Colección Bohol y Colección Roma Aeterna, de Áureo & Calicó (8 y 9 de noviembre de 2017)

Colección Bohol y Colección Roma Aeterna, de Áureo & Calicó (8 y 9 de noviembre de 2017)

La casa Áureo & Calicó cada día me da más trabajo… Tradicionalmente esta empresa no organizaba subastas los meses de noviembre hasta 2015 (el año pasado subastó en noviembre la Colección O’Callaghan) y este año, no contentos con tener subasta en noviembre, sacan dos colecciones temáticas: la Colección Bohol el 8 de noviembre y la Colección Roma Aeterna el 9 de noviembre. En ambos casos os recomiendo encarecidamente que las echéis un buen vistazo aunque no penséis pujar en ella. Son dos colecciones de las que se puede aprender muchísimo, pues esconden un enorme trabajo para montarlas, como voy a intentar mostrar en esta entrada.

Una atractiva colección Bohol

La Colección Bohol se centra en las acuñaciones españolas en Filipinas. Así dicho parecería una colección sencilla y muy corta, pero nada más lejos de la realidad pues se compone de un total de 500 lotes, lo cual es una auténtica exageración para una temática aparentemente tan concreta. El catálogo de la subasta tiene bastantes explicaciones y contextualiza muy bien algunas series que son desconocidas para la inmensa mayoría de los coleccionistas españoles. Por eso os recomiendo encarecidamente acceder a este enlace y echar un vistazo con calma al catálogo.

Para mí lo más sorprendente de todo es el inicio de la colección: 10 barrillas diferentes (dos de ellas ilustradas en esta sección) y, además, una prueba de punzón. Yo nunca pensé que había tantos tipos de barrillas pero era consciente de la rareza de todas ellas. Prosigue después una colección de las piezas acuñadas en Manila (o para Manila) hasta el final de la presencia española. Como no podía ser de otra manera en una colección completista de una ceca colonial, hay muchas monedas rarísimas. Otras no son tan raras pero conforman una colección tremendamente interesante. También hay variantes de cuño o giros que comercialmente se dirigirán a los coleccionistas más especializados. En esta colección no faltan las piezas raras de las series más coleccionadas, como los 2 pesos de 1866 o tres de las piezas más míticas de El Centenario de la Peseta: 1 centavo de 1894, 2 centavos de 1894 y 5 pesos de 1885. En cuanto a precio, hay que subrayar por lo rarísimo el duro de 1830 acuñado sobre un 8 reales peruano.

“La Colección Bohol es un buen ejemplo de cómo una colección completista se puede volver muy interesante a pesar de que muchas veces la calidad no prime… Estamos ante un trabajo muy bien hecho y como tal hay que reconocerlo”

Además, hay un total de 147 monedas reselladas. Dentro de ellas destacan con luz propia dos rarísimos resellos sobre dos onzas (uno y dos) que, de venderse, seguramente serían las monedas más caras de la colección. Lo demás, son casi todo duros resellados, tanto de procedencia española como mexicana y de algún otro país latinoamericano. Entre ellos hay 25 resellos falsos, lo que es una clara muestra de lo difícil que es detectar estas falsificaciones a quienes se quieran poner a coleccionarlas. También hay 48 duros con resellos orientales. Esto va a ser un termómetro estupendo para ver qué pasa con el mercado asiático. Mucho me temo que estos “resellos orientales” que siempre considerábamos que estropeaban las monedas y las hacían bajar considerablemente de precio, van a ser oro molido en cuanto se pongan los chinos a coleccionarlas. Dentro de poco no vamos a andar diciendo “resellos orientales”, mostrando una total ignorancia sobre las grafías y los símbolos chinos, sino que habrá quienes se especialicen en ello y se diferencie entre los distintos resellos. Todavía faltan guías y catálogos fiables, pero mucho me temo que en cuanto asumen los yuanes los comerciantes se pondrán con ellos. Tampoco me puedo olvidar de citar a las 9 pruebas de acuñación por la rareza de las mismas.

También se incluyen 117 medallas, entre las que destacan las de Carlos III por su precio y rareza. Entre ellas también aparecen insignias militares. La colección se cierra con dos lotes que pueden ser polémicos. Se trata de dos pares de cuños lo cual ha suscitado duras críticas de algunos coleccionistas a la empresa, alegando que con esa venta promueven la generación de moneda falsa. Áureo & Calicó ha respondido de manera explícita en su cuenta de Facebook (más que recomendado de leer) indicando que esos cuños en realidad nunca se utilizaron para acuñar moneda auténtica, que su destino natural es el estar en manos de un coleccionista, que sería económicamente desastroso intentar hacer falsificaciones con ese par de cuños y que lo subastan simplemente porque formaba parte de la Colección Bohol.

Creo que la Colección Bohol es un buen ejemplo de cómo una colección completista (ésas que ahora no están de moda) se puede volver muy interesante a pesar de que muchas veces la calidad no prime. También hay que ver el enorme trabajo que ha tenido que suponer esta colección al personal de la casa de subastas. Muchas de estas piezas son rarísimas y muy complicadas no sólo de catalogar, sino sobre todo de autenticar. El esfuerzo bibliográfico se hace evidente en el catálogo de la colección. Bien es cierto que ése es justamente el trabajo de una casa de subastas, pero creo que estamos ante un trabajo muy bien hecho y como tal hay que reconocerlo.

