El caso de las estáteras de Koson

El caso de las estáteras de Koson

El lote 6 de la próxima subasta de Martí Hervera y Soler & Llach tiene la siguiente descripción.

MONEDAS GRIEGAS. Estátera. Mediados del Siglo I a.C. KOSÓN. REYES DE TRACIA. KOSON. Tres figuras togadas avanzando a izquierda, la primera y la última portan líctor, delante LBR en monograma. Águila en pie a izquierda sobre cetro, llevando corona en la garra derecha y con las alas abiertas. 8,57 grs. AU. Pátina de monetario antiguo. Ex colección Carreras-Candi (1862-1937). Esta pieza demuestra que la teoría del Dr. Oberlander y algunos arqueólogos rUmanos, reclamando estas piezas como procedentes de un expolio arqueológico de “Sarmizegetusa Regia”, es completamente infundada. Esta moneda fue adquirida por este insigne coleccionista con anterioridad a la Guerra Civil Española, al igual que otras muchas que se comercializaron por todo el mundo que son requeridas para su devolución al Gobierno de Rumanía sin poder justificar su procedencia. Cy-1661.

estátera de Koson

Ante esta situación uno se queda a cuadros y se pregunta qué está pasando aquí. Hablé con Martí Hervera al respecto, él me dio algunas explicaciones a mayores y yo lo completé con más información.

El caso es que hace unos años hubo un expolio en Sarmizegetusa, un importante lugar con arqueología Dacia que forma parte del Patrimonio de la Humanidad según la UNESCO. Al parecer el saqueo realizado fue de notable importancia, pues se incluían 24 brazaletes de oro de un valor muy alto y unos miles de monedas dacias (más sobre el tema). Rumanía ha puesto el grito en el cielo y está llevando a cabo una cruzada para encontrar el tesoro que les pertenece. Cruzada que encabeza Ernest Oberländer-Târnoveanu, el mediático director del Museo Nacional de Historia de Rumanía.

Yo me he posicionado en este blog una y mil veces en contra del expolio, así que me parece genial esta investigación. Espero que los expoliadores y todos los que estén detrás lo paguen; a poder ser con cárcel. Pero lo que me parece mal es la actitud que está tomando el Gobierno de Rumanía al respecto, pues han politizado el caso y lo están usando para que los políticos se cuelguen medallas delante de la prensa. Cada vez que consiguen recuperar una supuesta parte del tesoro expoliado lo anuncian a bombo y platillo. Como si el mérito fuese del político y no de la policía. Un ejemplo, y otro, y otro, y otro, y otro, y otro, y otro… Al parecer ha habido 11 repatriaciones internacionales al respecto. En esta publicación se dice lo siguiente:

The recovery from France, Switzerland, Germany, Ireland, the United Kingdom, Spain and the United States was possible under international conventions.

‘As a result of these actions, the national cultural heritage was restored by the following cultural goods recovered from abroad or from inside the country: 1,027 golden Koson coins (ca. 8.62 kg); 37 golden Lysimachus type coins minted in the 1st-2nd centuries AD in Tomis and Kallatis; 213 silver Koson coins; 13 royal Dacian golden bracelets (ca. 12.633 kg); two royal Dacian parade iron shields, decorated with animal representations; ca. 12,000 silver and bronze coins,’.

Traduzco yo mismo:

La recuperación en Francia, Suiza, Alemania, Irlanda, Reino Unido, España y Estados Unidos fue posible bajo convenios internacionales.

“Como resultado de estas acciones, el patrimonio cultural nacional recuperó los siguientes bienes culturales de dentro o de fuera del país: 1,027 monedas de oro de Koson (aproximadamente 8,62 kg); 37 monedas de oro del tipo de Lysimachus acuñadas entre el siglo I y II en Tomis y Kallatis; 213 monedas de plata de Koson; 13 brazaletes dorados reales de Dacian (aproximadamente 12.633 kilogramos); dos escudos de hierro del desfile real de Dacia adornados con representaciones animales; aproximadamente 12.000 monedas de plata y de bronce”.

Ya veis que en España también ha habido una repatriación de patrimonio supuestamente rumano. Pero no creáis que fue un lote de cientos de monedas con tierra, donde no hay que ser un lince para sospechar de su procedencia, sino tres estáteras de Koson que salieron a subasta y el Gobierno Rumano reclamó como propias. Estáteras como la que presenta ahora Martí Hervera, que es una moneda de lo más corriente.

