La serie “Joyas Numismáticas” de la FNMT

La serie “Joyas Numismáticas” de la FNMT

Personalmente me gusta mucho el “arte metalingüístico”. Es decir, cuando una disciplina artística reinterpreta o reflexiona sobre sí misma o sobre otras obras de arte. Por eso me interesan muchos autores como Cervantes, Almodóvar o Velázquez. También me pareció tremendamente bueno el libro “Gödel, Escher, Bach: un Eterno y Grácil Bucle” de Douglas Hofstadter, pues es una extensa y divertida reflexión sobre los conceptos de auto-referencia y metalenguaje.

Si comento esto es para indicar por que la serie “Joyas Numismáticas” de la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre (FNMT) me parece especialmente interesante. Es un curioso repaso a las monedas más relevantes de la historia de España (en el sentido amplio del término) en el que se reinterpretan los diseños originales atendiendo a cánones modernos, tanto estéticos como técnicos. Por lo tanto, la cuestión no es si las monedas conmemorativas son más bonitas o más feas que las monedas originales, sino cómo un artista grabador actual reinterpreta el estilo y los motivos de artistas pasados. Por otra parte, estos ejemplares acercan las monedas históricas que representan a un público interesado en la moneda conmemorativa y que probablemente no se aproximarían a la moneda histórica de otra manera (o de forma autónoma), lo cual se convierte en el valor adicional de estas piezas. En la música vemos este concepto muy a menudo (ejemplo).

Por eso, ahora que se acaba de emitir la VIII entrega de esta serie, me he animado a repasar todas las monedas emitidas. A partir de la tercera entrega, cada serie consta de tres monedas: dos en oro, una de módulo 2 escudos (6,75 gramos, facial de 100 euros) y otra de módulo de 13,92 milímetros (1,24 gramos, facial de 20 euros); además de otra en plata de módulo 8 reales (27 gramos, facial de 10 euros). La primera serie no tenía la moneda de 2 escudos y la segunda incluía dos monedas tamaño cincuentín estando una bañada en oro.

Dicho esto, os dejo las series relacionando cada moneda conmemorativa con la moneda original que reinterpreta, obtenidas fundamentalmente de la casa Áureo & Calicó. ¿Qué otras monedas creéis que se podrían incluir en la serie? Yo echo de menos toda la tradición numismática de la Corona de Aragón y del Reino de Navarra, pues hasta la fecha no ha sido representada.

Áureo de Augusto

Dracma de Emporitón

II Serie Joyas Numismáticas

 

Se emitió en 2009, 400 años más tarde de la emisión del primer cincuentín.

Centén de 1609: Las dos monedas de oro de la serie se dedican a esta misma moneda.

Cincuentín de 1609 (indico otro del mismo reinado).

Triente de Suintila, ceca de Emérita.

1,5 shekel hispanocartaginés (reproduzco el cuarto de shekel).

Triente de Leovigildo de Toledo, imitación “tipo curru”

IV Serie Joyas Numismáticas

 

Se emitió en 2012, 800 años más tarde de la Batalla de Navas de Tolosa.

Morabetino de Alfonso VIII

Dinero de Alfonso VIII, ceca de Toledo

Dínar almohade

V Serie Joyas Numismáticas

 

Dedicada a las monedas de la Pragmática de Medina del Campo.

Doble excelente de los Reyes Católicos, ceca de Toledo

Real de los Reyes Católicos, ceca de Burgos

Medio excelente de los Reyes Católicos, ceca de Sevilla

VI Serie Joyas Numismáticas

 

Emitida en 2015, conmemorando el 400 aniversario de la Casa de la Moneda de Madrid.

2 escudos de 1615, ceca de Madrid

4 reales de 1615, ceca de Madrid

Marca de ceca de Madrid y tipos de anverso y reverso de los maravedíes madrileños a partir de 1618 (reproduzco un 8 maravedís madrileño).

Hemidracma de Ebusus

Dracma de Gadir

As de Clounioq

2 escudos de 1731, ceca de Madrid

8 reales de 1808, ceca de Madrid

Peseta de 2001

16 Comentarios

  1. Autor
    Adolfo Ruiz Calleja 6 meses hace

    He corregido una errata que había en la entrada (básicamente algunos de los títulos de las imágenes se habían movido) y acabo de habilitar los comentarios, que por error estaban desabilitados. Mil perdones.