Roma Aeterna

La Colección Roma Aeterna es radicalmente opuesta a la Colección Bohol. Se trata de una colección formada por 250 ejemplares de moneda romana imperial en altísima calidad. La subasta es una delicia para los ojos. Auténtica “pornografía numismática” con la que el común de los mortales no podemos ni soñar. Por eso os recomiendo echar un vistazo al catálogo porque sólo hay que tener ojos para apreciar tanta belleza. Ni qué decir tiene que semejante colección tiene el éxito comercial casi asegurado, y más teniendo en cuenta que los precios de salida están puestos para atraer pujas, pues en la mayoría de los casos serían precios de salida razonables para monedas con dos o tres grados de conservación menos.

Por cuantificar la subasta, se puede decir que tiene 98 ejemplares de oro: 52 áureos y 46 sólidos. El resto son casi todos denarios, pues cobres hay muy pocos. Por la parte temporal, las dinastías Julio Claudia y Flavia pasan un poco rápido y sin oros. Luego el repaso se vuelve más profundo. En un par de casos (un ejemplo y otro) la extrema rareza de las monedas hace que su conservación no sea tan elevada. En cuanto a monedas que destacar, la colección Roma Aeterna es una constelación de estrellas que brillarían con luz propia. Personalmente la que más me gusta es el impresionante áureo de la siguiente imagen; todo un retrato familiar de los primeros Severos.

Se puede destacar también el esfuerzo hecho por la casa de subastas de mostrar la trazabilidad de las monedas. Hay algunas que tienen más “ex-” que Ava Gardner (ejemplo). Este pedigree no es muy apreciado todavía en España pero en el mercado internacional -al que claramente va dirigida esta colección- hace que las monedas adquieran mucho más valor. Sorprende muchísimo que dentro de la colección haya 110 monedas “ex-Imagines Imperatorvm”; es decir, casi la mitad de la colección -y la mayoría de los oros- proviene de una antigua subasta que la misma casa organizó en 2012 y que yo comenté aquí. Esto me hace sospechar que todas esas monedas las haya comprado un coleccionista muy pudiente y que ahora se haya arruinado o se haya muerto o qué sé yo. Vuelven entonces las monedas a Áureo & Calicó y la empresa lo que hace es aprovechar la ocasión para organizar otra subasta de moneda imperial muy potente. De esa forma se atrae más la atención a los pujadores internacionales, saliendo ganando tanto quien cedió los 110 lotes como quienes cedieron el resto que los completan. Ahora bien, organizar una colección así vuelve a ser muy complicado pues es difícil buscar cedentes dispuestos a otorgar semejantes piezas. ¡Y luego hay que montar la colección!

La comparativa entre la Colección Roma Aeterna y la Colección Imagines Imperatorvm se hace inevitable. Si partimos de que 110 lotes son los mismos, a nadie le sorprenderá que la calidad de ambas colecciones sea semejante, si bien la Imagines Imperatorvm tenía más piezas. Los remates de la Imagines fueron una auténtica locura fuera de todo sentido común y de mercado. Creo que nunca se ha visto nada así en España. Yo no esperaría que semejante locura se volviese a repetir pero sí espero que estas monedas se vendan muy bien puesto que la colección está forjada para ser un exitazo.

 

Seguid otros comentarios de esta entrada en Facebook.

4 Comentarios

  1. Joan 2 semanas hace

    Hola
    Gracias por este resumen. Un pequeño detalle, comentas que hasta el año pasado Áureo&Calicó no había organizado subastas en noviembre pero hay que recordar que ya en noviembre del 2015 hubo la “Ramon Llull”.
    Me ha sorprendido mucho un aspecto de la “Roma Aeterna” y es el hecho que Áureo&Calicó no indica precio estimado de los lotes. No recuerdo ninguna subasta de esta casa en la que no figurara la estimación de los lotes. ¿Cuál crees que puede ser el motivo?
    Otro aspecto a destacar, y que tú comentas, es que algunos precios de salida (especialmente de los áureos potentes, casi todos) tienen un precio de salida muy bajo y que se sitúa alrededor del 25-30% del precio de adjudicación de la “Imagines Imperatorvm”. Poco habitual ver precios de salida tan lejos de su posible precio de adjudicación en una subasta de Áureo&Calicó. Seguro que los cedentes son los herederos de un coleccionista difunto. Dudo mucho que si el cedente fuera el que se los adjudicó en la “Imagines Imperatorvm” hubiese aceptado esos precios de salida.
    Saludos

  2. Autor
    Adolfo Ruiz Calleja 2 semanas hace

    Hola.

    Gracias por reportar el error. Efectivamente, en 2015 Aureo organizó una subasta en noviembre, ya está modificada la entrada.

    Tus otras preguntas se responden casi a la vez. Cuando se forja una colección de monedas tan comerciales internacionalmente en una calidad tan alta, los precios pueden dispararse. Eso es lo que ocurrió en la subasta Imagines Imperaturvm, que tuvo unos precios de locura que no deberían ser tomados como referencia. Esa misma subasta mostró lo ridiculo que es colocar precios de estimación en esas monedas porque todos se quedaron Cortisimos. Por lo tanto, han puesto unos precios de salida para asegurarse la venta de las monedas y dejan que sea el mercado quien estime su valor.

    Por cierto, estoy ahora en Iguazu. Hasta el próximo domingo estaré viajando por Argentina, así que es posible que tarde en contestar.

    Saludos,
    Adolfo

  3. j. mir 2 semanas hace

    Ciertamente dos subastas de mucho mérito, y aunque sé con qual me quedaria, que la policia no es tonta, la filipina me parece fascinante. pero lo que más me gusta es que este més no hay gasto.

  4. Leo 21 horas hace

    Pues al final las barrillas han vendido muy bien pero las 8R reselladas, casi todas por debajo del precio estimado, me ha parecido a mí. A lo mejor éste era un poco optimista.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*