Breve introducción a la numismática inglesa del siglo XIX

Breve introducción a la numismática inglesa del siglo XIX

La numismática inglesa no es demasiado conocida en España pero resulta bastante interesante. Desde el punto de vista histórico, Inglaterra ha sido una de las grandes potencias internacionales. Los ingleses han sabido extender su cultura comerciando allende los mares y en ese comercio sus monedas jugaron un papel esencial. Desde el punto de vista estético, la moneda inglesa se cita con frecuencia al hablar de las monedas más bellas de los últimos siglos. Hoy en día siguen cuidando mucho sus diseños y el visitante se lleva gratas sorpresas a su bolsillo. Desde el punto de vista comercial, si bien la moneda inglesa quizá no sea tan comercial internacionalmente como la española, es una moneda muy bien recibida tanto en Estados Unidos como en el resto de Europa. Valga como prueba el buen recibimiento que tiene estas monedas cuando salen en subastas españolas o lo muy queridos que son los soberanos entre los inversores en oro. En esta entrada voy a hacer una brevísima introducción a la numismática inglesa y a su coleccionismo, centrándome en el siglo XIX.

Desde la Edad Media la moneda inglesa ha estado basada en un patrón trimetálico: oro, plata y cobre. También en la Edad Media se denominaron una serie de valores a las monedas que permanecieron hasta 1971, cuando los ingleses comenzaron a utilizar un numerario basado en el sistema decimal. Los pesos y la pureza de las monedas no permanecieron constantes durante tanto tiempo pero nos podemos hacer una idea de los valores y las denominaciones del siglo XIX con lo siguiente.

Antes de nada, la equivalencia entre las monedas básicas: 1 libra = 20 chelines = 240 peniques.

florín gótico

La moneda fundamental de oro es la libra (“pound“), también llamada soberano (“sovereign“) desde 1817 hasta la actualidad, pues se siguen emitiendo. Se emitieron también monedas de medio soberano y, mucho más raras, monedas de 2 soberanos y de 5 soberanos. A principios del siglo XIX todavía se acuñaban guineas y medias guineas. La guinea equivalía a 21 chelines, mientras que el soberano equivalía a 20 chelines. Por lo tanto la guinea es un poquillo más pesada.

En plata la moneda básica es el chelín (“shilling” o, popularmente, “bob“). En plata hay otras dos denominaciones con las que hay que familiarizarse: a las monedas de 5 chelines se las suele llamar “corona” (“crown“) y a las de 2 chelines “florín” (“florin“). En la época que nos atañe se acuñaron monedas de 1 chelín, 1 florín, 2 florines, media corona y una corona. Además, se acuñaron en plata divisores del chelín: medio chelín (también llamado “sixpence” puesto que equivalía a seis peniques), tercio de chelín (más raro y llamado “fourpence” o “groat“, un nombre que viene de lejos) y cuarto de chelín (threepence).

Corona Jorge III

Los cobres y bronces se basan en el penique (“penny“). En este periodo se acuñaron monedas de un penique, de medio penique y de cuarto de penique. Al cuarto de penique también se le denomina “farthing“. Existieron divisores de un medio, un tercio y un cuarto de farthing. Esos divisores son mucho más raros y su uso fue fundamentalmente en las colonias.

Si exceptuamos al nazi que gobernó en 1936 y generó alguna moneda de 1 y 3 peniques, entre 1800 y 1971 tenemos en Inglaterra ocho reyes emitiendo moneda: Jorge III, Jorge IV, Guillermo IV, la Reina Victoria, Eduardo VII, Jorge V, Jorge VI e Isabel II. Os invito a que paséis por aquí para ver los diseños de las monedas emitidas por cada monarca.

Por parte del coleccionismo de estas monedas, creo que se puede considerar paralelo a nuestra numismática peninsular de ese mismo periodo. Son series muy sencillas de comprender donde no hay mucho margen de error y donde hay muchas monedas que se pueden comprar en calidades muy altas por un precio asequible. Como siempre ocurre, las monedas tamaño duro (los 5 chelines, o coronas) tienen una fuerte demanda. También hay otras piezas cuya demanda es muy fuerte por el bonito diseño que tienen, como el famoso florín gótico, que supone un buen desembolso para quien quiera hacerse con él en calidad sin circular.

