Subasta de Jesús Vico 2 de junio de 2016

Subasta de Jesús Vico 2 de junio de 2016

El mes de junio de 2016 parece que va a ser un mes con poca actividad subastil. La única anunciada es la de Jesús Vico para el día 2 de junio. En cambio en julio Áureo & Calicó organizará una el día 6 y de seguro Martí Hervera y Soler y Llach organizarán otra a principios de mes, pues lo hacen todos los años. Lo sorprendente es que también para el día 6 Cayón ha anunciado otra subasta que promete ser potente. No sé si les habrá pillado el toro y habrán tenido que organizarla más tarde de lo previsto inicialmente, pero no es normal que aparezca una subasta con caras de perro, onzas segovianas, áureos potentes y demás cuando el personal ya está pensando en las vacaciones. Dicho esto, vamos ya con la subasta de Vico.

Lo primero que he de decir es que la primera impresión sobre la subasta fue bastante malo. No me gustó, quizá porque mis series favoritas no se ven muy bien representadas o porque vi los lotes en su web, cuya accesibilidad y navegabilidad son clarísimamente mejorables. No obstante, he visto la subasta después con más detenimiento y ciertamente me ha llamado la atención. A pesar de no ser una subasta monográfica he aprendido bastante de ella.

tetradragma de Rhegion

Se trata de una subasta doble: en sala y por correo. En la subasta en sala las series más interesantes son las de Moneda Antigua. Se comienza con 88 ejemplares íberos muy variados en cuanto a cecas y bonitos en cuanto a arte y calidad. Hay algunas cecas raras como Ilipla (Niebla, ¡qué pueblo tan bonito!) que merecen atención. Lo mejor en este periodo son dos denarios de Domitius Calvinus, de los que yo no había oído hablar pero que cuentan con una buena explicación en el catálogo. Sus precios de salida son altos para monedas íberas pero no tanto para monedas romanas raras. Sigue la subasta con otros 80 lotes griegos con la misma tónica: variadas en cuanto a cecas pero preciosas casi todas. Hay varias lechuzas de Atenea muy bonitas, algunas piezas orientales (Bactria, Reino Seléucida) de especial interés e incluso algunos oros, aunque estos son bastante corrientes. Sin embargo la palma se la llevan el tetradragma de Rhegion (primera imagen) y los dos dracmas y el tetradracma sicilianos (segunda, tercera y cuarta imágenes). Realmente bonitos.

Roma se ve representada por casi 200 lotes, de nuevo muy variados y con una calidad alta en general. No me extrañaría que todas las monedas de la Edad Antigua vengan del mismo coleccionista. Desde mi punto de vista las monedas más interesantes son las del periodo de Julio César a Augusto. Hay denarios de Julio César, Bruto, Casio o Cayo César muy interesantes y bonitos. Claro está que los áureos del Imperio Romano, a pesar de no ser nada extraordinarios, salen más caros. Hay muchos emperadores (incluyendo alguno de los difíciles como Nigriniano) y módulos representados con una calidad media-alta más que digna.

dragma de Sicilia

La Edad Media comienza con una colección de 37 trémises visigodos entre los que se encuentran auténticas rarezas. Destaca por encima de todos un impresionante ejemplar único de Saldaña a nombre de Sisebuto. Además hay otras 10 o 12 rarezas que no es cuestión de enumerar pero que seguro que aprecian con detenimiento los coleccionistas de esta serie. De la moneda andalusí solo destacan, por lo curioso, unos cuantos lotes de ponderales. También hay una media dobla de la Taifa de Murcia digna de mención. Entrando en los reinos cristianos, Castilla tiene cuatro monedas muy raras: un dinero leonés de doña Urraca, otro de Alfonso VII, otro de Alfonso VIII con ceca N y una dobla ecuestre de Alfonso de Ávila con ceca de Sevilla. Lo malo es que las conservaciones no acompañan, en especial a la dobla, que incluso está partida y soldada. Una lástima. Por parte de la Corona de Aragón el ejemplar que más destaca es el croat de Enrique IV. Es curioso que se hayan visto dos tan seguidos.

