Comentario a “Acuñaciones a martillo de dominio español. Milán, Nápoles, Sicilia y Cerdeña”, de José Manuel Olivares

Comentario a “Acuñaciones a martillo de dominio español. Milán, Nápoles, Sicilia y Cerdeña”, de José Manuel Olivares

No sabéis lo contento que estoy de poder deciros que ya está disponible el libro de mi colega José Manuel Olivares “Acuñaciones a martillo de dominio español. Milán, Nápoles, Sicilia y Cerdeña”. Un libro que creo que hacía falta y que no podría ser mejor para los coleccionistas, tanto en forma como en fondo.

Quienes se dejen caer por las convenciones numismáticas en Europa conocerán de sobra a Olivares (socio colaborador de la AENP). Es un asiduo a los eventos numismáticos; es una persona muy divertida, culta y de trato agradable, con quien siempre es ameno conversar. Creo que Olivares tiene todos los ingredientes necesarios para los grandes coleccionistas: pasión por las monedas, muy buenos contactos, muy buen gusto, decencia y décadas de experiencia. Además siempre está abierto a asesorar a los coleccionistas. Yo, personalmente, siempre he aprendido mucho de nuestras conversaciones.

libro Olivares

Si comienzo así la entrada es porque este carácter del autor se refleja totalmente en el libro que tengo ahora mismo entre mis manos. Se trata de un libro escrito por un coleccionista para otros coleccionistas. Creo que esto es una característica muy importante porque no busca tanto el rigor académico (lo cual no significa que no sea un libro riguroso) sino más bien ofrecer una información útil para quien quiera adentrarse o profundizar en las monedas italianas acuñadas durante el dominio español. Explicaré un poco mejor lo que quiero decir:

Yo creo que los coleccionistas desarrollamos un conocimiento necesario para desarrollar nuestra afición que es diferente al conocimiento histórico o académico. Para un coleccionista hace falta un gusto estético, unos contactos, conocer la rareza de cada moneda o variante, saber con quién tratar, a qué comerciantes comprar según qué piezas, entender qué monedas “nos está pidiendo nuestra colección”… Ése es el tipo de información que nos proporcionaría un mentor y no es lo que se encuentra en los catálogos de numismática, que más bien listas monedas y (algunos) explican su transfondo histórico. Digamos que el libro de Olivares ofrece justamente esa información que solo se puede adquirir tras haber pasado décadas coleccionando. Tampoco faltan chistes que hacen de la lectura, además de apasionante, amena.

En cuanto a la temática del libro, siendo Olivares no podía ser otra que las acuñaciones italianas durante el dominio español, pues es donde –con mucha valentía– ha centrado su colección desde hace ya muchos años. Me parece una temática necesaria porque hay muy pocos catálogos sobre las acuñaciones españolas en las cecas europeas (a ver si alguien se anima con los Países Bajos y demás). Para algunos coleccionistas estas monedas italianas son las más bellas acuñadas en la época de los Austrias. Yo no puedo compartir tal gusto por el amor que profeso a Segovia, pero es totalmente cierto que las acuñaciones a martillo tienen un no-se-qué que las hacen especiales y que la estética de los escudos de armas en las acuñaciones italianas es simplemente sublime. Estoy seguro que esta publicación hará que crezca el número de coleccionistas interesados en dichas monedas.

Ahora ha salido a la venta el Tomo I de la obra. Este tomo se centra en los módulos de medio duro y de duro, como decimos en España gracias a Adolfo Herrera. Técnicamente hablaríamos de las monedas de plata de formato escudo, ducatón, ducado, medio escudo, medio ducatón, medio ducado, los 35 sueldos de Carlos V, los 40 sueldos de Felipe II, los 100 sueldos o felipes y los 80 sueldos. Las denominaciones de platas más pequeñas se deja para un Tomo II, los otros para un Tomo III y los cobres para un Tomo IV. Teniendo en cuenta que el Tomo I tiene 463 páginas, ya podemos ver que quien quiera centrarse en estas monedas va a tener mucho que estudiar.

Felipe de Milán

El libro comienza con una introducción por parte de Vico y un prefacio del autor. En estos dos apartados se da una visión general del libro y, lo que quizá sea más importante para los coleccionistas, Olivares cita a decenas de comerciantes con quienes tiene buena relación. Hay coleccionistas que piden hacer “listas negras” de comerciantes; bueno, pues ahí tenéis una auténtica “lista blanca”. Yo no conozco a todos los citados, pero a quienes conozco son comerciantes de fiar (lo cual no significa que compre monedas a todos ellos, claro está). El libro continúa con una pequeña descripción sobre las acuñaciones a martillo, sobre las leyendas empleadas en estas monedas y sobre los grados de rareza. Esto es otra de las cuestiones que me gustan: el catálogo en vez de indicar un precio para cada moneda, que siempre será muy discutible, define su grado de rareza con una escala de Likert de 9 niveles. Además, para las monedas más raras se llega a enumerar los ejemplares conocidos; ya dije que Olivares es muy buen coleccionista. La solución para guiar al coleccionista en cuanto a precios ha sido incluir un pequeño folleto anexo donde Olivares da su opinión del precio de cada moneda.

