Una colección como plan de pensiones X: Refugiando un capital

Una colección como plan de pensiones X: Refugiando un capital

Llevamos bastante tiempo dando vueltas en el blog al asunto de entender nuestra colección como un plan de pensiones. Pocos son los que todavía se creen que esto de la numismática es una inversión asegurada y que con su colección ganarán mucho dinero.  Hay más quienes piensan que los coleccionistas no hacemos otra cosa que perder dinero. Sin embargo yo creo que la colección puede ser una buena forma de resguardar un capital sin que éste pierda valor. Es decir, quien busque ganar dinero creo que lo mejor es que se aleje del coleccionismo numismático, pero quien busque no perder dinero quizá pueda encontrar en la numismática una alternativa interesante.

Lo primero sería indicar por qué alguien puede querer invertir un dinero en un bien si de entrada se conformaría con que ese bien no perdiese valor. De entrada parece una inversión ruinosa y más cuando esos bienes son mucho menos líquidos que otro tipo de inversiones. Todo eso es cierto, pero también lo es que una colección de monedas tiene una serie de características que no tienen otro tipo de inversiones como un plazo fijo, un fondo de inversiones o una propiedad inmobiliaria: son bienes tangibles, fácilmente transportables y su propietario puede permanecer anónimo. Esto hace que el hecho de poseer monedas no se vea gravado con impuestos (como el IBI en el caso de las propiedades inmobiliarias) y que puedan haber sido estupendas inversiones si ocurren algunas catástrofes (un ejemplo y otro ejemplo). En otras palabras: una colección de monedas puede ser una muy buena forma de esconder un capital sin perder valor.

lingote de oro Nuestra Señora de Atocha

Antes de que alguien me malinterprete quisiera aclarar algo sobre la última frase: cuando me refiero a “esconder” un capital no quiero decir que se haga nada ilegal. Alguien se gasta en una onza 5.000 euros, la guarda junto a su correspondiente factura y esa onza queda “escondida”. Nadie tiene por qué saber que él compró esa moneda ni por la cantidad que la compró. Al cabo de 30 años saca la moneda de la caja fuerte, la vende por 20.000 euros (un supuesto), paga a Hacienda lo que corresponda por sus 15.000 euros de beneficio y Santas Pascuas.

La gracia está en que ante un escenario catastrofista en el que el Estado necesite dinero, esa moneda no aparecerá como capital de su dueño. Hemos visto en los últimos años cómo Grecia se sacó de la manga un impuesto extraordinario sobre la vivienda, cómo el Estado Polaco metió mano a los fondos de pensiones privados o cómo Chipre realizó una quita en los depósitos bancarios. En los tres casos se trata de que el Estado obtiene liquidez a costa de la clase media añadiendo impuestos o retirando dinero de aquellos bienes que el Estado tenga fácil acceso y control. A ningún político se le ha ocurrido realizar un impuesto extraordinario sobre las colecciones de monedas. Más que nada porque no podrían llevarlo a cabo.

disco de oro

Catástrofes más dramáticas todavía se darían en caso de revoluciones o de guerra. La Revolución Rusa o la Revolución Cubana (entre muchas otras) acabaron nacionalizando un montón de propiedades de la clase media. A Caballero le pilló la revolución en Cuba y pudo sacar su colección de allí. Para ello tuvo que jugarse la vida, pero pudo hacerlo. En caso de haber tenido ese dinero en tierras de cultivo, fábricas o apuntes contables lo más seguro es que todo hubiera sido confiscado.

Otros casos todavía más comunes son las “catástrofes personales“, como pueden ser un divorcio o una ruina económica. En esos casos he oído hablar de algunos que utilizan su colección para realizar un alzamiento de bienes, tal y como lo plasmé en un cuento. Estoy seguro de que a nadie de los lectores se le ocurriría una cosa tan fea, ilegal y deshonesta.

Bien es cierto que también hay otros objetos físicos que suponen inversiones semejantes, como puede ser piedras preciosas, obras de arte, objetos arqueológicos, metales preciosos o relojes. No conozco estos mercados, pero tengo ciertas impresiones sobre algunos de ellos. En el caso de los metales preciosos, son bienes mucho más líquidos que las monedas y dicen los que entienden que son una buena reserva de valor, a pesar de que su rentabilidad histórica no sea demasiado alta. Por parte de las piedras preciosas, mi sensación es que también es un mercado muy líquido pero creo que hay que entender mucho antes de meterse en él. Por parte del arte y la arqueología, creo que son mercados mucho más opacos y complejos que la numismática, además de que cuesta mucho vender las obras y del problema logístico que el tamaño de los cuadros supone. De relojes no tengo ni idea, pero un amigo mío me ha comentado que también hay mucho mercado y que los de gama alta son una buena reserva de valor. Seguramente en los comentarios podréis confirmar o desmentir mis impresiones.

