Monedas de abril de 2017 en HCM

Monedas de abril de 2017 en HCM

El mes pasado propuse publicar una vez al mes las descripciones de las monedas que vayan apareciendo en mi blog en inglés, Historical Coin Market. La idea tuvo buena aceptación aunque quizá no tanta participación como hubiera sido normal debido al lío que se montó esa misma tarde con las dichosas pesetas de Franco.

Sea como fuere, aquí tenéis las descripciones históricas de las monedas publicadas en abril. Podéis acceder a las entradas originales pulsando en las imágenes. Allí tenéis enlaces a otras fuentes, así como la descripción de mercado de las monedas. Ya sabéis que cualquier comentario sobre estas joyas es bienvenido (excepto los comentarios relacionados con los ordinales de los reyes, que siempre crean polémicas absurdas).

Denario de Julio César por Flaminius Chilo

Probablemente Julio César sea el general y político romano más conocido. Jugó un papel muy importante en la historia de Roma ya que fue una pieza clave para la constitución del Imperio Romano. Sin embargo no es tan conocido que su asesinato dejó un vacío de poder que solo se resolvió tras varias guerras, volviéndose a concentrar el poder en Augusto.

Esta moneda la diseñó Flaminius Chilo (que pertenecía a Gens Flaminia) pocos meses más tarde del asesinato de Julio César. Se considera que éste es el mejor retrato de Julio César en una moneda. Julio César se representa idealizado, pareciendo una divinidad a pesar de que la moneda fue acuñada en el año 43 AC, varios meses antes de que Julio César fuese divinizado oficialmente. Se cree que el programa de Octavio para manipular las imágenes públicas influyó este diseño.

En cuanto al reverso de la moneda, hay una representación de una diosa que asemeja una representación de Venus sosteniendo a Victoria y un cetro. Pero la deidad representada no sostiene a Victoria, sino un caduceo. Por eso muchos autores consideran que es una representación de Paz.

10 ducados 1937, Checoslovaquia

Cuando se acuñó esta moneda la ceca de Kremnica ya había emitido monedas durante más de 600 años. Sin embargo, las referencias históricas y nacionalistas de esa zona eran todavía anteriores. De hecho, en 1929 conmemoraron el 1000 aniversario de la muerte de San Wenceslao -que era duque de Bohemia, mártir y santo patrón de Checoslovaquia- emitiendo un número muy limitado de monedas con los valores de 1, 2, 5 y 10 ducados. Estos ducados se siguieron emitiendo hasta la ocupación alemana en 1939. Todos ellos son muy raros o extremadamente raros porque la mayoría de las pocas piezas emitidas fueron fundidas por los gobernante que manejaron Checoslovaquia durante las siguientes décadas. En el caso de la moneda representada, es el único ejemplar que se conoce.

5 ducados 1614 de Danzig, Segismundo III

Segismundo III introdujo en Polonia la idea de acuñar monedas conmemorativas; hoy las llamaríamos “medallas”. Estas monedas se acuñaron en cantidades muy pequeñas para entregarse al rey, a magistrados o a gente de una alta distinción. Las diseñaron los mejores grabadores y, en múltiples ocasiones, presentan un estilo más avanzado al estilo propio de las monedas de su época. Tal es el caso de los 5 y 10 ducados acuñados en Danzig, en los que el busto de Segismundo III se considera una obra maestra del grabador Samuel Ammon.

Hay que tener en cuenta que estas monedas se consideraban un objeto de ostentación. Por eso muchas de ellas se utilizaron para joyería o se colocaban en lugares donde era necesario limpiarlas con cierta frecuencia. Por ello no es de extrañar que muchos de estos ejemplares acabasen muy dañados.

Masse d'or de Felipe IV

Felipe IV necesitaba muchos ingresos para su reino. En primer lugar debido a las guerras contra Flanders e Inglaterra; y en segundo lugar porque realizó una tentativa de centralizar el poder del reino que requería sumas considerables de dinero. Felipe IV emitió mucha moneda de oro y plata como forma de financiar sus gastos; de hecho, fue el primer rey francés en emitir monedas de oro para la circulación. Por eso se le conoce como “le roi aux monnayeur” (“el rey hecho monedero”).

