Coleccionar moneda de plata bullion

Coleccionar moneda de plata bullion

Las monedas bullion son monedas acuñadas en metales preciosos que no se usan para la circulación sino como una manera de almacenar valor. Típicamente estas monedas se acuñan en oro y en plata. A las monedas de oro les dedicamos una entrada el verano pasado; en esta entrada nos centraremos en las monedas bullion de plata.

Entre coleccionar monedas bullion de oro y de plata hay ciertas diferencias. La primera, y más evidente, es que las monedas de oro son mucho más caras. A día de hoy una moneda de una onza de oro ronda los 1.250 euros, mientras que la de una onza de plata ronda los 20 euros. Por lo tanto, si nos queremos divertir coleccionando bullion y tenemos un bolsillo propio de la clase media, es muy probable que no podamos aspirar a comprar muchas monedas de oro. Sin embargo ese mismo presupuesto dará para forjar una bonita y amplia colección de moneda bullion donde la mayor parte del gasto efectuado se conserva como plata física. Otra diferencia que podemos ver entre las monedas bullion de oro y de plata es que el margen de compra-venta de las monedas de plata que manejan los comerciantes es mayor en el caso de la plata. Por estos dos motivos yo aconsejaría la compra de monedas bullion de plata a quienes no busquen una puramente una inversión, sino que quieran refugiar un valor a la vez que se entretienen coleccionando.

Como coleccionismo, la gran ventaja que tiene el bullion es que es tremendamente sencillo. Aquí no hay ni variantes raras, ni estados de conservación que no sean sin circular, ni mucho margen para engañar a nadie. El precio de las monedas está más que claro y los márgenes con los que juegan los profesionales son realmente pequeños. Por ello, el coleccionista no tiene más que seleccionar a un profesional serio y comprarle monedas según vaya saliendo. Supongo que no habrá que decir que yo acudiría a Andorrano Joyería por ser una empresa mayorista seria, muy transparente y de buen trato; además de uno de los patrocinadores del Blog Numismático, por supuesto.

Igualmente, en la venta de la colección hay poco margen de error pues el precio de las monedas bullion en principio está atado al precio de la plata. Por lo tanto cualquier heredero podrá vender la colección a un precio razonable. Bien es cierto que alguna se podrá haber revalorizado y que en su momento se pague por ella sensiblemente más que su peso en plata. En ese caso la venta puede ser algo más complicada pero la tasación es mucho más sencilla que en el caso de moneda histórica. La razón es que las monedas bullion son todas iguales mientras que en las monedas históricas su precio depende de la conservación. Es decir, si llamamos a cualquier comerciante serio y le decimos que queremos vender un kookaburra de 1998 (una moneda cuyo precio es sensiblemente superior a su peso en plata) el comerciante sabrá inmediatamente lo que razonablemente se pagaría por esa moneda; pero si decimos que queremos venderle un 8 reales de México de 1771 primero habría que ver el ejemplar y después discutir su precio en función del estado de conservación del mismo y de su calidad de acuñación. El comerciante serio no pretenderá engañar a nadie ni en el primer caso ni en el segundo, pero es obvio que el proceso de negociación y venta del 8 reales es más complejo, sobre todo para un neófito.

1 onza kookaburra

Hay diversos países que emiten series de monedas bullion. La pregunta entonces es cuántas de ellas coleccionar. Si nos fijamos en el precio de venta de las monedas bullion por parte de los comerciantes nos daremos cuenta de que sus márgenes son tan pequeños que el precio apenas varía con respecto al número de monedas que se compren. Por ejemplo, la diferencia de precio unitario entre comprar una filarmónica y comprar 500 es de 40 céntimos. Por eso yo animaría a comprar monedas diferentes, forjándose una colección divertida y variada.

Un coleccionista medio a quien le guste el bullion (pongamos que tenga un presupuesto de entre 500 y 2.000 euros al año) puede hacerse con todas las series más típicas y todavía tendría un buen presupuesto para adquirir otras monedas que le gusten. Entre las series típicas, hay algunas que varían sus diseños (o muy levemente) y otras que no. Las series que no varían sus diseños son tres: las Filarmónicas de Austria, los Maple Leaf de Canadá y los Silver Eagle de Estados Unidos. El coleccionismo de estas monedas a mí se me hace un poquillo más aburrido porque solamente cambia la fecha entre un año y otro. Tienen a su favor que son monedas que no vienen encapsuladas y que no tienen que pagar costes de diseño, por lo que su precio es muy cercano al precio de la plata (apenas un par de euros más, que se justifican por el coste de acuñación de la moneda, transportes, seguros y los pequeños márgenes de los intermediarios).

