No es hipócrita coleccionar y posicionarse contrario al expolio

No es hipócrita coleccionar y posicionarse contrario al expolio

Cada vez que hablo del tema del expolio recibo un buen reguero de palabras malsonantes sin más que porque defiendo que se debe cumplir la ley. La mayoría de las veces recibo simples insultos sin ningún tipo de argumentación. Sin embargo hay algunas veces que se argumenta algo y se dice que quienes defendemos que no se debe comprar ni comercializar moneda expoliada somos unos hipócritas. Hay variantes, pero básicamente la argumentación es como sigue:

La práctica totalidad de las monedas del siglo XVIII hacia atrás han sido encontradas, por lo tanto si compro una moneda suficientemente antigua ésta tendrá una procedencia ilegal aunque quien me la venda lo haga legalmente. Esto es algo obvio, así que quien se opone al expolio no es más que un hipócrita, pues sabe que la procedencia de sus monedas es ilegal en última instancia.

Lo primero que tengo que decir es que es totalmente cierto que la práctica totalidad de las monedas antiguas y medievales, así como una gran proporción de las monedas modernas, provienen de un hallazgo. Es decir, que han salido de tesoros. Pero no estoy de acuerdo con todo lo demás.

El que una moneda salga de un tesoro enterrado no significa que su procedencia sea ilegal. Hay muchos países, como Inglaterra, Estonia, Bulgaria…, donde las monedas halladas pueden ser introducidas legalmente en el mercado. En los Balcanes se están encontrando muchísimas monedas y se están haciendo con ellas los comerciantes de manera totalmente legal. Pero además, hay muchas monedas que están saliendo de pecios en América que se extraen legalmente y se introducen en el mercado. Ya vimos el caso del Nuestra Señora de la Luz, donde miles y miles de onzas se introdujeron legalmente, al contrario que La Mercedes, donde el Estado Español monopolizó su carga. Caballero también dijo que adquirió varias piezas muy potentes provenientes de un pecio. Finalmente, hay veces que se encuentran monedas entre paredes, en muebles antiguos y en otros lugares, de forma que el dueño del objeto es el dueño de las monedas y puede hacer con ellas lo que quiera.

Ya veis que el hecho de que una moneda sea hallada no significa que su procedencia sea ilegal. Hay muchos casos en los que las piezas se introducen legalmente en el mercado. Pero es más: la ley no siempre fue la que es. Antes de 1985 en España era totalmente legal salir al campo con un detector de metales, rastrear un yacimiento y quedarse las monedas que se encontrasen. De hecho, en algunas ocasiones esas monedas acababan vendiéndose a los museos. Es decir, que hay una buena cantidad de monedas halladas en España que fueron vendidas legalmente en su día y que sigue siendo legal comerciar con ellas.

hipocresia

En total ya vemos que hay una gran cantidad de casos en los que la procedencia de las monedas es legal. Así que comprar moneda antigua o medieval no está relacionado con comprar moneda de procedencia ilegal. Por lo tanto, toda esa argumentación de que somos unos hipócritas se cae.

Hay ocasiones en las que he oído que los principales proveedores de comerciantes, o de casas de subastas, son los piteros. Quienes defienden esto dicen que nuestra hipocresía es tal que si compramos la moneda a un pitero nos parece mal, pero si compramos la moneda a una casa de subastas -a pesar de que ellos la adquirieron a un pitero- entonces decimos que está bien. En estos casos suelo preguntar que cómo saben quiénes son los proveedores de los comerciantes y su respuesta viene a ser que es obvio y que no les puedo probar lo contrario. Una falacia ad ignorantiam como una casa, vaya.

No me gusta discutir con argumentos falaces pero en este caso haré una excepción. Yo nunca he preguntado directamente a un comerciante a quién compra monedas porque solo recibiré una mala contestación, pero cada vez que hablo del tema con comerciantes siempre hablan de lo mismo: de tener contactos con coleccionistas potentes no solo para venderles, sino también para poder hacerse con su colección el día que quieran deshacerse de ella. Es obvio que una casa de subastas va a preocuparse por adquirir colecciones buenas, de las que salen subastas especiales, no las chatarras de mil piteros que con suerte encuentran un as de Gades. ¿Creéis que Hacienda y Patrimonio no iban a decir nada si una casa de subastas no pudiera justificar la procedencia de la mayoría de las miles de monedas que vende? No es razonable.