En cuanto a los masse d’or, fueron emitidos entre 1296 y 1301. En aquel momento Francia estaba luchando contra Flanders e Inglaterra. Emitir estas monedas de oro fue una de las muchas maneras de financiar la guerra. Los masse d’or fueron emitidos como dobles florines falsos: su peso era el mismo que un doble florín pero su fino era 22 quilates en vez de 24. Se ve que suponen un claro intento de Felipe IV de obtener ingresos a través de la acuñación de moneda. El diseño de la moneda también es muy importante puesto que tuvo mucha influencia en las futuras emisiones áureas de Francia y de otros reinos como Castilla, donde los reyes se representaron sentados en sus tronos.

100 francos de Suiza, 1925

La Unión Monetaria Latina fue un intento para unificar las divisas europeas en una sola divisa que podría ser usada por cada miembro de la unión. La idea principal fue definir un estándar de peso y pureza de cada valor, de manera que la moneda de un país costase lo mismo que la de otro país (v.g. un 20 francos franceses tenía el mismo oro que 20 pesetas españolas).

Suiza fue uno de los países que formaron la Unión Monetaria Latina en 1865. Sin embargo, Suiza no emitió monedas de oro siguiendo los estándares hasta 1883. Entre 1883 y el fin de la Unión Monetaria Latina en 1927, Suiza acuñó gran cantidad de monedas de 20 francos. Pero los 100 francos solo se acuñaron en 1925. Estas monedas de 100 francos incluían el famoso diseño Vreneli. Solo se acuñaron 5.000 ejemplares, de los cuales 1.200 fueron fundidos posteriormente por el Banco Nacional de Suiza.

Florín de Perpiñac de Pedro IV

Florín de Perpignan de Pedro IV

Pedro IV (nótese que en HCM sigo el criterio de citar a los reyes como lo cita la versión inglesa de Wikipedia. En este caso el criterio no coincide con la casa de subastas, pues en ella se cita como Pedro III por su ordinal como Conde de Barcelona y otros territorios catalanes) introdujo varias innovaciones numismáticas en la Corona de Aragón.  Sin lugar a dudas, la innovación más importante fue la adopción del florín -una moneda que ya era ampliamente utilizada en Europa por aquel entonces- como la moneda para que circulase oro en su reino.

Pedro IV comenzó acuñando florines en Perpignan, una ciudad en la actual Francia. Según Crusafont se conocen siete marcas de emisión (¡y no marcas de ceca!) en los florines de Perpignan de Pedro IV: escudo catalán cuadrado, escudo triangular, espada, creciente, roca, torre con base de puntos y roseta de anilletes. Además, una moneda con una S como marca se ha publicado recientemente. De todas ellas, la roca como marca de emisión es una de las más raras: solo se conocen dos ejemplares y éste es el único en manos privadas. De hecho, el ejemplar que sale a subasta es el que se representa en la mayoría de los catálogos.

 

20 markos de Jorge II de Sajonia-Meiningen

20 markos de Jorge II de Sajonia-Meiningen

Los coleccionistas de monedas del siglo XIX saben bien lo vasta y compleja que es la numismática alemana. El marco fue la única moneda emitida por el Imperio Alemán a partir de 1873, un par de años después de la Unificación Alemana. Hasta la Primera Guerra Mundial el valor del marco se relacionaba con el oro de tal manera que 2790 marcos equivalían a un kilo de oro con 900 milésimas de fino.

El diminuto ducado de de Sajonia-Meiningen acuñó unas pocas monedas de 20 marcos de oro en 1872, 1889, 1900, 1910 y 1914, y unas pocas de 10 marcos de oro en 1890 y 1898. La tirada de estas monedas se redujo a unos pocos miles al año, así que hoy todas ellas son muy raras. De hecho, la de 20 marcos de 1889 es la más común a pesar de que solo se acuñaron 4.032 ejemplares.

Aureo de Pertinax

Aureo de Pertinax

A Cómodo le asesinaron el 31 de diciembre de 192. A la mañana siguiente Pertinax fue proclamado Emperador de Roma. Pertinax era un hombre hecho a sí mismo y de muy buena educación, hijo de un antiguo esclavo. Algunos historiadores le consideran una persona de unas grandes convicciones morales, mientras que otros creen que era un oportunista que estuvo implicado en el asesinato de Cómodo. Sea como fuere, parece claro que Pertinax era un emperador con buena voluntad. Realizó diferentes reformas, incluyendo una relacionada con las monedas: aumentó la pureza de la plata en los denarios de un 74% a un 87%. Sin embargo, no pudo complacer a la Guardia pretoriana, quienes le asesinaron pasados solo 86 días desde que le proclamaron emperador.

