Monedas con final de riel

Monedas con final de riel

En muchas ocasiones leemos que una moneda es “final de riel“. En esta entrada explico lo que significa este error de acuñación.

Para entender el error hay que comprender el proceso de acuñación, como siempre. Por eso no está de más saber lo que es un riel, que es básicamente la plancha de metal de la que se extraen los cóspeles. Lo podéis ver muy bien en el siguiente video. A partir del segundo 25 podéis ver que aparece una plancha de metal bastante gruesa que después se aplana (segundo 38). Ese es el riel. Una vez que el riel está aplanado y blanqueado (segundo 45) se extrae de él los cospeles (segundo 48).

Este es el proceso que se sigue actualmente para generar los cospeles, pero no siempre fue así. Por ejemplo, en la acuñación a rodillo primero se aplanaba el riel, luego se acuñaba y después se recortaba (aquí se explica con mucho detalle y aquí tenéis un video al respecto). Esto hace que las monedas acuñadas a rodillo, como los duros segovianos, sean muy propensas a presentar errores de final de riel. Más aún cuando en esos momentos el control de calidad de las monedas apenas tenía en cuenta la estética de las mismas y el coste de refundir la plata y volver a generar los cospeles era muchísimo más grande que el actual (para que nos hagamos una idea, en Segovia se debían recocer y aplanar los rieles unas ocho veces para tener el grosos adecuado).

Así que no es de extrañar que hoy en día sean muy comunes los duros segovianos con final de riel. Como por ejemplo este que subastaron Martí Hervera y Soler y Llach.

8 reales Segovia final de riel

El error se debe a que algunos de los cospeles se extraen de un costado del riel y parte del círculo que debería ser el cospel queda fuera del riel. Es semejante a cuando se hacen bocados de hojaldre y uno de los bocados se hace en un borde del hojaldre, de tal manera que queda un “círculo aplanado por uno de los lados”. Igual que en la imagen anterior.

Obviamente, los errores de final de riel solo se pueden dar en las monedas en cuyo proceso de acuñación se genera un riel. Es decir, en las monedas en las que hay un proceso industrial para la generación de los cospeles. Por eso en la moneda antigua, en la moneda medieval y en la renacentista no hay errores de este tipo.

Las monedas con final de riel son bastante raras en la numismática española salvo dos periodos. El primero ya lo hemos dicho: las monedas acuñadas a molino en Segovia. El segundo es la numismática de Franco. El dictadorzuelo ese hizo mucha moneda con una tecnología bastante deficiente en muchos casos, lo que hace que sean propensas a presentar errores. Os dejo un par de ejemplos con dos finales de riel muy pronunciados, uno de Franco y otro de Juan Carlos, que me ha pasado mi amigo José María Marín (¡muchas gracias!).

50 céntimos final de riel

50 céntimos final de riel

peseta final de riel

50 céntimos final de riel

Muchas veces el error no es tan pronunciado y apenas se nota. Tal es el caso de la siguiente moneda (también cortesía de José María):

50 pesetas final de riel

50 pesetas final de riel

O de la siguiente moneda, subastada por Áureo & Calicó:

peseta Franco final de riel

En cuanto al precio, en principio que una moneda tenga final de riel, o cualquier otro error de acuñación, es una mala noticia que repercute negativamente en el precio del ejemplar. Tampoco hay que tirarlas por tierra, pero su valor puede reducirse significativamente (digamos un 20-40%). Visto por el lado positivo, a quienes no les molesten estos errores pueden ver en los finales de riel una manera de hacerse con monedas de calidad alta sin desembolsar tanto dinero como si no presentase un error de acuñación.

La excepción a la regla está en la numismática del siglo XX. Cuando se trata de monedas corrientes, como las tres presentadas anteriormente, las piezas no tienen mucho interés para ningún coleccionista. Ahora bien, el hecho de que presenten un final de riel, sobre todo si es muy pronunciado, ya hace que los coleccionistas de errores se interesen por ella. Sobre todo en el caso de las monedas de Juan Carlos, pues ahí los finales de riel son más difíciles de encontrar. Bien es cierto que cada vez hay menos coleccionistas de errores.

