Subastas numismáticas en julio de 2016

Subastas numismáticas en julio de 2016

La última ronda de subastas numismáticas del curso trae cuatro nuevas subastas en España. En general, las subastas de julio no traen piezas muy potentes ya que los coleccionistas están más pensando en las vacaciones que en comprar monedas. Por eso propongo hacer esta vez un repaso rápido a todas las subastas de julio en una misma entrada. Me detendré algo más en la de Cayón porque aparece una colección sorprendentemente potente para estas fechas.

El día 6 de julio Áureo & Calicó organiza una doble subasta: en sala y por correo. Áureo nos tiene tan acostumbrados a las subastas especiales que ya parece noticia que simplemente hagan una subasta ordinaria, cosa que veo totalmente normal en las fechas veraniegas. La subasta en sala tampoco da mucho de sí; se trata de una subasta breve (760 lotes) donde se da un repaso a la historia de la numismática bastante insulso. De toda la subasta creo que la única pieza para coleccionistas potentes es el doble ecu de Amberes de Felipe II. Hay algunas monedas que pueden ser interesantes para coleccionistas especializados, como las de los condados catalanes, algunos cobres y platas pequeñas de Fernando VII, el cuarto de real de Santa Fe de Carlos II o los billetes de Juan Carlos con una bonita numeración. También hay varias platas chinas antiguas que, a juzgar por sus precios de salida, deben ser bastante raras. Son piezas que me siento incapaz de valorar así que no puedo decir más.

Por lo demás la colección trae un poco de cada para los coleccionistas medios, que somos la mayoría. Desde áureos en calidades corrientes a trientes de imitación un poco tarados pasando por bastantes piezas ex-Isabel de Trastámara. No hay ninguna serie que destaque individualmente así que mucho más no se puede decir. Esa misma tónica se sigue en la subasta por correo, donde no destaca ningún lote por sí mismo. Como conjunto hay una buena presencia de cobres de Felipe II, algunos más raros de los que parece. Hay bastante moneda de la Roma Imperial y 100 lotes de billetes españoles aptos para quienes no nos podemos gastar mucho en ello. De los 81 lotes de conjunto estoy seguro que darán buena cuenta los revendedores de mercadillo.

3 reales Valencia Carlos I

El mismo 6 de junio habrá otra subasta en Madrid a mano de Cayón. Sin ningún tipo de dudas es la mejor subasta desde ahora hasta octubre. Es realmente sorprendente que saquen esta colección en verano. A grandes rasgos se trata de una colección que profundiza bastante en temáticas diversas con la característica común de tener piezas muy comerciales en una calidad alta pero que no llega a la excelencia en la mayoría de los casos. Más parece el desván de un comerciante adinerado que la colección de un particular.

La subasta tiene dos sesiones. La primera es por la mañana y en ella aparecen monedas antiguas y piezas extranjeras. Supongo que este orden tan raro sea para dar salida a las extranjeras cuando, previsiblemente, haya menos afluencia de público. La mayoría de las monedas antiguas son sestercios romanos, de los que hay más de 150. Aunque la calidad de los sestercios varía bastante hay buenos ejemplares en cuanto a conservación y también bastantes rarezas. Llama la atención la buena presencia de algunas de las emperatrices, pues no se suelen ver sus sestercios: Agripina, Julia Titi, Marciana, Sabina, las Faustinas, las Julias, Otacilia Severa… también aparecen algunos emperadores cuyos sestercios no son fáciles de ver como Pupieno o Diadumeniano. La colección se enmarca de dorado con la presencia de bastantes áureos en una conservación excelente.

La parte de la moneda extranjera es, con mucho, la que menos me llama la atención. Se trata de una colección muy comercial, con muchas monedas de oro y platas tamaño duro, algunas de las cuales en alta calidad. Pero apenas hay ejemplares que sorprendan. A juzgar por lo descrito en el catálogo el mejor ejemplar presentado es 1 gulden holandés de 1867 del que solo se acuñaron cuatro ejemplares.

El plato fuerte de la colección viene por la tarde. Primero se presenta una colección de 428 (!!) duros acuñados a martillo. Impresionante. Ni qué decir tiene que las estrellas son los 11 redondos, incluyendo uno de Luis I y otro de Felipe IV que Lázaro no cita. También hay bastantes ejemplares de la casa antigua de Segovia, incluyendo uno de Felipe II, y de algunas cecas muy raras como Cuenca. Me llaman especialmente la atención los de Felipe II. Creo que es una colección magnífica aparte de muy amplia. Os invito a todos a que echéis un buen vistazo al catálogo porque creo que se puede aprender mucho de ella.