Uno de los comerciantes afectados fue Martí Hervera (de ahí la publicación tan clara del lote que sacan ahora). El sacó a subasta una estátera de Koson y para su sorpresa se presenta en su local un policía de patrimonio diciendo que tienen una orden de la Interpol para requisar la moneda que saca a subasta. Él se quedó totalmente sorprendido pero no le quedó otra que cooperar con la policía (como es obligación de cualquier ciudadano), retirar la moneda y proporcionarles toda la información que tuviera al respecto, incluyendo los datos del cedente de dicha pieza. Después se presentaron dos policías en casa del cedente y empezaron a preguntarle que a ver de dónde ha sacado él la moneda, pues no tenía factura como es el caso de casi todos los propietarios que heredan una colección. Al final un juez de primera instancia decidió que esa moneda había que entregársela al Estado Rumano porque se parecía a las que fueron expoliadas.

Otra casa afectada fue Áureo & Calicó. De forma semejante, sacaron a subasta una estátera de Koson (supongo que fuese ésta, la de la segunda imagen) que provenía de un cedente sudamericano que les había mandado una colección de monedas de oro antiguo porque le venía bien la liquidez. La historia se repitió: apareció la policía de Patrimonio, la moneda quedó paralizada y tuvieron que dar los datos del cedente. ¡Pero luego el Estado Rumano no ha incoado ningún procedimiento judicial! Es decir, que la moneda se ha retirado de subasta, la ha retenido la policía y ni siquiera se ha dado la oportunidad de que la casa de subastas explique a un juez la procedencia de la misma. Y la que tiene que dar la cara ante el cedente es la casa de subastas y explicarle que en España la policía le ha retenido una moneda porque lo dice Rumanía.

estátera de Koson

Todo esto que estoy contando realmente ocurrió. No es ningún cuento ni ningún chiste. Aunque lo parezca. Aunque vaya en contra del sentido común más evidente. Ocurrió. De hecho, me consta que hay más empresas afectadas por esta historia pero, como no he hablado con ellas, prefiero no citarlas de manera explícita.

No tiene ningún sentido que el Estado Rumano ande reclamando como propias todas las estáteras de Koson que aparezcan a la venta. Entre otras cosas porque hay decenas de miles en el mercado. No hay más que hacer una búsqueda para encontrar cientos de ellas. Además de las muchísimas que hay en colecciones de más de 100 años, tanto públicas como privadas. Esto es como si a mí me roban mi colección de El Centenario y luego reclamo como propios todos los duros de Alfonso XII que vea a la venta y diga que son míos si su propietario no me demuestra su procedencia. Será que el señor Oberländer-Târnoveanu querrá quedar bien o buscará que el pueblo le vea como un líder salvador, pero es obvio que ese señor sabe que lo que está haciendo no es justo. Está convirtiendo el expolio que han hecho al Estado Rumano por otro expolio que está haciendo Rumanía a los comerciantes europeos.

¡Pero lo más grave es que la policía les hace caso! ¿Qué clase de justicia es ésta en la que la policía puede retener durante meses un lote que está a la venta sin ningún tipo de pruebas de su procedencia? ¿No debería haber al menos algún indicio de que el lote que se retiene fue expoliado? Lo de que un juez de primera instancia dicte en contra del sentido común es lo que menos me llama la atención porque muchos veredictos son prácticamente un proceso aleatorio. Algo lógico porque, salvo rarísimas excepciones, los jueces no tienen ni idea de arqueología, como es normal. De peritos ya hemos visto un ejemplo ilustrativo.

El perjuicio para estos comerciantes va bastante más allá del valor de la moneda, pues no son monedas caras y no van a desequilibrar la balanza de pagos de una empresa con cierta trayectoria. Pero a nadie le hace gracia que se presente la policía en su comercio y menos aún tener que dar los datos de un cliente para que la policía le haga una visita. Se queda fatal con el cedente y se levantan sospechas con los potenciales pujadores al tener que retirar lotes de la subasta. Por no hablar del tiempo perdido, del dinero malgastado y del mal humor consiguiente.

A todo esto yo añadiría el tema de la injusticia social. Los expoliadores se han ido de rositas y ahora se levanta una cruzada contra los comerciantes honrados que hacen ventas públicas y ofrecen seguridad, transparencia y facturas en las transacciones que realizan. Siempre pagamos el pato los mismos: los trabajadores y los pequeños comerciantes que seguimos la ley y hacemos las cosas bien. Al que trabaja para sacar adelante a su familia, al que se preocupa por seguir las reglas aunque no le gusten, al que tiene una pequeña empresa e intenta dar trabajo a 10 o 12 obreros… es decir, a la inmensa mayoría de nosotros, es a los que crujen a impuestos y a quienes nos caen todos los palos. A los que están fuera de la ley, sean expoliadores, sean los que dan una patada en una puerta y se meten a vivir en casa ajena como si fuese suya, sean mariscadores furtivos… a todos esos que no contribuyen no se les dice nada. Y encima hay que mantenerlos.