En cuanto a las series típicas que cambian de diseño todos los años, se tienen los koalas australianos, los kookaburras australianos (primera imagen), los pandas chinos, las del año lunar chinas y las Britannia británicas. Se puede ver que en estos casos el precio de venta es algo mayor con respecto al precio de la plata que lleva la moneda. En general tienen un coste de entre 5 y 8 euros por encima de su peso en plata. Este precio a mayores se justifica porque el coste de diseño es mayor y, sobre todo, porque las monedas vienen encapsuladas individualmente (menos las Britannia, que solo venían en un blister hasta 2013). También se puede ver que las monedas del año lunar salen a un precio sensiblemente mayor, tanto que quien las quiera tiene que pagar casi el doble de su precio en plata. La razón no es otra que la demanda de ellas no se cubre con la emisión de estas monedas y su precio de mercado es mayor que el coste de fabricación y distribución incluso antes de ser emitidas.

El coleccionista medio que haga todas las series comunes verá que todavía le queda presupuesto para comprar bastante más moneda bullion. Yo le animaría dividir el presupuesto restante en dos gastos: comprar años anteriores de estas series comunes y comprar otras monedas bullion o conmemorativas que le gusten.

1 onza elefante

En general, los primeros años de las series que a día de hoy son comunes son piezas relativamente caras (pueden llegar hasta los 250 euros o así). Sin embargo, el mercado de esas series es muy ágil y a un buen profesional no le supone un gran esfuerzo encontrar unas pocas en el corto plazo. Como siempre el sentido común debe imperar: si bien un comerciante como Andorrano Joyería es capaz de encontrar rápidamente 4.000 pandas de 2017, no es razonable pedirle 4.000 pandas de 1997. Ahora bien, quizá pueda servir a un coleccionista 2 o 3 ejemplares en un plazo breve.

Otra cuestión que hay que tener en cuenta es que aunque los primeros años de una serie se hayan revalorizado y a día de hoy se pague por ellos bastante más que su valor de plata, los años actuales quizá no se revaloricen. La razón es que la tirada real de las monedas es mucho mayor ahora que hay millones de coleccionistas de esa serie en todo el mundo que hace 20 años, cuando no era una serie conocida. En su momento se emitieron monedas para satisfacer la demanda, lo que ocurre es que después la demanda creció. Ahora se emiten más monedas para satisfacer a esa demanda creciente, pero solo valdrán más en el futuro si la demanda sigue creciendo. Lamento decir que ni yo ni nadie puede predecir esa variación en la demanda (y quien diga lo contrario debería ser multimillonario). Así que lo mejor que puede hacer el coleccionista es considerar que el valor de su colección es el valor de la plata y si resulta que el día que vende la colección algunas monedas se pagan más caras, pues mejor que mejor. Un extra que se lleva.

En cuanto a otras monedas bullion, hay donde elegir entre las series no tan comunes. Personalmente me gustan los elefantes de Somalia (segunda imagen), así que sería una serie que yo coleccionaría. También hay coleccionistas que se salen de una temática concreta y simplemente compran monedas cuyos diseños les gusten y que valgan poco más que su peso en plata. Por ejemplo, si a alguien le gusta los barcos seguramente se querría comprar la nueva onza de las Islas Cook. Hay una gran variedad de diseños porque hay países, como Niué o Tokelau, que emiten una gran cantidad de moneda conmemorativa. Lo que ocurre por detrás es que esas monedas las realizan empresas privadas que pagan una propina por una orden de emisión ilimitada a países que no son más que un atolón en el medio del Pacífico. Así, esas empresas consiguen vender sus ejemplares como monedas en vez de como medallas. Por ese mismo motivo las monedas de estos países tienen diseños muy comerciales (ejemplo) que favorecen la venta de las mismas. Claro que también hay veces que los diseños se pasan de frenada y acaban apareciendo en nuestro concurso anual.

Afortunadamente también hay coleccionistas que se fijan en las emisiones conmemorativas de países más serios. En estos casos las monedas suelen ser de tiradas más reducidas y suelen tener una presentación más cuidada. Hay algunas series muy exitosas entre los coleccionistas, como la Serie de Criaturas Coloridas que emite Austria. Ya sabemos todos que la FNMT también emite monedas conmemorando muchos eventos propios de nuestra historia. La última emisión se dedica al 300 Aniversario de la Real Compañía de Guardias Marinas (tercera imagen). Bien es cierto que el precio de estas series, con respecto a su precio como plata, es mayor que en los casos anteriores. Por eso quienes se hacen con estas monedas conmemorativas tienen más un perfil de coleccionistas que de inversores.

El último comentario es que estas monedas bullion o conmemorativas son un regalo estupendo. Conozco a varias personas ajenas a la numismática que en algún evento les regalaron una onza bullion o una moneda de la FNMT y quedaron encantados con el tesoro que se llevaban a casa. Son piezas de plata, bonitas, vistosas y de un precio razonable. También puede ser una idea genial forjar una colección de una serie bullion a un hijo, un sobrino o un ahijado. Sería una colección vistosa y muy fácil de mantener por él una vez que sea adulto aunque no tenga especial interés en la numismática.

