Ante la duda compra la moneda más rara

Ante la duda compra la moneda más rara

En esta vida hay veces que hay que tomar decisiones duras. Muy duras. Como cuando hay que elegir quiénes nos representarán en el parlamento y solo encontramos listas cerradas plagadas de chorizos y cantamañanas que dicen tener la fórmula mágica para acabar con el paro a pesar de que no saben lo que es dirigir una empresa y contratar un obrero. Afortunadamente esta vez me he podido ahorrar el esfuerzo porque para cuando he sido notificado de cómo rogar mi voto ya se había pasado el plazo para hacerlo.

Pero como coleccionista que soy me enfrento cada poco a decisiones más difíciles porque al menos éstas tienen algún tipo de influencia en mi vida. La tesitura más clásica es si comprar una moneda o si comprar otra. Supongo que a todos nos haya pasado y en ese momento maldecimos el no haber nacido millonarios o que la parienta se enfade si nos gastamos más dinero de la cuenta. Da lo mismo: en realidad si nuestro presupuesto fuese 10 veces mayor nos gustarían las monedas 10 veces más caras y seguiríamos teniendo el mismo problema. Nos pasa a todos, incluso a los coleccionistas más potentes.

Bueno, pues la regla general para salir de esta tesitura es que ante la duda compremos la moneda más rara. La razón es que cuanto más rara sea la moneda más difícil será volverla a encontrar si la dejamos escapar. Voy a poner un par de ejemplos para ver la idea.

Imaginémonos que nuestro amigo Enrique colecciona moneda medieval y se quiere gastar su extra de Navidad en un buen ejemplar para su colección. Su presupuesto son 1500 euros como mucho y duda entre dos ejemplares que aparecieron en la subasta que hoy celebra Áureo & Calicó: la dobla de la banda sevillana de Juan II y el florín de Enrique IV de Barcelona (más sobre Enrique IV y Cataluña). Aquí van las dos piezas:

dobla de la banda de Sevilla

florín de Enrique IV

La dobla de la banda es un ejemplar muy bonito a pesar de que la marca de ceca esté un tanto deformada (fijaos en el “borratajo” entre el castillo y el león en el cuartel de arriba). Las leyendas se ven bien, la acuñación es bastante fuerte para lo que suele ser esta moneda y la conservación también es buena. En definitiva: un buen ejemplar aunque nada extraordinario. Bien podría rematarse en torno a los 900 euros “más propina” teniendo en cuenta el precio de mercado actual. El florín de Enrique IV es, a priori, un ejemplar mucho más feo. No hay duda de que su estado de conservación es menor y probablemente sea menos vistoso para los coleccionistas, lo cual siempre es una desventaja a la hora de venderlo. No obstante, a Enrique le gustaría tenerlo en su colección.

La casa de subastas indica que se conocen cinco ejemplares de ese florín en manos privadas, mientras que otros autores indican que existen nueve ejemplares conocidos (entre manos públicas y privadas). En cualquier caso, es una moneda rarísima porque se hicieron pocas y luego Pedro de Portugal se encargó de fundir la mayoría de ellas (fuente). Además, tirando de catálogos Enrique ve que se han vendido otros dos ejemplares en los últimos años en ventas públicas: otro en MBC- y uno en MBC en la colección Caballero. Está claro que si lo quiere tener no va a poderlo conseguir mucho mejor. Viendo los remates realizados cree que la pieza podría vale unos 1.200 euros “más propina”.

Teniendo en cuenta todo esto, Enrique se decide a pujar por el florín. La razón fundamental es que se trata de una moneda muy rara y si en algún momento futuro la quiere no va a ser fácil para él adquirirla. En cambio encontrar una dobla de la banda en esa calidad es una misión bien sencilla. Es rara la subasta en la que no aparece una dobla de la banda sevillana, igual que es rara la convención en que no haya tres o cuatro comerciantes ofreciéndola. Así que, en el momento que Enrique vuelva a tener dinero, si quiere comprar la dobla de la banda lo podrá hacer mientras que quizá tarde 10 años en poder comprar un florín de Enrique IV.