lingote oro corriente

Con todo, creo que puede ser interesante para una familia de clase media esconder una parte de su patrimonio (¿quizá un 10%?) en forma de una colección de monedas, a pesar de ser bienes poco líquidos y que no se puede esperar que vayan a subir de precio mucho más allá que el IPC. Si me miro el ombligo me daré cuenta de que yo tengo bastante más de ese 10% de mi patrimonio en mi colección de monedas. Pero eso se debe a dos motivos: el primero es que mi patrimonio es muy pequeño; el segundo es simplemente vicio.

Las imágenes que ilustran la entrada son tres lingotes de oro encontrados en naufragios. El primero es de Nuestra Señora de Atocha, el segundo es de época de Carlos I y el tercero es de un naufragio en el mar Caribe. Estos tres curiosos lotes los subastará Sedwick el día 29 de octubre de 2015.

20 Comentarios

  1. JaumeNo Gravatar 2 años hace

    Buenas tardes. Me ha hecho gracia lo de pagar a hacienda lo que corresponda de los 20.000…Es verdad que es una manera de tener dinero al estilo de los billetes del abuelo bajo el colchón, pero también hemos de valorar el riesgo de que nos entren a robar a casa y nos roben toda la colección o por lo menos todo lo de oro. El que quiera coleccionar como inversión, que prepare una caja de seguridad en un banco, aunque no va a poder disfrutar de las monedas. Por otro lado la famosa ley alemana lo que quiere es sacar a la luz el patrimonio en monedas, con el consiguiente futuro pago de impuestos o que tenga valiez como patrimonio para embargos. Pocas y escasas son las monedas que se revalorizan más que el IPC real, no el de mentira del gobierno, o sea que cuando aquí vean el filón preparaos para pagar un nuevo impuesto o tener monedas en negro.

  2. LanzaroteNo Gravatar 2 años hace

    Como inversión pura, pues no me convence, por dos motivos: 1- no renta, no produce, 2- hay mucha diferencia entre precio de compra y de venta, sobre un 40% aprox., y eso es una barrera que hace difícil la rentabilidad a corto y medio plazo.

    Como vicio, es uno de los más rentables y saludables, si lo comparamos con el tabaco, la colección no te mina la salud, al contrario, y además no se consume como los cigarros, el bien permanece, y se puede vender. Adquieres muchos conocimientos en historia, y conoces a gente.

    Como valor refugio, pues ahí está, un seguro para momentos malos, como aquellas joyas que tenían las familias que empeñar en el monte de piedad.

  3. Autor
    Adolfo Ruiz CallejaNo Gravatar 2 años hace

    @Jaume,

    pagar impuestos es nuestro derecho y nuestro deber como ciudadanos. El que saque 15.000 euros de beneficio los tendrá que declarar, sea de vender monedas o de vender calcetines. El que no lo haga caerá en una gran falta legal y moral.
    Si queremos mantener unos servicios público básicos, propios de un país del primer mundo, con una eficiencia administrativa propia de un país subsahariano, es normal que nos tengan que crujir a impuestos. Hay que mantener ayuntamientos de pueblos con 50 habitantes, diputaciones, Comunidades Autónomas con su parlamento, asesores y demás, una enorme administración central con tropemil ministerios, Senado, partidos políticos con sus correspondientes fundaciones… eso sale por un pastón. Si los ciudadanos quieren esos lujos tendrán que apoquinar. Es normal.

    Opino lo mismo: si alguien tiene un capital más o menos fuerte en monedas hará bien en contratar una caja de seguridad en un banco. Salen por unos 200 euros al año y evitan riesgos y potenciales problemas.

    @Lanzarote, totalmente de acuerdo contigo. En esta entrada hablo de refugiar un capital, no de ganar dinero con las monedas.

