Subasta de Martí Hervera y Soler & Llach, 4 de mayo de 2017

Subasta de Martí Hervera y Soler & Llach, 4 de mayo de 2017

El próximo 4 de mayo Martí Hervera organiza otra nueva subasta numismática junto con Soler & Llach. Como siempre hacen estas empresas, la subasta es doble (en sala y por correo), recorriendo así dos veces la historia de la numismática. Concretamente, se ofrece un circuito de unos 1.000 lotes en la subasta en sala y otro de unos 5.000 en la de correo.

La subasta en sala es una subasta carga de piezas que satisfarán a los coleccionistas medios, con varias piezas que despuntan y que aquí comentaré:

Antiguedad

La subasta comienza con 188 lotes de moneda antigua. De ellos hay 31 lotes de moneda griega en calidades medias por lo general. Entre ellas destaca un tetradracma áureo de Ptolomeo III. Es curioso que últimamente se ven bastantes oros de la dinastía ptolemaica en nuestro país. También está muy bonita la estátera de Kosón, en la que se vuelve a indicar la procedencia para evitar problemas. Por lo demás, se puede subrayar que hay varias monedas de las cecas asiáticas. No es que sean muy raras, pero no se ven con mucha frecuencia en nuestro país. La moneda íbera se ve representada por varios cobres y denarios relativamente corrientes. Destaca claramente un bonito dracma de imitación emporitana. Una pieza con mucha historia.

Denario. 47-46 a.C. JULIO CÉSAR. GALIA

Denario. 47-46 a.C. Julio Cesar. Galia.

Denario. 33 a.C. ANTONIA-97. Marco Antonio y Junius Silanus. Ceca itinerante.

Denario. 33 a.C. ANTONIA-97. Marco Antonio y Junius Silanus. CECA ITINERANTE

Roma se representa con 130 monedas, de las cuales la mitad son denarios republicanos donde no hay ni grandes rarezas ni grandes conservaciones, pero sí muchas monedas bonitas. El nivel sube clarísimamente con la llegada del Imperio Romano. De entrada hay 20 áureos (incluyendo una imitación bárbara) y 8 sólidos. De todas estas acuñaciones áureas la más interesante, por lo rara, es sin duda el áureo de Plotina.

Entre las platas destacan dos denarios: uno de Julio César (primera imagen) y otro de Marco Antonio (segunda imagen). Pero los cobres no se quedan atrás: hay un bonito sestercio de Nerón, una curiosa tésera de Augusto y un tremendo medallón de Antonio Pío al que parece que le cuesta encontrar comprador (uno y dos). La verdad es que de medallones romanos no entiendo más que lo que contó Darío, pero es sorprendente que siendo ejemplares tan únicos y tan llamativos no atraigan la atención de más coleccionistas. La colección de moneda clásica se remata con 12 sólidos bizantinos entre los que no hay mucho que destacar.

Edad Media

Dirham. Al Mutawakkil Ben Hud (625-635h). Malaqa (Málaga)

Dirham. Al Mutawakkil Ben Hud (625-635h). Malaqa (Málaga)

Este apartado se vuelve muy interesante debido a las monedas hispanomulsulmanas. Sin duda es la parte de la colección que más me llama la atención a pesar de que a muchos coleccionistas seguramente les guste más la moneda romana imperial. Con 80 monedas se recorre toda la historia de Al-Ándalus con piezas muy cuidadas así como rarezas propias de este periodo. Dentro de estas monedas andalusíes destacan los oros de los primeros y segundos reinos de taifas, pues son bastante raros. Las platas incluyen más monedas comunes pero muy bonitas, que rarezas. Habrá que ver si los coleccionistas de moneda andalusí saben apreciar estas calidades, pero no es tan fácil como pueda parecer ver dirhams de Hixem II o dirhams almohades en tan buen estado y con una acuñación tan nítida. No puede faltar alguna rareza en plata, entre las que destaca esta malagueña (tercera imagen). Pero además hay cobres muy interesantes y raros, como los seis que representan al Reino Nazarí de Granada.

Los reinos cristianos no están tan bien representados como Al-Ándalus. Pueden destacar por lo raras algunos óbolos de los condados catalanes o navarros. También el real de plata sevillano de Enrique IV con barba (hablamos de estas monedas aquí). Pero la calidad no acompaña a estas monedas. Quizá los coleccionistas que más puedan apreciar estas monedas sean quienes se centren en las cecas italianas de la Corona de Aragón, pues hay varios pirrales sicilianos bastante curiosos.

Monarquía Española

Aquí la colección se vuelve muy comercial. Hay un poco de todo, sin que ningún reinado o ceca destaque claramente con respecto a los demás. Quizá pueda llamar especialmente la atención a quienes busquen croats de Carlos II, a quienes quieran buenas platas de Fernando VII o a los coleccionistas medios de El Centenario, incluyendo quienes busquen errores. Por lo demás, las monedas que destacan lo hacen a título individual y no como conjunto.

No hay muchas monedas que destaquen por una conservación extraordinaria y las que hay son todas platas de Fernando VII. Por ejemplo el 2 reales valenciano, el duro mallorquín de 1812 y el de Cataluña de 1809. Estas dos monedas son, además, raras. Otras piezas destacan más por su rareza. Entre ellas la mejor de todas es el 4 escudos de Santiago de 1788, una moneda rarísima a la que pronto dedicaré una entrada en Historical Coin Market. También aparece el famoso duro de 1810 IA (más), un raro medio duro de Granada y una variante de leyenda de la treseta de Luis I de la que no había oído hablar.

Otros

Hay un poquito de todo. El país mejor representado en Estados Unidos, pero casi todo lo que traen es oro barato. Sin embargo los billetes tienen una pequeña pero muy buena representación. Dentro del billete clásico hay unas 1000 pesetas de 1895 Conde de Cabarrús y unas 50 pesetas de 1905 Echegaray, ambos en EBC. Hay también billetes muy interesantes de la Segunda República y del Estado Español, incluyendo algunos raros en calidades altas y otros con numeración capicúa (por alguna razón las imágenes de los billetes no se ven en Sixbid así que hay que entrar en la web de Soler & Llach para verlos).  Es de destacar que muchos de estos billetes vienen certificados por PMG.

Subasta por correo

Es una subasta muy amplia que me gusta bastante. Obviamente no se pueden esperar grandes rarezas ni monedas en una calidad extraordinaria, pero creo que consigue ofrecer monedas interesantes y accesibles a todos los bolsillos. Sin ninguna duda destacan las monedas de la antigüedad clásica, trayendo un amplio surtido de monedas griegas, íberas y romanas en una conservación más que digna. Las monedas andalusíes ofrecen un buen complemento a las ofrecidas en la subasta en sala.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*