En cualquier caso, de esta historia del Estado Rumano los coleccionistas debemos sacar dos lecciones aprendidas. La primera es que hay que guardar siempre las facturas de las monedas que compremos; la segunda es que el pedigree de la moneda empieza a tener mayor valor, pues al que sea capaz de trazar dónde estaban sus monedas hace 40 años no le van a poder decir nunca que fueron expoliadas. También vuelvo a subrayar la importancia de tener fotos de nuestras monedas, pues el que un juez no requiera al Estado Rumano el que tenga fotografías del material expoliado no significa que no nos lo reclame a nosotros otro juez para demostrar que una moneda nos fue robada a nosotros. Esa también es otra constante: la Administración Pública tiene ventaja. Porque sí.

17 Comentarios

  1. GerardoNo Gravatar 4 meses hace

    Yo, de toda moneda que tengo de más de 50 euros conservo la factura, no sólo en papel, sino escaneada por si acaso y, además, la foto de todas y cada una de las monedas de mi colección.

    Es más, y sirva de aviso para posibles agraciados, hace unos años heredé una modesta colección de monedas de un familiar que sabía de mi afición. No me limité a poner en la Adjudicación de herencia “colección de monedas valorada en….” sino que describí cada una de las monedas del estilo de “20 ptas oro de Alfonso XIII, 1899 Madrid, conservación EBC,” esto resulta muy barato hacerlo (obviamente se lo tienes que dar redactado al Notario) porque como mucho supone una página más de documento notarial.
    Saludos.

  2. LanzaroteNo Gravatar 4 meses hace

    En este tema casi todos tendremos el corassón partío, por un lado celebrar que al menos de vez en cuando se toman en serio tratar de recuperar los objetos expoliados de un yacimiento, es decir, dan importancia a la arqueología, y por otro se pasan dos pueblos en los métodos usados.

    Yo tengo también fotografiada toda moneda mínimamente interesante de mi colección, y guardadas todas las facturas. Y si le compráis cualquier moneda a un simple aficionado, preguntad o buscad (acsearch.info) si esa moneda ha sido vendida previamente por alguna casa de subastas, las monedas dan muchas vueltas.

    Con respecto a las estáteras de Koson, siempre me hicieron gracia, pues la acción de la rapaz me recuerda a una persona que acaba de pisar una mierda y no sabe cómo quitársela del zapato, jajajajaja.

    • JoanNo Gravatar 4 meses hace

      Simpático comentario lo del último párrafo. Pero yo creo que la rapaz dice realmente… “maldito chicle” :)

      • LanzaroteNo Gravatar 4 meses hace

        muy bueno, mucho más acertado, jajajaja

    • Autor
      Adolfo Ruiz CallejaNo Gravatar 4 meses hace

      jejejejejejeje

    • GerardoNo Gravatar 4 meses hace

      Es cierto, nunca me había fijado, pero es así, parece que se le haya pegado a la suela :)

  3. CurialNo Gravatar 4 meses hace

    Leí la descripción de Martí Hervera y me quedé con las ganas de saber cuál era la situación con estas piezas. Gracias por traer este artículo, muy interesante. En cualquier caso es una situación en la que hay poco que ganar y que dejará un largo reguero de victimas colaterales. Sin mencionar que con este tipo de saqueos a gran escala uno siempre se pregunta si realmente es algo espontáneo. Si los rumanos hubieran dedicado una fracción del esfuerzo que ahora dedican en recuperar estas piezas a proteger el yacimiento… En fin, tampoco es nada de lo que un español pueda presumir. Me recuerda un poco al saqueo del yacimiento afgano de Mir Zakah y que hoy en día algunas casas de subasta incluso publicitan alegremente como procedencia de algunas de sus piezas.