Real Compañía de Guardias Marina

24 Comentarios

  1. Ignacio 8 meses hace

    Entrada patrocinada por el andorrano. Tú que te mueves por burbuja, si quieres te paso el nick de algunos foreros de alli que no quedaron muy contentos ni con el servicio ni con la atencion d3 estos señores. Estás realizando una recomendación y quizá no es oro todo lo que reluce.

    Por cierto, cuando se plantee uno “invertir” un céntimo en este tipo de monedas, que vea el precio de recompra, en la página que patrocinó la entrada lo podéis ver.

    Lo de la FNMyT es de juzgado de guardia, coged vuestro mejor cincuentin o moneda de 10euros, el mejor y más caro, acudid a la Numismática más honesta de vuestra ciudad y preguntad precio de recompra… esas piezas a peso se están comprando y vendiendo. Ojo con las “inversiones”

  2. Ignacio 8 meses hace

    Por cierto, hoy en día, donde sale más barato comprar plata es en Alemania, primero porque el tipo impositivo es menor que en España y segundo porque el volumen de mercancía que manejan es infinitamente superior al que manejan los comerciantes de aqui.

    Paquetes que te llegan en cuatro dias, sin aduanas, asegurados y cuyo coste de transporte es porcentualmente mucho más barato al ofertado.

    Quien quiera zambullirse en este mundo, recomiendo sin lugar a dudas que visite páginas alemanas, que es el lugar donde se mueve este tipo de moneda. En burbuja hay varios hilos comentando experiencias sobre tiendas alemanas y demás.

  3. Vicisitud 8 meses hace

    Ignacio, ¿Acaso Adolfo oculta en su entrada que esa tienda está patrocinando el blog así como muchas otras? Porque yo lo leo bien clarito y varias veces a lo largo del artículo… yo les he comprado y no he tenido problemas.

    En fin, que no veo justo el tono que utilizas juzgando un artículo entero por lo que comentas, que sinceramente me parece una chorrada.

    • Autor
      Adolfo Ruiz Calleja 8 meses hace

      Que reine la calma, por favor.

      Ignacio es una persona muy comedida, a quien conozco personalmente. Sí que es cierto que estos mensajes son un pelín agresivos pero estoy seguro de su buena intención.

  4. Jorge 8 meses hace

    Hola, viendo estos comparadores de precios gold.de y cotizaciondemetales.com no hay apenas diferencia de precio entre web alemanas y españolas. Son centimos arriba o abajo para las monedas mas conocidas.

  5. Pedevargu 8 meses hace

    La faceta de coleccionista e inversor se puede fusionar (al menos en mi caso) en este tipo de monedas. A diferencia de los coleccionistas de monedas de Isabel II o cobres de los Austrias, por ejemplo, quién coleccione, además, monedas bullion puede aprovecharse de los picos que se dan en los precios de la plata y el oro con motivo de las sucesivas crisis económicas que se dan en el actual sistema económico.

    Me refiero a quién pueda comprar hoy (unos 17€ onza a fecha actual o hace un año a 14-15€) una serie de monedas bullion que no tenga un premium muy excesivo (ej: american eagle) y que se aproveche de los picos (llegó a más de 30€ onza en 2011) mencionados anteriormente para vender su colección en años venideros cuando se vuelva a dar otra crisis. Habrá disfrutado de las monedas durante unos años y las venderá ganando dinero (posiblemente de los pocos casos en los que un coleccionista pueda hacerlo) y con ese dinero podrá comprar otras monedas de colección.

    Obviamente quién compre hoy para revender mañana lo más seguro es que acabe perdiendo dinero.

  6. Autor
    Adolfo Ruiz Calleja 8 meses hace

    Ignacio, la entrada no la patrocina Andorrano Joyería. Lo que patrocina Andorrano Joyería es el blog, algo que digo de manera explícita en el texto. Creo que es de decoro acompañar la entrada de enlaces a las webs de quienes patrocinan el blog. Esto es algo que hago siempre y no molesta a los lectores.

    Como sabéis yo no tengo demasiada experiencia comprando moneda bullion. Algo he comprado en momentos puntuales pero disto muchísimo de ser un coleccionista. Por eso mismo he contado con el asesoramiento de Andorrano Joyería para escribir esta entrada. Creo que esto es algo muy positivo y hasta necesario: yo acabo siendo un canal de comunicación entre los más expertos en la materia (en este caso bullion pero ha habido otros muchísimos casos de temas diversos) y los coleccionistas. Por supuesto que no soy un canal “tonto” que simplemente reproduzca lo que le digan, sino que elaboro y proceso como hago siempre. Esto ocurre en muchísimas entradas, si bien en este caso la fuente es clara e identificable. Tampoco lo oculto en ningún momento.

