Subasta Áureo & Calicó, 16 de marzo de 2017

Subasta Áureo & Calicó, 16 de marzo de 2017

Como cada año, la casa Áureo & Calicó organiza una triple subasta coincidiendo con el jueves de la Semana Nacional de Numismática de la ANE. Yo me lo pasé muy bien cuando asistí así que os invito a hacer lo mismo.

La subasta de marzo siempre incluye una subasta especial con una selección de 500 monedas, medallas y billetes. En esta selección intentan recopilar muchas de las mejores monedas que han pasado por sus manos en los últimos meses para representar las exquisiteces de cada serie. Al contrario de lo que algunos dicen a veces, estas monedas no tienen por qué ser muy caras. Se venden pellofas o cobres mucho más baratos que cualquier onza, pero serán de muy alta calidad dentro de la serie en cuestión. Digamos que con la Subasta Selección buscan atraer a todos sus clientes exigentes en cuanto a la calidad de las monedas, independientemente de la serie que esos clientes estén coleccionando.

redondo Potosí 1729

En esta subasta selección la parte antigua se despacha en tan solo 16 lotes. Sin embargo hay entre ellos auténticas preciosidades. Mi favorito es el octodracma de Ptolomeo III (es curioso que se subasten dos octodracmas tan seguidos) aunque a los amantes de la moneda romana les llamará más la atención el áureo de Octavio Augusto o el de Geta y Caracalla. En las cecas peninsulares es muy interesante el dracma ilerdense de imitación emporitana.

La Edad Media comienza un tanto fría. La moneda visigoda está representada por tres lotes que no me llaman demasiado la atención para ser una subasta selección. Bien es cierto que entre ellos hay un tremis único de Gundemaro. Al-Ándalus mejora, con tres dínares bilíngües de los primeros tiempos de la invasión que a mí siempre me han llamado la atención (recomiendo leer la explicación que les acompaña en el catálogo, así como el resto de explicaciones del mismo, pues son muy interesantes). Es curioso también que la única moneda de plata de esta sección sea, con mucho, la que comienza con una salida más alta.

Entrando en los reinos cristianos, la Corona de Aragón está más representada que la de Castilla. Hay una muy buena selección de florines con 18 ejemplares de distintos reyes y cecas. Destacan también varios croats, como éste de Enrique de Castilla, y algunos dineritos raros como el de Carcassona de Ramón Berenguer II. En Castilla destacan sobre todo las platas, pues son piezas raras con una calidad más extraordinaria de lo que parece a primera vista. Hay incluso dos piezas inéditas de Enrique IV: un real de busto de Sevilla con tres granadas en el vestido y un medio real de Coruña. Las platas siguen siendo las protagonistas en la selección del Reino de Navarra, brillando por encima del resto un gros de Juan I de Navarra.

medio real corazón

Como no podía ser de otra manera, los platos fuertes vienen con la Monarquía Española. Los Reyes Católicos están cargados de oro. ¡Y qué oros! Ni más ni menos que un castellano de Burgos, un medio excelente de Granada, un excelente de Burgos y un magnífico cuádruple excelente segoviano. ¡Menudo full!

Los Austrias, en cambio, me llaman menos la atención. No porque no sean buenas monedas, pues las hay excelentes, pero quizá pequen bastante de ser comerciales. Hay muchos duros segovianos en alta calidad y muchas monedas de cecas europeas, que tan bien está vendiendo esta casa últimamente. Es curioso también que en la Subasta Selección vuelven a aparecer unos extraordinarios ejemplares de 16 maravedís de Felipe IV, al igual que en 2016 y que en 2015. Sin duda el lote estrella de toda esta serie es el cincuentín de 1618. Un ejemplar que se remató en 2008 por 23.000 euros y que seguramente ahora se remate mucho más alto porque estas monedas han subido mucho de precio últimamente. También hay que citar el 4 cruzados de Lisboa y los cuatro duros de la Guerra dels Segadors. Sin embargo, echo de menos algunas macuquinas a mayores, pues solo hay algunos ejemplares de Carlos II. Eso sí, son ejemplares tan interesantes como estos 2 escudos de Cuzco o estos 8 escudos sevillanos.

Los Borbones se ven representados con 272 lotes, siendo el grueso de la colección. Un grueso que no puede ser más comercial. No es plan de repasarlo todo con detalle, pues son todas monedas en muy alta conservación y en algunos casos representan las rarezas dentro de cada serie. Por ejemplo, dentro de los duros columnarios están el 1732 México, el 1733 México MF y el 1768 Potosí; los coleccionistas de columnarios deben estar contentos últimamente. Hay también algunas series muy bien representadas, como las ocho onzas de rata y una muy buena selección de 2 escudos. Pero a mí las monedas que más me gustan son las cuatro acuñaciones especiales de Potosí que ilustran la entrada: el redondo de 1729 y el medio real, 2 reales y 8 reales con forma de corazón. ¡Preciosas!