  4. JUAN ANTONIONo Gravatar 4 meses hace

    Creo que en este caso va a ver unanimidad

  5. IlicitanoNo Gravatar 4 meses hace

    Menuda tomadura de pelo la de los políticos y autoridades Rumanas (aunque los políticos Españoles no les van muy a la zaga). Se ponen a llenar titulares de que están recuperando supuestas monedas expoliadas a ellos y que para ello “les son expoliadas a comerciantes y a ciertos coleccionistas que no tienen culpa alguna”. Y luego como comenta Adolfo el trabajo de recuperarlas se lo quieren adjudicar los políticos de turno de dicho país. Puede que muchas de esas monedas supuestamente recuperadas de un expolio (a través de otro) se las queden muchos de esos políticuchos para lucrarse. Y luego mientras expoliándose los galeones Españoles hundidos (hasta en las actuales costas Españolas) por empresas busca tesoros como la tristemente famosa Odisey y casi no se esta moviendo un dedo. De vergüenza. Veremos cuantas de esas monedas que les quitan en muchos casos injustamente a numismáticos y empresas Europeas vuelven mas tarde al mercado numismático tras revenderlas los políticos Rumanos encargados de este tinglado.

    Un saludo.

    • Autor
      Adolfo Ruiz CallejaNo Gravatar 4 meses hace

      Yo no creo que ellos busquen el lucro con la reventa de esas estáteras, pues son monedas muy baratas. Lo que buscan es el rédito político.

      Nada mejor que aparecer de cuando en cuando en la tele como un “defensor y salvador de la patria rumana” si el señor Oberländer-Târnoveanu quiere llegar a ministro.

  6. CésarNo Gravatar 4 meses hace

    Lo primero, un juez español dicta un auto por el que hay que devolver dichas monedas. Contra esta decisión tiene que haber algún tipo de recurso.
    Segundo, la policía hace lo que le manda u otro cuerpo de policía mediante una orden internacional (INTERPOL) o mediante el requerimiento de un juzgado. Echarle la culpa a la policía no lo entiendo, porque tampoco tienen ni idea de arqueología, pero un juez aunque no entiende puede acudir a cualquier perito en la materia.
    Por otra parte, las casas de subastas ¿se preocupan de la procedencia de las monedas?. A veces lo dudo, porque subastan hasta monedas falsas.

    • Autor
      Adolfo Ruiz CallejaNo Gravatar 4 meses hace

      Primero: obviamente se puede recurrir lo que diga un juez de primera instancia (los de Barcelona tienen especial fama dentro de su gremio) pero ¿alguien se metería en un recurso judicial por una moneda que a duras penas vale 700 euros? Abogados, procuradores y costes de juicio sería un importe mucho mayor. Por no hablar del caso de Áureo, donde al no haberse incoado ninguna acción judicial la moneda está paralizada en la policía hasta váyaseusté a saber cuándo.

      En cuanto a los peritos. Aquí tienes un informe detallado de un perito numismático: http://blognumismatico.com/2014/05/12/un-peritaje-profesional-de-una-coleccion-de-monedas/ No digo yo que todos sean iguales, por supuesto.

      Segundo: yo no culpo a la policía, ni mucho menos. La policía tiene todos mis respetos, igual que los tiene el sistema judicial y la INTERPOL. Pero un sistema en el que puede llegar un político en Rumanía y decir: “esa moneda que se está vendiendo en Barcelona la han expoliado en Rumanía” sin presentar ninguna prueba de que tal cosa es así, y eso basta para paralizar una venta pública por tiempo indeterminado, es un sistema que no funciona bien. Vuelvo a decir lo mismo: si mi colección de El Centenario fuese robada eso no sería suficiente para decir a la policía que requise el duro que sale en una subasta. La policía lo primero que me pediría sería una prueba de que ese duro me pertenecía a mí.

      Tercero: evidentemente las casas de subastas no van a hacer una investigación de la procedencia de cada moneda que les llegue, pues son comerciantes y no inspectores. Ahora bien, entiendo yo que cuando el origen sea claramente ilícito lo remitirán a Patrimonio. Ya hemos dicho mil veces lo importante que es la confianza para cualquier comerciante numismático y vender material expoliado o robado no parece ser la mejor manera de labrarse buena fama.