Otro ejemplo que puede ocurrir es si Enrique va al mercadillo y resulta que su amigo Juan le dice que le hace falta algo de dinero. Tiene para vender un lotecillo de duros de El Centenario muy corrientes y casi sin estrellas, y el denario de Gens Aelia que se muestra en la foto de abajo. Como anda un tanto necesitado quiere venderlas a buen precio: los duros los deja por su peso en plata y por el denario pide 70 euros.

Lo malo es que Enrique no tiene más que 80 euros para comprar monedas a su colega Juan. Siguiendo el mismo criterio Enrique compra el denario en vez de los duros porque a pesar de que es un denario muy corriente (¡pero bonito!) que se ve de manera muy habitual en subastas y convenciones, es mucho más fácil tener la ocasión de comprar duros de plata a peso que de adquirir este denario a muy buen precio.

denario Gens Aelia

22 Comentarios

  1. Jordi 2 años hace

    Buena entrada Adolfo. Sólo una duda que me surge, creo recordar que en entradas anteriores siempre has primado la conservación a la rareza. Yo sin ser un gurú en la materia y con la idea unica de coleccionista por hobbie me decantaría por la Dobla por su belleza, y no por el florí. Ahora bien, si es por inversión, otro gallo canta.

  2. Roberto 2 años hace

    Hola Adolfo,buena entrada.
    Yo me decantaría sin lugar a dudas a calidad antes que rareza.
    La calidad se paga hoy dia y empiezan a no verse tantas(moneda antigua),cuando hablo de calidad sería minimo ebc,y lo que es raro hoy quizá mañana no lo sea tanto,debido a la aparición de algún tesorillo,o colección que salga a subasta.
    Un ejemplo claro lo encontramos en las rarezas que proporciona el RIC,hoy dia obsoletas muchas de ellas.

  3. Autor
    Adolfo Ruiz Calleja 2 años hace

    Hola.

    Cuando escribía la entrada estuve pensando en cómo referirme a la rareza. La iba a titular: “Ante la duda compra la moneda más difícil de conseguir”. Quizá hubiera sido buena idea. La idea es sencilla: es preferible dejar pasar una oportunidad que probablemente volvamos a tener dentro de seis meses a dejar pasar una oportunidad que probablemente no tengamos hasta dentro de 10 años.

    Hay que tener en cuenta que aquí estoy hablando desde el pundo de vista 100% coleccionista, no inversor o comerciante. Por lo que en temas de inversión o de revalorización futura no me meto, si bien creo que sería mejor compra desde el punto de vista del inversor el florín de Enrique IV que la dobla de la banda de Juan II.

    Daos cuenta que, como siempre decimos, no se puede exigir la misma calidad a unas series que a otras: http://blognumismatico.com/2014/01/10/pidiendo-peras-a-un-olmo/ No se puede pedir lo mismo a un florín de la Corona de Aragón (menos aún de la rareza del de Enrique IV) que a una dobla de la banda de Juan II. El mejor ejemplar que conozco de los florines de Enrique IV es el de la Caballero y estaba en MBC; hizo una compra cojonuda quien lo adquirió. Los otros dos de los que tengo constancia están en MBC- (hay otro en el MAN pero no lo he visto). Es decir, que quien quiera un florin de Enrique IV que se contente con tenerlo en MBC- o si tiene mucha suerte y paciencia, en MBC. En cambio, doblas de la banda en EBC- como la que se presenta aquí se pueden encontrar sin demasiado esfuerzo 10 al año. Y seguramente alguna de esas 10 tenga mejor apariencia que ésta, que aunque está bonita no tiene la ceca muy bien definida. En definitiva: está bonita pero no es algo extraordinario.

    Espero haberme explicado mejor ahora.

