Comprar monedas en casas de subastas extranjeras

Comprar monedas en casas de subastas extranjeras

Como os comenté hace tiempo, en mi primera  (y hasta ahora única) compra en una subasta internacional, salí escaldado de comprar un simple duro de El Centenario porque las aduanas me llegaron a duplicar el coste de la moneda. Afortunadamente la pieza no valía demasiado.

Sin embargo veo cada vez con más frecuencia, la aparición de coleccionistas que compran en casas de subastas extranjeras. No cabe duda que páginas como Sixbid y Numisbid son en buena parte la causa de esta tendencia. Estas páginas hacen el clásico servicio de recolectar información dispersa y proporcionarla en un lugar centralizado; publican las subastas realizadas por un montón de casas (fundamentalmente europeas), de las cuales reciben una buena pasta. Los coleccionistas pueden encontrar decenas de subastas mensuales, con miles de monedas cada una, desde el cómodo sillón de su casa y desde una misma página web. Así pues, es igual de fácil para un gaditano pujar por un lote que sale a la venta en Alemania, como lo es para un chino comprar un lote en Barcelona. Una globalización numismática que a muchos vendedores de a pie les duele.

Muchas veces se subasta monedas españolas en casas extranjeras. Ocasionalmente sucede que quien vende las monedas no sabe mucho de numismática española, puesto que no es su mercado natural y de hecho, ocurre algo semejante cuando en casas de subastas españolas sacan cosas raras de países extranjeros y sus precios de remate se acaban disparando, bien sea porque las monedas están mal descritas o porque la casa de subastas no estimó bien su precio (e.g. las medallas sudamericanas que vendió hace poco Áureo & Calicó).

El caso es que algunos (que suelen ir de listos) intentan buscar el chollete y la oportunidad golosa en esas casas de subastas extranjeras que ofertan monedas españolas mal clasificadas. A priori puede parecer una buena idea comprar a un comerciante (sea casa de subastas o comercial autónomo) que no sabe mucho de lo que está vendiendo. Eso me parece muy adecuado pero he de decir que pillar chollos no es tan sencillo como encontrar monedas raras mal catalogadas. La primera razón atañe tanto a las ventas en subasta como a las ventas privadas: si el comerciante no conoce en profundidad el producto que está vendiendo, difícilmente podrá proporcionar una garantía al respecto; por lo tanto las probabilidades de que la moneda sea falsa serán más altas que si se adquiere a un comerciante especializado. La segunda razón atañe a las casas de subastas: el catálogo de una casa de subastas pasa por delante de miles de ojos, por lo que en caso de error lo normal es que otros coleccionistas también se percaten y el precio suba hasta un precio razonable de mercado. Por estos dos motivos creo que es complicadísimo encontrar una moneda española a precio de chollete en una casa de subastas extranjera, en tanto que será sencillo equivocarse sustancialmente.

Un ejemplo reciente

Resulta que vi un 8 reales segoviano de 1587 a la venta en una subasta de Tallín con una salida de 500 euros. Ese precio de salida parece ridículo y más aún si consideramos que el duro decía estar en calidad sin circular aunque en la foto no lo parecía, juzgad vosotros mismos:

Tiré de mis bases de datos y vi que la fecha de 1587 es muy rara pues presenta tres variantes diferentes: acueducto de 7 arcos y 2 pisos, acueducto de 3 arcos y 2 pisos; acueducto de 5 y 6 arcos y 2 pisos. Ahora bien, la primera variante es muy rara, la segunda es más rara todavía y de la tercera solo conozco el ejemplar de la foto. En cuanto a la calidad, solo conozco un ejemplar que llegue a EBC, que es el de la tercera imagen. Vi también que Áureo & Calicó subastó un ejemplar que parece salido de los mismos cuños que el de la subasta que estudiaba, lo cual es una prueba muy buena sobre la autenticidad del ejemplar a subasta. Encontrar un duro así dentro de una subasta estonia no es tan raro como pueda parecer, puesto que es conocido que los duros españoles circulaban entre la Liga Hanseática (por cierto, el Banco de Estonia está dedicando una serie de monedas a las ciudades de dicha liga).