    Otro tema importante es que Ignacio habla de inversión. La entrada no va dirigida a inversores puros, sino a quienes quieran compaginar la inversión con un divertimento coleccionando. Es algo que es explícito en la entrada. Probablemente quien quiera hacer una inversión pura y dura en metales preciosos no deba comprar moneda bullion de plata. No hace falta más que mirar la web de Andorrano Joyería para ver que las monedas de oro son, en principio, una mejor inversión puesto que el margen de compra-venta por parte del vendedor es menor. Lejos de entender esto como un engaño (en el plan de “¡qué jeta tienen!, ¡nos venden las monedas más caras del precio al que nos las compran!”) yo lo entiendo como un ejercicio excelente de transparencia. Quien compre esas monedas sabe a qué atenerse el día que quiera venderlas. Por otro lado, creo que los márgenes que maneja Andorrano Joyería son bastante pequeños en comparación con otros comerciantes españoles y muy competitivos con otros comerciantes europeos. Pero como esos márgenes son públicos es trabajo de cada cual ponerse a buscar a quién comprar las monedas.

    Finalmente, por Burbuja no paso casi nunca. No tengo tiempo para todo. Lo que pasa es que más de una vez han citado allí este blog y como sé que hay gente interesada en las monedas bullion de plata les he dejado este enlace. No sé qué experiencia haya tenido la gente con Andorrano Joyería, pero siendo una empresa con miles de clientes es muy normal que alguno haya salido descontento (lo cual no significa que en todos esos casos la “culpa” sea de la empresa). Personalmente el trato que han tenido conmigo, y con la gente que les he recomendado, ha sido excelente. Es una de esas empresas a las que puedo enviar cinco onzas de oro sin tener la más mínima duda de que me ingresarán el dinero que acordamos por ellas.

    Saludos,
    Adolfo

  7. Ignacio 8 meses hace

    Vicisitudes, Que tú les hayas comprado y no hayas tenido problemas, me parece estupendo, yo sí los tuve, varios compañeros míos los tuvieron y tanto derecho tienes tú a decir que te fue todo bien, como yo a decir que a mi no me gustan. Pero calificar lo que he plasmado de chorrada, demasiado atrevido, no te parece? Yo respeto tus impresiones, y tú?

    El tono de mi intervención es hacer saltar las alarmas, desde hace un tiempo es muy frecuente leer artículos procedentes de esta empresa sobre las maravillas de comprar oro y plata, me recuerda mucho a las maravillas de comprar ladrillo hace unas décadas. Meter dinero en metales es un riesgo que no queda claro tras la lectura de algunas intervenciones, parece que compras hoy onzas a 21 y mañana las podrás vender a 41 sin problema, cuando eso no es así. Tan sólo hay que estar metido un poco en el mundillo y haberse pateado la calle. Porque claro, que me hablen de los Elefantes de Zambia, de los PAndas de los 80-90 o de la serie de los primates, son piezas que fueron auñadas hace años, y lo que está ahora al alcance, salvo dos series o tres potenciales, el resto se comprará a plata más un pequeño margen, pequeño.

    Lo que no se dice es que la plata lleva un 21% de primeras, el IVA, que nada más comprar esa moneda, ya has perdido un 21%, compra hoy 20 koalas en el Andorrano y vete a venderlos mañana. Andorrano o cualquier otra tienda. La plata tiene un riesgo muy alto, mucho potencial, sí, pero a largo plazo, y no toda la plata vale.

    No se puede vender un activo como son los metales sin leer la letra pequeña, qué ocurre si la plata cae a mínimos históricos? Yo conozco gente que pese a que les dije que no, compraron bullion sin premiun a 35 euros onza en 2011, en parte cegados por las palabras místicas de 100$ onza que desde las tiendas especializadas no dejaban de repetir. Puedes imaginar el gran palo que se llevó esta gente. Por eso cada vez que leo algo relacionado con metales e inversión en el mismo párrafo, digo que no, que no es todo tan sencillo.

    En Europa sólo hay una Ceca que vende sus productos al mismo precio ya seas distribuidor o cliente final, lo que ocurre es que al distribuidor le da miles y al cliente una, y como sus productos se venden solos, no necesita de practicar el descuento. Esta Ceca es la Vaticana, el resto, todas, todas, todas, juegan con rangos de precios.

    Hace años conseguí de una tienda que liquidaba unos precios excepcionales de carteras, series de plata, cincuentines, 10 euros y demás, muy muy bien de precio, los ofrecí fuera de Europa, y nadie estaba interesado, finalmente un Belga me comentó porqué no los iba a vender a ese precio, que para determinadas cantidades la ceca tiraba los precios, y que estaba muy por encima.

    Si queréis meter un dinero en plata, valorad la opción de los paquillos, los duros, u otro tipo de moneda del mismo formato, como pueden ser los 10 francos franceses o los 50 francos franceses. Son monedas que se pueden conseguir prácticamente a spot, que no llevan el IVA, que tiene buena demanda cuando la plata tira para arriba, y que son conocidas por todo el mundillo numismático.