    Saludos,
    Adolfo

  4. vicente 2 años hace

    Interesante tema , la eterna dualidad entre rareza y calidad. aparte de lo arriba expuesto reseñar también que con respecto a la rareza es destacable el matiz de las modas y los gustos. A parte de las leyes de la oferta y demanda , quiero decir que por ejemplo puede ser extremadamente rara una variante de Tetradracma de Eucratides. Bactria, pero si no hay suficiente mercado para ella no necesariamente tiene que tener mas valor que una de su mismo rango de Atenas . Pero si por azares de los gustos este tipo de monedas se pusieran de moda, esto podría cambiar, y el valor de la pieza también con lo cual el concepto de a mas rareza mayor preciso es voluble. un saludo

  5. Lanzarote 2 años hace

    Esta es la vez que más de acuerdo he estado con Adolfo. Yo entiendo que la colección cada uno la tenemos en la cabeza, es decir, hacemos un diseño previo de las monedas que queremos que formen parte de ella, y en este caso, tanto la dobla como el florín están en nuestro listado, luego yo tendría claro que iría por la que es escasa. Tiempo tendré de ir por una dobla en alta calidad, que salen todos los meses.

    Y las conservaciones dependen de las series. Si uno quiere comprar un tanga acuñado para circular por Malacca, no espere encontrar ni acuñación de calidad ni conservaciones altas, luego una moneda top puede ser un mbc+ en este caso.

  6. Autor
    Adolfo Ruiz Calleja 2 años hace

    Ya es casualidad que cites los tangas, pues justamente este fin de semana estuve leyendo un poquillo sobre monedas coloniales de Malacca (negaré esta afirmación fuera de círculos numismáticos, incluso bajo tortura, por lo que puedan pensar de mí). Aquí tenéis un tanga, por poner un ejemplo: https://cdn.globalauctionplatform.com/a44a33f1-052e-4b34-a63f-a4df00acb992/ee945629-aeca-4e51-e5a4-48a6983eaffd/540×360.jpg
    Sin salirnos de la numismática española tenemos muchísimos ejemplos: no podemos pedir lo mismo a una blanca de los Reyes Católicos que a un cobre de Alfonso XII; la calidad a exigir en un florín de la Corona de Aragón será mucho menor que en un florín italiano; no se puede buscar la misma calidad en un cobre ibérico que en un denario imperial…

    Otra cuestión, para evitar confusiones y a raíz de unos comentarios que han aparecido en Facebook por esta entrada https://www.facebook.com/aruizcalleja/posts/1034352303283503 : yo NO estoy animando a nadie a comprar una moneda rara por el hecho de ser rara. Es más, en general no aconsejo a ningún novicio a entrar en monedas raras. Lo que digo es que si dudamos entre dos monedas que nos gusten y que queramos comprar algún día, pues será mejor tirar a por la más rara.

    Saludos,
    Adolfo

  7. lanzarote 2 años hace

    Con esa pieza en concreto que has puesto de Malacca no nos salimos de la amonedación hispánica, pues está acuñada bajo el reinado de Felipe IV. Esa la tengo en lista ;) (siempre se me van de precio…)

    • Autor
      Adolfo Ruiz Calleja 2 años hace

      ten cuidado, que como te oiga un portugués decir que esa moneda es española se va a Sevilla y corres peligro vital.

      Se acuñó a nombre de Felipe III de Portugal, que es el Felipe IV de España. Pero Malacca seguía siendo colonia portuguesa a pesar de que el rey fuese vallisoletano.