 

Acueducto de 7 arcos y 2 pisos

Acueducto de 3 arcos y 2 pisos

Acueducto de 5 y 6 arcos y 2 pisos

Con los deberes hechos me fui a la subasta una hora antes de que comenzara, más por intentar conocer a los comerciantes locales que por el objetivo esperanzador de hacerme con el duro segoviano, pues era consciente de que mis opciones eran bajísimas. Me personé en el hotel correspondiente y, como no había casi nadie, pude hablar un rato con el director de la subasta. Me quedó muy claro que de moneda española no sabía gran cosa, aunque era un gran entendido de moneda livonia, que era el fuerte de su subasta y de su negocio.

“Zapatero, a tus zapatos”, pensé.

Pedí a un empleado que me permitiera examinar el duro segoviano. Nada más verlo confirmé el estudio que hice a partir de la foto que acompañaba la descripción del lote: el duro era claramente auténtico pero más que un SC era un MBC+ limpiado. Eso reduce tremendamente el valor de la pieza, como es obvio. Así pues, di mis datos, hice una puja razonable y me fui a jugar al badminton con unos amigos.

Al día siguiente vi que el duro se había rematado en 2.600 euros más comisión. ¡Impresionante! Está claro que si quien lo haya comprado realmente se cree que el duro está sin circular, entonces debe pensar que ha hecho la compra del siglo (en SC sería razonable pagar 5.000 euros por la moneda); pero en mi opinión ha pagado el doble de lo que vale la pieza.

La importancia de comprar a un experto

Para concluir la entrada quisiera dejar claro el mensaje principal de la misma. No estoy aconsejando comprar sólo en empresas españolas; no seré yo quien abogue por el proteccionismo económico. Lo que digo es que quien no se considere un experto en una serie hará bien en comprar monedas a quien sí lo sea. Pagará las monedas algo más caras de lo que él podría venderlas después, pero le evitará caer en errores de bulto.

Y para rematar, os recomiendo el artículo que escribió Glenn Murray sobre la ceca de Segovia a partir de la aparición del real de 1587, único conocido.

Aquí podéis encontrar otros comentarios de esta entrada en Facebook.

8 Comentarios

  1. Gerardo 9 meses hace

    Si eso está en SC yo soy el negrolwassap.
    Vaya seriedad en la valoración de la conservación. Como el resto de piezas sean iguales…..

  2. Gregorio 9 meses hace

    Muy estimado Adolfo. Rara vez comento en tu excelente blog, que leo con mucho interés. Sin embargo esta entrada que hace referencia a otras similares que has hecho en el pasado me da pie para hacer un par de aclaraciones. Yo vivo en Colombia y, si bien existen subastas y comerciantes serios en el pais, a quienes compro habitualmente, también es verdad que no consigo todo lo que busco localmente. Me he visto obligado a comprar afuera. Lo hago comúnmente desde hace más de 20 años. He adquirido piezas en España, Francia, Inglaterra, Alemania, Suiza, Italia, y lógicamente Estados Unidos.

    Mi experiencia al respecto es generalmente muy buena siempre que se respeten algunos parámetros de conducta mínimos. Primero Nunca compro con el objetivo de ganar dinero o comprar barato. Mi objetivo es el de conseguir la moneda que quiero para mi colección. Hago posturas al precio de mercado calculando con cuidado los costos adicionales (comisión de la casa, envío, seguros, y tasas de exportación o permisos si los hubieren). Si me gano muy bien si la puedo pues lo lamento y ya está.

