Subasta Áureo & Calicó 10 de marzo de 2016

Subasta Áureo & Calicó 10 de marzo de 2016

Del 7 al 12 de marzo la ANE organiza la XXXIX Semana Nacional de Numismática. Como cada año, en el jueves de esa semana la firma Áureo & Calicó prepara una triple subasta: una subasta por correo, una en sala y una selección con 500 lotes exquisitos de cuantos hayan pasado por sus manos ese año. Vamos a dar un repaso a dicha subastas, comenzando por la Subasta Selección.

La subasta comienza con 11 monedas clásicas, entre las que creo que destaca el áureo de Adriano con la representación de Hispania. Seguro que a los aficionados también gustan mucho los tres denarios imperiales, incluyendo uno inédito; es posible que en esas monedas se vean subidas significativas en los precios de remate. Las monedas íberas, aunque solo hay cinco, creo que están escogidas con muy buen gusto y representan una golosina excelente para los aficionados.

morabetino de Sancho

La moneda medieval comienza con seis trientes visigodos en alta calidad, algunos de ellos muy raros. Creo que el más interesante es la pieza inédita de Egica acuñada en Mentesa. Es curioso que esta misma casa de subastas ofreciese hace tres años otro triente inédito de Egica de Mentesa (pero con diseños diferentes). Ya se sabe que la moneda visigoda es muy propensa a las rarezas extremas. Las rarezas siguen en la moneda andalusí, donde aparece un dirhem único de la Taifa de Lleida y algunos oros muy raros. En mi opinión el más bello de todos es el dinar de Yahya ibn Ali que perteneció a la Colección López-Chávez (conocido autor de catálogos editados en los años 60). Siguen después 76 piezas de los territorios cristianos, teniendo Castilla más cantidad (50 frente a 25 ejemplares) y mucha más calidad de monedas que Aragón. Lo veo normal puesto que después de la Montaner y de la Ramón Llull a Áureo no le pueden quedar balas aragonesas para competir con los impresionantes oros de la López-Chávez que se presentan en la parte castellana. Aunque merece mucho echar un vistazo a los lotes ofertados; concretamente el mancús me parece precioso.

Entre los oros castellanos destacan claramente las cuatro piezas rarísimas y preciosas que ilustran la entrada: dos morabetinos, una dobla de Alfonso XI y un Enrique de la Silla de Jaén. Se incluyen también tres raras doblas de Alfonso X y una dobla de 20 maravedíes de Pedro I. Se puede ver que el presentar la colección en su conjunto hace que Áureo se desvíe de su estilo normal: aparecen bastantes piezas no tan raras, pero no tan comunes, con distintas variantes de cuño, así como algunas monedas cuya calidad no acompaña para una Subasta Selección (como la dobla de la banda de Toledo o el Enrique de la Silla de Ávila). Creo que meter tanto oro castellano en una sola subasta y en un momento en el que no son monedas muy comerciales es arriesgado. Más aún cuando los precios de salida son atractivos. En mi opinión todo dependerá del capital extranjero, puesto que no creo que en España haya mercado para estas monedas: si los coleccionistas de fuera se encaprichan por ellas subirán de precio y si no lo normal será que se venda la mayoría pero que no suban tanto de precio como sería de esperar.

morabetino de Fernando II

Entrando en la Monarquía Española hay muchas monedas interesantes, como era de esperar, pero pocas series que destaquen por encima de las demás. Digamos que han seleccionado un poco de cada para contentar a todo el mundo. Personalmente me gustan mucho los ejemplares de los Reyes Católicos, que solo se representan con 7 monedas pero muy selectas y raras. El medio real de Cuenca es precioso y los excelentes de Burgos y Coruña totalmente extraordinarios. También se debe destacar la colección de Felipe II, que sin duda es el monarca mejor representado en esta Subasta Selección. Hay 14 bonitos medios duros, siempre escasos, 17 duros y 14 oros. Muy interesantes en general y con bastantes cecas escasas, incluyendo varias europeas. Los Austrias se rematan con un Felipe IV que incluye varios vellones a molino y la que seguramente sea la estrella de la colección: una impresionante onza Segoviana de 1638. Para ver la importancia de esa moneda bastará con decir que es el mismo ejemplar representado en la portada de la última edición del Calicó.