    Jorge, en gold.de se publicitan las más caras alemanas, las más populares no se publicitan allí, esa web está bien para precios de referencia, no para comprar. Aún así te digo, de céntimos nada, en muchos artículos hay que pasar por caja con un pedido mínimo de 20 onzas y centimos a centimos ya son un pico. Cuando por 10 euros tienes un paquete de 5 kilos desde Colonia a España, sin embargo hay que pagar 12 por un interurbano.

    • dr7tbien 5 meses hace

      Espectaculares y acertadas disertaciones. Lo más importante: no es oro todo lo que reluce, cuidado con la plata, la fuerza de los paquillos, el patrocinio de el andorrano, y la fuerza de la ceca vaticana. Es la primera vez que leo algo sobre las cornadas de la fnmt. Siempre lo he percibido así, pero me alegro de leerlo. Está clarísimo que la fnmt tiene un gran problema de gestión y diseño. De gestión porque comprar sus monedas es suicida, y de diseño, porque no crean espectativas de colección.

      Bueno, deciros que yo he caído en todos los pecados que comenta Javier y ahora tengo unas 50 onzas de plata muertas de risa, aburridas como ellas solas. Aprovecharé para regalar alguna en un cumpleaños, o yo que sé. Tal como recomendáis, las compré en Alemania a un precio bueno, pero claro la reventa de cada moneda ahora no creo que llegue a los 10-15€, casi la mitad del coste. Tmb se pueden vender con muuuuucha paciencia por otros canales a unos 18-22€

      Tal como dice Adolfo, mucho más divertida y compleja es la moneda histórica.

  8. Ignacio 8 meses hace

    Hola Adolfo,

    La calidad de las monedas recibidas y la disposición al cambio sí son cuestiones relativas en exclusiva al vendedor, no al comprador.

    Yo hablaba de inversión, porque la lectura de tu entrada, tocaba ese palo, o así lo interpreté, y luego se comentaba lo del extra del “coleccionable”, el oro no es inversión, es valor refugio, para invertir en metales existen otros productos, no hace falta ni pagar IVA ni tenerlos en físico.

    Es España no hay cultura del bullion, lo más parecido que tuvimos fueron los ecus de 5 y 25 y mira los precios a los que están, a spot. Salvas un par de años por aquello de la temática, pero el resto, al caldero, no vale más que la plata.

    Comprar plata no es, o así lo veo yo, acudir a una tienda, leerse el planfleto de propaganda y soltar la cartera. Los Pandas de estos años no van a dar el mismo resultado que los de los noventa, los únicos Koalas que merecen la pena son los del 2007 y 2008, se pueden contar con los dedos de una mano las Koalas que han despegado, el resto se mueve con el precio de la plata más una pequeña prima… y así un largo etcétera. Y ojo, que no hablo del bullion puro, Eagle, Arcas, Maples, Filarmónicas… esas a plata, ni más ni menos, da lo mismo que tengan 20 o 30 años.

    Las subastas están ahí, los precios de remate igual, visitad y sacad vuestras conclusiones.

    Respecto al oro, en cualquier convención puede comprar oro a peso, soberanos, 20 francos franceses, 20 liras, 20 marcos, 20 francos belgas…. volvemos a lo mismo, porqué pagar una sobre prima por un kruger acuñado en tal año?

    Quizá yo tengo una visión muy particular de cómo manejar el tema de la plata y oro, y no suelo mezclar, cuando colecciono, colecciono, y cuando compro plata, compro plata, bajo mi punto de vista mezclar es un error. Pero ojo, cada uno es muy libre de hacer con su dinero lo que le plazca, tan sólo advertir que hay otros caminos.

    Y Adolfo, si te no te gusta el tono o lo que se vierte en mis intervenciones, tienes todo el derecho y mi autorización para borrarlas, no me molesta, en abosluto. Sabes bien que te leo mucho, pero intervengo muy poco.

  9. Enrique 8 meses hace

    Un placer leerte como siempre Adolfo.

  10. Autor
    Adolfo Ruiz Calleja 8 meses hace

    Ignacio, entiendo que quieres lanzar un mensaje de alerta. Me parece muy bien pues tras el debate quedará muy claro y podrá salvar de un palo a alguno que mal interprete mis palabras. Tengo que decir también que estoy de acuerdo con prácticamente todo lo que dices. Creo que nuestra confrontación se debe fundamentalmente al enfoque del asunto, no a nuestras opinión sobre el mismo.

    Mira lo que indico en la entrada:

    “Así que lo mejor que puede hacer el coleccionista es considerar que el valor de su colección es el valor de la plata y si resulta que el día que vende la colección algunas monedas se pagan más caras, pues mejor que mejor. Un extra que se lleva.”

    Esto es todo un aviso para navegantes: que nadie se crea que comprar un Kookaburra de 2017, o unos 10 euros como los de la entrada, será una inversión estupendísima porque en 50 años le pagarán por ellos el oro y el moro. No. En realidad lo más probable es que no le paguen más que su peso en plata.