A partir de ese punto la colección no me resulta demasiado interesante pero sigue siendo muy comercial. El Centenario de la Peseta trae unas calidades exquisitas. Entre esas monedas destaca la prueba de 2 pesetas de 1870 (18-74) ex-Hispania y las pruebas en cobre y níquel de las monedas de Euskadi (más sobre ellas). La moneda extranjera vuelve a ser muy comercial pero sin traer grandes alicientes, creo yo, más allá de unas monedas de oro medieval francés más una de plata; los oros no es que sean muy raros pero no es nada común verlas en esa calidad en España. Hay también un ejemplar japonés que debe ser tremendamente raro pero que yo no me atrevo a valorar. En cuanto a los billetes, creo que es claramente la parte más floja de la colección.

La subasta en sala da otro repaso a la historia de la numismática con casi 700 lotes. Es una subasta que me llama la atención incluso más que la subasta selección. Es una subasta donde claramente buscan la belleza de las monedas. Supongo que Áureo ya que atrae las pujas extranjeras con la selección, pretende que también entren manos fuertes en la subasta en sala. Aunque sean, por lo general, monedas relativamente sencillas de ver es difícil verlas en la calidad que se presentan, pues es una calidad realmente alta. Por eso creo que es una subasta digna de coleccionistas medios-altos; gente que quizá no busque la rareza extrema de sus ejemplares pero sí se pueda permitir tener muy buenas monedas aunque no sean las más raras.

En las series de moneda antigua me vuelven a gustar mucho los ejemplares griegos. La belleza de todas estas monedas es tremenda pero si tengo que quedarme con alguna sería con el cuarto de estátera siracusana y con el precioso tetradracma de Seleuco I. La moneda romana trae muchos denarios muy bonitos; el que más me gusta es uno de Vespasiano. También incluyen varios áureos habiendo uno de Sabina digno de las mejores colecciones.

2 reales corazón

La época medieval se hace rara en esta subasta: en vez de ser monedas bonitas a las que no les acompaña la rareza, son monedas raras a las que no les acompaña la belleza. Bien es cierto que tiene su lógica porque las monedas medievales son mucho más propicias a presentar rarezas y sus coleccionistas son más propicios a apreciarlas. Entre las monedas incluidas creo que se pueden destacar un dinero de Alfonso VII, un florín mallorquín y otro valenciano.

Entrando en la Monarquía Española hay muchas piezas interesantes pero al ser muy variadas es complicado hacer una síntesis. Es muy curioso e interesante que se incluyan cinco ponderales del siglo XVI, pues son objetos que no se suelen ver en una subasta en sala. Entrando en los Austrias, vuelve a haber muchas monedas de cecas europeas. Me resulta curioso que Áureo & Calicó subaste este tipo de piezas últimamente en una gran cantidad -y vendiéndolas a unos precios altos- cuando son monedas raras, pocos conocidas en España que apenas se ven en otras subastas españolas. En el siglo XVIII encontramos bastante medias onzas muy raras pero no demasiado bonitas: la macuquina de México 1730/28, la sevillana de 1729 o la de 1749 de Santiago. En cuanto a Fernando VII, hay bastantes cobres raros. Por destacar uno podría citar el cuarto de real de Santa Marta.

En el Centenario de la Peseta es curioso pero las dos monedas que más me llaman la atención son de Franco: una peseta de Benlliure (más sobre ellas) y una de 50 pesetas UNA-LIBRE-GRANDE (más sobre ellas). Hace tiempo que no se veían estas piezas en subasta, que yo recuerde.

En el resto de la subasta no hay mucho que destacar. El último apunte es semejante al que hice en la última subasta que describí: queda muy feo subastar trémises falsos del siglo XIX. Más aún cuando son lo suficientemente buenos como para que se puedan colar como auténticos a un coleccionista que no sepa demasiado de qué va el asunto (trémises del siglo XIX pasando como auténticos los hay a pares en las vitrinas de los museos).

8 reales corazón

La subasta por correo, no hay demasiado que destacar. Son algo más de 1000 lotes en una calidad media adecuada para muchos coleccionistas. Es curioso que 380 lotes son de moneda extranjera, siendo 50 de ellos monedas francesas. Probablemente sea el único apartado donde los coleccionistas de a pie podamos pescar algo porque mucho me temo que tanto en la Subasta Selección como en la de sala va a venderse bastante caro. Los precios de salida son golosos pero me apostaría algo a que los remates los duplican.