No digo con esto que no haya comerciantes que compren a piteros. Seguro que los hay pero no creo que sea generalizado entre los comerciantes serios. Se nota mucho cuándo una comerciante tiene una bandeja llena de monedas expoliadas.

La última cuestión es que se puede atacar todo mi razonamiento diciendo que estoy hablando de una norma ética (“no se debe comprar moneda expoliada”) basándome en temas legales. Es decir, que si una moneda la sacó un pitero de un hallazgo en 1980 me parece correcto comprarla, pero si la sacó en 1990 me parece incorrecto. El acto en sí es el mismo pero la legalidad no, y como yo lo que defiendo es la legalidad, pues entonces me parece coherente mi argumento. Habrá quien no esté de acuerdo conmigo en este punto y yo lo respeto.

16 Comentarios

  1. JAUME BOADA SALOMNo Gravatar 12 meses hace

    Coincido plenamente con tus comentarios, Adolfo, pero creo que los piteros cumplen también con una función. Para empezar, no todos expolian. Para mí, los expoliadores son los que se meten en yacimientos arqueológicos, pero la mayoría se limita a entrar en terrenos particulares sin interés arqueológico conocido, normalmente con el permiso del propietario. Puede que en esos terrenos encuentren algo, pero también que se pasen largas horas sin obtener ningún resultado o con el hallazgo de trozos de metal con poco o ningún valor. Además, hay que reconocer que gracias a ellos se han descubierto multitud de tipos monetarios que, de otra manera, no se habrían conocido. Con todo mi respeto hacia ellos, los arqueólogos sienten un rechazo especialmente intenso hacia los detectores de metales y no están para perder demasiado tiempo recorriendo campos particulares en busca de monedas que, con toda probabilidad, no le reportarán el descubrimiento de un nuevo yacimiento.

    No creo que sea necesario que aclare que estoy absolutamente en contra de cualquier expolio. Si supiera que una moneda proviene de un expolio, dudo que la comprara y más bien me entrarían ganas de denunciar al vendedor. Las afirmaciones que vierten los que te insultan, Adolfo, son el resultado de una ignorancia absoluta y, en parte, han contribuido a la criminalización de los coleccionistas y a crear situaciones injustas, como la confiscación de colecciones que, más tarde, han tenido que devolverse a sus dueños por quedar clara la inexistencia de un delito. Ello por no hablar de las leyes de este país, que no motivan precisamente para que los hallazgos que hacen los particulares sean comunicados a la Administración Pública. Supongo que los coleccionistas hemos de vivir con ello.

    • Autor
      Adolfo Ruiz CallejaNo Gravatar 12 meses hace

      Yo creo que hay una clara diferencia entre quien “va al campo a buscar” y quien directamente va a un yacimiento a saquearlo. Desde el punto de vista moral creo que la diferencia es obvia. Desgraciadamente en España la diferencia no es tan clara desde el punto de vista legal. Quien entra en un yacimiento arqueológico realiza un delito, de eso no hay duda; pero quien sale al campo a rastrear se mueve en un terreno gris donde no está muy clara la legalidad del asunto. Ya he dicho muchas veces que a mí me encantaría que la legislación española cambie en este aspecto, que se aclaren las cosas y que se permita disfrutar del deteccionismo como lo que es: una sana afición.

  2. andres sendraNo Gravatar 12 meses hace

    Buenas noches.
    En general comparto las opiniones vertidas y rechazo el expolio que, a fin de cuenta, es la destrucción de nuestra historia pero tampoco veo bien que en los sótanos de los museos se almacenen , en cajas ,miles de monedas que nunca veran la luz y que con toda seguridad estarian mejor y mas valoradas y apreciadas en manos de un numismatico.