    Saludos,
    Adolfo

  2. Yago Abilleira Crespo 6 meses hace

    A ver, está chula, pero hay que poder pagarlas…
    Una cosa que no entiendo de la FNMT es por qué sus monedas de colección (incluyendo las viejas de 12 y 20 €, que ahora son de 30€) no tienen las siglas de ensayador, juez de balanza y gravador incluso…¡con lo que nos gustan esos detalles a los coleccionistas!.

  3. j. mir 6 meses hace

    Sin duda. Algunas sugerencias de oriente:
    – Algún dinero de Carlomagno de Barcelona, Girona, Empuries o Roses; el reinicio de la amonedación cristiana en la península ibérica después de la invasión musulmana.
    – El diner de Ramon Borrell de Barcelona, el primer soberano que gravó su nombre en el lado cristiano después de los visigodos.
    – El Mancus de Bonhom, primera moneda de oro cristiana de imitación musulmana después de la llegada de los árabes.
    -El dinero de los bueyes de Vic, por su belleza románica deslumbrante.
    – El mancuso de Aragón de Sancho Ramírez, por su singularidad.
    – Un croat de Barcelona de de Pere El Gran, la primera moneda para el comercio mediterráneo medieval (no estaria mal un gros de Montpeller de Jaume I o un Agustal de oro o un pirral de Sicília tambien de Pere el Gran, por motivos similares pero sospecho que no va a ser).
    – Un Reial d’or de Mallorca de Sancho (de Jaume II no hay, aunque los creó), la primera moneda de oro de patrón no musulmán de los reinos hispánicos, y un bellezón.
    – Algún ducat Joaní de Valencia o Aragón o un pacífic de Barcelona, paso hacia la modernidad áurea renacentista.
    – Los 10 principados de Barcelona del Católico, o el centén de Aragón de 1528 o sus 10 reales de 1554. Sin comentarios.
    Por decir algunas potentes, también creo que de la producción musulmana durante sus 8 siglos por estos lares no está muy representada, no se mucho de estas, pero las bilingüesiniciales, las primeras califales o las filigranas granadinas son preciosas.

  4. óscar 6 meses hace

    Faltan piezas esenciales, como los cuartos de Enrique IV o los reales de busto del mismo monarca.
    No me dejaría en el tintero los preciosos maravedís de busto de Felipe IV (1660 a 1664) y por su puesto los 8 reales de real ingenio de Felipe IV.
    Por cierto, feliz año nuevo a todos.

  5. fran 6 meses hace

    La verdad son un espanto, donde estén las originales que se quiten estos esperpentos.

  6. Autor
    Adolfo Ruiz Calleja 6 meses hace

    @Yago, ya hace mucho tiempo que no se incluye la información del juez de balanza o del ensayador. Hoy en día el ensayaje y el pesado se hace de manera automática, no es que sea una persona concreta quien toma la responsabilidad del mismo. De hecho, la FNMT hay veces que compra los cóspeles a terceras empresas.
    Sí que estaría bien hacer explícita alguna firma o símbolo del grabador. Eso podría motivar a algunos coleccionistas.

    @mir, buenas ideas hay en tu comentario. A ver si la FNMT se inspira en ellas.
    Lo que sería curioso es una moneda que reinterpretase un mancús, pues a su vez está imitando otra moneda anterior.

    @óscar, yo puestos a volver a Castilla, incluiría una moneda basada en las grandes doblas castellanas. Lo que pasa es que esas monedas están en distintos museos y no sé qué tipo de relación tendrá la FNMT con esas instituciones.

    @fran, pueden gustar más o menos pero, como digo al principio, creo que es un error comparar su estética con la de sus respectivas monedas originales.

    Saludos desde el aeropuerto de Barajas. Pongo rumbo a Tallín,
    Adolfo

    • josera 6 meses hace

      Creo que los franceses sigues representando el ensayador en sus monedas ¿no?

  7. Jesús 6 meses hace

    Hola a todos

    En este documental podéis ver como trabajan los grabadores de la FNMT. Además, muestra en concreto el proceso del Emporitón que ha puesto Adolfo arriba

    http://www.rtve.es/alacarta/videos/los-oficios-de-la-cultura/oficios-cultura-grabador-moneda/1236501/

    Saludos

  8. Víctor Manuel 6 meses hace

    ¡Buenas tardes!
    No crees Adolfo, que cada día hay mas gente desilusionada con las piezas de colección que saca la FNMT. Me explico, esta mañana he podido conversar con varios comerciantes y todos ellos coincidían en que este tipo de piezas apenas tienen aceptación, incluidos grandes coleccionistas, debido sobre todo a su elevado precio. Me han comentado que los coleccionistas con gran poder económico prefieren monedas de 8 escudos de los borbones que siempre tendrán su valor en linea y no este tipo de piezas que fluctúan según los doce señores del mercado de Londres decidan.
    Bueno aun así tengo que reconocer que toda iniciativa por dar a conocer nuestra historia numismática es buena.