    • AthalbertNo Gravatar 2 años hace

      Eso de la seguridad díselo a todos los que tenían sus bienes guardados en las cajas de seguridad del “Banco más seguro de España” cuando llegó el año 36…

  4. EmilianoNo Gravatar 2 años hace

    Ja,ja,, las monedas de alto nivel ,son rentables ,y como ,hace 5 años todovia se podia comprar un cincuentin por 12.000.-€ , y mira tu hoy ,por ese dinero no te dan ni el canto, prepara 30.000.-€ en adelante ,si tienes intenciones de comprarte uno hoy.Si es una pieza galactica ,con monedas de alto nivel pasa lo mismo .(Un simple ejemplo)
    Yo pienso que la numismàtica de calidad ,es una inversiòn segura ,la immobiliara ? olvidate ,no es rentable para nada ,solo tiene perdidas , la nunmismatica no paga luz ,ni agua ,ni gas ,tampoco porteria ,no se rompe ,y por eso tampoco hay que hacer arreglos ,ni llamar al fontanero ,tampoco al albañil y eletrecista ,ni cambiar cada po los electrodomesticos que haya dentro . si quieres vender ,tienes que contar solo con con los habitantes de la poblaciòn , y nadie mas. Que eso con la numismàtica no pasa ,se vende perfectamente en cualquier parte del mundo ,y eliges tu donde vender ,y en que divisa ,o bien dolares ,euros ,o francos que sean.
    Yo soy un amante de la numismàtica ,al mismo tiempo inversor ,pero no tengo intenciones de vender , pero si algùn dia no tengo la racha que tengo hoy ,tendré que vender ,como todos ,,por eso que yo soy a favor de la inversiòn en la numismàtica , simplemente mi opiniòn ,un saludo !!

  5. JUAN CARLOSNo Gravatar 2 años hace

    En mi opinión, la numismática es una mala inversión económica. Probablemente se puedan encontrar otras opciones que sean más rentables. Pero si es un buen valor refugio. Son dos cosas diferentes. Si no compramos demasiado mal, nuestro dinero debería estar seguro en nuestra pequeña o gran colección. Cuando vendamos perderemos una parte de lo invertido, pero ese pequeño ahorro que hemos ido realizando durante nuestra vida nos sacará de un apuro cuando nos haga falta. Por último, es una forma de ahorrar cómoda y que incluso nos hace disfrutar, no tiene demasiados quebraderos de cabeza y en cuanto se va haciendo excesivamente grande, tan solo nos exige contratar una caja de seguridad en un banco. Visto todo lo anterior, la respuesta a la pregunta de si sería o no un buen plan de pensiones dependerá de cada coleccionista: del precio de compra (si hemos sabido controlar el impulso de adquirir monedas locamente y esperar la ocasión), del de venta (si hemos sabido vender bien: pieza a pieza o en lote; a un coleccionista o a un comerciante; desesperados o sin prisa), de lo que hemos comprado (si tiene mucha demanda actual o no y si seguirá teniéndola; si estaban bien conservadas cuando las compramos y siguen estándolo al venderlas (no las hemos limpiado o las hemos tenido en sitios húmedos, por ejemplo); de como esté el mercado del coleccionismo cuando vayamos a vender (ahora las medievales están bajas, por ejemplo). Como vemos la respuesta será diferente para cada uno y variará en función de como gestionemos nuestro plan de pensiones pero, por lo menos, seremos nuestros propios gestores y la inversión será tangible.

  6. Roberto SansNo Gravatar 2 años hace

    Coincido con todo lo expuesto anteriormente. La numismatica es una mala inversion economica si el objetivo es ganar dinero con ella. Solo aquellos que pueden comprar piezas excepcionalmente raras y valiosas pueden estar tranquilos de que ganaran dinero. El coleccionista medio gana su hobby, conocer de primera mano la historia del periodo en el que se enfoque y poco mas. En casos de necesidad extrema, las monedas de oro y plata se pueden usar como valor refugio en caso de migracion forzosa por cambio politico, por ejemplo. Pero nadie deberia plantearse la numismatica como una forma de inversion salvo que se tenga mucho dinero. Hay maneras mucho mas sencillas y seguras de ganar ( inversion en fondos de indices de bolsa de bajo coste, por ejemplo). No nos enganemos, esto es un vicio , tal vez menos danino para la salud fisica pero desde luego puede ser muy negativo tambien en cuanto a problemas familiares y perdida de patrimonio . Pero eso daria para mucho hablar y no es el momento.

  7. LUTIACEINo Gravatar 2 años hace

    Para mí es de las pocas aficiones en las que una parte de lo invertido siempre es recuperable. Por consiguiente es de las aficiones más baratas…

  8. Luis XNo Gravatar 2 años hace

    Hola a todos:
    Y como simple refugio de capital, ¿No sería mas razonable invertir en onzas de M.P.: Maples, Krugerrands, etc.? Son menos interesantes para coleccionar, pero su precio de compra/venta siempre es más transparente.