  8. Conzal 2 años hace

    Resumiendo a la ligera podríamos decir que Enrique está jodido.. Tiene el dinero para la pieza que buscaba y cuando ha salido, no es en la conservación que se esperaba para el dinero ahorrado. Encima le surge la oportunidad de hacerse con una rareza muy poco habitual por lo que no puede decir que no. En este caso tiene las de perder ( o ganar, según se mire) de todas las maneras. Si se hace con la rareza, va a tener que esperar un tiempo prudencial de ahorro para volver a conseguir la que tenía en mente en principio, o puede optar por la opción B; me llevo las dos! apoyada por la premisa que pocos coleccionistas creo que cumplimos (ya no compro más en un largo tiempo).. Mientras se puede rezar para que no surja otra rareza. Y si aparece…. Amigos, la historia del coleccionista jeje

    • Autor
      Adolfo Ruiz Calleja 2 años hace

      Lo de “ya no compro más en un año” o similar es la promesa que más veces hemos incumplido cualquier coleccionista.

      Nos puede el vicio.

  9. Lanzarote 2 años hace

    El concepto de España histórico-geográfico empieza a disociarse del concepto de España político a raiz de la independencia de Portugal. Como sabes, todos los reinos hispánicos se sentían como tal hasta que el reino de Castilla empezó a vislumbrarse como potencia hegemónica. Los aficionados a la numismática tenemos muy presente la serie Omnivm, PHILIPPVS D.G. OMNIVM HISPAN REGNORVM REX, es decir, rey de todas las Españas.

    Como, en teoría, el Conde Duque le aconsejaba a Felipe IV:
    Tenga Vuestra Majestad por el negocio más importante de su Monarquía el hacerse Rey de España; quiero decir que no se contente con ser Rey de Portugal, de Aragón, de Valencia, conde de Barcelona, sino que trabaje por reducir estos reinos de que se compone España al estilo y leyes de Castilla sin ninguna diferencia, que si Vuestra Majestad lo alcanza será el príncipe más poderoso del mundo.

  10. ojeador 2 años hace

    Interesante el tema yo suelo tirarme por la rareza o pieza de menor tirada,no hace mucho me encontré como explicabas 2 piezas y las dos interesantes,que hice quedarme con las dos,eso sí he estado un tiempo sin comprar nada interesante,también te digo que cuando más tardas y no tienes prisa acabas encontrando oportunidades.Lo mejor quedarte con las piezas interesantes porque como dicen las oportunidades pasan pocas veces en la vida.

    • Autor
      Adolfo Ruiz Calleja 2 años hace

      Es decir, que tú eres de los que tienen un autocontrol suficiente como para pasarse tiempo sin comprar nada… felicidades :)

  11. Rullan R. Winters. 2 años hace

    Hola Adolfo! Ante todo,gracias porque lo que escribiste con tanta claridad define algunas de mis ideas. Me identifico, en parte con el ejemplo que diste, pero , en mi caso, yo decidi vender varias de mis monedas para poder participar en una subasta numismatica de aca,y,tratar de hacerme de dos monedas raras ( corri con mucha suerte,porque: 1.- No las describieron como monedas raras. 2.- Pasaron desapercibidas porque eran monedas de 4 Reales. Consulte mi Krause, y nada; en Blanco,consulte archivos ( incluyendo Heritage, y, nada por ningun lado,entonces… How much? como evaluar una moneda rara sin informacion? No se puede…Asi que decidi improvisar: decidi, compararlas con una moneda escasa de la misma serie, misma denominacion ( 4X opening Bid), desde luego, sabiendo que no es lo mismo una moneda rara a una moneda escasa. Participe en la subasta numismatica “Live”, y, efectivamente, pasaron desapercibidas las dos monedas, y, me las pude llevar con el Opening Bid,para sorpresa mia. Recientemente ( Tambien en una Subasta Numismatica de aca,y,tambien participando “Live”, misma historia. Por ultimo, veo que el concepto “Sleeper’s” no lo tienen ustedes.Tal vez,algun dia quieras ilustrarnos con una entrada que se enfoque de lleno en “Sleeper’s”. Pero, ya me extendi demasiado,y, lo dejo para otra ocasion. Les deseo una muy feliz Navidad a todos. Rullan R. Winters.