En los Borbones me cuesta destacar alguna serie, puesto que se presenta una colección comercial pero que no se fija especialmente en ningún periodo o módulo concreto. Las monedas, por lo general, son extraordinarias y dignas de las mejores colecciones pero tampoco es que haya ninguna que destaque claramente por encima de las demás. Si tuviera que decir algunas, me gustan los duros de Carlos III, los errores en las onzas de Carlos IV (otra cosa es que se valoren económicamente) y varios de los ejemplares de Fernando VII: el extraordinario duro de Mallorca, la onza de Guadalajara o algunos de los 2 reales.

dobla de Alfonso XI

Llegando a El Centenario de la Peseta la colección vuelve a resultarme más interesante. Se presenta un conjunto extraordinario de monedas, buscando una calidad exquisita. Entre todas me sorprenden especialmente las 5 pesetas de 1881 en calidad EBC+; nunca había oído hablar de un ejemplar de este duro en semejante calidad. Pero destaca por encima de todas la alfonsina de 1881/0 sin barba, que bien puede considerarse la moneda más rara de El Centenario de la Peseta. Es una moneda que merece una reflexión aparte (tengo pensada una reflexión aparte con ella como protagonista) porque la hemos visto rematarse en 77.000 euros y quedarse sin vender con una salida de 40.000 (no el mismo ejemplar). A ver ahora qué tal se da.

Llega después la Subasta en Sala. Como suele ser habitual cuando preparan una Subasta Selección, la subasta en sala es especialmente interesante. Esto se debe a que incluye algunos ejemplares que “se caen” de la selección. Haré un repaso más o menos rápido pero os recomiendo ver la subasta con calma porque lo merece.

La parte de la moneda antigua creo merecen destacarse los tres oros griegos y la buena representación de piezas del Imperio Romano, con 7 áureos y varios sestercios muy interesantes. También es curioso que haya 24 monedas bizantinas pero que ocurra lo mismo que con Martí Hervera: muchas de ellas están repetidas. Ciertamente es una pena que no aparezcan de cuando en cuando colecciones interesantes de moneda bizantina en nuestro país. Por el contrario, las monedas hispánicas son muy variadas; me gustan casi tanto más los lotes aquí representados que los de la Subasta Selección.

La moneda medieval comienza con 35 trientes visigodos, la mayoría de los cuales son bastante comunes. Luego se hace un breve repaso por la moneda andalusí y la cristiana, sin que haya monedas que merezcan especial mención salvo el rarísimo medio pirral de Federico III de Sicilia.

Enrique de la Silla de Jaén

Entrando en la Monarquía Española la colección se vuelve muy comercial. Son lotes que, por lo general, encajarían estupendamente en las colecciones medias pero tampoco hay apenas grandes piezas que destacar. Como conjunto lo que más me gusta son los vellones a molino de Felipe IV; individualmente sin duda me gustan los 2 escudos sevillanos de 1749 (ex-Caballero). Raro es que no los hayan puesto en la Selección. El Centenario de la Peseta viene también con piezas muy interesantes y queridas por los coleccionistas. También se pueden destacar los 85 billetes locales con los que se remata la subasta. Se ve que no se les acabaron todos en la Lluís Companys.

Por último, en la subasta por correo creo que merecen especial atención las monedas íberas y el amplio surtido de billetes del Estado Español. Que nadie espere encontrar piezas extraordinarias, pero sí un amplio surtido en el que podemos pescar algo los coleccionistas más humildes.

4 Comentarios

  1. faustino Rodriguez 2 años hace

    Estimado amigo, solo una nota amable de corrección.

    No hay esta vez dos morabetinos de Castilla, son Fernando II y Alfonso IX, simplemente porque no fueron reyes de Castilla; sino de Leon (Asturias,Galicia y Leon). Así más correcto; no enfadamos sin razón a la gente de Leon !!. Y cuando uses Castilla , recuerda que es Castilla y León.

    saludos

    • Autor
      Adolfo Ruiz Calleja 2 años hace

      Muy cierto. Me dejo llevar por mi propia manera de escribir y eso me hace tener incorrecciones como ésta. Lo corregiré después, que ahora ando en una reunión.

      Ni qué decir tiene que tengo el mismo cariño al Reino de León como al de Castilla.

      Saludos,
      Adolfo

  2. Joan 2 años hace

    Comentabas que era arriesgado poner tanto oro castellano en una subasta y que el resultado dependería del capital “foráneo”. Pues… parece ser que mucho de este oro se ha ido muy lejos. Vaya precios, por cierto.
    Saludos

    • Autor
      Adolfo Ruiz Calleja 2 años hace

      Cuando alguien se arriesga le puede salir muy bien, muy mal o cualquier cosa intermedia. A Aureo no le podría haber salido mejor.

      Sin duda ninguna todas las potentes se han marchado fuera.

      Saludos,
      Adolfo

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*