  9. Autor
    Adolfo Ruiz CallejaNo Gravatar 2 años hace

    Yo creo que estamos todos más o menos de acuerdo: de la numismática poca rentabilidad se puede esperar al no ser que seamos muy avispados en la compra. Sin embargo, es una buena afición de la que se aprende mucho y un vicio que también puede servir como refugio de valor.

    @Luis X, efectivamente las monedas bullion de oro y plata son muchísimo más sencillas de comprar y vender. Por eso sus márgenes de compra-venta son mucho menores que las monedas históricas. Lo malo es que la rentabilidad a largo plazo del oro y de la plata es bastante mala. O al menos lo ha sido en el último siglo.

    Saludos,
    Adolfo

    • AthalbertNo Gravatar 2 años hace

      Bueno, en parte eso se debe a la sobre abundancia del llamado “oro-papel”, que cubre la inmensa mayoría de las necesidades del mercado especulativo en metales preciosos.
      se calcula que de cada 100 onzas de oro que se compran o venden 97 son de “oro-papel”.
      Al fin y al cabo estos señores lo único que han creado es una “moneda” fiduciaria que precisamente funciona porque compradores y vendedores simulan creerse que esos papelitos son igual de buenos que una onza acuñada.
      El problema surgirá cuando un factor externo afecte a esa confianza (por ejemplo la quiebra de varias de las entidades que emiten esos papelitos) y todo el tinglado se desplome…
      En tal caso podríamos ver duplicarse o triplicarse el precio del oro físico en cuestión de días…

  10. M.A.No Gravatar 2 años hace

    Este es un tema del que ya se ha hablado en algún foro y en donde di mi opinión.
    En general, no me gusta demasiado unir conceptos como coleccionismo e inversión. En el primero hay una dosis de pasión que no conjuga demasiado bien con buscar una rentabilidad futura. En ocasiones la compra de una moneda te lleva, al profundizar más en ella, a investigar y averiguar aún más. Lo que se traduce en adquirir por ejemplo, uno o varios libros para satisfacer tu curiosidad. ¿Hay alguna manera de cuantificar eso? Puede incluso que el gasto posterior sea superior al valor de la moneda que en este caso pasaría a un segundo término.
    Sobre si puede llegar a ser una buena inversión, no hay más que ver como hay gente que se gana la vida con ello. Sin embargo, ¿están coleccionando?
    La inversión requiere de un análisis frío, meditado. Sin dejarse llevar por impulsos, amores, pasiones… Sopesando todas las variables posibles, de ahí la importancia de la diversificación.
    Se puede ganar dinero coleccionando monedas, sí. Se puede perder, también. Pero como mantenía antes, conjugar ambas cosas es complicado. Nuestra forma de ser, nuestros conocimientos, nuestros gustos, se ven reflejados en la colección. Se me hace difícil imaginar a un coleccionista, feliz porque acaba de adquirir una pieza que deseaba desde hacía tiempo, pensando a la vez por cuanto la podría vender en un futuro. No digo que no se le pase por la cabeza, pero en ese momento probablemente es de las cosas que menos le importan.
    Quien herede nuestras colecciones, si decide venderlas obtendrá un beneficio brutal. Sea mucho o poco dinero, todo serán beneficios. Ellos no invirtieron nada, no se gastaron nada, todo les llegó sin ningún esfuerzo. Ahora bien, lo que nosotros disfrutamos reuniendo esas colecciones, lo que aprendimos o las experiencias que vivimos, nadie nos las quitará.
    Bien pensado y como decía antes, lástima que no se pueda cuantificar y vender eso. Porque sería una auténtica fortuna.

    • AthalbertNo Gravatar 2 años hace

      Suscribo todo lo que dices al 100%…

    • RobertoNo Gravatar 2 años hace

      Excelente comentario

  11. AngelNo Gravatar 2 años hace

    Hay poco mas que apuntar,opiniones todas válidas,mas o menos acertadas,pero que se puede estar de acuerdo con todo lo dicho….
    En mi caso particular,lo veo esto para la jubilació,pero no en el sentido de ganar o resguardar,lo veo mas bien como disfrute en estos momentos y ocio en la jubilación.
    Como el que se compra una parcela para cuando seamos mayores y tener tranquilidad o estar ocupado mientras disfrutas de de la huerta.
    Si el dia de mañana la economia familiar nos permite,pues podremos seguir disfrutando,tendremos mas tiempo para poder viajar,haciendo turismo numismático,lconvenciones,subastas en sala,mercadillos que ahora por cuestiones de tiempo o dinero,no podemos,y si para costearnos esto hay que vender parte de nuestra colección,pues se vende.
    Vamos que para mi es hasta que crie hiervas debajo del suelo,disfrutar del primer al último instante y no tienes por que gastar mas.
    Eso si,el dia que me pongan a criar mabas,quiero dos moneditas buenas en cada mano y otra en la boca,por si le tengo que dar una propina al barquero,nunca se sabe.
    Saludos a todos.