8 escudos 1714, México

8 escudos 1714, México

Miles de toneladas de oro y plata se enviaron desde el Nuevo Mundo a España durante la época colonial. Pequeños barcos transportaban monedas y lingotes en viajes que estaban lejos de ser sencillos y seguros. De hecho, muchos de esos barcos se hundieron.

Uno de los desastres más famosos ocurrió el 31 de julio de 1715, cuando se perdieron 10 barcos debido a un huracán cerca de la costa de Florida. El tesoro perdido fue tan grande que todavía se encuentran monedas en esa zona de vez en cuando. Teniendo en cuenta que esos barcos salieron del Caribe en 1715, no es sorprendente que llevasen muchas monedas mexicanas del año 1714. Una de esas monedas es la que ahora se subasta.

4 escudos Santiago 1788

4 escudos Santiago 1788

La Ceca de Santiago acuñó su primera moneda en 1749. Es curioso que esa primera moneda fuese un 4 escudos a nombre de Fernando VI. Esto es sorprendente porque la acuñación de 4 escudos fue mucho más pequeña que otro tipo de monedas de oro durante el Imperio Español. La razón es simple: las monedas de 4 escudos pesaban 13,35 gramos, que es una cantidad de oro grande para transacciones diarias. Por ello se promovía la acuñación de monedas de 1 y 2 escudos. Por otro lado, a la hora de almacenar oro se preferían las monedas de 8 escudos ya que con ellas era posible almacenar el doble de oro con el mismo coste de acuñación.

En concreto, los 4 escudos de Santiago de 1788 es una moneda extremadamente rara. Solo se acuñaron 1.020 ejemplares, de los que muy pocos han llegado a nuestros días.

9 Comentarios

  1. Juan Antonio 6 meses hace

    Sigue con estas entrada, nos sirven para tener una visión global de la Numismática.

    • Autor
      Adolfo Ruiz Calleja 6 meses hace

      Lo mismo me pasa a mí: el nuevo blog en inglés me obliga a aprender cosas nuevas de la numismática internacional.

  2. César 6 meses hace

    ¿Perpiñac?, es Perpiñán, ¿no?.

    • Autor
      Adolfo Ruiz Calleja 6 meses hace

      Corregido. Lo he puesto como se nombra en la Wikipedia inglesa, que es el criterio que sigo en HCM.

      Gracias,
      Adolfo

  3. Julián 6 meses hace

    No es por hacer sangre, pero en el apartado de Felipe IV, cuando se habla de guerra contra Flanders, supongo que será Flandes, no?

    • Autor
      Adolfo Ruiz Calleja 6 meses hace

      En inglés es Flanders: https://en.wikipedia.org/wiki/Flanders

      Lo de traducir los nombres propios es una lata porque hay que comprobarlos prácticamente todos. Pero tras esta discusión me queda claro que en entradas sucesivas pondré los nombres propios en castellano.

      Saludos,
      Adolfo

  4. Ignacio 6 meses hace

    Yo dejaria la denominacion del pais
    20 Mark, para Alemania; o 20 marcos
    Philippe IV, ya que es un rey francés. No traduciria el nombre.
    saludos

  5. Athalbert 6 meses hace

    En cuanto a los ordinales de los distintos reyes…
    …hay que decir que es una práctica relativamente reciente, hasta finales de la edad media normalmente se referían al monarca reinante por su nombre, y a cualquier ancestro suyo con el mismo nombre haciendo mención al sobrenombre: “el justo”, “el piadoso”, “el fuerte”, “el casto”, etc…
    A mí personalmente es una práctica que me gusta y que evita discusiones estériles…

  6. Julián 6 meses hace

    Me extrañaba, porque no recuerdo encontrarte faltas, Adolfo. En otro orden de cosas, me gustan estos temas, los encuentro muy interesantes, y además siempre se pilla algo de información para el futuro.

Leave a reply to Julián Pincha aquí para cancelar tu respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*