    • Autor
      Adolfo Ruiz Calleja 2 años hace

      Hola Rullan.

      Una entrada que podría ser interesante es la de cómo tasar una moneda muy rara o, en último extremo, única.

      Los “sleeper`s” no sé qué son. No los conozco, o al menos no con ese nombre.

      Saludos,
      Adolfo

  12. Rullan R. Winters. 2 años hace

    Hola Adolfo! El concepto de Sleeper coins lo recuerdo de cuando coleccionaba monedas de Estados Unidos,pero se puede aplicar tambien para otras monedas,por ejemplo: en el libro de Calbeto: #106 1813/2 8 Reales Guadalajara Very Fine Precios en dolares 1970 $300 y #853 1806-T.H. 8 Reales Mexico Very Fine Precios en dolares 1970 $12 como podras ver ,con el trancurso del tiempo ( por la compra y venta tan frecuente) actualmente 1806-T.H. 8 Reales Mexico se consigue en 100 Euros ” Muy bien conservada o Very Fine” mientras que 1813/2-M.R. 8 Reales Guadalajara MBC yo consegui una en subasta numismatica Espanola por 156 Euros y la segunda por 268 Euros,tambien en subasta numismatica Espanola, como puedes ver por este ejemplo esta moneda de Guadalajara es un Sleeper coin,que,algun dia puede despertar.Se me grabo muy bien el final de la definicion: ” Some Sleeper’s never wake up”. y, mi pregunta es: porque? Nunca encontre la respuesta! Pero yo creo que una de las razones es : [ Mexican Independence Coins of Eight Real- Indexes of Numismatic Availability PINA & MINA by Juan Felipe Ramirez Londono] 1813/2-M.R. Guadalajara PINA 1.0% [Rare PINA from0.5 to 1] , [ Very Scarce from 1 to 3] que algunas monedas como 1813/2-M.R. 8 Reales Guadalajara seguiran como Sleeper’s por la sencilla razon de que el que logra conseguir una, no la va a subastar en mucho tiempo. Yo, para identificar Sleeper’s uso Calbeto de Grau Compendivm VIII Reales, y , el precio de la plata de 1970 con el precio de la plata actual, por que $300 dolares de 1970 no son lo mismo que $300 dolares actuales. Para mi es un honor poder comprar Sleeper’s, auque, tal vez,nunca valgan mas que ahora.Un cordial saludo. Rullan R. Winters.

  13. ager 2 años hace

    Como siempre geniales tus entradas….pero si comento esta vez no es por las monedas si no por tu primer párrafo. Una lástima que consideres que que te roben tu derecho a voto sea un alivio ante la banda de ladrones que se presentan. Precisamente es votar lo que nos puede librar de tanto ladrón.
    Yo en estas elecciones me presento como candidato en un partido “peculiar”. Como no te voy a dar un mitin porque este no es el lugar solo te invito a que lo conozcas. Puedes hacerlo en su página web. http://www.escanos.org. Espero que te resulte tan interesante como a mi tus articulos.
    Un saludo.

    • Lanzarote 2 años hace

      a ese partido lo he votado yo en alguna ocasión. lo vi buena opción. ;)

  14. Athalbert 2 años hace

    Una moneda “durmiente” es una moneda que es infravalorada por el mercado; que debería ser mucho más cara en función de su rareza pero que por el motivo que sea no es “popular”.
    De cuando en cuando alguna de estas monedas se hace popular y su precio se dispara en consecuencia.

  15. Athalbert 2 años hace

    Como ejemplo os diré que los denarios del emperador Cómodo pasaron de 30 euros los normalitos en MBC a en torno a los 50 cuando se estrenó la película “Gladiator”

  16. Pedro I 2 años hace

    Hola a todos: más o menos, es lo que se describe en muchas subastas como una moneda rara en ese estado de conservación.

Leave a reply to Roberto Pincha aquí para cancelar tu respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*