Hoy he visto la moneda más cara del mundo: 1 dólar de 1794

Hoy he visto la moneda más cara del mundo: 1 dólar de 1794

El 24 de febrero se celebra en Estonia el Día de la Independencia. Además de un montón de eventos patrióticos este año lo han festejado con una exposición de un día y medio en el Museo de Historia de Tallín. Aquí tenéis información de la exposición en inglés, en estonio (más) y en ruso.

Como veis, el reclamo es clarísimo: La moneda más cara del mundo está en Tallín. Semejante titular es algo que atrae a las masas y que es fácil de comprender. Desde luego mucho más fácil que explicar que una moneda tiene importancia histórica. Cuando alguien ha pagado 10 millones de dólares por un objeto, dicho objeto debe ser importante. Más aún en un país donde probablemente no haya ninguna otra obra de arte u objeto histórico de semejante precio. Menos mal que algunos nos hemos leído El Principio, o simplemente escuchamos a Machado cuando dijo lo de que todo necio confunde valor con precio.

El caso es que aproveché la oportunidad de ver la moneda. El famoso dólar de 1794, considerada la primera moneda de 1 dólar acuñada en Estados Unidos. La pieza estaba encapsulada por PCGS y certificada por CAC (así que no se podía ver el canto). Luego estaba en una urna de cristal donde se exponía individualmente.
Aquí os dejo las fotos que hice (bastante malas porque no se pueden hacer fotos en el museo y las hice a escondidas). Podéis pasaros por aquí para ver mejores fotos de la moneda y por aquí si queréis saber la historia de los Flowing Hair dollars. Yo ya dediqué una entrada a esta moneda en su día, así que no me entretengo.

1 dollar 17941 dollar 1794

Pero más interesante que esta moneda es que a ambos lados estaba flanqueada por sendas vitrinas que presentaban monedas estadounidenses de plata y oro de finales del XVIII y del siglo XIX. Piezas raras por lo general pero que no tenían unos precios tan tremendos porque no tienen una conservación tan alta. Lo malo es que, al no haber ninguna explicación de las mismas, la gente ni se paraba a mirarlas. Personalmente yo nunca había visto tantas rarezas estadounidenses juntas. Había más Flowing Hair dollars, monedas de 3 dólares, algunas de 10 dólares muy raras, un buen conjunto de 20 dólares… muy interesante. Más interesantes que el dólar de 1794 en sí misma, creo yo. Además, se acompañaba de uno de los documentos originales de la Declaración de Independencia de Estados Unidos.

Os dejo algunas fotos:

10 dólares 1801

conmemorativas Estados Unidos

1 dólar 1797

declaración de independencia

Y ya que estaba en el Museo de Historia aproveché a volver a repasar su gabinete numismático. Es un gabinete que me gusta mucho porque presenta una colección muy asequible pero que representa las monedas que circularon por Estonia desde la época de los vikingos hasta la actualidad. Digamos que es una colección que podría forjar un trabajador de clase media a lo largo de su vida y aún así es digna de un museo estatal por su carácter pedagógico. Entre las monedas que se pueden ver está el siguiente penny de Valdemar II, acuñado en Tallín sobre 1220 y que representa la primera moneda acuñada en el actual territorio de Estonia.

first Estonian coin

También hay otras monedas medievales cuyo diseño gótico nos llamará la atención porque nos resultará familiar. Por ejemplo, los siguientes pennies de Livonia del siglo XIV.

Livonian coin

moneda livonia

Si hablo de las monedas medievales no es solo porque son las que más me llaman la atención personalmente, sino porque en los siglos XIII al XVI fue un periodo donde acuñaron monedas en Estonia, pero antes y después las potencias que dominaban este territorio (vikingos, daneses, suecos, alemanes o rusos) simplemente traían las monedas de fuera. También es pedagógico que en el museo se indica la unidad de cuenta en las diferentes épocas y se representa lo que costarían ciertos bienes (una oveja, un libro o unas botas) en su momento. Curiosamente, la unidad de cuenta que definen para la época de dominación vikinga es el dirham. Ya comenté que hay muchos hallazgos de moneda árabe en Estonia.

En el gabinete numismático también hay unos cajones que complementan a las monedas expuestas. Al abrir dichos cajones nos encontramos con otros objetos relacionados con la numismática que a mí me parecen bastante más interesantes que la mayoría de las monedas en sí: juegos de ponderales, tesorillos encontrados, protomonedas, billetes, e incluso la siguiente pareja de cuños usados en Tallín en el siglo XVI. Por desgracia seguramente pasen desapercibidos para muchos visitantes.

cuño de Tallín

Así que ya sabéis por qué museo tenéis que pasar si os acercáis por Tallín. En cambio os podéis ahorrar la visita del Museo del Banco de Estonia, pues probablemente sea el peor museo que he visto hasta la fecha. Lo único que tiene original son euros, con eso digo todo. Otra cuestión es el famoso dólar de 1794 que vale lo que 200 cincuentines la tienen de paseo por el norte de Europa. Ya se ha expuesto en Varsovia y las siguientes paradas son Helsinki, Estocolmo, Oslo, Dublín y Londres. Lo digo por si a alguien le pilla cerca.

4 Comentarios

  1. Lanzarote 2 años hace

    No se puede negar que el titular de la exposición tiene tirón para un neófito o ajeno a la numismática, la moneda más cara del mundo!.

    Cuando no conoces de un tema, la valoración de los demás es lo que te guía a la hora de centrar tu interés, como los visitantes del Louvre que no tienen formación en Historia ni en Historia del Arte, y van directamente a ver la Gioconda, ya con más formación, tu propio criterio es el que te guía en la visita.

    A mí no me resulta muy interesante la amonedación en los EE.UU, así que donde más tiempo me hubiera quedado embobado sería delante de la vitrina de los dos cuños móviles (supongo que eran dos cuños de reverso, una pena no ver el grabado).

    • Autor
      Adolfo Ruiz Calleja 2 años hace

      Ahora que dices lo del Louvre (museo que todavía no he visitado, vergüenza me debería dar), me ha venido a la memoria una escena que viví las dos veces que visité el Hermitage. La sala en la que se encuentra la Madonna Litta ( https://es.wikipedia.org/wiki/Madonna_Litta ) totalmente a rebosar de japoneses. Literalmente no cabía un amarillo más. Todos con el afán de llegar hasta el cuadro, hacer una foto y largarse. Horrible.
      Pero visto de otra manera, la pobre Madonna Litta distrae a todos los japos y los demás podemos disfrutar del resto del museo con muchísima más tranquilidad.

      De verdad que cuando viajo no hay cosa que me guste menos que las masas de japoneses. Bueno sí: las masas de chinos. Se encuentran menos grupos de chinos, pero son más ruidosos.

      Saludos,
      Adolfo

  2. pedro I 2 años hace

    Hola a todos: en mi opinión, el precio de esa moneda -aunque sea escasa y bien conservada- se debería a la transcendencia que han alcanzado el dólar y los EE.UU. En cierto modo, esa valoración parece como un homenaje o un tributo que se ofrece al ídolo dólar.
    Otras monedas tan importantes en la configuración de la civilización como el denario, el real de a ocho o el talero…quedan como insignificantes, si solo atendemos a ese dólar tan cotizado hoy.

  3. jorge 2 años hace

    Tenía entendido que la moneda más cara del mundo era el 20 dólares de 1933.La historia de esta moneda es de película

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*