    Segundo trato siempre de comprar en casas serias que saben lo que hacen y saben de graduaciones, Estados de conservación. Esto evita problemas como el que describes. Ninguna casa seria confundirá omitirá de describir una moneda lavada. ¿Que es una casa seria? Una casa grande en su país con buena reputación que sea de las más grandes en su país. Evito casas por ejemplo que no estén en sixbid y que por lo tanto no se adhieren a su código de ética. Aunque odio las cápsulas, también es verdad que son ahora una realidad del mercado que protegen bastante al comprador. Hoy más y más casas venden sus monedas encapsuladas y esto me da algo más de tranquilidad. De hecho las grandes casas americanas SÓLO venden monedas encapsuladas y cualquier moneda que no esté encapsulada es mejor evitarla.

    El punto más delicado de comprar afuera es el envío. Como el correo en mi país es muy poco confiable he optado por conseguir una persona en la Florida Estados Unidos que mediante el pago de una remuneración anual recibe las monedas y las guarda. Una o dos veces al año, yo, o algún conocido de confianza vamos y las recogemos. Realmente no es tan complicado como suena salvo que tengo que esperar en ocasiones casi un año antes de tener la moneda en casa pero “c’est la vie” …… La paciencia es una de las virtudes de un coleccionista.

    Comprar en el exterior ha sido bueno y jamás he tenido monedas que se hayan perdido o compras que haya lamentado. Me gustaría aprovechar esta entrada para desmitificar ese tabú que dice que comprar afuera es complicado.

    • Autor
      Adolfo Ruiz Calleja 9 meses hace

      Extraordinario comentario, Gregorio. Muchas gracias.

      Ni qué decir tiene que la entrada avisa del peligro de comprar en casas de subastas extranjeras que no sean expertas en las monedas que están vendiendo. Si alguien quiere moneda italiana hará muy bien en comprar en Italia.

      Estoy de viaje ahora y a partir de mañana andaré saltando de aeropuerto en aeropuerto. Más adelante me intentaré poner en contacto contigo porque creo que tu experiencia puede ser muy valiosa para muchos coleccionistas americanos.

      Lo del código de conducta de SixBid también requiere un comentario extenso…

      Saludos desde La Paz,
      Adolfo

  3. Jaume 9 meses hace

    Buenas noches, no es Colombia el único país con empleados de correos ladrones, yo en España tuve que cambiar los envios a nombre de mi madre y a su casa después de tres robos de correos en Barcelona. Solo he tenido una mala experiencia comprando en el extranjero y fué en Alemania, aunque el importe era bajo. Es verdad que en una compra importante nunca pujaría sin ver la pieza al natural, no solo para evitar que me cuelen un MBC por un SC, sinó por las falsas y los clones que hay. Pero para descubrir esos clones ayuda que esten publicadas sus fotos en esos portales, lo malo es que no hay lista negra de vendedores farsarios.

    • Autor
      Adolfo Ruiz Calleja 9 meses hace

      Curioso…no había oído hablar de un caso así.

  4. Lanzarote 9 meses hace

    Estoy muy de acuerdo con Jaume respecto a que lo bueno de que muchas casas participen en sixbid es que luego disponemos los coleccionistas de una base de datos fotográficos impagable, que sirve para detectar la entrada de clones en el mercado, porque anda que no entran clones a través de estas casas….

    Sobre el código de conducta de Sixbid…. se resume en un punto: 1.- publica en sixbid quien paga por hacerlo. punto.

    Respecto a poder acceder a un mercado tan amplio, pues es tremendamente positivo. Con la salvedad de los problemas que ha mencionado Adolfo, si lo que vas a comprar lo conoces bien y puedes expertizarlo tú mismo con la imagen ofrecida, es una maravilla poder acceder a tanta oferta.

  5. Balaguer 9 meses hace

    He observado que últimamente las monedas chinas ofrecidas en subastas españolas terminan en remates bastante altos. ¿Qué está pasando?

    • Autor
      Adolfo Ruiz Calleja 9 meses hace

      Yo no es que siga la moneda china con especial interés pero se ha disparado de precio en los últimos años. No solo en las subastas españolas, sino en todo el mundo.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*