  12. AthalbertNo Gravatar 2 años hace

    Tal y como van pintando las cosas yo veo muy negro lo de la jubilación…
    Por como está evolucionando la cosa, preveo que al final acabaré recibiendo casi lo mismo que el que haya aportado lo mínimo (a esto algún gilipollas le llamará “solidaridad” o alguna otra palabra que suene bien, yo lo llamo estafa).
    Cuando no haya más pasta el estado la sacará de donde la haya, bien en plan polaco robando los planes de pensiones privados o en plan más legalista a base de clavarles tales impuestos que la gente recupere tan solo una fracción de lo invertido (la tajada se la llevará el estado).
    No paran de decirnos que las pensiones públicas están “garantizadas” (¿Por quién?, ¿Por unos señores que se arrogan el derecho a la pensión máxima sin cotizar el número de años que debemos hacerlo el resto de los mortales?); lo que está garantizado es que algo se cobrará, pero no será ni de lejos lo que actualmente se cobra.
    Ante todo esto, el tema de las monedas para mí tiene varios atractivos:
    – Es una inversión tangible opaca a ayuntamientos, comunidades autónomas, hacienda y demás administraciones siempre ávidas de “dar un uso social” al dinero que a base de sacrificios y renuncias hayas conseguido ahorrar.
    – Sacar un sobre sueldo a base de las monedas es algo que no requiere una gran forma física, y hoy día basta con tener acceso a internet. Eso significa que podré “trabajar” hasta una edad bastante avanzada.
    – disfruto enormemente esta pasión…

  13. AthalbertNo Gravatar 2 años hace

    Por “dar un uso social” a tu dinero, entiéndase despilfarrar alegremente el dinero que con sacrificio y esfuerzo ganaste y con renuncias ahorraste en los caprichos más o menos absurdos o en la última ocurrencia del polítiquillo de turno (muchas veces gente sin conciencia ni experiencia personal de lo que es el esfuerzo, el sacrificio, la abnegación y la renuncia).

    • Autor
      Adolfo Ruiz CallejaNo Gravatar 2 años hace

      Personalmente, tengo una visión semejante del asunto. La diferencia es que soy optimista con respecto al progreso humano y si tuviera que apostar diría que cuando me jubile quien viva con una “pensión no contributiva” tendrá más capacidad de adquisición que quien hoy vive con una máxima.

      Pero sí: lo de que mi dinero se gaste en “uso social” gestionado por gente que no tiene ni experiencia ni ética es algo que llevó bastante mal.

  14. ManuelNo Gravatar 2 años hace

    Saludos, Adolfo y blogueros, de un curioso que no tiene ni idea de estas cuestiones. Es que hay algo que no veo claro: si alguien posee una moneda valiosa, bien heredada, regalada, o por que se la encuentre en la calle, es decir, sin papeles que justifiquen un precio de compra y/o una adquisición legal, y decide venderla, ¿qué problemas podrían surgirle al comprador y al vendedor, sin papeles que justifiquen su pertenencia, y sobre qué cantidad habría que pagar impuestos?
    Agradezco vuestra respuesta. Afectuosos saludos.

    • Autor
      Adolfo Ruiz CallejaNo Gravatar 2 años hace

      Lo de siempre: sentido común.

      Si alguien hereda una moneda de 200 euros, la vende y no declara nada a Hacienda, pues no pasa nada. No sé si legalmente habría que declararlo o no, pero sería como vender el collar de la abuela. No conozco a nadie que le hayan puesto pegas por eso.

      Ahora bien, si alguien hereda una colección potente de, pongamos 50.000 euros, pues lo tendrá que incluir en la herencia y pagar el impuesto de sucesiones que corresponda. Si pasan 10 años y esa colección se vende en 70.000 euros, pues toca volver a pasar por caja y volver a pagar al fisco por las ganancias percibidas.

      Si alguien se encuentra una moneda no sé cómo sería, pero me imaginó que parecido: se vende, se indica la procedencia y por parte de Haciendas no va a haber problemas. Otra cosa es que as Patrimonio le haga gracia que alguien se vaya encontrando monedas por ahí.

      Saludos,
      Adolfo

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>