    • Autor
      Adolfo Ruiz Calleja 6 meses hace

      Yo creo que la FNMT tiene un grave problema a la hora de explicar su producto a sus clientes: http://blognumismatico.com/2013/01/31/problemas-al-explicar-el-producto-a-los-clientes-el-caso-de-la-fnmt/

      Bien es cierto que de vez en cuando hay monedas que tienen una gran aceptación social, como pasó con las últimas pesetas en plata o las primeras emisiones de 12 euros. Y hay veces que los productos encuentran “mercados raros”. Por ejemplo, la monedade 75 Años de Paz se vendió como churros en China. Pero al coleccionista español, que a priori debería ser su principal cliente, le tienen totalmente perdido.

      Como digo, en mi opinión es un problema de márquetin y no de la calidad del producto. Por la parte del precio, está más o menos a la par que otras cecas europeas que realizan emisiones semejantes. Lo que no se puede es comparar una serie de la FNMT con los koalas australianos. Simplemente son productos distintos, como ya he argumentado muchas veces en el blog.

      Saludos,
      Adolfo

  9. jesus 6 meses hace

    A mi personalmente , desde el punto de vista numismático, todas estas series de la FNMT , me parecen una chorrada, desde el punto de vista estético, son discutibles y desde el punto de vista económico , que se vea la estafa de la progresión de la moneda de 12 euros 20 y 30 euros con el valor de la plata, en fin yo en esto no meto un euro, pero para gustos los colores.
    FELIZ 2018 A TODOS

    • Autor
      Adolfo Ruiz Calleja 6 meses hace

      Lo de la “estafa” me parece bastante fuerte. Yo he dicho mil veces que no se tienen que entender estas monedas como una inversión ni como un negocio, sino simplemente como comprar algo que guste a quien lo compre.

      Por parte de las monedas de 12/20/30 euros, yo creo que tiene mucho sentido. En 2011 pegó un subidón la plata que solo el valor intrínseco de las monedas andaba muy por encima de los 12 euros. Subieron el valor facial a 20 euros, pero si la plata seguía subiendo de precio pronto el cospel costaría a la FNMT más de esos 20 euros.
      De nuevo creo que su error no fue en la subida (que veo razonable, al fin y al cabo 12 euros en 1994 no son 12 euros en 2007) sino en cómo se ha hecho: del tirón y sin dar explicaciones. Yo creo que una subida progresiva hubiese sido vista con mejores ojos por los coleccionistas.

      Saludos,
      Adolfo

      • jesus 6 meses hace

        Saludos Adolfo, bueno lo de estafa lo cambio por lucro excesivo, si, en efecto, las circunstancias de la subida de la plata, obligaron a la subida del facial pero el valor de la plata bajo mucho después y se plantaron en 30 euros y de hay no bajaron. Y en cuanto al valor de los euros en 1997 y en la actualidad, en este caso, a mi entender es irrelevante pues estamos hablando del valor el metal precioso y su cotización, en cuanto a los costes de producción, espérate no hayan descendido, por lo demás mi opinión ya la he expuesto.

  10. j. mir 6 meses hace

    Y, cambiando de terció, los fastuosos marabetinos de león.

    Saludos

  11. josera 6 meses hace

    Personalmente, prefiero las originales a las interpretaciones actuales.

  12. Melkar 6 meses hace

    Desde mi punto de vista creo que la moneda española esta a la par o es incluso más barata que las extranjeras. Baste comparar las piezas de 10 euros con sus contrapartes de otros países, año dual España-Rusia, Bicentenario Holey Dollar y Dump, IV centenario de Cervantes y Shekespeare, donde si las compras por separado la española sale más barata. Bien es cierto que la tirada de la moneda rusa era más corta, la australiana son dos piezas y Shekespeare es o no es. Por otro lado es bien cierto que la FNMT no cuida mucho a sus clientes, que no son otros que los coleccionistas, por que para invertir hay otro tipos de piezas amonedadas (u otro tipo de inversiones) como bien apunta Adolfo. Cuando quiere la FNMT cambia de formato como en el caso del Emporiton en 2008, o recientemente en la serie XI Iberoamericana donde no sólo cambia el formato sino también el facial de la serie. Quedando estas piezas fuera de juego con las demás.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*