Para finalizar la entrada os dejo unas cuantas monedas con final de riel. Todas ellas subastadas por Áureo & Calicó:

croat final de riel

escudo final de riel

8 maravedís final de riel

dinero final de riel

4 escudos Caracas final de riel

medalla Carlos III final de riel

12 Comentarios

  1. Autor
    Adolfo Ruiz CallejaNo Gravatar 2 años hace

    Iba a publicar todas las entradas de las subastas seguidas, pero quizá se haga muy aburrido si las pongo todas de un tirón. La semana que viene sigo con ellas :)

  2. Juan AntonioNo Gravatar 2 años hace

    Creo que es mejor así.Por otra parte, que os parece a los lectores que se divida en más artículos la sección de subastas.A mi, me gusta más así, le presto más atención.

  3. CésarNo Gravatar 2 años hace

    ¿Y cómo distinguir una moneda del final del riel de una cizallada?.

    • Autor
      Adolfo Ruiz CallejaNo Gravatar 2 años hace

      Buena pregunta. Es fácil de ver pero difícil de contestar con palabras. Siento no poder tener fotos para mostrar lo que va a ser difícil de describir. Pero lo intento.

      Digamos que una moneda cizallada presenta un corte que “taja” la moneda. El corte queda reluciente, abrupto, con los bordes que casi cortan… en cambio un final de riel no es tan violento. Digamos que en el final de riel la moneda se acaba.

      Vale, me explico como un libro cerrado. El que vea el corte de una moneda cizallada y el corte de un final de riel vería la diferencia ipso facto.

  4. lanzaroteNo Gravatar 2 años hace

    Aquí os pongo una sevillana
    http://www.acsearch.info/search.html?id=2000422

    Cómo harían para que les diera el peso?…

  5. IlicitanoNo Gravatar 2 años hace

    Muy buen articulo. Yo veo los finales de riel hasta como algo atractivo en una moneda. Hace mucho tiempo además eran muy difíciles de falsificar las que tenían este defecto, aunque por desgracia ya no.

    Un saludo.

  6. AthalbertNo Gravatar 2 años hace

    Si queréis hacer una prueba empírica para distinguir cizalladas de finales de riel, probad lo siguiente:
    1. Coged plastilina y moldearla hasta hacer una torta bien gruesa con ella (hasta que os quede como si fuese un polvorón de los de navidades).
    2. Con un cuchillo cortad un trozo del lateral y observad el corte (eso es una cizalladura).
    3. Coged dicho “polvorón” de plastilina cizallado, colocadlo sobre una mesa y presionarlo con fuerza con el culo de un vaso de forma uniforme (eso imitaría el efecto del cuño sobre el cospel, en este caso de plastilina).
    4. Observar como la cizalladura que en un principio era un corte recto y abrupto se ha deformado por efecto de la presión de la acuñación y sus bordes se han suavizado.

    ¿A que ahora lo veis más fácil?

  7. JaumeNo Gravatar 2 años hace

    Buenas noches. A mi no me gustan las monedas con estos errores, ni los errores de acuñación en general. Aunque entre una desgastada y una de estas, casi que me quedo con la manca.

  8. Carlos(bcn)No Gravatar 2 años hace

    Salud Adolfo,

    Buena entrada, para los que nos gustan los errores y para su difusion tambien.
    No obstante en las últimas fotos lo que muestras son monedas segmentadas, no final de riel.

    un saludo,

    • Autor
      Adolfo Ruiz CallejaNo Gravatar 2 años hace

      Estaban descritas como final de riel y yo creo que también lo son.

      • Carlos(bcn)No Gravatar 2 años hace

        Hola Adolfo,
        Cuando el corte es recto se denominan final de riel, cuando el corte es circular se llama cospel o moneda segmentada. Son dos tipos de errores diferentes que no tienen nada que ver. El segmentado curcular no tiene nada que ver con el final de riel. Si así estaban descritas por la casa de subasta en mi opinion es un error.

        un saludo,

  9. ojeadorNo Gravatar 2 años hace

    Como final de riel creo que cualquiera lo entiende mejor ,más que monedas segmentadas .Muy intresante el tema.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>