  3. YerayNo Gravatar 12 meses hace

    El que tenga pruebas de que él mismo ha cedido a comerciantes piezas expoliadas o que sabe de alguien que lo haya hecho no te lo va a decir públicamente. Tú, al igual que yo y que la mayoría de los aquí presentes, has frecuentado foros durante muchos años y sabes que hay docenas de piteros que ponen sus monedas en los mismos y a los pocos meses las vemos en las casas de subastas.

  4. Autor
    Adolfo Ruiz CallejaNo Gravatar 12 meses hace

    @Andrés, estoy totalmente de acuerdo, ya lo hemos dicho muchas veces también. El tema del intento de monopolización estatal de la conservación de Patrimonio es otro de los recurrentes.

    @Yeray, claro que conozco algún caso puntual, pero es eso: algo puntual. De ahí a decir que la mayoría de las monedas de las casas de subastas provienen de piteros hay un salto enorme.

    Estos temas siempre generan debates acalorados aunque casi siempre se desvían del objetivo de la entrada y se centran en algo más genérico (si está bien o mal el expolio y hasta qué punto, algo que no es lo tratado en esta entrada). En este caso el debate se ha centrado en Facebook, donde algunos deteccionistas con décadas de experiencia en su afición han hecho comentarios muy interesantes. Os invito a todos a leerlos: http://www.academiadeinversion.com/medir-riesgo-inversion-bolsa/

    Saludos,
    Adolfo

  5. CésarNo Gravatar 12 meses hace

    También hay cierta hipocresía en los foros cuando entre sus normas indican que no debe desvelarse la procedencia del objeto o la moneda.

  6. MARCOS MARTINEZ SANTOSNo Gravatar 12 meses hace

    Sobre expolios y piteros hay mucho que se puede debatir. Evidentemente estoy en contra de ir a por tesoros a un yacimiento arqueologico, pero muchas veces los expoliadores hacen descubrimientos y los entregan a las autoridades, otras veces encuentra pequeños objetos que salen tarde o temprano a comercio, realizando un bien cultural pues se alimenta el comercio de arte, en nuestro caso la numismatica.
    En mi tierra hay muchos yacimientos, y pongo como ejemplo este edicto de bronce que fue descubierto por un pitero, de gran interes sin lugar a dudas: http://www.bembibredigital.com/images/stories/fotos/cultura/museo/pieza_del_mes/2015/edicto_augusto.jpg
    Yo mismo cuando tenía 13-14 años iba al yacimiento que estaban descubriendo en mi pueblo y rebuscaba entre el montón de tierra que sacaban y que se iba a la escombrera, sacando numerosas muestras de cerámica y alguna moneda salió aunque no fui yo quien dió con ellas. De ese montón mal registrado se pierde, pero para un pitero es un tesoro por descubrir, en cambio los arqueologos son reacios al detector en el propio yacimiento. Al final se descubrió una terma, que acabó destruida por que era la construccion de un cementerio que si se realizó. Para eso mejor no sacar a la luz nada.
    Quiero resumir que no se quien es peor, los expoliadores o el estado dejando perder sus bienes arqueologicos.

  7. J. MirNo Gravatar 12 meses hace

    Y tú más es poco útil.
    Tampoco creo que un sistema a la inglesa fuese muy eficaz, aquí la gracia está en jugar al mentiroso, siempre y sean cuales sean las normas. Siento ser tan pesimista pero a la última semana me remito.

    Que tal esto:
    Los detectores conectados a una central que pueda localizar, oír y ver lo que ve y oye el pitero. Zonas de exclusión que sean advertidas a la maquinita mediante mensaje (zonas sin cobertura y zonas protegidas). Tecnológicamente esto no es nada difícil, es casi lo mismo que la pulsera que ponen a los que tienen orden de alejamiento.
    Quien no tenga el detector registrado o desprecinte lo que le tengan que poner rajado de arriba abajo o prisión sin remisión.
    Una tasa a los piteros que cubra los gastos del sistema.
    Lo hallado con derecho de indemnización, sea en metálico o en hallazgos.