Como no podía ser de otra manera, la mayoría de los coleccionistas de esta serie son ingleses. Es bastante típico comenzar una colección desde la Reina Victoria hasta la actualidad. Yo creo que la complejidad y la extensión de dicha colección equivaldría para nosotros a colección El Centenario de la Peseta e Isabel II, si bien en el caso de la moneda inglesa existe un continuismo mucho más evidente. Ese continuismo hace que para el coleccionista inglés sea muy natural irse hacia atrás y comenzar a coleccionar otros reinados.

soberano Jorge IV

Como dije al principio el texto que presento no pretende ser más que una breve introducción. Quien quiera profundizar en esta serie le sugiero que se pase por la web de Tony Clayton o por el foro de pre-decimal. La web de The Royal Mint también tiene algunos artículos históricos muy interesantes y asequibles para el gran público.

10 Comentarios

  1. Xavier 11 meses hace

    Una de las primeras monedas que entro en mi colección, comprada por mi, fueron 6 pence de 1887 con cabeza del Jubileo. He cogido cariño a estas piezas. Intento coleccionarlas, lo malo es que en 16 años sólo he conseguido 45. Lo malo es que habitualmente no se veían por mercadillos y en subastas hay pocas. Es una pieza que me gusta.

  2. Mallorca 11 meses hace

    Interesante introducción a la moneda inglesa, una de las más bellas históricamente a nivel europeo. Tal vez podrías haber mencionado un hecho que relaciona ese sistema britántico anterior al decimal (libras, chelines, peniques) con nuestro ámbito geográfico. Las unidades de cuenta monetarias de los territorios de la antigua Corona Catalanoaragonesa eran paralelas: 1 libra = 20 sueldos = 240 dineros. O dicho de otra manera: 1 libra = 20 sueldos; 1 sueldo = 12 dineros. Ambas provienen del sistema monetario carolingio y, como se puede observar, tenían las mismas equivalencias.

  3. Leo 11 meses hace

    Excelente artículo!
    Para aquellos que estén interesados en estas series, londoncoins acaba de sacar el catálogo de su subasta de diciembre. Hay algunas piezas muy atractivas.

  4. javier 11 meses hace

    tengo familia en inglaterra que son coleccionan y tienen unas monedas mediavales y celticas impresionantes muy interesantes.

  5. josera 11 meses hace

    ¿Cómo tratarías las variantes del “Royal Maundy”?

    • Autor
      Adolfo Ruiz Calleja 11 meses hace

      Eso es muy avanzado para una introducción, pero un día podemos hablar de ellas pues son muy interesantes.

      Saludos desde Shiraz,
      Adolfo

  6. Buen aporte. No olvidemos la serie de tokens, cuyo uso se extendió durante una época en la que Jorge III no acuñó moneda, y la gente tuvo que comerciar con moneda de necesidad.
    Más en http://www.numismaticalavin.wordpress.com/2016/10/25/tokens-ingleses-moneda-de-necesidad/

  7. Athalbert 11 meses hace

    Las monedas de la corona de Aragón y las de Inglaterra están íntimamente relacionadas, de hecho no es infrecuente encontrar tesorillos en Cataluña, Aragón o Valencia en el que aparezca alguna pieza inglesa y viceversa…
    Un amigo mío encontró hace poco un croat acuñado en Barcelona en un campo cerca de Liverpool…

  8. Ema 8 meses hace

    Hola! Soy argentino pero colecciono moneda inglesa por la impresionante belleza de los diseños. Que uno de mis blogs favoritos haya hecho una entrada sobre una de mis aficiones favoritas es algo muy lindo de ver. Gran entrada. Si querés ver los diseños que se tenían preparados para el nazi, te dirijo a http://collection.royalmintmuseum.org.uk/?mwsQueryTemplate=%5B%7Bcontrol%3DcountryList%7D%7Bindex%3Dcountry%7D%7Brelation%3D*%3D*%7D%5D%5B%7Bcontrol%3DrulerList%7D%7Bindex%3Druler%7D%7Brelation%3D*%3D*%7D%5D%5B%7Bcontrol%3DdenominationList%7D%7Bindex%3Ddenomination%7D%7Brelation%3D*%3D*%7D%5D%5B%7Bcontrol%3DdateList%7D%7Bindex%3Ddate%7D%7Brelation%3D*%3D*%7D%5D&countryList=United+Kingdom&rulerList=Edward+VIII&denominationList=&dateList=&page=resultc

    No sé si se ha pedado bien el link. Hay unos diseños preciosos que no se han retomado, una lástima.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*