    Por lo tanto la pregunta es evidente: ¿tiene sentido que un inversor puro y duro de plata compre kookaburras, pandas, koalas o monedas de la FNMT?
    La respuesta es sencilla: NO. No tiene sentido porque ese inversor comprará por 23,89 € lo que después vendería por 16,82 € (precio de ahora mismo para los Koalas en Andorrano Joyería).

    Ahora bien, quien compre Pandas, Koalas y demás podrá hacerse con una bonita colección. No olvidemos el placer de coleccionar: a muchos les gustará tener en un monetario todos los pandas de cada año, bien presentados, bonitos, cuidados… y sabiendo que en cualquier momento pueden vender esas monedas a un precio determinado. El margen del vendedor puede entenderse como lo que ellos pagan por el placer de coleccionar.

    Bien puede ser que algunos digáis que a vosotros coleccionar no os da ningún placer y que lo que queréis es invertir (o refugiar un valor) de manera que saquéis al máximo provecho posible a vuestra inversión. En ese caso estoy de acuerdo con Ignacio que deberíais dejaros de moneda actual y simplemente comprar plata u oro a peso cuando tengáis ocasión: paquillos, duros de plata, ecus, 20 francos… que os dé igual el año y la calidad de los ejemplares.
    Eso es lo que se llama “comprar al peso” y aunque no es tan sencillo como acudir a Andorrano a comprar Koalas, tampoco es lo más difícil de este mundo. Adquirir lotes que sean “150 duros de plata” o “300 paquillos” no es misión imposible. Esos lotes se pagan a su peso en plata, nada más.

    En cuanto a lo de la letra pequeña de “¿y qué pasa si el precio de la plata llega a mínimos históricos?”. Pues eso como cualquier inversión: cuando baja la marea se ve quién nada desnudo. En 2011 tuvimos a un montón de gente pillada con la plata. Yo no me cansaba de repetir en el blog que el precio de los metales preciosos era carísimo en ese momento. Mira y fíjate por encima en los comentarios:

    http://blognumismatico.com/2010/09/17/buen-momento-para-vender-oro/
    http://blognumismatico.com/2011/04/14/el-precio-actual-de-la-plata/

    La gente veía que costaba el doble que tres años atrás y no hacían más que comprar. Se fiaban de cualquier cantamañanas que viniera diciendo que la plata iba a llegar a valer $100 la onza, o si no $200 o si no $1.000. Luego se quejaban de que les engañaban… ¿qué le vamos a hacer? A otros con los mismos trucos les pillaron en la burbuja inmobiliaria, en las puntoCom… Antes me quejaba pero ahora entiendo que es necesario que algunos se arruinen para que otros puedan ganar dinero.

    El blog de Andorrano Joyería( https://www.andorrano-joyeria.com/blog ) explica sus productos y motiva la inversión en oro y plata. Es normal. Igual que un portal inmobiliario va a motivar la inversión en ladrillo. Ahora bien, nunca he visto ni leído que esta empresa haga predicciones de a cuánto va a estar el oro o la plata en el futuro. Sé que otros sí que lo han hecho, pero a mí no me consta que lo haga Andorrano.

    Por último, estoy de acuerdo en que hay otros productos con los que invertir en oro o plata sin necesidad de tener los metales preciosos de manera física. Hablo de fondos o ETFs referenciados. Esos productos no los aconsejaría salvo que se quiera vender la inversión en el corto plazo. Cuesta lo mismo una onza física que una onza “virtual”, así que si la quiero tener 50 años prefiero la física. Entre otras cosas porque hay menos. Más sobre el tema:

    http://blognumismatico.com/2016/07/07/guia-para-comprar-monedas-de-oro/

    Saludos,
    Adolfo

  11. Ignacio 8 meses hace

    Buenas Adolfo,

    Confrontación ninguna, al menos por mi parte, cambio de impresiones sí. Mira, lo que me ha hecho escribir ha sido: “Por estos dos motivos yo aconsejaría la compra de monedas bullion de plata a quienes no busquen una puramente una inversión, sino que quieran refugiar un valor a la vez que se entretienen coleccionando.”

    Mal refugio de valor es el que de entrada te cobra un canon del 21%.

    A ver, en 2011 cuando la plata subió tanto, quienes compraban a grandes rasgos eran por un lado despistados que se subieron al tren en marcha y profesionales con vistas a fundición en la mayoría de los casos. Quien va a fundir le da lo mismo que en la moneda haya un Panda o un botijo, pesa tanto, tanta Ley, pago tanto. Y no hay otra en los temas de la plata u oro, el que una moneda lleve un oso y suba de precio más que otra que lleva una cabra y menos que la del Dragón, son cuestiones que van y vienen. Aún recuerdo cuando salió el Dragon de la serie lunar II, que la gente pagaba más por el formato 1 oz que por el de 2 oz, porque el 1 onza era más coleccionable, llevando la mitad de plata que el de dos onzas. Cuestiones de colecionistas que sólo los coleccionistas entendemos.

