Otras subastas numismáticas en octubre de 2016

Otras subastas numismáticas en octubre de 2016

Los meses de octubre suelen ser muy intensos en lo que a subastas numismáticas se refiere. Ya describí la especial de Catawiki, la de Soler & LLach y la de Áureo & Calicó. Vamos ahora con otras dos casas de subastas españolas, a las que habrá que añadir a Lavín, quien promete una subasta para el día 29 de octubre pero que no ha publicado los lotes todavía.

El próximo miércoles 5 de octubre Cayón organiza una de sus subastas rápidas. Presenta 339 lotes, en general muy comerciales y en una calidad media que seguramente agrade al coleccionista de a pie.

Tras unas pocas monedas antiguas con algún denario curiosillo la subasta se adentra en una colección de los Borbones con duros y oros corrientes pero dignos. Son piezas de las que se ven muchas pero muy vendibles. Agradarán sin duda a los coleccionistas medios pues están ayudadas por unos precios de salida tan bajos como esta casa acostumbra. De Isabel II hay alguna pieza curiosa, como unos 5 céntimos de real en SC o algún doblón bonito. En El Centenario de la Peseta es donde hay mejores piezas. Se podrían citar las 2 pesetas de 1881 o los 10 centavos de 1883, ambas en SC. En este apartado, así como en la moneda de siglo XX, también hay muchos lotes de conjunto que serán codiciados por los revendedores de mercadillo. La subasta se remata con 170 lotes de monedas extranjeras que prácticamente se pueden dividir en dos: monedas de oro corrientes y lotes de conjunto. Seguramente serán pasto de quienes se quieran sacar una propina revendiéndolas.

tremis suevo

Otra subasta la organiza Jesús Vico el día 27 de octubre. Creo que es una subasta que muestra perfectamente las áreas en la que Vico es fuerte.

Una de esas áreas es la moneda íbera, con la que se comienza la subasta. Aparecen 145 lotes con una calidad muy buena, como suele presentarlos Vico últimamente. Al igual que sus últimas subastas las mejores piezas de este periodo son las hispano-cartaginesas; se ve que habrá encontrado una colección potente al respecto. La estrella de la subasta es un trishekel que ya describió Villaronga en los años 70. Se trata de una moneda rarísima y de módulo grande pero una salida de 20.000 euros para una pieza en MBC y con un agujero me parece un poco alta. Mucho más bello me parece el shekel que le acompaña, en calidad EBC+. Hay también muchos ases íberos que abarcan una gran cantidad de cecas peninsulares. La calidad media es muy buena para este tipo de acuñaciones. Por citar un ejemplar creo que el as de transición de la ceca de Segovia es especialmente interesante.

La colección griega y romana no es tan espectacular como la íbera mas tiene piezas bien interesantes. Los siete cobres de la Roma republicana son en general muy raros, así como los cuatro denarios de Augusto. Estos últimos, además, son especialmente bellos. El resto del Imperio Romano se vuelve más comercial y variado. Tiene piezas bonitas pero nada extraordinario. También hay lotes de monedas que seguro que agradan a los revendedores.

tremis volotania

Llegando a la Edad Media Vico muestra que sigue muy fuerte en lo que a moneda visigoda se refiere. Se comienza con un tremis suevo (primera imagen) al que siguen 42 visigodos, entre los que hay bastantes rarezas con una calidad muy alta. Entre ellas se encuentra uno de los trémises de Volotania a nombre de Gundemaro (segunda imagen), otro de Chintilla acuñado en Tucci o una pieza única de Salamanca a nombre de Égica. Yo recomendaría a los aficionados a la moneda visigoda que echen un vistazo pausado a esta colección puesto que lo merece.

A partir de aquí la subasta se hace menos interesante. Al-Ándalus y los reinos cristianos se pasan de puntillas sin nada más que citar que un dinero toledano de doña Urraca. Las monedas de la Monarquía Española son sorprendentemente pocas y sin demasiado aliciente. Tan solo me han gustado algunos cobres del siglo XIX. Pero no hay nada que no se vea muy a menudo. Esa misma tónica se sigue tanto en la moneda extranjera como en los billetes. No hay mucho que destacar en esos apartados.

Vico tiene también una subasta por correo ese mismo día. Es una subasta bastante breve que se centra en dos apartados: la moneda íbera y la romana imperial. Recomendaría a los coleccionistas de estos periodos que la echen un vistazo porque hay bastantes monedas en calidades medias que encajarán sin duda a los coleccionistas de a pie. El resto de la subasta tiene poco que comentar.

tremis Tucci

3 Comentarios

  1. Athalbert 3 años hace

    No te equivoques con el trishekel…
    es la típica pieza que no basta con tener pasta, has de esperar muchos años hasta que te salga una.
    Es muy probable que veamos un pique fuerte si hay «quorum»

  2. Athalbert 3 años hace

    Según a quien preguntes hay tan solo entre dos y cinco trishekels de estos en manos particulares…

  3. Autor
    Adolfo Ruiz Calleja 3 años hace

    Es lo que pasa siempre con las monedas tan raras: si alguien la quiere tendrá que esperar muchísimos años para encontrarla. Sobre todo si la quieren varios, porque también hay monedas tremendamente raras que llevan años dando tumbos de subasta en subasta esperando encontrar comprador.

    Lo malo es que el día que alguien quiera vender el trishekel le pondrán pegas: que si está agujereado, que si la conservación, que si la abuela fuma… hablamos de una pasta enorme con la que nos podemos comprar un piezón sin pega ninguna. Quizá ese piezón sea un tetradracma rarísimo o un áureo de los que quitan el hipo y no un trishekel, pero yo lo preferiría.

    Claro está que luego hay veces que pasan cosas raras, como cuando la Administración pública se llevó un dinerito único mallorquín, agujereado y feo por tantantosmil euros. Que no me quiero ni acordar de cuántos euros eran.

    Saludos,
    Adolfo

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*