Sobre el precio de una moneda

Sobre el precio de una moneda

Por lo general, las entradas del blog no las escribo en el mismo día en el que las publico. Siempre tengo una cola de entradas escritas que suelen tardar unas semanas o meses en publicarse. Esta es una excepción: la escribí en 2011 y todavía no la he publicado. Ya era hora de que saliese a la luz. Pero el lector debe tener en cuenta que quien escribe es “el Adolfo de hace 5 años”.

———————————————–

Raro es el día que no recibo un correo de gente que quiere que les diga el precio de sus monedas. Algunas de esas personas tienen cosas interesantes y les digo mi opinión sobre sus monedas, incluso a veces dónde venderlas (a pesar de que dije que no iba a decirlo). E incluso hay casos en los que me han interesado a mí, me he trabajado más la tasación y yo mismo les he comprado las monedas o les he indicado dónde venderlas.

Pero esto son casos excepcionales. La tónica general es que me mandan un correo en plan de “hoyga, que tengo una moneda de mi tatarabuela de 18090 cuanto vale por favor”. Como ya estoy un tanto cansado de tener que repetir siempre lo mismo, voy a escribir un pequeño texto recopilando algunas ideas básicas que espero que se entiendan. Así que, he aquí unos cuantos conceptos básicos que debería saber todo el mundo antes de preguntar cuánto valen sus monedas:

– Lo más importante es entender que cuando se tasa una moneda se está tasando un ejemplar concreto, no un tipo de moneda. Es decir, no tiene sentido hablar de lo que vale un duro de 1885, sino de lo que vale este duro concreto de 1885. Porque dependiendo de su estado de conservación, de su calidad de acuñación y de otros factores, el precio puede pasar de valer 15 euros a valer 1500. Es decir, que hay duros de 1885 que valen 15 euros y hay otros que valen 1500, y distinguir entre uno y otro no es fácil para quien no es aficionado a la numismática. De hecho, eso es algo que cuesta muchísimo a los iniciados.

– Como consecuencia de lo anterior, una buena descripción de la moneda podría ser suficiente para estimar su precio. Pero tú no sabes hacer una buena descripción de una moneda, porque si lo supieras estimarías su precio mejor que yo (¿sabrías decirme quiénes son sus ensayadores? ¿si presenta alguna variante? ¿en qué ciudad se acuñó? ¿hacer una descripción técnica?). Menos aún sabrías decir en qué estado de conservación se encuentra la moneda; esto es algo que cuesta muchísimo aprender cuando alguien se inicia en la numismática. Así que la única posibilidad es que me envíes una foto de la moneda hecha de forma adecuada. Pásate por aquí para ver qué esperaría de la fotografía. Evidentemente, cuando es un lote grande no espero que me envíen fotografías de todas las monedas, por eso pido que me den una descripción textual del lote y que me envíen media docena de fotos; con eso ya puedo hacer una estimación gruesa.

No esperes que te diga a quién vendérselas y por cuánto vendérselas. A lo mucho, y en el caso de que sean monedas que puedan tener cierto interés numismático pero que no encajen en mi colección, te puedo poner en contacto con algún comerciante o algún aficionado que conozca cerca de donde vives. Si ese es el caso, luego ya os entendéis entre vosotros.

– Un concepto duro de entender, pero que hay que entenderlo, es que una moneda no vale lo mismo en unas manos que en otras. Si tú ves que alguien vende una moneda por 100 euros en Internet y es exactamente igual que la tuya, eso no significa que tu moneda valga 100 euros. Más que nada porque el vendedor ofrece una garantía de autenticidad que tú no puedes ofrecer; además, un profesional ha forjado miles de clientes, cosa que tú tampoco tienes. Finalmente, si esa moneda está en venta por 100 euros es porque todavía a nadie le ha interesado a ese precio. Por lo tanto, y para ser realista, una moneda en tu mano vale la mitad que en la de un profesional.

Que tú, o de quien tú hayas heredado, hayas pagado mucho por una moneda no significa que esa moneda lo valga. Ya vimos un caso en el que una señora se había gastado un auténtico pastón en monedas que se vendían a peso. También puede pasar que el precio de esa moneda haya descendido. Si hace 20 años pagaste 10.000 pesetas por una moneda que hoy en día vale 30 euros no es culpa mía.