    Yo lo que recomiendo siempre es definir la linea de actuación, si se quiere comprar plata para invertir o si se quiere comprar plata para colección. El que invierte va de la mano con la cotización desde el primer momento, el que colecciona plata, y más de este tipo, debe esperar a recuperar ese 21% , por lo cual la rentabilidad de ambos objetos está clara. Para mi, paquillos y duros sin lugar a duda, piezas de salida muy fácil y suelen encontrarse en cualquier convención en lotes de 50 o 100 como has comentado.

    Un saludo

  12. Lucasito 8 meses hace

    Me ha llamado la atención esta frase: “El coleccionismo de estas monedas a mí se me hace un poquillo más aburrido porque solamente cambia la fecha entre un año y otro.”. Yo lo veo exactamente igual de ‘aburrido’ que otras monedas donde sólo cambia un número dentro de una estrella o la marca del maestro de ceca… incrementando su precio una barbaridad debido a la escasez o no de dicho detalle…

  13. Ignacio 8 meses hace

    Aunque reconozco bastante razón en lo que dice mi tocayo, no estoy de acuerdo en algunas cosas.
    -A mi andorrano me ha tratado bien. Ha cometido errores y los ha subsanado.
    -Comprar plata y esperar rentabilidades altas en poco tiempo es sencillamente una mala comprensión del producto.
    -Lo que dices aqui Adolfo, ” Kookaburra de 2017, o unos 10 euros como los de la entrada, será una inversión estupendísima porque en 50 años le pagarán por ellos el oro y el moro. No. En realidad lo más probable es que no le paguen más que su peso en plata.”
    Si cuando tengas que vender un Kookaburra y unos 10 euros de la entrada, te dan su peso en plata, te estás equivocando en el sitio donde vas a vender. No puedes comparar una moneda muy coleccionable de prestigio internacional, cuyo año correspondiente se ha vendido a un precio ‘muy razonable’ en proporcion a la plata, con unos 10 euros en España, cuyo precio ‘no es nada razonable’ por la cantidad de plata que te dan.
    Y lo mismo con las onzas lunares (que si, que estas son mas caras) y otras colecciones de prestigio internacional.
    No son comparables. Y la demanda, muchísimo menos.

    Cierto es que en el momento de la venta dependerá de la demanda en ese momento, pero se me antoja bastante superior al valor de esos 10 euros, cincuentines o productos de fmnt. Es verdad que muchos proveedores quieren pagar a spot o menos y luego vender como la cosa mas escasa del mundo, pero para eso estan los compradores que pueden usar un sistema de subasta u ofrecerlas en un foro especializado. Y estoy seguro que si alguien lleva una coleccion de canguros, kookas o koalas andorrano no se la paga a spot.

    Tambien puedo estar equivocado. Pero lo dudo sinceramente

    • Autor
      Adolfo Ruiz Calleja 8 meses hace

      ¡coñe! Pensaba que el anterior Ignacio eras tú :S

      Es lo mismo, mis argumentos son iguales vayan dirigidos a quien sea.

  14. Athalbert 8 meses hace

    Yo para gastarme 55 euros en un supuesto “8 reales” recién acuñado por la FNMT prefiero un Mejico de Carlos IV con 200 años de historia…

  15. Autor
    Adolfo Ruiz Calleja 8 meses hace

    @Lucasito, En las series donde solo cambia el número de la estrella o la fecha de la emisión al menos se puede buscar otra salsa a la colección: variantes, errores de acuñación, buscar calidades lo más altas posibles, buscar que la acuñación sea lo más bella posible…
    Yo no he visto dos colecciones de duros de El Centenario iguales, o no he visto dos colecciones de columnarios de México iguales. Pero dos colecciones de completas de Liberties se me antojan idénticas.

    @Ignacio, solo puntualizar que las platas de la FNMT no tienen nada que ver con las monedas bullion. Simplemente son productos diferentes.

    @Athalbert, eso es cuestión de gustos.

    Saludos,
    Adolfo

  16. luis 8 meses hace

    suponiendo claro que no todo el mundo va a acceder al mercado buillon de oro, porque los tiempos son los que son. como inversiores la gente no tendrá problemas el que puede comprar oro es porque el dinero no le falta. sin embargo siempre se ha considerado que la plata es “el oro de los pobres” por su menor valor economico. La cuestion es que aun cuando inviertas en moneda de plata, realmente Adolfo usted cree que es un inversion seria ante la volatilidad de los precios de practicamente todo hoy en dia, ya que es imposible garantizar el precio a largo plazo de ningun metal, y ahora ya ni el del precio del trigo que cotiza en bolsa para fijar los precios al mercado. una inversion en plata es el mismo riesgo que tener ahora mismo un fondo de inversiones o una pensión, no se garantiza absolutamente nada, lo mismo quiza con el oro pero a un precio mayor.

    • Autor
      Adolfo Ruiz Calleja 8 meses hace

      Yo lo siento pero te tengo que llevar la contraria en bastantes cosas de las que indicas.