      Saludos,
      Adolfo

  7. LeandroNo Gravatar 4 meses hace

    Pliego ha retransmitido su última subasta en directo a través de Periscope:

    https://www.periscope.tv/Pulifil/1MnxnrqYzOExO?t=4

  8. IlicitanoNo Gravatar 4 meses hace

    Si cierto, son monedas que para tener mas de 2.000 años y ser estateras son de las mas comunes que hay. Tampoco son de las mas bellas precisamente. No obstante son de oro y entre eso y su valor una que este medianamente bien conservada seguro que no baja de los 700 euros. Sumarse que ya llevan recogidas unas 1115 monedas (deduciendolo por los mas de 8 kilos y medio recuperados) sale una cifra bastante decente, por lo menos 450.000 euretes si se trataran solo de las que estan muy sobadas y no valen mas de 400 euros cada una. Y si una gran cantidad de ellas son en EBC o mejor la cifra aun puede subir mas, por supuesto que aun quedan muchas mas que supuestamente “recuperaran” cuando mejor seria decir que se incautaran. Conque se aparten un par de politicos la mitad se pagan una buena cena y encima luego el redito politico de haberlas recuperado para catapultar su carrera mas arriba.

  9. IlicitanoNo Gravatar 4 meses hace

    No leí bien del todo y la cantidad de monedas de Koson son 1.027, pero vamos casi lo mismo que puse y además si le sumamos las demás monedas y objetos arqueológicos, sale seguro una buena cantidad de dinero por todo. Viendo la corrupción que hay por Rumania (la de España no llega a tanto pero casi) no me extrañaría nada que con el tiempo parte de este gran tesoro que se están haciendo a base de incautaciones por toda Europa acabe con el tiempo en gran parte “de vuelta al mercado”, eso si tras embolsarse el dinero alguno de los políticos de allí.

    Y para que veáis un ejemplo de la corrupción que hay tras muchas incautaciones de cualquier cosa por Europa os dejo un caso que aunque no numismático puede que venga bien para comparar la escasa moral y rapacidad de los dirigentes y funcionarios de muchos países Europeos. Jean-Luc Stassen era hasta el pasado mes de Octubre un político y el director general del Banco de Pruebas de Lieja (Bélgica), el lugar en donde se prueban, certifican o destruyen las armas de fuego de dicho país. También miembro de varios grupos de expertos (en particular, para la ONU y la UE). Él es un miembro del jurado de los exámenes armeros y miembro del Consejo Asesor de las armas. Están debatiendo unas propuestas en el parlamento Europeo para prohibir una gran cantidad de armas de fuego a civiles de toda Europa y otras limitaciones que obligarían a entregar para su destrucción decenas de miles de armas de fuego que les serian pedidas a sus dueños legales y a los que no se les pagaría ni un céntimo como indemnización. Pues resulta que este Sr. ha sido detenido el 27 de Octubre por haber ocultado 260 armas de fuego que iban a destruirse en el Banco de pruebas de Lieja a las cuales había hecho desaparecer de los registros de dicha entidad por su mano para su futura venta en el mercado negro. También el Sr. que abogaba por un mayor control de las armas legales para evitar caer en dicho mercado ilegal ya había supuestamente vendido algunas decenas de armas a traficantes de drogas, mafias, criminales y demás escoria. Si esto ocurre en un país como Bélgica y en algo tan en teoría bien controlado como las armas de fuego, ¿que no pasara en un país con menos recursos para evitar la corrupción como Rumania y con algo que no es peligroso como un arma de fuego y que no esta tan vigilado?.

    Copio la lista que pusiste Adolfo mas arriba con lo que se han agenciado ya:

    The recovery from France, Switzerland, Germany, Ireland, the United Kingdom, Spain and the United States was possible under international conventions.
    ‘As a result of these actions, the national cultural heritage was restored by the following cultural goods recovered from abroad or from inside the country: 1,027 golden Koson coins (ca. 8.62 kg); 37 golden Lysimachus type coins minted in the 1st-2nd centuries AD in Tomis and Kallatis; 213 silver Koson coins; 13 royal Dacian golden bracelets (ca. 12.633 kg); two royal Dacian parade iron shields, decorated with animal representations; ca. 12,000 silver and bronze coins,’.

    Un saludo.

  10. JaimeNo Gravatar 4 meses hace

    Entre lo dicho por Adolfo y lo aportado en los comentarios está dicho prácticamente todo sobre este tema.
    Sólo agregar que me sorprende la candidez que muchas personas exhiben al decir que estamos en un estado de derecho cuando es más que evidente que vivimos en un régimen semitotalitario en la sombra, no en las formas qué duda cabe pero desde luego sí en los contenidos. El poder hace lo que le da la gana y cuando le viene en gana, la fuerza la disfrazan de ley, ya existente o creada Ad-Hoc según la necesidad. El ciudadano de a pie nada puede hacer contra la inmensa capacidad coercitiva del estado y su ejército de leguleyos y matones. Es lo que hay, poco se puede hacer contra ello salvo, quizás, no engañarse.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>