Ten expectativas bajas. El 95% de los que se han puesto en contacto conmigo para que les estime el valor de sus monedas tenían piezas que no valían más que al peso. Si son monedas conmemorativas (españolas o extranjeras) lo normal es que no valgan más que al peso, si su estado de conservación no es excelente lo normal es que sólo valgan para fundir, si son monedas extranjeras del siglo XX circuladas no te las pagarán más que a kilos.

Si tienes una moneda rarísima lo normal es que sea falsa. Entre duros de 1869, duros de 1888 MSM y monedas de oro de Amadeo I me habrán enviado al menos 100. Ninguno era auténtico, y es normal. Encontrarse un duro de 1869 auténtico es bastante más improbable que encontrarse un Picasso. ¿Qué pensarías si te encuentras un cuadro que parece pintado por Picasso en tu desván? Pues seguro que de entrada lo consideras una réplica, aunque quizá lo lleves a un entendido “por si acaso”. Pues aquí lo mismo.

Sin tener la moneda en la mano no puedo asegurar que sea auténtica. Esto ni yo ni nadie. A lo mucho puedo decirte que no es una falsificación burda o que no veo nada que me haga sospechar de que la moneda es falsa. Pero me tengo que reservar el derecho a cambiar de opinión cuando la vea en la mano. Garantizar que una moneda es auténtica es algo muy difícil (puede que imposible) y desde luego que en una foto no se puede diferenciar una buena falsificación de un ejemplar auténtico.

Yo soy un aficionado. Esto significa que sé mucho menos de lo que debería saber un profesional (otra cosa es que haya profesionales que no tengan ni idea). Por ejemplo, si me sacas de la numismática española me pierdo. Está claro que con tiempo y bibliografía podría hacer una tasación razonable de muchas monedas extranjeras, pero eso me llevaría horas y no lo voy a hacer. Es decir, que no sé ni lo que vale una moneda americana, ni una argentina, ni una rusa… ya veis qué ignorante soy. Tan ignorante que me guardo el derecho a equivocarme en lo que diga. Si quieres una tasación pericial, eso no es gratis y desde luego yo no puedo hacerla.

El precio que pueda dar de una moneda es aproximado. Primero porque una moneda no tiene un precio exacto y universal, como ya he dicho antes. Segundo porque hacer una tasación seria de un ejemplar lleva tiempo, sobre todo si es un tipo de moneda que no tengo muy controlado. Tercero porque soy un aficionado, eso también lo he dicho antes. Así que, como mucho, te puedo decir a bote pronto cuánto pagaría yo en caso de querer hacerme con ellas.

No te enfades si lo que te digo no te gusta, y en caso de enfadarte no me escribas un correo. Parece mentira, pero hay quienes me insultan cuando les digo que sus monedas valen para fundir. ¡Ellos que se pensaban que no iban a tener que volverse a levantar a las 7:00 gracias a los tres duros de plata que le habían tocado en la herencia de su abuela! Esto es como el que va al médico y le dicen que tiene almorranas. Puede parecerte una buena o una mala noticia, pero desde luego que la culpa no es del médico.

Si me equivoco, aprovéchate. Yo soy de las pocas personas que quedan en este mundo que intenta ser consecuente con lo que dice. Así que si esás seguro de que esos duros que te dejó tu abuela valen cada uno como mínimo 500 euros, y yo te digo que no pagaría por ellos más de 20, aprovecha la ocasión: dime que me compras 2000 duros a 50 euros cada uno. Así te aprovechas de mi equivocación y haces el negocio del siglo porque compras por 100.000 euros algo que sabes que vale como mínimo un millón.

Una vez entendido esto. Estaré encantado de ver tus monedas y darte mi opinión.

Las imágenes corresponden a tres duros de El Centenario subastados por la casa Künker el 9 de febrero de 2012.

9 Comentarios

  1. LUTIACEINo Gravatar 10 meses hace

    Gracias Adolfo por la claridad y las explicaciones que das. Suscribo al pie de la letra casi todo lo que has escrito en esta entrada. Y entiendo perfectamente tu punto de vista.
    Por cierto, sobre algunos de los temas que comentas, mi opinión es que la ignorancia no puede sur una excusa para la falta de educación.