  8. Autor
    Adolfo Ruiz CallejaNo Gravatar 12 meses hace

    @César, yo entiendo que lo hacen para que la gente no empiece a decir que han encontrado una moneda aquí o allá y de esa forma pueda haber problemas legales en el foro.

    @Marcos, interesante historia. Nunca se me hubiera ocurrido ir a buscar pedazos de cerámicas u otros objetos en la tierra que se saca de los yacimientos.

    @Mir, me parece que esa solución que propones solo la seguirían los piteros honrados, que entiendo que son la inmensa mayoría. Pero los expoliadores les dará igual cuántas leyes haya.
    En Estonia para poder salir a rastrear hace falta sacarse una licencia, como si fuera un carnet de conducir. Creo que es una medida muy buena.

    Saludos,
    Adolfo

    • J. MirNo Gravatar 12 meses hace

      Evidentemente, Adolfo, de eso se trata, de distinguir el grano de la paja y ante un posible juicio por expolio quedaria claro quién actua siguiendo las normas y quién no.

  9. CésarNo Gravatar 12 meses hace

    ¿Piteros honrados?. Para eso no hay carnets ni licencias que lo demuestren o que lo aseguren. ¿De verdad os creeís que si un señor va por el campo con un aparato de esos y descubre, por ejemplo, en otro sitio de España un yacimiento como el zaragozano de Aranda de Moncayo, lo va a comunicar a las autoridades, o si lo hace, no antes de haber robado todo lo posible?. ¡Pero, si a veces se juegan la vida al llevarse a sus casas artefactos de la guerra civil!

  10. AngelNo Gravatar 12 meses hace

    No le deis mas vueltas,es ilegal y no hay mucho mas que decir.
    La policía no es tonta,sabe quien es un expoliador y quien va a pillar una monedita rebuscando por un camino,no pinchan los teléfonos de estos últimos.
    Con respecto a la hipocresia,pues después que se saca esa pieza,entraría el tema de la moral,por que ningún pitero te va a decir de donde la ha sacado,y esa moral piensa que el daño ya esta hecho y creo que en eso estoy de acuerdo,el tráfico y mercadeo es un tema mas complicado,habría que distinguir los primeros pasos a ya pasos avanzados,no es igual el que compra a un pitero que el que compra en una subasta,la ilegalidad ahí se pierde.
    Para no ser hipócrita,os cuento una historia,un día me dice un amiguete,tengo un conocido que tiene una moneda rara,que si eres capaz de vendersela a alguien te recompensará,le vendí la moneda a un numismático y me regaló el conocido de mi amiguete dos denarios,yo sabía de donde venía esas monedas y el numismático también.
    Que opinais?vosotros que hubierais hecho?
    Fui un oportunista?un avaricioso?un delincuente?un inmoral?.
    No se,a lo mejor ahora,no lo volvería a hacer,no se….
    Saludos.

  11. jesusNo Gravatar 12 meses hace

    Saludos a todos, Adolfo esta vez discrepo de tus asertos, ¿tu puedes asegurar que viendo la bandeja de un vendedor eres capaz de discernir si sus piezas, proceden o no de un pitero? perdóname si lo dudo.
    En fin esta claro que este es un blog de coleccionistas virginales que si les ofrecen la pieza de su vida a un precio razonable , ante la sospecha de que proceda de , no digo un hallazgo , sino un expolio la rechace. debo ser un chico malo, pendiente de reforma …
    De los comerciantes ni hablo. pues como no quieren ganar dinero, están con muchos prejuicios en sus transaciones económicas y la procedencia de las piezas es su principal preocupación.
    En fin la numismática , como todo tipo de coleccionismo esta lleno de caballeros.
    Eso si , estoy en contra de los piqueros, pero estoy seguro que todas mis piezas fueron encontradas detrás de un muro, lo pone en los certificados de los comerciantes y amigos que me las vendieron, hoy sigo subido en el guindo.
    Jesus