10 Comentarios

  1. LanzaroteNo Gravatar 4 meses hace

    Sin duda una subasta triple muy interesante.
    Con respecto a los galanos, y sobre todo a las conocidas como “corazón de Jesus”, veo que están muy de moda, y más tras el trabajo de Glenn Murray. A mí no me acaban de emocionar este tipo de acuñaciones, quizá porque las relacione más con medallas que con monedas (añado a ello los cincuentines). Por supuesto que me gustan las medallas, aunque no las colecciono.

    Lo de subastar monedas falsas me chirría mucho, pero siendo falsificaciones del s.XIX tienen un pase, lo incomprensible es lo que se ha visto en otras subastas españolas este mismo año, vendiendo falsificaciones actuales que no aportan nada (salvo el valor del metal, o lo que es peor, el valor que le pueda dar un espabilao revendiéndosela como buena a un despistao).

  2. Autor
    Adolfo Ruiz CallejaNo Gravatar 4 meses hace

    Por cierto, gracias al blog We Are Numismatics he visto una ponencia sobre los dínares bilingües de Córdoba. Todavía no he tenido tiempo para verlo, a ver si esta noche saco un rato.

  3. GerardoNo Gravatar 4 meses hace

    Esta vez la seleccion me ha defraudado un poco. La veo muy escasa en algunas tematicas para lo que Aureo acostumbra, El octodracma, eso si, una maravilla.

  4. BrunoNo Gravatar 4 meses hace

    Aureo es una digna casa de subasta. Difícilmente defraude. Esta a la altura de las mejores casas de subastas del mundo (como las estadounidenses o alemanas). No tiene el surtido internacional que tienen otras, pero en moneda hispana es mas que satisfactoria su oferta. Se encuentran buenas piezas Españolas y virreinales, es una casa con una seriedad relativamente alta, tanto en graduación de las piezas como en sistema de gestion, cobranza y logistica.

  5. SergioNo Gravatar 4 meses hace

    Buenas tardes.
    Nunca he participado en subastas y me gustaría hacerlo en breves. Tengo unas dudas sobre ello. Que diferencia hay entre pujar por Correo y General? Por Correo haces una única oferta y en General puedes ir subiendo tu oferta?
    Os agradecería que me ayudarías.

    • Autor
      Adolfo Ruiz CallejaNo Gravatar 4 meses hace

      Hola Sergio.

      Las subastas en sala son subastas en vivo en la que cada pujador puede ir superando la puja anterior. En cambio las subastas por correo no existe esa subasta en vivo y cada pujador simplemente envía antes de la subasta lo que quiere pujar. Ahora bien, a las subastas en sala también se pueden enviar las pujas con anterioridad.

      Un ejemplo.

      SUBASTA POR CORREO

      Una moneda sale por 100.
      Yo envío por ella una puja por 140 euros.
      Tú envías por ella una puja por 200 euros.

      Resultado: te la llevas en 160 euros.

      SALA:

      Una moneda sale por 100.
      Yo envío por ella una puja por 140 euros.
      Tú envías por ella una puja por 200 euros.

      Comienza la subasta en sala y el subastador dice que la orden es 160 euros.
      Alguien dice en sala “180 euros”.
      El subastador dice: “200 euros la orden”.
      Nadie dice nada más en sala.

      Resultado: te la llevas en 200 euros.

      Saludos,
      Adolfo

  6. LanzaroteNo Gravatar 4 meses hace

    te dejo un pequeño tutorial con respecto a la participación en este tipo de subastas:

    http://siemprenosquedaralan.wixsite.com/home/subastas

  7. SergioNo Gravatar 4 meses hace

    Hola de nuevo.
    Muchas gracias por la información, muy amables.
    Un saludo.

  8. MIguelNo Gravatar 3 meses hace

    Hola a todos,

    asistí de nuevo a la subasta selección de AyC. Me impresionó lo lleno que estaba la sala (cada vez viene más gente) y el increíble nivel de los asistentens: alemanes, estadounidenses incluyendo a personajes de gran conocimiento en monedas de cecas americanas, franceses, italianos y muchos locales y no tan locales. El nivel fue altísimo .
    Me produce un placer inmenso y creo que para un modesto coleccionista aficionado, es un privilegio poder estar presente en vivo y adquirir unas pocas piezas de un nivel diría que mundial.
    Una gozada tu entrada y un bravo a tu estupendo trabajo diario, Adolfo

    • Autor
      Adolfo Ruiz CallejaNo Gravatar 3 meses hace

      Hola Miguel.

      ¡Cuánto tiempo sin saludarte!
      Efectivamente la capacidad de atraer a pujadores extranjeros y a gente muy experta a esa subasta selección es envidiable. Eso se ha visto reflejado en los precios, sin ninguna duda.

      Saludos,
      Adolfo

Dejar una respuesta a Pincha aquí para cancelar tu respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>