  2. MARCOS MARTINEZ SANTOSNo Gravatar 10 meses hace

    Ya puedes responder a la mayoría de gente que te pregunta por sus monedas redirigiendoles a ésta entrada. Tienes gran trabajo hecho.
    Estoy contigo en todo lo que dices, pues tambien negocio con gente inexperta que quiere ganarse un dinerillo con unas monedas encontradas o heredadas.

  3. Lluís CastilloNo Gravatar 10 meses hace

    Hola Ádolfo.
    Yo soy un novato en todo esto, pero no me gusta molestar a la gente con preguntas no correspondientes ya que si tengo dudas de precios miro un poco el mercado e intento valorar por mi mismo lo que tengo en las manos. Se que el precio que ponen en las ventas los profesionales les ponen su tanto por ciento ya que tienen unos gastos que cubrir. En el termino de que haya un bloc donde una persona ponga sus comentarios y artículos no nos da derecho a ver si nos saca de un apuro, puede que una vez si pero repetirse no es bueno, por que considero que tienes toda la razón en que tienes que hacer un poco de coste con las consulta. Me gusta tu bloc y voy aprendiendo algo sobre coleccionar comprar y vender.

  4. AritzNo Gravatar 10 meses hace

    Completamente de acuerdo, Adolfo!

    Debería haber más gente como tú en esta afición. Como siempre, gracias por tu post.

  5. IkerNo Gravatar 7 meses hace

    Hola e heredado de mis abuelos 90 monedas de plata españolas, tengo 2 las cuales son monedas del centenario eso pone en internet una es de 1888 msm Alfonso viii 5 pts esta perfecta sin marcas an pasado de padres a hijos somos vascos de Bilbao, e visto en una tabla q vale 12.000 euros kiero saber si eso es verdad o es solo un valor sin mas,no puedo creer que pueda valer tanto una moneda, me gustaría que me informen un poco.gracias

    • Autor
      Adolfo Ruiz CallejaNo Gravatar 7 meses hace

      Una moneda puede valer eso o más, pero lo normal es que la que tienes sea falsa. Mira a ver si pesa 25 gramos y en ese caso mándame un par de buenas fotos.

  6. SUSANA ARRAIGADA GONZALEZNo Gravatar 6 meses hace

    Hola Adolfo, he leído tus recomendaciones que espero haber comprendido. Tengo algunas monedas que he guardado como hobby, de sitios donde he trabajado o visitado simplemente; ni heredadas ni robadas. Por sugerencia he abierto una de esas cajitas de Pandora y la curiosidad me llevó a un recorrido por Internet e informarme sobre cuantos €€€ podría reunir con alguna/s de ellas. Es tarea de tiempo y paciencia además de muy interesante. Por ahora tengo una moneda en cuyo anverso se lee: “FRANCISCO FRANCO CAUDILLO DE ESPAÑA POR LA GRACIA DE DIOS. 1957. con relieve de cabeza; y en el reverso con la frase del error: “UNA LIBRE GRANDE” – 50 PTAS – *58 – Cotizada en 1000€. ( por http://www.FilateliaLopez.com) La pregunta es concreta ¿ la compras ? Agradezco cualquier respuesta. Saludos desde Alicante hoy 15/11/16.

    • Autor
      Adolfo Ruiz CallejaNo Gravatar 6 meses hace

      Comprueba que sea UNA LIBRE GRANDE y no UNA GRANDE LIBRE.

      En cualquier caso, el precio es inferior a 1000 euros.

  7. Leonardo PadillaNo Gravatar 2 meses hace

    Adolfo y si la moneda esta certificada por la NGC o la psgc en los estados unidos porque es bueno que los que te escriben sepan que las monedas se certifican solo si son autenticas se certifican entonces lo mejor seria empesar por el principio creo muy dificil que usted no conosca el mecanismo para certificar las monedas seria bueno que les ensenara a sus fieles comentaristas que estan de acuerdo con usted que si una moneda no esta certificada no es confiable aunque sea autentica y ni usted ni nadie puede hablar de precio ni si es falsa ni nada parecido empiece por el principio y ensenele a sus comentaristas como se certifica una moneda

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>