Entrando en la Monarquía Española la verdad es que la colección me gusta bastante menos. De las monedas de los Austrias se pueden destacar la bonita colección de monedas de cecas italianas. La mayoría de ellas son normales dentro de lo raras que suelen ser las piezas de esta serie, pero hay algunos ejemplares que se ven de ciento en viento, como los 10 reales de 1683 de Cagliari (en mi opinión la moneda con el diseño más feo de cuantas se han acuñado bajo dominio español). Es agradable ver que se cita el libro de Olivares para catalogar estas acuñaciones. ¡Muy bien!

Los Borbones son bastante aburridos para quienes les gusten las monedas pero apasionantes para quienes les gusten las medallas. De cada rey se incluyen bastantes medallas que no me considero capaz de valorar pero que hacen un conjunto interesante. Por lo demás tenemos 8 reales, durillos y alguna onza. Cosas muy comerciales pero que ya las hemos visto mil veces. Solo se puede destacar entre ellas el redondo potosino de 1714. La cuestión cambia con Isabel II, pues se presenta una estupenda colección de cobres de esta reina. Son cobres muy bien conservados por lo general y entre los que se esconden múltiples rarezas. Entre ellas están los 2 maravedíes de Jubia de 1840, 1841, 1842 y 1844. Es curiosísimo que llevan 40 años sin aparecer estas monedas y ahora se subastan dos veces en poco más de un mes.

dragma de Sicilia

El resto de la moneda española no tiene mucho que destacar. Por la parte extranjera hay algunas piezas curiosas, como los 8 reales de Fernando VII resellados en Portugal, dos medallas de Vernón, una prueba de 5 reis portugueses y un impresionante ejemplar de 10 rublos de Isabel I de Rusia que sale por 17.000 euros. Yo no soy capaz de valorar semejante moneda pero nunca considero buena idea que un piezón de este calibre aparezca sin estar custodiado por otras monedas de la misma serie con cierta relevancia. Es como comerse la guinda sin comerse la tarta.

En cuanto a la subasta por correo, se presenta una calidad media bastante alta. Creo que, en general, son piezas que encajarían en la mayoría de las colecciones. Destacan por su presencia los denarios, los reales de a 8 de los Borbones y las monedas de Isabel II.

tetradragma de Sicilia

4 Comentarios

  1. Oscar 1 año hace

    Lo ibérico no te gusta mucho ¿eh?. Nunca mencionas mucho detalle. En esta subasta hay un semis de Alaun muy raro e interesante, del que se conocen menos ejemplares que dedos de una mano, con un cuadrante con un amorcillo cabalgando un pegaso, rarísimo..y lo más interesante, que no se conoce la unidad, el As.
    Puede que sea desconocido aun; o que estos divisores antiguos y por lo tanto relativamente pesados lo fueran de otras piezas , por ejemplo romanas (janos).

    • Autor
      Adolfo Ruiz Calleja 1 año hace

      No es que no me gusten las íberas, sino que entiendo menos de ellas y la crítica que hago no puede ser tan profunda. Lo digo en la propia entrada: las series en las que más me fijo (Monarquía Española y moneda medieval) no me llaman demasiado. Entiendo que la miga de la subasta está en la moneda antigua, de la que no controlo tanto.

      Pero voy aprendiendo ¡claro que sí!

      También dejo los comentarios abiertos justamente para eso: para que se completen y se contrasten mis opiniones :)

      Saludos y gracias por el aporte,
      Adolfo

  2. Joan 1 año hace

    Últimamente este blog me va muy lento y en ocasiones me indica error y se cuelga,
    ¿A alguien más le pasa?

    • Autor
      Adolfo Ruiz Calleja 1 año hace

      Sí, algo le pasa al blog. Ayer y hoy no se comporta normalmente…. veremos si lo puedo arreglar.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*