy raras y se vendieron sin subir apenas de su precio de salida. Curiosamente, un ejemplar de cobre acuñado durante la independencia fue el que más subió de su precio de salida. En cambio, las platas de la ceca de Santa Fe se vendieron tremendamente bien. El mejor ejemplo quizá sea el 8 reales de 1624, que alcanzó los 10.000 euros de remate, pero también se podría decir el de 1668 (2.300 euros) o el de 1690 (7.500). Adicionalmente, fue muy bueno (pero dentro de lo razonable) el remate del columnario de Santa Fe de Nuevo Reino (38.000 euros), que era la estrella de la subasta. Muchos de los oros de Santa Fe vuelven a ser bastante corrientes, pero los que no lo eran subieron bien de precio. Especialmente los “caras de rata”, como no podría ser de otra manera.

Dinar Atabeg

Como he apuntado anteriormente, creo que la ceca de Guatemala está bastante demandada. Si a esto se le suma que las monedas de esta ceca son todas bastante raras y que los ejemplares que se presentaban en la subasta tenían una calidad muy digna, pues se tiene que es normal que no hayan hecho más que subir de precio. A nivel individual quizá el redondo resellado sea digno de destacar (2.200 euros de remate) y a nivel colectivo los columnarios, pues fueron los que más subieron de precio (vuelve a quedar clara la alta demanda de estas monedas). Me resulta muy interesante ver que una variante de cuño del 8 reales columnario de 1760 ha realizado 3.200 euros; también son sorprendentes los 5.000 euros del ejemplar de 1764 en EBC+. Queda claro que los coleccionistas de columnarios aprecian tanto las variantes como la alta calidad. Y queda claro también que algunos tienen dinero. En cambio las onzas de Guatemala me han dejado un poco frío. Se han vendido todas ellas, pero no han subido tanto de precio como esperaba.

COMENTARIO SOBRE TAULER Y FAU

Tauler & Fau ha organizado dos subastas on-line, una en los últimos días de noviembre y otra el 24 de enero. Por si fuera poco, ya han publicado una nueva subasta on-line para febrero. Me parece impresionante la capacidad que tiene esta empresa de organizar una subasta tras otra. Son subastas pequeñas pero suficientes para mantener al comprador enganchado y para facilitar la venta de monedas en un plazo breve de tiempo. Organizar una subasta al mes y publicar la nueva subasta al día siguiente de rematar la anterior es algo que no está al alcance de casi ninguna casa.

Por otro lado, si nos fijamos en el volumen rematado, los números son impresionantes para una empresa que sólo lleva funcionando un año. Baste con decir que en la última subasta ha habido un 90% de piezas rematadas y el total de venta ha superado el total de salida. Creo que a Tauler & Fau no la vamos a poder considerar una casa pequeña mucho más.

 

Seguid otros comentarios de esta entrada en Facebook.

4 Comentarios

  1. Gregorio 11 meses hace

    Adolfo.

    Tienes en pequeño error en tu excelente resumen de las subastas recientes. En la subasta de la Colección Navarra la onza de Popayán con ensayador JT que no se vendió es del año 1804 y no de 1794 como lo señalas.

    A pesar d ser una onza muy rara han aparecido sorprendentemente unas 3-4 en los últimos meses y esto ha hecho que su precio baje.

    En cuanto a la Colección Gaspar de Portolà diría que sus precios fueron muy acordes con la realidad de mercado especialmente tomando en cuenta que esta subasta tuvo lugar a escasos 10 días después de la subasta Eldorado en Nueva York. Los duros de Popayán de la colección Portolà estaban en general en estado deplorable con la excepción del precioso duro de 1811 que se remató en €6.800, un muy buen precio. El cobre de 8 reales de Popayán que mencionas subió porque se encontraba mal clasificado y era la rarísima variante de esta moneda con peso del doble de lo normal y la fecha en el reverso.

    • Autor
      Adolfo Ruiz Calleja 10 meses hace

      Hola Gregorio.

      ¡¡Qué bueno es contar con un experto que pueda dar una visión más profunda de los lotes de algunas series de las que puedo dar yo!! Muchas gracias.

      Corrijo el fallo de 1804 –> 1794. Siento no haber reaccionado antes pero llevo todo el fin de semana fuera de casa.

      Saludos,
      Adolfo

  2. Diego 11 meses hace

    Es fantástico que Tauler & Fau mantenga un ritmo de subastas tan bueno pero veo que han dejado de publicar los remates en su web.

    • Autor
      Adolfo Ruiz Calleja 11 meses hace

      Hola.

      Sí que parece que Tauler & Fau no tienen ahora el enlace a sus subastas pasadas (no sé si será algo temporal o definitivo porque su web parece que está en proceso de rediseño). Pero en Sixbid se puede ver si problema: https://www.sixbid.com/browse.html?auction=4497

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*