Tras estos textos iniciales comienza el catálogo en sí mismo. Cada monarca se introduce históricamente con un texto de José María de Francisco Olmos y posteriormente se explican las diferentes acuñaciones de cada ceca, así como sus variantes. En total hay 156 tipos descritos que hacen un total de 308 monedas si se cuentan variantes y fechas.

Como no todo va a ser de mi gusto, creo que el libro peca un poco de ser ostentoso. Aparecen fotografías muy buenas de las monedas pero creo que la información que contiene el libro se podría haber ofrecido en un menor número de páginas, reduciendo así el coste para quien quiera hacerse con el catálogo. De esa forma, quizá en vez de publicar cuatro tomos en de 460 páginas cada uno (o al menos el primero) se podría haber publicado un solo tomo de unas 600 páginas; o al menos haber reducido a unas 150 páginas el tomo actual y así haber ahorrado un dinero al comprador. Lo digo porque el Tomo I cuesta 100 euros más portes, por lo que es de esperar que los cuatro tomos acaben costando 400 euros en total. Realmente no es mucho dinero para los coleccionistas de esta serie o quienes tengan especial interés en las cecas europeas o en las acuñaciones de los Austrias, ya que la moneda más barata de las que se describen en el catálogo ya cuesta más de esos 400 euros. No obstante, el precio es suficientemente alto como para echar para atrás a quienes no tengan un verdadero interés en estas monedas y simplemente quieran el catálogo para curiosear o por aumentar su cultura numismática.

Si queréis más información u opiniones sobre esta publicación, podéis leer esta entrevista a Olivares en Panorama Numismático (por cierto, también describió hace poco una variante inédita de un 8 reales de los RRCC) o podeis leer la opinión de Lanzarote, Rubén Pulido o Moruzzi Numismatica. Para adquirirlo lo mejor es que os pongáis directamente en contacto con Olivares, aunque también lo podéis comprar en Moruzzi, en Vico, en Hatria o en tantas otras tiendas.

medio escudo de Nápoles

6 Comentarios

  1. LUTIACEI 2 años hace

    Pues a ahorrar. Para mí este es un “must-have”.

  2. Muchas gracias Adolfo por tu magnífica entrada, es especialmente entrañable en su aspecto humano. A este respecto diré que Adolfo es una de esas personas luminosas, que desprende bondad e inteligencia, no sólo no es difícil empatizar con él, sino que es casi imposible no hacerlo, siempre he seguido sus publicaciones, y son siempre fiables y de alta calidad. Por ambos motivos agradezco sus comentarios tan benévolos en el aspecto humano y tan rigurosos y siempre acertados en cuanto al técnico. Me siento muy honrado por formar parte de una de ellas y espero que no sea la última.

  3. Lanzarote 2 años hace

    Se agradece que saquen en castellano catálogos de monedas de la monarquía hispánica en territorio italiano o en los Países Bajos, pues hay un vacío grande, y el trabajo de Adolfo Herrera ya tiene un siglo, con lo que ello supone.

    El trabajo de José Manuel Olivares se ve que está hecho con pasión, es cierto que cabría en la mitad de páginas, pero así le ha querido dar mayor prestancia a la obra y a las monedas que aparecen en ella.

    Alguien que se anime ahora con los patagones y ducatones de los dominios heredados de María de Borgoña :)

    yo quiero hacer un pequeño catálogo-web (algo sencillito, como hice con los columnarios de a 8) de los duros de la ceca sevillana, pero deapoquitoapoco.

  4. jorge 2 años hace

    Podrías entrevistar a Jose Manuel? .Le conozco personalmente y creo que la entrevista no tendría desperdicio.
    Saludos

  5. Ignacio 2 años hace

    Hola,
    Donde está disponible? Me gustaria verlo.

    El hecho de que tenga fotografias buenas no me parece ostentoso para nada, sino indispensable. Prefiero comprar libros que ‘valgan la pena’ con buenas fotos y pagar un poco más.

    saludos

    • Autor
      Adolfo Ruiz Calleja 2 años hace

      No digo que sea ostentoso por incluir buenas fotografías, sino porque la información que se proporciona se podría haber ofrecido en un menor número de páginas, consiguiendo así reducir el precio del tomo. Las fotografías son muy bien recibidas, por supuesto.

      En cuanto a dónde verlo, viviendo en Madrid lo tienes fácil. Podrías acercarte a Vico o simplemente hablar con Olivares (que también vive en Madrid).

      Saludos,
      Adolfo

Leave a reply to Adolfo Ruiz Calleja Pincha aquí para cancelar tu respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*