  12. CésarNo Gravatar 12 meses hace

    Una cosa tengo muy clara, como coleccionista compro sólo a casas de subastas, entre otras razones por la factura. Los que cuentan por ahí que actuamos hipócritamente porque sabemos de dónde proceden, (afirmación que no comparto y que estoy en la línea de pensamiento de Adolfo) yo les contesto que no es mi responsabilidad determinar si una pieza tiene un origen legal o no. Y siempre pongo el siguiente ejemplo: en España (Europa… resto del Mundo) se consume mucho pescado, tal es la cantidad que no es suficiente con la pesca legal, en conjunto, el mercado se abastece de capturas no autorizadas. Pero, por esto, no dejo de comprar pescado, lo que no significa que no me importe de dónde proceda, pero justificar la captura ilegal con este razonamiento me parece cuando menos torticero.

  13. Autor
    Adolfo Ruiz CallejaNo Gravatar 12 meses hace

    Siento tardar tanto en responder. He estado este fin de semana de ruta por la provincia de Guadalajara. Hay pueblos realmente interesantes y bonitos por ahí.

    @César, muy bueno el ejemplo del pescadero. Efectivamente, es algo semejante: se puede comer pescado a la vez que nos parezca mal lo que ocurre en las Maldivas, por ejemplo.

    En cuanto a lo de qué haría un pitero honrado si encuentra un yacimiento; yo supongo que lo notificase a las autoridades. Justamente por eso es honrado. No sé si será generalizado o no, pero puedo poner como ejemplo que tengo muy cercano: Javier Cortés ( https://es.wikipedia.org/wiki/Javier_Cortes_Álvarez_de_Miranda ). Él se dio cuenta de que en sus tierras aparecían cerámicas y otros objetos. Notificó de los hallazgos allá por el año 1968, cuando nadie daba valor a ese tipo de cosas, y gracias a él podemos tener en Palencia la Villa Romana de la Olmeda. Ni qué decir tiene que todos los palentinos, especialmente los vecinos de Saldaña, le estamos profundamente agradecidos.
    Por cierto, National Geographic ha considerado la Villa Romana de la Olmeda uno de los 12 mayores descubrimientos de la arqueología moderna ( https://es.wikipedia.org/wiki/Villa_romana_La_Olmeda ). Creo que cualquier amante de la historia debería visitarla y, ya de paso, disfrutar del resto de la provincia.

    @Angel, yo no soy quién para juzgar a nadie.
    Y sí, hay quienes dicen “esta moneda es sacada de la tierra” para venderla mejor. Aunque sea mentira: http://blognumismatico.com/2016/04/18/el-timo-del-expoliador/

    @jesus, buena tu ironía. No está mal estar en desacuerdo de vez en cuando, es buena muestra de que pensamos de manera independiente.
    Hay gente que te indica directamente que la moneda que te vende la han encontrado con un detector. También es relativamente común en algunos mercadillos encontrarse a vendedores que tienen la mesa llena de piezas chatarreras, llenas de tierra, junto con clavos antiguos y otros metalles. Está claro de dónde vienen esos ejemplares. Obviamente, si un comerciante tiene una moneda expoliada en una bandeja ni yo ni nadie puede detectarla. Pero esos vendedores-piteros cantan mucho.
    Por lo demás, no hace mucho que me ofrecieron una de las monedas que más me gustaría meter en mi colección (muy rara) a un precio razonable. Como no venía con factura no la compré. Hablamos de un desembolso importante, claro está.
    Por parte de la moralidad de los comerciantes, pues habría que preguntar uno por uno. Seguramente muchos compren piezas expoliadas, o incluso robadas a otros coleccionistas; pero seguramente muchos otros no.

    Saludos,
    Adolfo

  14. JulianNo Gravatar 12 meses hace

    Creo que no se está teniendo en cuenta que la leyes relativas a este asunto cambiaron no hace tanto. Un conocido me contaba como hace unos años, la propia benemérita, le indicaba donde buscar para tener más suerte, porque sabían de gente que había encontrado buenas piezas en dicho sitio. Hay gente que en esos años amasaron una cantidad considerable de monedas, y que todavía las están vendiendo ahora, lo cual sería …..legal? moral?

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>