Posteriormente se sigue con otros 150 ejemplares de 4 y 2 reales a martillo. A pesar de la rareza de algunos de ellos todo apunta a que será la parte de la subasta vespertina que menos llame la atención. Pero sin duda que la subasta se recalentará de inmediato con los más de 300 lotes variados de moneda española. En este caso sí que hay piezas extraordinarias donde se mezcla una calidad exquisita con una gran rareza. Además son todas monedas muy comerciales, siendo casi todos oros o monedas tamaño duro. En los Austrias destaca fundamentalmente la ceca de Segovia, con un cincuentín de 1618, unos 4 escudos de 1611 y unos 2 y 8 escudos de 1683 y 1687 respectivamente. Además de un montón de duros preciosos, claro está. Son muy dignos de destacar los 4 escudos madrileños de 1645 ex-Caballero (aunque no lo indiquen) y la onza de esa ceca de 1635. La onza sevillana de 1634 también es estupenda, así como el doble soberano de Amberes de 1700, los impresionantes 8 escudos limeños de 1697… quien quiera piezas potentes de los Austrias tiene dónde elegir. Siguiendo con los Borbones la tónica es parecida: destacan los oros y hay muchos duros preciosos. De Felipe V hay bastantes onzas interesantes, incluyendo 5 macuquinas de México y otras tantas de Sevilla. De Fernando VI lo más interesante son los 2, 4 y 8 (ex-Caballero) escudos madrileños de 1749, así como la onza cara de perro. Entrando en Carlos III hay una impresionante cara de rata de Guatemala de 1768 que sale por 40.000 euros. Es la pieza con la salida más cara de toda la subasta pero no las tengo todas conmigo que sea la que más cara se venda. A partir de ahí la colección me impresiona menos; hay muchas piezas bonitas pero desde luego que nada tan extraordinario como lo anterior.

Por parte de los precios de salida, son al estilo Cayón: unos precios ridículos para que sea seguro segurísimo que la moneda se vende pero de vez en cuando alguna pieza con una salida no tan baja. No me cabe ninguna duda que esta colección atraerá a coleccionistas y comerciantes internacionales, pero no sé si considerar un exceso de confianza por parte de Cayón el presentarla en julio. Yo les deseo lo mejor para esta subasta y que no les juegue una pasada el caloret.

divuite valenciano

Martí Hervera organiza una subasta junto con Soler & LLach el 7 de julio. Es una doble subasta más breve que las que suele organizar esta casa, con 780 lotes en sala y 4700 por correo. Por las piezas presentadas creo que es una subasta muy interesante para coleccionistas medios con alguna moneda que despunta pero sin apenas ejemplares excelentes.

Entre los 150 lotes de moneda antigua hay piezas muy interesantes. No hay ninguna serie que destaque por sí misma pero sí ejemplares muy curiosos para los coleccionistas medios. Quizá los ejemplares más bonitos se encuentren entre los denarios republicanos, a los que se puede añadir alguna pieza íbera rara, como las cartaginesas o el as de Clounioq. Del periodo íbero también es la mejor pieza antigua: el dracma de emporitón acuñado durante la Primera Guerra Púnica. Entre las monedas medievales destacan, por cantidad y por rareza, las monedas andalusíes. Es un periodo muy propenso a las rarezas y hay mucho dirhams muy raros, si bien apenas hay calidades altas entre ellos. Entrando en la Monarquía Española, se hace un repaso variado pero más breve de los que suele ser habitual en esta casa. En este repaso destacan algunas monedas de manera individual como las que ilustran la entrada: los 3 reales acuñados por Carlos I en Barcelona, los 2 escudos madrileños de 1784/0 y, sobre todo, la onza segoviana de 1721. Son monedas que yo colocaría en la categoría de «muy difíciles pero no imposibles». Los amantes de las variantes estarán encantados de que aparezca otro ejemplar del duro de 1875 variante cola del león. En cuanto a series, creo que es interesante el conjunto de divuités valencianos.

De esta subasta no hay mucho más que comentar en cuanto a las monedas. Algunos apuntes adicionales es que ya no aparece ninguna moneda encasulada por NN-Coins pero siguen subastando algunas encapsuadas por NGC con unas fotografías bastante malas. Otra cuestión es que los precios de salida son, por lo general, más altos que de costumbre, sobre todo en moneda antigua. Supongo que sea una forma de evitar desastres en un mes en el que no se esperan muchos pujadores. El último apunte es que la venta de unos cuños de falsarios ha sido tremendamente criticada por los coleccionistas.

8 escudos Segovia 1721

La última subasta del año la organiza Lavín el día 12 de julio. Se trata de una colección de unos 350 lotes entre monedas antiguas, monedas españolas y medallas, a los que se suman otros 600 lotes de monedas extranjeras. No está mal echar un vistazo pero yo creo que se trata de una subasta de piezas medias con unos precios de salida que prácticamente son de venta fija. Ya que hablo de Lavín aprovecho para recomendar su blog. Otra cosa que me sigue pareciendo sorprendente es que Lavín no use un CMS para sus subastas (las publica en una tabla de HTML) y sin embargo sí use uno para su blog.

2 escudos Madrid 1784

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*