      * El oro no es para pobres y la plata para ricos. 3.000 euros de oro cuestan igual que 3.000 euros de plata :)
      Prácticamente todas las monedas de oro bullion (actuales o “históricas”) cuestan menos de 1.500 euros. Las de 20 francos cuestan poco más de 200 euros. Eso no son “inversiones” grandes. Poca gente va al banco a contratar un plazo fijo por 250 euros, y sin embargo sí que hay quienes compran una sola moneda de oro por ese precio.

      * Cualquier inversión que se precie será volátil (un plazo fijo no es una inversión que se precie, lo siento). La cotización de los metales preciosos, del trigo o de cualquier otra “commodity” va a ser volátil. Es lo que toca, no hay solución al asunto en el mundo en el que vivimos. Y menos mal que no tiene solución, no quisiera yo que volviese Carlos III a decirnos a cuánto tenemos que comprar y vender el pan. ¡Me voy a Madrid a montar otro motín de Esquilache!

      * No hay que confundir volatilidad con riesgo. Creo que son cosas diferentes. Hay fondos muy arriesgados y otros que no lo son. Yo tengo buena parte de mi dinero (que tampoco es que sea mucho, pero es lo que tengo) en fondos de inversión y duermo la mar de tranquilo. Ahora bien, el riesgo de que un fondo “serio” (e.g. Vanguard VT) quiebre es que sucedan unas circunstancias, que son en buena parte las que harían que una inversión en metales físicos se revalorizase mucho. Por eso creo que es buena idea tener un porcentaje del patrimonio en bienes físicos. Bienes que no tienen por qué ser metales preciosos, claro está.

      Saludos,
      Adolfo

  17. Leo 8 meses hace

    Yo lo que no entiendo es que haya gente que envíe sus pandas y otras bullion a encapsular a NGC y PCGS.
    Encima son feísimas!

  18. Yo colecciono bullion, (que en México cuentan casi todas las monedas de plata del siglo XX y XXI con algunas excepciones) me gusta más por los diseños de las monedas, y sobre todo por la estabilidad del valor, pues siempre va ligada al metal, solo hay que comprar cuando baja y esperar cuando está arriba, a diferencia de monedas antiguas que he visto en el blog como fluctúan enormemente los precios por diferencias que hay que ser muy experto para distinguir. Con el tiempo aprendes a moverte en el mercado de la Plata y si buscas rendimientos los puedes obtener. Además en México la Plata y el oro no están gravadas por ningún impuesto lo que es genial, la única desventaja es que si no estás dispuesto a pagar más del precio de metal, únicamente podrás coleccionar moneda nacional, pues la extranjera está muy sobre preciada.

  19. Hola Adolfo.
    No sé cuántos como yo habrán “picado”, pero tengo que reconocer que he terminado por comprarles a Andorrano 5 onzas. Y no estoy nada arrepentido.
    Primero, porque soy un apasionado del blog, a pesar de que no intervenga prácticamente nada, y solo por el hecho de que te financien pienso que merecen tener cuantos más clientes mejor.
    Segundo, porque el servicio ha sido excelente. A los dos días de hacer la compra tenía las monedas en casa, en perfecto embalaje, y hasta con un detalle: unas onzas de oro rellenas de chocolate.
    Y tercero, porque las monedas son espectaculares, sobre todo el kookaburra, que belleza. Nunca me habían llamado la atención estas monedas, pero al tenerlas en la mano la verdad es que merecen la pena. Hasta estoy pensando en ir formando una colección de estas piezas.
    Quería consultarte un par de cosas:
    Supongo que meter estas monedas en cartones sería un “atentado”. Estoy pensando en la cápsulas, ¿merece la pena? y si es así, ¿que se compra para una moneda de 40,6 mm, la cápsula de 40 o de 41?
    Por otra parte, ¿existe algún catálogo específico de estas onzas? En el krause que yo tengo (2008) no aparecen.
    Un saludo, Jesús

    • Autor
      Adolfo Ruiz Calleja 8 meses hace

      Pues muchísimas gracias por la actitud de favorecer a los patrocinadores del blog. Si además has quedado contento con la compra y has recibido onzas de chocolate… todos contentos :)

      Si te han gustado los kookaburras puedes hacerte una colección por poco dinero todos los años, con algún esfuerzo a mayores si quieres hacerte con los primeros años.

      Mejor que en cartones mete las monedas en cápsulas porque lucirán muchísimo más. Deberías comprar de 41 mm.

      Por parte del catálogo, la verdad es que no lo sé. Me extraña que en Krause no aparezca. Pero las cecas ofrecen mucha información sobre sus propias acuñaciones y hay muchísima información en Internet. A cuatro búsquedas que hagas no creo que te haga falta un catálogo en papel.

      Saludos,
      Adolfo

Leave a reply to Athalbert Pincha aquí para cancelar tu respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*